El almacenamiento, uso y manipulación segura de materiales peligrosos son fundamentales para la seguridad contra incendios y protección de la propiedad

El almacenamiento, uso y manipulación segura de materiales peligrosos son fundamentales para la seguridad contra incendios y protección de la propiedad

12 Out 2020

En NFPA, nuestros expertos técnicos reciben muchas preguntas relacionadas con materiales peligrosos por parte de inspectores de incendios, autoridades competentes y otros interesados que están tratando de comprender mejor cómo aplicar las disposiciones relacionadas con el almacenamiento, uso y protección de materiales peligrosos. Lo más común es que nos pregunten cómo determinar la cantidad máxima permitida (CMP) de un material peligroso y cómo proteger adecuadamente un espacio que los contiene. Comprender cómo proteger adecuadamente las áreas con el almacenamiento, uso o manipulación de materiales peligrosos beneficia tanto a la seguridad humana como a la protección de la propiedad.

Los inspectores, por ejemplo, son responsables de hacer cumplir el almacenamiento y el uso seguro de materiales peligrosos, que incluyen aerosoles, gases comprimidos, corrosivos, explosivos, líquidos y sólidos inflamables y combustibles, materiales tóxicos, oxidantes y otros. Pero, ya sea un inspector, un diseñador o un administrador de instalaciones, la cantidad de contenido en NFPA 1, Código de Incendios que necesita comprender para aplicarlo de manera segura puede ser abrumador. Hay varios términos clave que tienen que entenderse primero antes de comenzar a aplicar medidas de protección para materiales peligrosos:

  1. Cantidad Máxima Permitida (CMP). La cantidad de material peligroso permitida en un área de control. Si bien el término se denomina "máximo", en realidad significa que el material permitido es la cantidad máxima por área de control antes de requerir protección adicional. Por lo tanto, no es realmente un "máximo", sino un umbral antes de que se apliquen los requisitos de protección adicionales.
  2. Área de control. Un edificio o parte de un edificio o área al aire libre dentro de la cual se permite almacenar, dispensar, usar o manipular materiales peligrosos en cantidades que no excedan las cantidades máximas permitidas (CMP).
  3. Nivel de protección. Si bien no es un término definido oficialmente en el Código, aquí es donde la cantidad de materiales peligrosos en almacenamiento o uso excede la CMP para el área de control interior, el edificio requiere que se cumplan los requisitos de protección adicionales (denominados Nivel de protección 1, 2, 3 o 4.)

Estos son los primeros pasos para que un inspector de incendios, personal de la instalación o diseñador planifique la presencia de estos materiales en su edificio.

  1. Clasifique el material peligroso.
  2. Determine la cantidad de material peligroso que se utilizará o almacenará.
  3. Si la cantidad excede la CMP específica de la ocupación para una sola área de control, se pueden aplicar las disposiciones para los distintos niveles de protección o aplicar las disposiciones para múltiples áreas de control. (Nota: si no se pueden cumplir los requisitos de protección, la cantidad de materiales peligrosos tiene que reducirse por debajo de la CMP).
  4. Si la cantidad no excede la CMP para una sola área de control, no se requieren características especiales de construcción.

Para aplicar los pasos 3 y 4, es necesario saber cuál es la CMP permitida para la ocupación en particular bajo consideración. La Tabla 60.4.2.1.1.3 en NFPA 1 presenta lo que pueden denominarse CMP “generales”. Estas son cantidades máximas de materiales peligrosos que se consideran apropiados para destinos industriales, mercantiles o de almacenamiento sin la necesidad de medidas de protección especiales adicionales. La información en esta tabla se usa para determinar la CMP para cualquier material peligroso dado en la lista, a menos que la CMP para la ocupación específica (presentado en una serie de tablas específicas de ocupación adicionales) sea diferente. En ese caso, se aplica la CMP en la tabla específica de ocupación.

Los valores en las tablas de CMP específicas por ocupación indicadas anteriormente son, en muchos casos, menores que las CMP base correspondientes o se designan como “NP” (no permitido). Esto es deliberado y se basa en la determinación de que los peligros planteados por los niveles incluso en las CMP base para ciertos materiales en estas ubicaciones es demasiado grande y requiere medidas de protección adicionales si están presentes. Por ejemplo, las medidas de protección para materiales peligrosos en una ocupación de atención médica probablemente sean más restrictivas que otras ocupaciones en función de las características de los ocupantes de esas instalaciones.

Se deberían seguir los siguientes pasos al usar esta tabla para determinar la CMP:

  1. La categoría del material peligroso debería determinarse en función de la clasificación del material y las definiciones del Código. Sin esta información básica, los límites y las características de protección no se pueden identificar. Todos los peligros físicos y para la salud asociados con el material peligroso tienen que identificarse y clasificarse de modo que se pueda determinar cada riesgo y se puedan especificar las características o límites de protección.
  2. Tiene que entenderse el uso del material peligroso en un edificio para poder establecer límites apropiados. Estos usos generalmente se clasifican como almacenamiento, uso cerrado y uso abierto. La categoría de almacenamiento está diseñada para un material peligroso que tenga que ingresar a un edificio en un contenedor, cilindro o tanque y no se retira del contenedor, cilindro o tanque original en la sala de almacenamiento o área de control. Si el material peligroso se envía al sitio, se almacena y luego se envía fuera del sitio, solo se utiliza la columna de almacenamiento de la tabla.
  3. Si el material se usa en un proceso, el sistema de proceso tiene que revisarse para determinar si está clasificado como de uso cerrado o de uso abierto. Cuando se determine que el proceso es cerrado, la Tabla 60.4.2.1.1.3 requiere que, en condiciones normales, el material peligroso no esté en contacto abierto a la atmósfera y se mantenga dentro de un contenedor, tubería o equipo que no permita que los vapores escapen en el aire. Estos sistemas incluyen sistemas de tuberías cerradas, por ejemplo, donde un contenedor grande de material se transfiere a través de tuberías cerradas a contenedores más pequeños y se sella para su envío. Si un proceso implica verter o dispensar en un recipiente abierto, mezclar, transferir o procesar un material peligroso que está expuesto a la atmósfera, el proceso se clasifica como uso abierto. El uso y almacenamiento cerrados tienen riesgos muy similares y se tratan de la misma manera con respecto a la CMP. El uso abierto se considera el más peligroso y, por lo tanto, está más restringido con respecto a una CMP.
  4. Aplique las notas a pie de página correspondientes de la tabla. La información de las notas al pie de página puede modificar los valores de la Tabla, por lo que este paso no puede pasarse por alto. Por ejemplo, la primera nota al pie de la tabla contiene un límite y un componente importantes en el uso adecuado de la tabla. La combinación de cantidad en uso y almacenamiento no puede exceder la cantidad total permitida para almacenamiento solo. Este límite impide que aumente la cantidad de materiales peligrosos en el sitio simplemente indicando que está "en uso". Otra modificación se aplica a las cantidades de materiales peligrosos que se permite aumentar en un 100% cuando el edificio se completa protegido con un sistema de rociadores automáticos. Los valores tomados directamente de la tabla pueden modificarse significativamente una vez que las notas al pie se apliquen correctamente.

Como recordatorio, cuando la cantidad de materiales peligrosos almacenados o en uso excede la CMP para áreas de control interiores, la ocupación tiene que cumplir con los requisitos para el Nivel de protección 1, el Nivel de protección 2, el Nivel de protección 3 o el Nivel de protección 4 (para detalles adicionales sobre los niveles de protección, consulte la sección 60.4.3 de NFPA 1)

El almacenamiento y uso inseguros e incorrectos de materiales peligrosos puede tener impactos desastrosos en la seguridad humana y la protección de la propiedad. Ya sea que se diseñen edificios donde haya materiales peligrosos, se administren instalaciones que almacenen y utilicen materiales peligrosos o se inspeccionen propiedades para verificar su cumplimiento con los requisitos de materiales peligrosos, comprender los principios fundamentales y el enfoque para proteger estos espacios mejorará la seguridad de los ocupantes y la propiedad en cualquier edificación donde haya materiales peligrosos.

Si este artículo le resultó útil, suscríbase al boletín Nexo NFPA para obtener contenido mensual y personalizado relacionado con el mundo de los incendios, la electricidad y la seguridad humana y de la construcción.

Por Kristin Bigda, Ingeniera Principal de Protección contra Incendios, NFPA

Share

Deixe um comentário

Certifique-se de preencher os campos indicados com (*). Não é permitido código HTML.

Atualizamos nossa política de privacidade, que inclui como são recolhidos, tratados e usados os seus dados pessoais. Ao usar este site, você aceita esta política e o uso de cookies