Gestiones en la construcción de un hangar para aeronaves para minimizar pérdidas potenciales
      Olvido su clave?  

 

Artículo Seleccionado >>

Gestiones en la construcción de un hangar para aeronaves para minimizar pérdidas potenciales

Por Thomas Harned

Un avión corporativo generalmente demanda una inversión de $27 a $34 millones de dólares. Dado que la mayoría de los hangares albergan a más de una aeronave, el valor del hangar es, por lo general, muy inferior al costo de las aeronaves que se encuentran en su interior. Por tal motivo, las compañías de aviación requieren que los hangares sean construidos de acuerdo con lo establecido en las normas más recientes y que los mismos sean adecuadamente mantenidos. Como parte del mantenimiento, se deberá incluir un plan para la continuidad del negocio que describa las estrategias que se implementarán ante escenarios de desastres múltiples.

Un escenario de desastre potencial en las operaciones de un hangar para aeronaves es un incendio en su interior que nbsp&;amenaza los grandes volúmenes de combustible que se almacenan en las alas de las aeronaves. La mayoría de los incendios en hangares se inician en el sistema de combustible o en el interior de una aeronave, lo que hace que su extinción manual sea extremadamente difícil. Pruebas llevadas a cabo por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos indican que la superficie exterior del fuselaje de una aeronave se desprende en menos de un minuto al ser expuesta a un incendio provocado por líquidos inflamables.  

Sin embargo, los incendios no son el único desastre potencial que enfrentan los hangares. Las aeronaves deben ser protegidas contra múltiples desastres naturales, entre los que se incluyen los efectos del viento, inundaciones y terremotos.

Aspectos que deben tomarse en cuenta para el diseño
Tanto para la construcción de nuevas instalaciones como para la renovación de instalaciones existentes, la obtención de asesoramiento profesional sobre todos los aspectos relacionados con el proyecto es un componente esencial del proceso de construcción. Sin ello, sus operaciones podrían enfrentar problemas tales como:

  • Instalación de bombas de incendio de dimensiones inferiores a las requeridas, debido a que en los cálculos de diseño hidráulico no se han tenido en cuenta los resultados de las pruebas sobre cambios de altura entre la base de la tubería de subida y el área efectiva de suministro de agua. 
  • Suministro insuficiente de agua en el hangar debido a pérdidas por fricción en el sistema privado de tuberías principales, lo que no ha sido tomado en cuenta al considerar el diseño.  
  • Cortinas formadoras de reservorio orientadas en la dirección incorrecta, lo que obliga a instalar una mayor cantidad de tuberías de subida para los rociadores, bombas de incendio y depósitos de espuma de mayores dimensiones que las requeridas si la orientación hubiera sido la correcta. 
  • Un cableado mal instalado en el sistema de alarmas de rociadores de espuma provoca que una alarma de flujo de agua sea transmitida como una alarma de seguridad por apertura de una puerta.  

Esta evaluación debería analizar la ubicación del hangar y la exposición resultante a riesgos de inundación o terremoto. Debería determinar si es necesario introducir modificaciones en su establecimiento a fin de cumplir con lo establecido en los códigos de construcción locales. Se deberá prestar atención a la proximidad con la costa por el riesgo de huracanes, vientos fuertes provocados por el pasaje de frentes climáticos, y tornados. Los hangares son vulnerables a pérdidas relacionadas con la acción del viento debido a la relativamente elevada altura de sus cielorrasos y a su ubicación en terrenos abiertos, donde existen escasos obstáculos que permitan mitigar la velocidad de los vientos. De hecho, las pérdidas relacionadas con la acción del viento son las más frecuentes y costosas para las operaciones de un hangar. A fin de reducir la exposición al viento de un hangar, el diseño y la instalación deberá incluir ventanas y puertas resistentes a las fuerzas generadas por el viento, cumpliendo con lo establecido en los códigos de construcción locales y en la Norma 7-05 de la Sociedad Norteamericana de Ingenieros Civiles (ASCE), Cargas de Diseño Mínimas para Edificios y Otras Estructuras.

Otro de los recursos para un diseño profesional es la Norma NFPA 409, Norma sobre hangares de aeropuertos, que incluye los requisitos mínimos para una construcción adecuada de hangares para aeronaves, y sobre protección contra incendios para los mismos. La Norma NFPA 409 clasifica a los hangares en cuatro grupos en base a la altura de la puerta de acceso de la aeronave, las dimensiones del área de incendio y el tipo de construcción. También requiere que los hangares sean protegidos con un sistema de espuma (generalmente un sistema diluvio de agua-espuma) o con la combinación de un sistema de espuma de bajo nivel (de baja o alta expansión) y de un sistema de rociadores automáticos excepto cuando se hubiera eliminado el combustible de los depósitos de las aeronaves. El diseño del sistema de protección dependerá del grupo al que pertenezca el hangar para aeronaves y de las distancias de separación con otros edificios.

Criterios de diseño
Al diseñar el sistema de protección contra incendios para instalaciones nuevas o existentes, cada contratista/organización deberá contar con su lista de responsabilidades en los documentos del contrato. Se deberá incluir en el contrato un párrafo en el que se exprese que todas las obras de diseño de los rociadores deberán ser llevadas a cabo por profesionales con amplios conocimientos y experiencia en las normas de la NFPA aplicables. Entre dichos profesionales se incluye a las personas certificadas en los Niveles III y IV del Instituto Nacional de Certificación en Tecnologías de Ingeniería (NICET) para el diseño de sistemas extintores hidráulicos o a ingenieros matriculados en protección contra incendios.  

Los ítems más comunes que se enumeran en el contrato incluyen determinar si los suministros de agua son adecuados, el tipo de sistema de supresión de incendios que será provisto, y los códigos de la NFPA que se aplicarán en el proceso de diseño. Asimismo, se deberá determinar quiénes son las personas que estarán a cargo de la revisión de los planes previos a la construcción, que realizarán las pruebas de aceptación y revisarán la instalación final antes de su aprobación.

La enumeración de las responsabilidades en el contrato es de vital importancia cuando existe responsabilidad compartida en parte de los sistemas de protección contra incendios.

Deberá incluir información adicional en el contrato y en las especificaciones del diseño, la que concordará con lo establecido en las ediciones más recientes de la Norma NFPA 13, Norma para la instalación de sistemas de rociadores, y de la Norma NFPA 11, Norma para espumas de baja, media y alta expansión o de la Norma NFPA 16, Norma para la instalación de rociadores de agua-espuma y sistemas de pulverización de agua-espuma.

Suministro de agua y drenaje
Recuerde que, con el transcurso del tiempo, los resultados de las pruebas de suministro de agua pueden mostrar alteraciones por diversos motivos. A fin de asegurarse de que su sistema cuenta con una fuente de agua confiable y adecuada, deberá obtener los resultados de las pruebas de suministros de agua públicos y privados que no sean anteriores a los seis meses previos al inicio de la instalación. Verifique que la prueba se lleve a cabo con equipos adecuadamente calibrados y de acuerdo con lo establecido en la Norma NFPA 25, Norma para la inspección, comprobación y manutención de sistemas hidráulicos de protección contra incendios. Realice las pruebas, incluyendo las pruebas de desempeño de cualquiera de las bombas de incendio que dependan de los suministros de agua, durante los momentos pico de demanda de agua.

Asimismo, si el diseño de su bomba se basa en resultados de pruebas anteriores, es posible que surjan inconvenientes en el desempeño del sistema durante las pruebas de aceptación del sistema de agua-espuma o de rociadores. Al asegurarse de que en el diseño del sistema se aplique anticipadamente la información más actualizada, podrá evitar el costo de modificaciones onerosas posteriores a la instalación.

Tanto en el diseño de su suministro de agua como en el de la bomba de incendio, verifique que los diseñadores apliquen las ediciones vigentes de los códigos de la NFPA, que reflejan los aspectos más actualizados para una instalación altamente confiable. Algunas jurisdicciones demoran la adopción de las nuevas ediciones de las normas de la NFPA. Si en su jurisdicción se aplicara una norma anterior, consulte sobre la aceptación de la norma actualizada, que incluye información más reciente y pruebas disponibles. Estos requisitos podrían ocasionar costos adicionales, pero siempre será más conveniente instalar el sistema más actualizado en lugar de tener que readaptarlo posteriormente.

Finalmente, no omita tomar en consideración el diseño y mantenimiento del sistema de drenaje. Deberá siempre disponerse de un drenaje adecuado para el combustible líquido y el agua excedente empleada en la protección contra incendios que ha quedado en el piso. Los drenajes acumulan suciedad y otros desechos, que reducen o evitan una eliminación efectiva de líquidos. El mantenimiento periódico y el lavado anual del sistema llevado a cabo con el fin de evaluar su desempeño contribuirán a garantizar un funcionamiento satisfactorio continuo. Asimismo, diseñe los sistemas de separación de aceites/agua para desvío de fuel oil y otros productos derivados del petróleo a un depósito, cisterna o sumidero localizados en un área segura, de manera de evitar su descarga en los sistemas de agua de tormentas o alcantarillas sanitarias.

A fin de agilizar el proceso de revisión, suministre toda la información requerida. La jurisdicción local revisará los planos de diseño de protección contra incendios o los enviará a una agencia externa para su revisión. Generalmente, su compañía de seguro solicitará la revisión de los planos y solicitará copias adicionales de los mismos, de los cálculos y de las especificaciones de equipos y materiales. También deberá hacer copias adicionales para entregar al contratista, al arquitecto y para el archivo del propietario del inmueble. Además, es posible que necesite incorporar las copias a los diagramas arquitectónicos y estructurales, a fin de verificar que las elevaciones consideradas en el diseño de los sistemas de protección contra incendios sean correctas, que existan separaciones adecuadas entre las distintas ocupaciones y que las membranas para reservorios hayan sido instaladas, si fueran necesarias.

Pruebas de aceptación 
Una vez que el hangar ha sido construido cumpliendo con lo establecido en todos los códigos y normas correspondientes, se deberán llevar a cabo las pruebas de aceptación con el fin de verificar que los sistemas de protección funcionarán de la manera prevista.

Es importante que las pruebas se realicen cumpliendo estrictamente con lo establecido en las normas de la NFPA. Caso contrario, podría fracasar la confiabilidad depositada en el sistema respecto de su inmediata operación en la supresión y extinción de un incendio. Previo a llevar a cabo la prueba, calibre todos los dispositivos ópticos de detección de incendios de acuerdo con lo establecido en el Código NFPA 72®, Código Nacional de Alarmas de Incendio. A fin de disponer de un registro permanente de las pruebas de aceptación, deberá documentar todas las observaciones. Emplee cámaras de video grabación cuando lleve a cabo las pruebas de los generadores de espuma, y la aplicación de la misma, para verificar el correcto funcionamiento del equipo. Registre todas las pruebas de señales de alarma y supervisión en copias electrónicas o impresas describiendo el momento en que fueron recibidas.

Supervisión de los sistemas de detección y alarma
En esta etapa, el sistema de protección de su hangar ya ha sido adecuadamente construido y sometido a pruebas. No obstante, antes de que el personal de emergencias entrenado pueda responder a una alarma activada, necesitará confirmar que efectivamente hay un problema. Para contribuir en la identificación de las emergencias y notificar a la correspondiente agencia de respuesta, deberá disponer de un servicio de guardia estándar, según se describe en la Norma NFPA 601, Norma para servicios de seguridad en la prevención de pérdidas por incendio, o emplear un sistema de alarmas listado monitoreado por estación central, de acuerdo con lo establecido en la Norma NFPA 72, según haya sido reconocido por una agencia de pruebas nacional. Cualquiera de estos servicios deberá ser capaz de monitorear el flujo de agua en los rociadores, las válvulas de control, la temperatura del edificio, las bombas de incendio y la presión de aire de los sistemas de rociadores de tubería seca.

Prevea la implementación de estos servicios antes de llevar a cabo las pruebas de aceptación. Trabaje en forma conjunta con el propietario del inmueble para coordinar la supervisión de los equipos de detección automática, entre los que se incluyen equipos neumáticos, hidráulicos o eléctricos, de manera que las fallas en el equipo, la falta de supervisión de la presión del aire y la pérdida de energía eléctrica provoque la notificación efectiva de la condición anormal. Además, durante el mantenimiento supervise si existen pérdidas de energía en las bombas eléctrica de incendio y de espuma. Verifique que las señales de alarma y supervisión cuenten con las conexiones adecuadas y compruebe el registro de la condición (alarma versus supervisión).

Programas que incluyen componentes humanos
Hemos hecho referencia al diseño, la construcción, la revisión, la prueba y la supervisión de los mecanismos del sistema. Sin embargo, el comportamiento humano también afecta la frecuencia y severidad de una pérdida. También se requiere la implementación de programas con componentes humanos para el entrenamiento y educación de sus empleados sobre los nuevos sistemas. Ejemplos de programas con componentes humanos incluyen la prueba y mantenimiento de los equipos de protección y sistemas de monitoreo y el desarrollo de procedimientos ante deficiencias para el cierre programado o no de los sistemas de protección contra incendios.

Deberá comenzar la aplicación de dichos programas inmediatamente después de que el propietario del edificio apruebe los sistemas de protección.

El plan de continuidad en el negocio, según se establece en la Norma NFPA 1600, Manejo de desastres/emergencias y programas para la continuidad de los negocios, deberá hacer referencia a las acciones sistemáticas de la compañía para volver a la actividad tan pronto como fuera posible, sin tener en cuenta cuál ha sido la causa; ya sea un acto terrorista, un desastre natural, un incendio o la pérdida de un suministro. Ello también implica la toma de medidas para reducir la exposición al riesgo y mitigar las pérdidas.

Como puede observar, el debate sobre el diseño del edificio y los sistemas de protección contra incendios en hangares para aeronaves previo al inicio de su construcción reviste un sentido comercial correcto. Hace referencia a los problemas que provoca un diseño o pruebas de aceptación inadecuadas de los equipos instalados. Reduce el potencial y minimiza los daños en caso de producirse una pérdida. Además, contribuye en la gestión de los tiempos y costos, garantizando que el proyecto sea concretado en el debido tiempo y de acuerdo con los valores estimados en el presupuesto o aún inferiores. Al abordar estos aspectos previo al inicio de la construcción y durante todo el proceso, podrá continuar con la actividad de su negocio y mejorar las opciones operativas para evitar y mitigar las pérdidas.

Thomas Harned, CFPS, es gerente de ingeniería en prevención de pérdidas de Liberty Mutual.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies