Jugando con Fuego

Jugando con Fuego

10 Jun 2021

Dos nuevos informes de NFPA por separado analizan incendios en estructuras y incidentes de incendios no estructurales causados por jugar con fuego del 2014 al 2018.

El informe sobre incendios estructurales descubre que los departamentos de bomberos municipales en EE. UU. respondieron a un estimado de 8,100 incendios estructurales cada año de 2014 a 2018 que fueron causado por jugar con fuego. Estos incendios causaron un estimado de 55 muertes civiles, 450 lesiones civiles y US$112 millones en daños directos a la propiedad cada año.

Más de 3 de cada cinco incendios estructurales causados por jugar con fuego ocurrieron en propiedades residenciales, principalmente hogares. Más de un tercio de los incendios en viviendas originaron en dormitorios y más de la mitad de estos incendios fueron causados por niños jugando con encendedores. Los niños menores de 10 años de edad fueron los que incendiarios en cuatro de cinco incendios estructurales en viviendas causados por jugar con fuego.

Afortunadamente, los incendios y pérdidas estructurales en viviendas has disminuido sustancialmente en las últimas tres décadas, en gran parte debido a una norma de seguridad que requiere que los encendedores de cigarrillos descapotables sean resistentes a ser operados por niños desde que entró en vigencia en 1994.

Jugar con fuego también causó un estimado de 3,140 incendios cada año en estructuras que no son viviendas, resultando en un promedio de cinco muertes civiles, 50 lesiones civiles y US$30 millones en daño directo a la propiedad cada año. Al igual que con las viviendas, la gran mayoría de los incendios fueron causados por niños. Sin embargo, más de las mitad de los incendiarios estaban en el grupo de edad mayor de 11 a 17 años, una porción mucho más alta que en el caso de los incendios en viviendas.

Los incendios no estructurales incluyen incendios exteriores y no clasificados, incendios exteriores de basura y residuos e incendios de vehículos. El informe de incendios no estructurales causados por jugar con fuego descubre que hubo una mayor cantidad de estos incendios que aquellos en estructuras, pero resultan en sustancialmente menos víctimas y daño a la propiedad.

Según el informe, los departamentos de bomberos respondieron a un promedio anual estimado de 22,350 incendios no estructurales causados por jugar con fuego cada año de 2014 a 2018. Estos incendios resultaron en un estimado de 58 lesiones civiles y US$62 millones en daño directo a la propiedad cada año. Los niños nuevamente fueron los principales incendiarios de los incendios no estructurales, pero tienden a ser mayores que los que causan incendios en estructuras al jugar con fuego.

Visite nuestra página para descargar los informes completos (en inglés únicamente) .

Richard Campbell es analista principal de investigación en NFPA.

suscribete Nexo blog CTA

Share

Atualizamos nossa política de privacidade, que inclui como são recolhidos, tratados e usados os seus dados pessoais. Ao usar este site, você aceita esta política e o uso de cookies