20 y vamos por más
      Olvido su clave?  

 

Artículo Seleccionado >>

20 y vamos por más

Por Russ Fleming, P.E.

Una mirada a dos décadas de la NFPA 13R

20Counting 200x232Más de dos décadas han pasado desde la primera edición de NFPA 13R, Norma para la instalación de sistemas de rociadores automáticos en ocupaciones residenciales de hasta cuatro pisos de altura inclusive, que fuera publicada en 1989. Uno podría pensar que todas las preguntas han sido respondidas en cuanto al alcance de aplicación previsto, pero el tema está aún siendo debatido.

Desde un principio, el comité técnico que elaboró la NFPA 13R estableció que la definición de  "piso" quedaba librada al código de edificación aplicable. Bajo algunos códigos, un subsuelo habitable podría considerarse uno de los cuatro pisos, dentro del parámetro de cuatro pisos como máximo, mientras que bajo otros códigos, no estaría considerado, permitiendo efectivamente, la construcción de otro piso. Al hacer referencia a la definición de "residencial" del Código de Seguridad Humana, el comité  también dejó en claro que, mientras que la NFPA 13R considera a los asilos y centros de acogida como propiedades residenciales, no es así para los hogares de cuidados intermedios.

El material anexo, hace mucho que ha aclarado que, cuando fuera aplicable, la NFPA 13R puede utilizarse en un edificio, inclusive en áreas que normalmente podrían ser clasificadas como otros tipos de ocupaciones, pero que son secundarias a las operaciones de la ocupación residencial. En la edición 2010, se han agregado al lenguaje anexo, ejemplos de tales usos secundarios, incluidos  garages o áreas de estacionamiento, lavaderos comunales, sedes de clubes, instalaciones para actividad física, y almacenamiento de inquilinos.

En un punto durante el desarrollo de la edición 2010, el comité consideró permitir que la NFPA 13R fuera utilizada para la parte residencial de una ocupación múltiple, siempre que se hallara separada de otras ocupaciones por un conjunto de montaje con certificación de resistencia al fuego, tal como lo requiere el código de edificación aplicable, con el fin de calificar como ocupación separada. Otras partes del edificio podían estar protegidas de conformidad con la NFPA 13, Instalación de sistemas de rociadores. No obstante, luego de la revisión pública, el comité decidió no efectuar el cambio.

Uno de los argumentos en contra de tal cambio fue que el uso de los sistemas de NFPA 13  y 13R en el mismo edificio confundiría a los departamentos de bomberos que dieran respuesta, agregaría complicaciones innecesarias a los diseñadores e instaladores de sistemas, y confundiría a los ocupantes de los edificios sobre el nivel de protección de rociadores suministrado. También podía conducir al uso de sistemas establecidos por la NFPA 13R en alturas considerablemente por debajo del límite previsto de cuatro pisos. En su lugar, la edición 2010 conserva el consejo del anexo según el cual, cuando los edificios cuentan con más de cuatro pisos de altura o son edificios para usos múltiples donde la residencial no es la ocupación predominante, debería aplicarse la NFPA 13, con las partes residenciales de tales edificios protegidas utilizando rociadores residenciales o de respuesta rápida.

La experiencia de los últimos 20 años con los sistemas establecidos en la NFPA 13R ha sido excelente. Si bien las estadísticas de desempeño no se mantienen separadas de las de los sistemas de NFPA 13R, el informe de enero de 2009 de la NFPA sobre el desempeño de rociadores entre el 2003 y 2006 indicó que el desempeño combinado para la ocupación apartamentos, en la que los sistemas establecidos en NFPA 13R se utilizan con mayor frecuencia, era del 98 por ciento más alto que el del promedio de todos los tipos de estructuras, incluidas aquellas protegidas por los sistemas establecidos en NFPA 13. Si bien la omisión permitida de rociadores en ciertas áreas del edificio a los fines de efectuar una instalación más económica del sistema, ha ocasionalmente resultado en un daño extensivo a la propiedad, los informes sobre el tema determinan que esto sucede muy  rara vez.  

El valor de la NFPA 13R ha sido demostrado desde su primera publicación en virtud de su amplia aceptación. El informe de la NFPA sobre el desempeño de rociadores establecía que, en 2006, el 16 por ciento de los incendios en apartamentos que se informaban ocurrían en apartamentos con equipos automáticos de extinción. Esto se compara con el aproximadamente 6 por ciento para apartamentos en los años que llevaron al desarrollo de la NFPA 13R. El significativo crecimiento puede ser atribuido a la publicación de NFPA 13R en 1989, y a su posterior aceptación  por parte de los códigos de edificación y constructores de viviendas multi-familiares.

Las NFPA 13R dio paso a un nuevo nivel de aceptación de la protección de rociadores de incendio en ocupaciones residenciales.

Russ Fleming, P.E., es vice-presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Rociadores de Incendio y es miembro del Comité de Correlación Técnica de la NFPA sobre rociadores automáticos.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies