5000+101
      Olvido su clave?  

 

Ocupaciones de Cuidado de la Salud

5000+101

Por John Nicholson

Los Comités Técnicos mejoran la seguridad humana mediante propuestas de cambioen los principales códigos NFPA

A través del trabajo realizado por los Comités Técnicos de la NFPA, se están estudiando eventos importantes con respecto a la seguridad humana que luego se utilizan para darle forma al contenido de cualquier código o norma tales como el NFPA 5000®, Código de Construcción y Seguridad de Edificios y  NFPA 101®, Código de Seguridad Humana. Durante el ciclo de revisión de estos dos documentos, que fueron presentados para que los miembros voten los cambios propuestos en la Conferencia y Exposición de Seguridad Mundial (WSCE, World Safety Conference and Exhibition) en junio, se reflejan notables eventos de seguridad humana y lecciones aprendidas en los numerosos cambios propuestos.

En su totalidad, los cambios propuestos para el Código de Construcción y Código de Seguridad Humana le otorgarán una mayor seguridad humana a varios sectores de la sociedad. Pocos miembros del público no estarán beneficiados con los cambios propuestos que incluyen a los rociadores como un requisito en los hogares de ancianos existentes, en viviendas uni y bifamiliares, una serie de cambios propuestos para mejorar la seguridad humana en lugares públicos y cambios propuestos extensivos que brindan mejor accesibilidad para personas con discapacidad.

Rociadores en hogares de ancianos
En el 2003, dos incendios en hogares de ancianos, uno en Hartford, Conneticut y otro en Nashville, Tennessee, se cobraron la vida de 24 personas. Durante las deliberaciones, el Comité Técnico sobre Instalaciones de Cuidados de la Salud, cuyos miembros incluyen representantes de la Asociación Americana de Cuidados de la Salud, trabajaron de manera conjunta a lo largo del proceso de desarrollo del código y desarrollaron un cambio propuesto para la edición 2006 de la NFPA 101.

El cambio propuesto requerirá la presencia de rociadores en los hogares de ancianos existentes.

Según el personal de enlace técnico del NFPA 101 Ron Coté, este cambio propuesto fue algo que la Asociación Americana de Cuidados de la Salud apoyó y quiso incluir en la edición 2006. “La industria fue el catalizador en esta instancia”, dijo.

Respaldando el cambio propuesto, el Comité Técnico estableció en los Informes de Propuestas que basándose en las múltiples fatalidades causadas por los incendios en las instalaciones de cuidados de la salud en Hartford y Nashville en el 2003, “es evidente que las instalaciones que cumplen con el código pero que no están equipadas con rociadores no cuentan con todas las características y sistemas de protección contra incendios apropiados para evitar múltiples fatalidades. Dado que los pacientes en las instalaciones de cuidados por largo plazo están pasando de ser simples residentes ancianos y convalecientes a ser residentes con necesidades psiquiátricas y dado que cada vez es más probable que los residentes provengan de departamentos o lugares de cuidado provistos de rociadores, no tiene sentido que pasen de instalaciones con rociadores a instalaciones sin rociadores justo cuando sus necesidades de seguridad de vida/contra incendios están en aumento.” 

Luego de los incendios, James Shannon, presidente de la NFPA, pidió que todos los hogares de ancianos en los Estados Unidos estén provistos de sistemas de rociadores. En una de sus declaraciones del año 2003, Shannon anunció que a pesar de que la industria de los hogares de ancianos ha efectuado grandes avances durante estos últimos años para garantizar la seguridad de los residentes en caso de incendio, hay mucho más por hacer. Los rociadores son ya un requisito en todos los nuevos hogares de ancianos y en algunos existentes, pero en donde aún su presencia no es requerida, éstos deben agregarse al paquete de protección contra incendios suministrado por los códigos y normas existentes. Dijo que los hogares de ancianos deben estar protegidos contra incendios de manera más rigurosa porque sus residentes son los menos capaces de salvarse en caso de incendio. 

