La evolución tecnológica de la seguridad
      Olvido su clave?  

 

Punto de vista

La evolución tecnológica de la seguridad

Por Jaime A. Mocada, P.E., SFPE

Seguridad puede referirse a la protección contra incendios o a la seguridad de una instalación. Aunque cada una de estas disciplinas discretas es cada día más especializada.

Poco a poco la seguridad se ha convertido en una ciencia compleja y multidisciplinaria. En el pasado, los profesionales de la seguridad ejercían sus funciones utilizando en muchos casos entrenamientos básicos realizados en sus empleos anteriores. Por ejemplo, el responsable de la protección contra incendios de una instalación tenía una formación bomberil. El responsable de la seguridad física tenía una formación policial o militar. El responsable de la seguridad industrial tenía una formación médica o, en el mejor de los casos, de higienista industrial. En la mayoría de los casos, estas tres funciones las ejecutaba un solo profesional, que podía ser un bombero, un policía o un médico.

Hoy por hoy, las diversas "ramas" de la seguridad están ampliamente tecnificadas. En protección contra incendios, la ingeniería de protección contra incendios aplica métodos científicos y matemáticos en el análisis del fuego y el diseño de instalaciones seguras. El ingeniero de protección contra incendios no solamente se preocupa por la protección contra incendios, sino también por la seguridad humana. Es por eso que muchos de nosotros nos referimos a nuestra profesión como la seguridad contra incendios, para unir así la seguridad humana con la protección contra incendios.

En seguridad industrial, la ingeniería de seguridad también aplica métodos científicos y matemáticos en la cuantificación y calificación de los riesgos y el diseño de una instalación segura. La seguridad física o patrimonial (conocida en inglés como "security"), aunque tal vez la menos tecnificada de las tres ramas, ha tenido un gran desarrollo en las metodologías electrónicas utilizadas para prevenir la intrusión y el robo.

Al tiempo que cada una de estas discretas disciplinas se vuelve más especializada y tecnificada, sus delimitaciones individuales son, en ciertos casos, más tenues. El impacto más importante para nuestra industria de la seguridad contra incendios es la creciente interrelación entre la seguridad contra incendios y la seguridad patrimonial. Muchos hablan de la integración de sistemas, cuando se refieren a este fenómeno.

El profesional típico en seguridad patrimonial tiene la responsabilidad de controlar la entrada y la salida de una instalación. Si su objetivo es, por ejemplo, el de evitar un robo, su prioridad será la de limitar y controlar los puntos de salida. En contraposición, el ingeniero de protección contra incendios siempre tiene en mente la eficiente y eficaz evacuación de los ocupantes de una instalación durante una emergencia. Su objetivo es el de diseñar salidas obvias y sin impedimentos. Hoy por hoy estos dos objetivos son manejados por el panel de alarma del edificio, de ahí el nombre de integración de sistemas.

Esto quiere decir que cada día hay más proyectos en los que el sistema de detección y alarma contra incendios se está integrando como parte del sistema de seguridad. Sin embargo, la definición del sistema de detección y alarma contra incendios, la cual a diferencia del componente de seguridad física, está ampliamente reglamentado. Como bien sabemos, la seguridad contra incendios tiene como base la normativa de la NFPA. A través del código NFPA 72, se establecen las metodologías para diseñar, instalar, probar y mantener sistemas de alarma, detección y comunicación en caso de incendios.

Paralelamente, el código NFPA 101®, Código de Seguridad Humana, proporciona criterios específicos diseñados para alcanzar un nivel aceptable de seguridad humana y de protección contra incendios. El código NFPA 101 ha sido utilizado durante muchas décadas, constantemente revisada y mejorada para reflejar el continuo crecimiento de nuestro interés por adquirir conocimientos y experiencia.

En contraposición, la seguridad patrimonial no está reglamentada. No existe todavía una norma cotejada por todos los interesados en seguridad patrimonial que establezca el "cuando", "donde" y "como". Underwriters Laboratories (UL), a través de sus normas UL 288, Control de Acceso; UL 639, Detección de Intrusión; y UL 1037, Alarmas Antirrobo, entre otras, ha dado un paso inicial en la normatividad de este ramo. La General Services Administration de los Estados Unidos, la cual maneja la mayoría de los edificios ocupados por oficinas federales, ha establecido criterios mínimos de seguridad de acuerdo con una "Categorización" de la seguridad física de sus instalaciones. Esta Categorización va desde una instalación del Seguro Social (Categoría 1) hasta una de Misión Crítica (Categoría 4). De la misma manera muchas corporaciones han establecido guías corporativas donde a través de un cuestionario tabulado, se define la categoría de la instalación y los parámetros mínimos que se deben cumplir. Pero estas soluciones han sido puntuales y no globales como puede ser la aplicación del código NFPA 101.

La solución sería desarrollar normas que establezcan criterios mínimos aceptables de seguridad física. De hecho, la NFPA, ya está trabajando en un proyecto cuya intención es la elaboración de una norma para sistemas de seguridad física. Sin embargo, hasta que esto ocurra, la solución será que cada proyecto incluya un consultor experto en la materia con la debida certificación y experiencia, de manera que haya independencia para elegir una marca, fabricante o método de protección.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies