Vanguardia
      Olvido su clave?  

 

Ocupaciones de Cuidado de la Salud

Vanguardia

Por
046
 
Microhospitales, salas para pacientes de agudeza adaptable, y centros de terapia de protones: un trío de componentes emergentes de atención sanitaria que los profesionales en seguridad deben conocer.
 
por ANGELO VERZONI

NINGÚN ÚNICO TEMA CONECTA fácilmente las tendencias observadas en las instalaciones para el cuidado de la salud en la actualidad. Más bien, una serie de factores, incluso reducción de costos de pacientes, mejoras en el acceso a la atención sanitaria, e incansables avances tecnológicos impulsan una diversa combinación de cambios en el diseño de las instalaciones y la entrega de atención sanitaria. Los gerentes de instalaciones, socorristas, funcionarios del código, ingenieros, arquitectos, y organizaciones de normas como NFPA deben mantenerse actualizados sobre tales cambios de modo que no se pierda en la mezcla el aspecto de la seguridad humana y contra incendios de la seguridad de los pacientes.

Como parte de este foco del problema sobre la atención sanitaria, NFPA Journal ha identificado tres aspectos de las instalaciones para el cuidado de la salud en toda la nación a los que los profesionales en seguridad deben prestarle atención: microhospitales, salas para pacientes de agudeza adaptable, y centros de terapia de protones. Cada una de estas emergentes áreas podría afectar la aplicación de los códigos y normas, el proceso de diseño y construcción, y la respuesta a emergencias.

MICRO HOSPITALES: PEQUEÑOS PERO PODEROSOS

Los microhospitales emergen como los "hospitales del futuro" – pero ¿cuáles son las ramificaciones del código de estas instalaciones?

048 Los microhospitales contienen la misma gama de servicios que los hospitales convencionales, pero con una limitada capacidad y en un espacio más pequeño. Las instalaciones pueden a veces confundirse con centros de atención inmediata.

En febrero de 2018, el Wall Street Journal publicó un artículo titulado "Cómo son los hospitales del futuro". Encabezando el análisis que hizo el periódico sobre estas instalaciones vanguardistas se encontraban los denominados microhospitales. En total contraste con los expansivos complejos de hospitales de multimillones de pies cuadrados que se encuentran en muchas áreas urbanas, los microhospitales miden por lo general entre 15,000 y 60,000 pies cuadrados, muchos de ellos son incluso más pequeños que un típico supermercado.

Sin confundirse con los centros de atención inmediata o urgente, los microhospitales son diseñados para brindar un abanico similar de atención sanitaria al encontrado en un hospital tradicional, pero en un espacio más reducido y con un menor costo para los pacientes. "Durante los últimos años, los microhospitales han ganado mucho terreno a medida que las comunidades en todo el territorio estadounidense comenzaron a priorizar el acceso a la atención sanitaria", dijo Jon Hart, ingeniero principal en NFPA y enlace de personal de NFPA para NFPA 99, Código de Instalaciones para Cuidado de la Salud. Son especialmente populares en áreas en las que los residentes viven lejos de los grandes hospitales, agregóHart, como los pueblos rurales o suburbanos o partes de las comunidades urbanas en expansión.

Hasta diciembre de 2017, se habían construido microhospitales en 19 estados, según la revista Modern Healthcare. A pesar de que la Encuesta sobre Construcción de Hospitales 2018 – una encuesta anual en casi 300 profesionales de instalaciones para el cuidado de la salud en el país, realizada por la Sociedad Estadounidense de Ingeniería para el Cuidado de la Salud de la revista de la Asociación Americana de Hospitales, Health Facilities Management – descubrió que el 3 por ciento de los encuestados están construyendo o planean construir microhospitales en los próximos 3 años, un artículo publicado en la revista en marzo 2018 informa que "se espera un aumento en estas cifras en un futuro cercano".

Anticipando un aumento en su prevalencia, es importante que los funcionarios a cargo de la aplicación del código, los arquitectos, e ingenieros se familiaricen con los microhospitales de modo que comprendan cómo diseñarlos y clasificarlos, y no los confundan con instalaciones que brindan atención de menor agudeza como un centro de atención inmediata. Los microhospitales no son específicamente abordados en ninguno de los códigos ni normas de NFPA, ni tampoco existen planes de que esto cambie, ya que han sido tratados como hospitales tradicionales utilizando códigos como NFPA 101®Código de Seguridad Humana, y NFPA 99.

"Desde afuera podrían parecer un centro de atención inmediata, pero deben ser tratados como hospitales tradicionales y caer dentro de la clasificación de ocupaciones para el cuidado de la salud del Código de Seguridad Humana", dijo Hart sobre los microhospitales. "Deben ser incluso tratados como instalaciones para pacientes internados en las que se espera que los pacientes no sean capaces de autopreservarse y en donde podrían permanecer por más de 24 horas".

Jonathan Flannery, director asociado principal de defensa para la Sociedad Estadounidense de Ingeniería para el Cuidado de la Salud (ASHE) de la Asociación Americana de Hospitales, hizo referencia a la opinión de Hart en una entrevista con NFPA Journal. "El desafío es comprender que deben ser construidos de conformidad con las mismas normas que un hospital", dijo. "Los pacientes permanecen allí durante más de 24 horas, y son incapaces de autopreservarse".

Desde el punto de vista de la construcción, dijo Flannery, los arquitectos e ingenieros deben comprender que deberán insertar los mismos tipos de sistemas médicos y de seguridad humana que utilizarían en un hospital tradicional en el plano mucho más pequeño de un microhospital. Esto incluiría, por ejemplo, sistemas de gas y vacío Categoría 1 y un sistema eléctrico esencial Tipo 1 – en otras palabras, el equipo del más alto nivel de funcionamiento necesario para cuando una falla pudiera generar una lesión seria o la muerte de un paciente, según NFPA 99. "El costo por pie cuadrado terminará siendo más elevado de lo que uno pudiera pensar", dijo. "Pero el concepto es bueno".

SALAS PARA PACIENTES DE AGUDEZA ADAPTABLE: CURACIÓN INTEGRAL

Las salas para pacientes de agudeza adaptable siguen siendo un prometedor, aunque costoso, concepto de la medicina.

Cualquier día, uno de cada 31 pacientes en hospitales de toda la nación contrae una infección hospitalaria, también conocida como infección intra-hospitalaria, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos. El CDC estima que casi 100,000 pacientes mueren a causa de infecciones hospitalarias cada año en Estados Unidos. Muchas de estas mortales infecciones podrían propagarse como resultado de trasladar pacientes de una unidad a otra dentro del hospital, como por ejemplo desde la unidad de terapia intensiva hacia una unidad de menor atención.

049 Las salas de agudeza adaptable son lo suficientemente flexibles como para manejar una amplia gama de opciones de atención. En esta secuencia de fotografías, en sentido de las agujas del reloj desde la parte superior izquierda, las salas describen todo desde un entorno de agudeza menor para atención básica (arriba izquierda) hasta un entorno de agudeza mayor para una atención intensiva (abajo izquierda).

Con el fin de reducir esta condición, se han creado como una potencial solución las salas para pacientes de agudeza adaptable, o salas en las que puede atenderse a los pacientes desde su internación hasta su alta independientemente de su condición. El modelo puede reducir también "errores en la comunicación, desorientación de pacientes, insatisfacción y caídas", según un artículo publicado en el 2013 sobre salas de agudeza adaptable en el periódico Critical Care Nursing Quarterly.

Pero para cumplir con códigos como NFPA 99, Código de Instalaciones para el Cuidado de la Salud, estas salas de agudeza adaptable podrían implicar también costos más elevados para los hospitales.

"La aplicación de NFPA 99 se basa en el riesgo para los pacientes", explicó Jon Hart, enlace de personal de NFPA para NFPA 99, en un blog publicado a principios del año pasado. "Las salas con pacientes en estado más grave, en las que el riesgo de una falla en el sistema podría tener un impacto significativo, requieren de mayor protección. Todas las salas diseñadas para proveer el enfoque de agudeza adaptable deberán cumplir con los requisitos para el más alto nivel de riesgo. Esto significará probablemente una mayor cantidad de salas que deban cumplir con requisitos más exigentes para el mayor riesgo. Algunos de los impactos que esto podría tener podrían ser salidas y entradas adicionales de gas medicinal y vacío, una mayor cantidad de tomacorrientes eléctricos en las camas para pacientes, estaciones con válvulas zonales adicionales, y mayores cargas en la rama crítica de los sistemas eléctricos esenciales".

Según Hart, las instalaciones con salas de agudeza adaptable siguen siendo poco comunes en todo el país, y la falta de estadísticas sobre su prevalencia apoya la evaluación. Pero más podrían aparecer en los próximos años. ECRI Institute, una organización mundial sin fines de lucro que investiga y tiene como fin mejorar la atención de pacientes en hospitales, incluyó las salas de agudeza adaptable en su listado del 2018 de las 10 tendencias que deben ser consideradas por los ejecutivos de hospitales. "Los hospitales están buscando cualquier modo en el que puedan limitar las infecciones hospitalarias y otras complicaciones que surgen al trasladar a los pacientes por las instalaciones, de modo que si se encuentra alguna forma para lograr que las salas de agudeza adaptable funcionen, esto podría resultar útil para el campo completo de la atención sanitaria", le dijo Hart a NFPA Journal.

El elevado costo de crear salas de agudeza adaptable que cumplan con los códigos es una de las razones por las que no se han vuelto más populares, dijo Tim Gee, que trabajó con el modelo de sala de agudeza adaptable como director de Medical Connectivity Consulting, una firma consultora sobre cuidado de la salud con sede en Oregón que se especializa en dispositivos médicos. "Es necesario contar con dispositivos médicos e infraestructura como líneas de gas medicinal y líneas de succión que apoyen a los pacientes en estado más crítico, y la mayoría de las unidades no cuenta ya con esto", dijo Gee. "Un único monitor necesario para la atención de la unidad de cuidados intensivos podría costar $40,000 dólares".

Si bien el costo, sumado a los desafíos de dotación del personal, ha limitado el crecimiento de las salas de agudeza adaptable, éstas sí existen en algunas instalaciones, más notablemente en las especializadas como los hospitales de atención cardíaca.

"Algunos hospitales especializados cuentan con unidades de agudeza totalmente flexible o variable que pueden alcanzar hasta la atención del nivel de cuidados intensivos y cuentan con los dispositivos correctos, las líneas de gas y succión, y toda la infraestructura adicional requerida para hacerlo", dijo Gee. "Esto hace que todas estas salas sean costosas, y se requiere de una situación especial que las haga prácticas, como un hospital especializado que solo se dedique a cirugías cardíacas".

Gee dijo que es también en las instalaciones para el cuidado de la salud especializadas en dónde él ve que esta tendencia estará creciendo en el futuro, en lugar de en instalaciones más generalizadas. "Si se trata de un hospital especializado, entonces sí, absolutamente los vería considerando salas de agudeza variable, especialmente para la construcción nueva", dijo. "Creo que un hospital típico podría invertir en unidades que puedan flexibilizarse hasta un cierto nivel pero no hasta el nivel de unidad de terapia intensiva".

De manera similar, Jonathan Flannery, director asociado principal de defensa para la Sociedad Estadounidense de Ingeniería para el Cuidado de la Salud de la Asociación Americana de Hospitales dijo que no es probable que se puedan rediseñar las salas de instalaciones existentes para convertirlas en salas de agudeza adaptable, pero que para la nueva construcción es una posibilidad, especialmente dados los pasos que algunas instalaciones ya están tomando para abordar un pertinente riesgo independiente.

"Los pasos que las instalaciones están dando para justificar las operaciones durante emergencias como los desastres naturales, tales como construir sus instalaciones con una redundancia eléctrica del 100%, facilitan la adopción del concepto de ubicaciones adaptativas", dijo. "Trabajé en un hospital en el que, durante el invierno, necesitábamos camas de atención intensiva debido a complicaciones respiratorias y gripes, y son esos tipos de tendencias en las que las ubicaciones de agudeza adaptable son muy valiosas. El desafío es que si uno no cuenta con la infraestructura disponible, puede hacerla".

CENTROS DE TERAPIA DE PROTONES: ÉXITO SUBATÓMICO

Los masivos centros de terapia de protones de ingeniería compleja presentan desafíos para los diseñadores, socorristas y otras partes interesadas en el cuidado de la salud.

A medida que evolucionan los tratamientos contra el cáncer, deben hacerlo también las instalaciones para tratarlos. Los centros de terapia de protones son un buen ejemplo. A medida que se desarrollan más en el país, los expertos resaltan la necesidad de que los funcionarios del código y socorristas se familiaricen con estas por lo general extensas estructuras de complejo diseño.

La terapia de protones es una forma de tratamiento por radiación utilizada para tratar ciertos tipos de cáncer, especialmente en niños. Durante el tratamiento, se aíslan partículas subatómicas conocidas como protones y se las acelera en los tumores a una velocidad y con una precisión sorprendentes. La precisión de la terapia de protones supuestamente genera menos efectos adversos que los tratamientos por radiación convencional, conocidos por destruir células sanas además de las cancerígenas.

El tratamiento especializado requiere de instalaciones igualmente especializadas para poder ser aplicado. Los centros de terapia de protones son por lo general estructuras independientes que contienen equipos que pesan cientos de toneladas, decenas de miles de cableados, y muros de concreto con varios pies de espesor. El área donde yace el paciente que recibe el tratamiento puede ascender a tres pisos de altura de modo que el masivo cerramiento que rodea al paciente, conocido como gantry (brazo robótico) pueda rotar 360 grados, emitiendo haces de protones donde fuera necesario.

Una encuesta del 2018 realizada por la Asociación Nacional para Terapia de Protones reveló que la cantidad de centros de terapia de protones en Estados Unidos se ha prácticamente duplicado en los últimos cuatro años, contando ahora con 29 centros en funcionamiento. "Cada vez prevalecen más, y esa es una tendencia que continuará", dijo Charles Cowles, un anestesista que ha trabajado en el centro de terapia de protones M.D. Anderson Proton Therapy Center en Houston, Texas. Antes de asistir a la facultad de medicina, Cowles trabajó durante 14 años en el cuerpo de bomberos.

Cowles conoce en primera persona los desafíos de construir una de estas instalaciones, y la razón por la que es clave que participen en estos proyectos los funcionarios del código para lograr que funcionen.

051La tecnología de terapia de protones es inmensamente compleja y requiere instalaciones especiales para alojar las máquinas y realizar el tratamiento.

Cuando se estaba construyendo el centro M.D. Anderson en el 2006, los médicos no pensaban que existiría una gran necesidad de anestesiar pacientes, dijo, de modo que no se optimizaron las ubicaciones de las tuberías de gas para anestesia en el diseño de las instalaciones – algo que no puede modificarse ahora dada la naturaleza de la construcción del centro de terapia de protones. "Los muros de concreto tienen por lo general un espesor de ocho pies, de modo que no pueden hacerse modificaciones", dijo Cowles. "Fuimos uno de los primeros centros de tratamiento de protones en construirse en Estados Unidos, y si tuviéramos que volver a hacerlo, colocaríamos tuberías para la eliminación de óxido nitroso y gases anestésico residuales y configuraríamos la sala de forma algo diferente. De modo que es importante que todos, especialmente los funcionarios a cargo de la aplicación del código, participen en estos proyectos desde el comienzo. No resulta fácil agregar luego un rociador o una tubería o una salida eléctrica una vez completado el trabajo".

Un artículo publicado en octubre en la revista Health Care Design también resalta la necesidad de comprometer y educar a varios grupos durante la construcción de los centros de terapia de protones. "Los centros de terapia de protones deben ser construidos prestando especial atención a los detalles que reflejan la precisión de sus tratamientos utilizados para salvar vidas", escribieron los autores, que trabajaron en proyectos independientes para construir un centro de terapia de protones en Texas. "Debido a que existen tan pocas instalaciones de terapia de protones en el país, muy pocos contratistas y proveedores de servicios cuentan con esta experiencia. El equipo de construcción se tomó el tiempo para educar a los subcontratistas y técnicos en las diferencias de este complejo proyecto y la crítica importancia de la precisión… Al crear una relación de colaboración con todos los que participan en el Centro para Terapia de Protones de Texas, el proyecto cumplió con el cronograma y el centro pudo comenzar a atender pacientes cuatro meses antes de lo planeado".

No se hace mención a los centros de terapia de protones en los códigos y normas de NFPA, y no parecieran existir pautas abarcativas sobre su construcción o mantenimiento. En cambio, los componentes individuales de las instalaciones están sujetos a diferentes requisitos, dijo Cowles. "Diría que el frente de las instalaciones puede ser clasificado como una ocupación de negocios utilizando NFPA 101®Código de Seguridad Humana ", dijo, agregando que pueden encontrarse pautas sobre el área de tratamiento y sincrotrón – una extremadamente potente fuente de rayos X – en NFPA 801Protección contra Incendios para Instalaciones que Manejan Materiales Radiactivos, Anexo C.8 Aceleradores de partículas. Existen también una serie de normas federales que rigen a las instalaciones que utilizan radiación.

Fuera de los desafíos de la construcción, los socorristas en comunidades en las que se ubican los centros de terapia de protones no deben perder tiempo de visitar las instalaciones para familiarizarse con su única naturaleza, dijo Cowles.

Las salas de radiación en donde reciben tratamiento los pacientes, por ejemplo, cuentan con una única entrada y salida, contrario a lo que indican las modernas normas de seguridad contra incendios, debido a las normas de seguridad de radiación. Dentro de estas salas de radiación, los pacientes reciben su tratamiento sobre una camilla, y existen a veces áreas dentro de la sala en donde una persona podría caer por una abertura hacia un piso inferior. "Tanto los socorristas como el personal de las instalaciones deben familiarizarse con las instalaciones y darse cuenta de que este es un entorno diferente y que responder a una emergencia podría ser difícil", dijo Cowles.

Tal vez lo más importante que deben saber los socorristas – y cualquiera en un centro de terapia de protones –es dónde se encuentra el contador de radiación. Los dispositivos tales como los contadores Gieger giran durante el tratamiento y se detienen cuando el tratamiento termina, dijo Cowles. "Es la única manera en la que se puede saber que es seguro ingresar a la sala de tratamiento", dijo. "Esto es algo que los socorristas y cualquiera en las instalaciones debe tomar el hábito de evaluar. Es lo primero que debe chequearse al ingresar a la sala de tratamiento".

ANGELO VERZONI es escritor del NFPA Journal.

 

 
Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter