Pasión, ética y honestidad
      Olvido su clave?  

 

Punto de vista

Pasión, ética y honestidad

Por Jaime A. Mocada, P.E., SFPE

Dos eventos inesperados ocurrieron recientemente en el mundo de la seguridad contra incendios que me han hecho reflexionar sobre el impacto que nuestras acciones puedan tener en el desarrollo de nuestra industria. El primer evento nos toca a todos los lectores de esta revista y es el reciente retiro del Director Internacional de la NFPA, nuestro amigo Richard “Nick” Candee.

Cuando Nick llegó a la NFPA en 1995, yo, como muchos otros, reaccioné con precaución. Me preguntaba cómo un administrador de empresas de la Universidad de Harvard, un neófito en nuestra industria, podría ser efectivo y llenar los zapatos de David Gratz, quien había gerenciado ejemplarmente la oficina internacional de la NFPA desde 1977. David puso a la NFPA en el mapa mundial y fue quien con mi padre, el Ing. Jaime Moncada Pérez, inició las labores de la Asociación en el mundo de habla hispana. David no solamente se había convertido en un gran líder internacional, sino que conocía íntimamente la industria de la protección contra incendios. Él, antes de pertenecer a la NFPA, fue uno de los jefes de bomberos más respetados en Estados Unidos. Fue la primera persona que exigió la utilización de detectores de humo en ocupaciones residenciales, y su libro sobre gerencia de departamentos de bomberos revolucionó el servicio de extinción de incendios en EE.UU. Hijo de un diplomático Americano, David había vivido en Bolivia en su juventud y conocía nuestra cultura como pocos anglosajones.

Pero David se retiro y George Miller, el recientemente posesionado presidente de la NFPA, contrató al desconocido Nick. Poco a poco Nick ganó nuestro respeto y confianza, llevando a la NFPA a expandirse globalmente. Bajo su batuta, se expandió el departamento internacional de la NFPA, estableció la Sección Latinoamericana, creó esta revista, instauró oficinas regionales en Latinoamérica, Europa, Canadá y Asia, creó una feria anual en Miami para Latinoamérica, y agrandó enormemente la librería de títulos NFPA traducidos al Castellano, Portugués, Francés, Mandarín y Koreano. Por otro lado, Nick estableció un canal directo de comunicación con los directores de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales con competencia en seguridad contra incendios alrededor del mundo. No solamente recordaba el nombre de quienes conoció, sino que con su manera sincera y bonachona se convirtió en el mejor embajador que la NFPA ha tenido en su historia.

Nick ha dejado una infraestructura que servirá a la NFPA para continuar cumpliendo con sus objetivos de hacer nuestro mundo más seguro. Ante todo, creyó apasionadamente en nuestra misión, y todo parece indicar que Nick continuará trabajando a nuestro lado, de la misma manera que miles de voluntarios lo hacemos año tras año bajo la bandera de la NFPA, en pro de una mejor y más efectiva seguridad contra incendios.

El segundo evento al que me refería anteriormente fue la muerte, hace unos meses, de Rolf H. Jensen, PE a los 73 años. Rolf se graduó cómo ingeniero de protección contra incendios en 1951 en el Illinois Institute of Technology (IIT). Fue gerente técnico en Underwriters Laboratories (UL) y luego, durante 10 años, fue profesor y decano del programa de IIT. En 1969, luego de investigar el emblemático incendio del Centro de Convenciones McCormick Place en Chicago, fundo a Rolf Jensen & Associates (RJA), una firma consultora en ingeniería de protección contra incendios que se ha convertido a través de los años en la más importante del mundo. Entre sus muchos logros está el desarrollo del concepto de “soluciones equivalentes” a lo estrictamente requerido por los códigos de seguridad contra incendios, impulso la idea de incrementar la distancia de recorrido a una salida cuando existen rociadores automáticos, y sugirió por primera vez la utilización de rociadores de respuesta rápida.

Yo trabajé para su compañía durante 15 años y tuve el honor de colaborar directamente con él en el análisis de varios grandes incendios en Puerto Rico. Él siempre decía “Preocúpate por tu profesión y por tus clientes”. Siguiendo su ejemplo entendí que el canon de ética que sigue un ingeniero de incendios tiene que ser el más alto, ya que nuestras acciones tienen que ver con la seguridad de la gente. Nunca dejó que RJA representara ningún equipo o producto, y nunca permitió que hiciéramos lobby, en nombre de organizaciones industriales. Además, me inculcó la responsabilidad que todos tenemos en donar nuestro tiempo y conocimiento en pro de nuestra profesión. Él, conociendo la labor voluntaria que venía haciendo mi padre, me impulsó a trabajar con la NFPA en el desarrollo de nuestra profesión en Latinoamérica.

Rolf tenía muy claro que una profesión tan pequeña y tecnificada como la seguridad contra incendios requiere de nuestra ayuda voluntaria para poder desarrollarse. ¡Él pertenecía a más de 60 comités técnicos y presidió el comité de la norma NFPA 13 sobre rociadores automáticos por 37 años! Su ejemplo de servicio y tenacidad es imborrable.

A diferentes niveles, Nick y Rolf han dejado un gran legado a nuestra profesión, no solamente porque sentían pasión por la protección contra incendios, sino porque trabajaron con honestidad, ética y tenacidad, y esa es una gran lección para todos nosotros. En un momento en que cientos de voluntarios a través de Latinoamérica trabajan para formar capítulos regionales, pienso yo que si entendemos el legado de estos dos profesionales y trabajamos con esa pasión, ética y honestidad que los caracterizó tendremos nuestro futuro asegurado.

 

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies