Grandes Cargas
      Olvido su clave?  

 

Artículo Seleccionado >>

Grandes Cargas

Por Ashley Smith

LargeLoad

Un nuevo comité de NFPA está explorando la creación de códigos y normas para edificios y otras instalaciones con grandes cargas de ocupantes, entre ellos estadios, hoteles y salas de concierto                    

Por Ashley Smith,  redactora de NFPA Journal  

En una emergencia, ya sea un incendio, inundación, terremoto o acto de terrorismo, los edificios con una gran cantidad de ocupantes pueden presentar desafíos de seguridad muchísimo más complejos que las estructuras más pequeñas. La evacuación de unas 257,000 personas del circuito de carreras de Indianápolis, por ejemplo—las instalaciones públicas con la mayor capacidad de ocupantes de los Estados Unidos—implica habitualmente mucho más que guiar hasta la salida a una fracción de ese número en una ocupación mucho más pequeña como puede ser un restaurant, una tienda minorista o una oficina. Con instalaciones más grandes, la logística puede ser exponencialmente más compleja, multiplicándose los riesgos junto con la cantidad de personas.  

Tomando esto en cuenta, NFPA ha creado el Comité de Directores de Seguridad contra Incendios Edilicios y de Seguridad Humana, un nuevo comité técnico creado para desarrollar códigos y normas para edificios con una carga de ocupantes igual o superior a 500 personas. El nuevo comité cuenta en la actualidad con 20 miembros, que incluyen a profesionales del departamento de bomberos, consultores de seguridad pública, y representantes de industrias diversas tales como la de educación superior, industria farmacéutica, petrolera y de seguros. El objetivo es la expansión del comité a 30 miembros. Para mayor información sobre este nuevo comité y para aplicar para formar parte del mismo, visite nfpa.org/committee_application.

El comité establecerá requisitos mínimos para planes de acción por emergencia, y delineará las habilidades y competencias con las que deberían contar aquellas personas a cargo de las emergencias —a menudo conocidos como directores de seguridad contra incendios edilicios y de seguridad, o simplemente directores de seguridad humana. Como consecuencia de desastres tales como el del 11/9, o el del Huracán Katrina y Huracán Sandy, muchos propietarios y operadores de instalaciones están contratando directores de seguridad humana de manera creciente con el fin de supervisar la logística y planificación de desastres, y de anticiparse a lo peor.   

El nuevo comité cuenta con una enorme tarea por delante, dice Allan Fraser, especialista senior en códigos de edificación para NFPA y enlace de personal para el comité. Fraser estima que podría haber unas 100,000–200,000 instalaciones en los Estados Unidos con capacidad para 500 ocupantes o más. Además de los circuitos de carrera, que conforman los 15 mayores recintos con las más altas capacidades de ocupantes, se encuentran los estadios de fútbol y béisbol, cárceles, hospitales, universidades, centros de negocios, teatros, salas de concierto y hoteles, entre muchos otros. “El alcance es enorme,” dice Fraser. “Este es un proyecto masivo que requerirá tanto de una mezcla de nuevas disposiciones como de la coordinación con planes y programas existentes.” La primera tarea del comité es la de delinear las habilidades y calificaciones con las que deberían contar los directores de seguridad humana, y un borrador de tales habilidades se completará probablemente el año próximo, dice Fraser. Pero el desarrollo de un conjunto completo de códigos y normas que puedan aplicarse a nivel nacional e internacional, podría llevar entre cinco y diez años, dice.

Joseph Cocciardi, fundador de la consultora de salud y seguridad Cocciardi and Associates, Inc., propuso primeramente desarrollar requisitos para directores de seguridad contra incendios y seguridad humana. Cocciardi, quien ha dedicado más de 35 años al tema de la seguridad y que preside el Comité Técnico sobre Prácticas y Procedimientos para la prevención de Pérdidas de NFPA, dialogó con NFPA Journal sobre lo que el Comité de Directores de Seguridad contra Incendios Edilicios y de Seguridad Humana espera lograr.

¿Por qué el comité decidió que era importante establecer normas nacionales en lo referente a planes de acción para emergencias y directores de seguridad humana?

La gente está comenzando a establecer normas en campo. Existe una cantidad de lugares que ya han hecho esto a nivel municipal. En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, todos los edificios públicos con poblaciones de 100 personas o más, deben tener un director de seguridad humana en sitio. Deben tomar un curso de capacitación de 20 horas y aprobar un examen. La ciudad de Jersey, Chicago, y Los Ángeles tienen requisitos similares. Cuando vimos esto, nos dimos cuenta de que no era una anomalía. Esto está sucediendo en el mundo real.

Si las normas ya están siendo desarrolladas a nivel local, ¿por qué también se necesitan normas nacionales?  

Muchas ciudades y pueblos aún no cuentan con estas normas—diría que la mayoría. Si podemos publicar una norma nacional basada en las mejores prácticas y en lo que ya está funcionando muy bien en otras ciudades y pueblos, simbióticamente es lo mejor para todos en el país. Las municipalidades que no cuentan con normas podrán utilizarlas. También deseábamos cubrir un vacío en los códigos nacionales de la actualidad  entre las responsabilidades de los bomberos y las responsabilidades de los guardias de seguridad, y allí es donde entra a jugar el papel del director de seguridad humana.  