Shannon declaró que su pedido de acción fue independiente y no interfiere con el proceso de desarrollo del código tradicional a través del cual los códigos y normas de la NFPA se desarrollan mediante el consenso de diferentes voluntarios experimentados que pertenecen a diversos Comités Técnicos incluyendo a aquellos que pertenecen a incendios y a otros de seguridad humana.

De acuerdo con investigaciones de la NFPA, cuando los rociadores están presentes en un edificio, las chances de morir en caso de incendio se reducen de un medio a dos tercios, comparado con los incendios producidos en donde no existen rociadores. De hecho, cuando se midió por número promedio de muertes por miles de incendios en 1994-1998, la reducción asociada con rociadores es del 82% para las propiedades que cuidan de gente anciana o enferma.

Un cuarto de los incendios en hogares de ancianos tienen lugar en instalaciones que no están equipadas con sistemas de rociadores. Se estima que del 10 al 15% total de todos los hogares de ancianos no están equipados con sistemas de rociadores.

Rociadores residenciales 
A pesar de que la NFPA ha sido siempre una fuerte defensora de los rociadores residenciales, ni NFPA 101 ni el NFPA 5000 los ha requerido en las viviendas uni y bifamiliares, dijo Gregory Harrington, coordinador del staff del Comité Técnico en Instalaciones Residenciales. Hoy en día, el Comité Técnico, trabajando a través del proceso de consenso, ha aprobado los cambios tanto para NFPA 101 como para el NFPA 5000 que requieren la presencia de rociadores en todas las nuevas viviendas uni y bifamiliares.

Según los informes de la NFPA, Experiencia estadounidense con rociadores y Pérdidas ocasionadas por incendios en Estados Unidos, noviembre 2003, los sistemas de rociadores automáticos instalados y mantenidos de manera adecuada ayudan a salvar vidas. Debido a que los sistemas de rociadores reaccionan de manera rápida, pueden reducir dramáticamente el calor, las llamas y el humo producidos por un incendio.

Además, los rociadores típicamente reducen las probabilidades de morir en un incendio y la pérdida promedio de la propiedad de un medio a dos tercios comparado con los lugares en donde los rociadores no están presentes. La NFPA no tiene registro de un incendio que haya terminado con la vida de más de dos personas en un edificio de asamblea pública, edificio educacional, institucional o residencial completamente equipados con rociadores en donde el sistema funcionaba de manera adecuada. Más aún, en 1999, el 34 % de las propiedades públicas en donde tuvieron lugar incendios en los Estados Unidos se equiparon con rociadores, comparado con el 7% de las propiedades residenciales. En el 2002, el 79% de los incendios ocurrieron en hogares causándoles la muerte a 2.670 personas.

En dos ocasiones distintas, los miembros de la NFPA han aceptado acciones de piso que requieren la protección de rociadores en viviendas uni y bifamiliares. 
Volviendo a mayo del 2002, durante la asamblea anual de la NFPA en Miniápolis, en respuesta a una petición de la sala, los miembros votaron para requerir la instalación de rociadores en todas las nuevas viviendas uni y bifamiliares como parte de la edición inaugural 2003 del NFPA 5000. En noviembre del 2002, los miembros llevaron a cabo una propuesta similar para cambiar el Código de Seguridad Humana.

Ambas peticiones fueron aceptadas en la sala. Los votos de los miembros constituyeron una recomendación para el Consejo de Normas NFPA y el asunto fue nuevamente remitido al Comité Técnico para su revisión y resultó como cambio propuesto para las ediciones del 2006 de los códigos.

Lugares públicos de reunión 
Luego del incendio del local nocturno The Stationocurrido en febrero del 2003, una audiencia pública y una sesión de emergencia del Comité Técnico sobre Ocupaciones Públicas y Estructuras de Membrana resultaron en la aprobación de enmiendas del código de emergencia por parte del Consejo de Normas. Dichas enmiendas se conocieron como Reformas Tentativas Interinas (TIAs) para el NFPA 101 y NFPA 5000 y hoy en día, son cambios propuestos que, de ser aprobados, formarán parte de los códigos de Construcción y Seguridad Humana del 2006. 
Cien personas fallecieron en el incendio que comenzó en el pequeño local nocturno de West Warwick, Rhode Island. El incendio ocupo el cuarto lugar en el listado de incendios letales ocurridos en locales nocturnos de la nación.

Los cambios propuestos para los códigos incluyen un nuevo requisito para los nuevos lugares públicos del tipo club nocturno que consiste en la presencia de rociadores independientemente de la capacidad de ocupación y un nuevo requisito para los clubes nocturnos ya existentes que consiste en la presencia de rociadores cuando la capacidad excede las 100 personas. Los cambios propuestos también incluyen una disposición de revisión estableciendo que la entrada principal de los lugares públicos del estilo debe ser lo suficientemente ancha como para albergar a dos tercios del total de los ocupantes ya que los dueños tratan de utilizar la entrada/salida con la cual ellos están más familiarizados. También, un nuevo requisito que consiste en la inspección de los medios de egreso en lugares públicos antes de ser abiertos al público, con deficiencias detectadas y corregidas y registros conservados; y una cláusula de revisión para los organizadores de multitudes en todos los lugares públicos de asamblea. 
Coté mencionó que los cambios adicionales que se proponen están relacionados con los lugares públicos de asamblea. El Comité Técnico sobre Ocupaciones Mercantiles y Comerciales está proponiendo que los nuevos lugares públicos de asamblea con una capacidad mayor a 500 personas y ubicados en un edificio comercial deberán tener no menos de la mitad de los medios requeridos de egreso independientes del centro comercial. Además, el Comité Técnico ha propuesto un nuevo requisito que consiste en sistemas de control de humo en todos los nuevos centros comerciales que tienen aberturas de piso que conectan más de dos niveles. 
El Comité Técnico Mercantil también ha propuesto un nuevo requisito para las ocupaciones mercantiles que consiste en el cumplimiento de la NFPA 1124, Código para la Producción, Transporte, Almacenamiento y Ventas Minoristas de Fuegos Artificiales o Artículos de Pirotecnia, si en las mismas se desarrolla la venta minorista de fuegos artificiales para consumidores.

Accesibilidad 
La oportunidad de importantes cambios en las normas federales aplicables a la accesibilidad probó ser fortuita para los miembros del Comité Técnico del NFPA 5000 sobre Sistemas Construcción, dijo su enlace de personal Allan Fraser. La revisión de julio del 2004 de los Lineamientos de Accesibilidad de la Ley de Americanos con Discapacidades (ADAAG) y los cambios del 2004 de los requisitos de accesibilidad de ANSI (ICC/ANSI A117.1, Norma Nacional Norteamericana para Edificios e Instalaciones Accesibles y Usables) le otorgaron al Comité Técnico la oportunidad de incorporar al Capítulo 12 del NFPA 5000, los cambios técnicos y de alcance de los dos documentos.

Fraser establece que el NFPA 5000 hoy en día refleja todo lo relacionado con la accesibilidad. 
El material nuevo de la ADAAG es principalmente extraído mientras que las disposiciones técnicas de la ICC/ANSI A117.1 se incorporan a través de referencia cruzada enumerando las secciones específicas.

Fraser establece que “la ventaja del Código de Construcción, NFPA 5000 es que tienen todo el material reunido en un único documento”. 

Además, existe una guía para dispositivos de escape supletorios que pueden utilizarse de manera voluntaria (no son un requisito) para evitar que tales dispositivos creen una condición insegura o un falso sentido de la seguridad. También existe un importante texto anexo agregado al NFPA 101 para contemplar los dispositivos de escaleras de descenso para personas con discapacidades motrices.

Requisitos para contenidos altamente peligrosos 
El Capítulo 34, Contenidos altamente peligrosos, del NFPA 5000 fue sometido a importantes revisiones que incluyeron un lenguaje adicional para fortalecer al capítulo y suministrar una mejor coordinación con los requisitos de los códigos y normas de materiales peligrosos de la NFPA para los tipos de ocupaciones y usos de edificios contemplados por el NFPA 5000. De acuerdo con su  enlace de personal Milosh Puchovsky, el deseo del Comité Técnico de Ocupaciones Industriales, de Almacenamiento y Misceláneos es lograr consistencia entre los requisitos del Capítulo 34 y otros documentos de la NFPA que contemplan materiales peligrosos tales como el NFPA 1, Código Uniforme de Incendios y el NFPA 30, Código de Líquidos Inflamables y Combustibles.

También se agregó un diagrama de flujos para colaborar con la aplicación del Capítulo 34.
Un esfuerzo paralelo de la NFPA durantes estos últimos años fue el desarrollo del nuevo libro de referencias titulado “Clasificación del código de construcción e incendios de materiales peligrosos”. Este libro provee información pertinente acerca de 1.000 químicos en una misma fuente. Al aplicar el Capítulo 34 del NFPA 5000 o el Capítulo 60 del NFPA 1, se requiere la información acerca del tipo de material peligroso utilizado, almacenado o distribuido en un edificio al momento de determinar la cantidad máxima del material que puede ser presentado y los medios de protección que se deberán suministrar. 

Otros cambios claves del Capítulo 34 incluyen las disposiciones para edificios desprotegidos independientes y edificios frangibles. Basándose en dichos factores como ser tamaño y ubicación de estos edificios, se suministraron alternativas para los niveles de protección y tipos de construcción especificados por el NFPA 5000. Con respecto a los tipos requeridos de construcción al igual que limitaciones de altura y área para edificios que contienen materiales peligrosos, se suministró una mejor coordinación entre el Capítulo 7 y Capítulo 34. Las cantidades máximas permitidas de materiales peligrosos por área de control en diversas ocupaciones también fueron actualizadas y se desarrollaron cláusulas para edificios con pequeños almacenamientos.

Rehabilitación 
De ser aprobado en junio, la NFPA 101 tendrá un nuevo capítulo dedicado a la rehabilitación de edificios. El Capítulo 43 que fue desarrollado por el Comité Técnico sobre Principios Básicos es menos restrictivo que los requisitos anteriores que indican que cualquier nueva instalación de nuevos equipos debe cumplir, como sea práctico, con los requisitos de la nueva construcción. 
El capítulo 43 es más abarcativo y contempla modificaciones, reconstrucciones, cambios de uso y ocupación, agregados y edificios históricos. Los cambios para la Sección 4.6 del NFPA 101 también están siendo recomendados para reflejar el nuevo capítulo. 

El nuevo capítulo, dijo Coté, es “muy diferente con respecto al viejo requisito en el hecho de que las modificaciones se debían hacer por requisitos aplicables a una nueva construcción. Este capítulo incentiva el uso repetido adaptable de los edificios existentes sin sacrificar el nivel de seguridad humana requerido.” 

Los cambios relacionados con la rehabilitación estructural que se llevaron a cabo para el Capítulo 15 del NFPA 5000 incluyen la coordinación de la lista de condiciones inseguras en el Capítulo 1 y los nuevos requisitos para la corrección de edificios dañados o inseguros en la nueva Sección 15.9. 

De acuerdo con personal de enlace del Comité Técnico sobre Principios Básicos Bonnie Manley, el CT desarrolló la Sección 15.9 para suministrar un mecanismo para reclasificar edificios que fueron diseñados de manera incorrecta, construidos de manera incorrecta, diseñados según códigos que tienen requisitos no actualizados, que dieron lugar al deterioro, o que fueron dañados hasta tal punto que ya no se consideran seguros sin requerir un pleno cumplimiento del NFPA 5000, incluyendo las excepciones designadas.

Antes de la existencia de dicha sección, el código no suministraba una guía clara de como se debía corregir un edificio inseguro, dijo Manley. 

Los cambios permiten la corrección de las condiciones inseguras de la siguiente manera: Las condiciones o elementos que resulten ser inseguros a criterio de la Autoridad Competente (AC) u otras evaluaciones deberán ser corregidas a la condición anterior o elemento que se ha tornado inseguro. 

Si las condiciones o elementos preexistentes continúan siendo inseguros, la condición o elemento deberá corregirse de la manera permitida en este capítulo para las condiciones o elementos cuyos requisitos específicos están detallados. 

Si el capítulo no contiene requisitos específicos, la condición o elemento deberá cumplir con los requisitos de la AC. 

Los cambios también incluyen el esclarecimiento de la rehabilitación sísmica de los edificios mediante la referencia FEMA 356, que es una pre norma diseñada en base al desempeño, escrita en lenguaje imperativo con la intención de que se aplique al amplio espectro de edificios existentes, y ASCE 31, una norma de consenso. Estos documentos se desarrollaron específicamente para cubrir las características de los edificios existentes y suministrar una metodología basada en el desempeño para el diseño sísmico que incorpora elementos estructurales existentes. Actualmente son los únicos documentos en lenguaje imperativo que contemplan la evaluación sísmica y la rehabilitación de edificios en general. 

Los cambios definen lo que constituye una evaluación estructural y cuando se la requiere. El Comité Técnico acordó que una evaluación estructural debe llevarse a cabo y presentarse ante la AC cuando se requiera un trabajo de renovación, modificación o reconstrucción o cuando un cambio en uso u ocupación resulta en un aumento de la Categoría de la Ocupación definida, o cuando se la requiere por edificios dañados o inseguros de acuerdo con la Sección 15.9. También se agregó al Capítulo 3, una definición para “estructuralmente inseguro”. 

El Comité Técnico ajustó las definiciones de “renovación” y “modificaciones”. 
El Comité Técnico acordó que, para trabajos de renovación, los únicos cambios de los elementos de soporte carga son el reemplazo en especie. Bajo renovación, ningún otro sistema se puede cambiar o agregar, por lo tanto esto es comparable con los requisitos para estos otros sistemas. El Comité Técnico acordó que el agregado o eliminación de elementos de soporte de carga debe clasificarse como “modificación” y no como “renovación”. Esto es comparable con los requisitos para otros sistemas. 

En la Sección 15.4.3.1, el Comité Técnico presentó el concepto y los requisitos de cambios estructurales incidentales en las renovaciones. Este concepto es similar a los requisitos encontrados en 15.8.4.2 en agregados, pero se ha expandido para abarcar una gama más amplia de edificios existentes, y por lo tanto, luego se ha flexibilizado del 5 al 10 por ciento. 
Existe un precedente en la ASCE 7-05 por el valor del 10 por ciento. En la Sección 15.4.3.2, el CT modificó aún más 15.4.3 para requerir una evaluación estructural y para hacer referencia a la nueva Sección 15.9 acerca de Edificios Dañados o Inseguros.

El Comité Técnico también desarrolló requisitos estructurales para modificaciones. En particular, esta nueva sección se basa en los requisitos de cambios estructurales incidentales mediante el agregado de una sección que define y suministra requisitos adicionales para las modificaciones que son sustanciales en naturaleza. Las secciones agregadas utilizan un enfoque en etapas en la regulación de cambios estructurales. Dentro de la modificación, se delimitan tres niveles separados de requisitos estructurales. El Comité Técnico ha preservado el significado original del Capítulo 15. 

El cambio propuesto requiere una reclasificación estructural para cumplir con el Capítulo 35 cuando el nivel de trabajo estructural es lo suficientemente importante (sustancial). Existe un precedente en otros códigos modelos que requieren reclasificaciones estructurales en este nivel de trabajo.

Los cambios propuestos también contemplan mejor los requisitos estructurales para los nuevos agregados. Al momento de redactar estos requisitos, el Comité Técnico se dio cuenta que el nuevo agregado requiere ser diseñado para cumplir con los requisitos para las nuevas estructuras, 15.8.1.1. Por lo tanto, esta sección se ha vuelto a concentrar para poder suministrarle al usuario una mejor interacción entre el nuevo agregado y el edificio existente.

John NIcholson  es el director editorial del NFPA Journal.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies