Incidentes y estadísticas de trabajos en calientes resaltan la importancia de la planificación previa y guardia de incendios dedicada en entornos químicos, industriales y de fabricación

Incidentes y estadísticas de trabajos en calientes resaltan la importancia de la planificación previa y guardia de incendios dedicada en entornos químicos, industriales y de fabricación

27 Set 2021

Casi 14 meses después de la explosión en el Puerto de Beirut (Líbano), aun existen muchas preguntas sobre el catastrófico desastre, pero lo que sí sabemos es que el trabajo en caliente fue la fuente de ignición para la cadena de eventos. El evento resultó en 218 muertos, más de 7,000 heridos, más de 70,000 apartamentos impactados y por los menos 300,000 residentes tuvieron que buscar vivienda.

Una pequeña chispa generó una devastación de US$3.8-4.6 mil millones, según el Banco Mundial.

El 8 de agosto, soldadores contratados fueron al hangar 12 en le puerto de Beirut a reparar una puerta rota y un agujero en la pared exterior donde funcionarios libaneses habían almacenado 2,750 toneladas de nitrato de amonio confiscado y una cantidad grande de fuegos artificiales. Chispas del trabajo en caliente incendió los fuegos artificiales cercanos y causaron la explosión del nitrato de amonio de tal forma que asombró al mundo.

Un evento de esa magnitud es raro y resulta ser un fascinante estudio de casos para el Ecosistema de Protección contra Incendios y Seguridad Humana de la NFPA, pero el incidente y sus secuelas comprueban que el trabajo en caliente puede resultar en consecuencias muy reales, costosos y desgarradoras.

Los trabajos en calientes incluyen corte, soldadura, soldadura no ferrosa, pulido, perforación, picado, pulverización térmica, tratamiento con calor, descongelamiento de tuberías, limpieza con chorro de arena, aplicación de techos mediante soplete o soldadura química o reparaciones con alquitrán. La investigación de NFPA estima que, nada más que en los Estados Unidos, los departamentos de bomberos responden a un promedio de 4,580 incendios estructurales que involucran trabajos en caliente cada año con un 57% de incidentes en entornos no residenciales. Más allá de los costos asociados relacionados con la pérdida de propiedad, continuidad del negocio y ocupantes desplazados—también existen las pérdidas humanas. En los EE. UU., se sufre un promedio de 22 muertes civiles, 171 lesiones civiles y US$484 millones en pérdidas de propiedad por año a raíz de los trabajos en caliente.

Hace casi 60 años, NFPA emitió la norma de trabajos en caliente—NFPA 51B, Norma para Prevención de Incendios durante Soldadura, Corte y otros Trabajos en Caliente, y OSHA valoró tanto los parámetros dentro de la norma que los incorporaron dentro de las regulaciones generales de industria para soldadura, corte y soldadura fuerte (29 CFR 1910.252).

El reconocimiento del peligro es el primer paso en la implementación de seguridad con trabajos en caliente sin importar el entorno. El proceso de identificar peligros empieza con un entendimiento del trabajo que se realizará y un compromiso con evitar un incendio causado por trabajos en caliente.

La guardia de incendios tiene la responsabilidad de la gestión del lugar del trabajo—está a cargo de monitorear las condiciones, y si nota cualquier desviación del permiso inicial, frenar el trabajo. La guardia de incendios también tiene la responsabilidad de completar los informes de incidentes. Con la emisión de la edición 2019 de NFPA 51B, la guardia de incendios también tiene que permanecer durante por lo menos 60 minutos después de finalizar el trabajo en caliente para garantizar seguridad óptima. Para actividades de trabajos en caliente en casos de operaciones de construcción/alteración/demolición, la guardia de incendios también debería interactuar con el gerente del programa de prevención de incendios (Fire Prevention Program Manager o FPPM). El FPPM tiene varias responsabilidades incluyendo la supervisión de permisos para operaciones de trabajos en caliente (ver  NFPA 241, Norma para Salvaguardar las Operaciones de Construcción, Alteración y Demolición).

El 5 de octubre, dos de los expertos en NFPA sobre trabajos en caliente y seguridad en instalaciones presentarán la sesión “Trabajos calientes en instalaciones industriales” (la sesión tendrá subtítulos en español) como parte del evento virtual Protegiendo Ambientes Peligrosos, una jornada enfocada en seguridad química, industrial y ocupacional, además de temas de tecnología emergente. Dado que los trabajos en caliente son una ocurrencia común en la fabricación y otras instalaciones de procesamiento de comida, fabricación de pulpa y papel, procesamiento de petróleo, almacenamiento de combustible y tratamiento de residuos, este debería ser un tema siempre presente. ¿Estás al corriente?

Puedes participar en la serie de conferencias virtuales el día que se lleva a cabo en vivo o los que se han registrado pueden ver las sesiones bajo demanda en cualquier momento durante un año entero. Los conferencistas Laura Moreno y Kevin Carr cubrirán la definición de trabajos en caliente, estudios de caso, mejores prácticas y riesgos potenciales, y harán hincapié la importancia del papel que juegan la guardia de incendios y la planificación previa en la reducción de riesgos especialmente durante la construcción, alteración o demolición.

Si trabajas en un entorno industrial, químico o de manufactura, regístrate a la conferencia Protegiendo Ambientes Peligrosos—o comparte este blog con quienes trabajan en estos ambientes.

 

Cathy Longley es gerente de comunicaciones en NFPA.

suscribete Nexo blog CTA

Share

Atualizamos nossa política de privacidade, que inclui como são recolhidos, tratados e usados os seus dados pessoais. Ao usar este site, você aceita esta política e o uso de cookies