¿Están modelizando el trabajo según las ciudades o pueblos que han establecido normas para sí mismos, o están comenzando desde cero?

Un poco 50/50. Tenemos puesta la mirada en lo que hizo Nueva York dado que esta es una parte muy detallada de la reglamentación de la cuidad—Nueva York es pionera, creo. Pero una vez que el comité comenzó a debatir la elaboración de códigos y nomas, nos dimos cuenta de que muchos otros grupos tenían intereses especiales en el tema, y que sus opiniones necesitaban ser incluidas. Nuestros miembros del comité vienen de de una muy diversa gama de, organizaciones y agencias, y es nuestro deseo el considerar lo que piensan y lo que opinan.  

Desde una perspectiva de seguridad general, ¿puede describir cuáles son algunos de los desafíos en edificios con una carga de ocupantes igual o superior a 500 personas? 

Los edificios con poblaciones más numerosas tienen por definición complejidades que hacen que la seguridad humana sea más difícil de abordar. Habitualmente, existen más sistemas de protección contra incendios y de seguridad, y en consecuencia se requiere de una persona con mayores conocimientos para hacerse cargo de las actividades de rutina y de seguridad. Parte de esto tiene que ver con la dimensión de la estructura en sí misma, que hoy en día son como pequeñas ciudades. Lleva más tiempo evacuar el edificio. Y cuando hablo de edificios más grandes, no me refiero  únicamente a edificios de altura, sino también a edificios del tipo de las arenas o centros comerciales subterráneos.

¿Por qué es 500 el número mágico? ¿Cómo hizo NFPA para decidir sobre el número que representa el umbral a partir del cual aplicarían las normas propuestas?

Esa parecía la dimensión en donde las instalaciones contarían o deberían contar con algún tipo de director de seguridad humana en sitio—no necesariamente un empleado de tiempo completo, sino alguien con importantes responsabilidades de planificación para desarrollar, implementar y sostener.  

¿Han existido los directores de seguridad humana durante mucho tiempo, o esta posición es relativamente nueva y se origina como resultado de los recientes desastres?

Creo que las responsabilidades han existido siempre. No obstante especialmente en los últimos 20 años en particular, algunos de los desastres más importantes han puesto a las cuestiones de seguridad en el primer plano. Ha habido enormes incendios fatales en hoteles, por ejemplo, en el que las pérdidas se podrían haber evitado si se hubiera dado abordaje a las cuestiones de seguridad. También estamos viendo edificios más grandes, más altos y más complejos. Una persona común podría no poder manejar su propia seguridad en una emergencia  sin algún nivel de guía o plan de acción. El director de seguridad humana es la persona que puede asegurar que se cuente con esta guía, y de ser necesario, ofrecer asistencia.

En su opinión, ¿qué tipo de experiencia hace que alguien sea ideal para trabajar como director de seguridad humana? 

En primer lugar, se requiere experiencia en las características físicas de la seguridad contra incendios y seguridad humana del edificio. Eso no significa que necesariamente deba ser un ingeniero, sino alguien con experiencia técnica. Antiguamente, el supervisor de mantenimiento del edificio se ocupaba del mantenimiento del sistema de rociadores y se aseguraba que las bombas de incendio funcionaban de manera correcta. Sin embargo, los sistemas más nuevos son tan complejos que hoy se necesita entrenamiento especializado. El ejemplo que le di al comité fue que yo solía cambiar el aceite todo el tiempo en mi auto cuando era joven, pero en los autos nuevos ni siquiera tengo idea de en dónde se encuentra el filtro de aceite.  

¿Qué otras calificaciones o experiencia deberían tener?

Necesitan contar con habilidades conductuales o estar capacitados para comprender cómo interactuar con personas durante una crisis. Están tratando con poblaciones diversas, y podrían existir barreras de seguridad para abordar temas tales como el idioma o la discapacidad. Lo tercero, obviamente, es que necesitan comprender las actividades de respuesta a la emergencia y al modo en que las instalaciones deben interactuar tanto con el departamento de bomberos como con los encargados de la seguridad en sitio en el caso de producirse una emergencia.

Aún están buscando más miembros para el comité. ¿A qué tipo de persona alentaría para que participara?   

Yo sugeriría que las personas que tienen interés en áreas que se encuentran entre la supresión de incendios y la seguridad, serían muy adecuadas para participar de lo que está sucediendo en el comité. Existe una amplia gama de personas que podría cubrir esas necesidades. También alentaríamos a representantes de instalaciones con grandes poblaciones, tales como arenas deportivas y centros comerciales subterráneos, para participar en las actividades de los comités.

INQUIETUD EN LOS ESTADIOS              

Incendio ocurrido en 1985 en el estadio de fútbol de Valley Parade en Bradford, West Yorkshire, Inglaterra, en que fallecieron 56 personas y cientos resultaron heridas.

INQUIETUD GUBERNAMENTAL

Empleados del Capitolio de los EEUU evacúan las instalaciones en 2005 cuando las autoridades advierten la aproximación de una aeronave no identificada.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies