la obra de Art, parte II
      Olvido su clave?  

 

NFPA, Desarrollo & Adopción de Normativa

la obra de Art, parte II

Por John Nicholson

La Universidad de Maryland “fue un desafío interesante para mí”, dice Art Cote, vicepresidente ejecutivo e ingeniero en jefe de la NFPA. “Yo salí de una pequeña secundaria regional, con una clase en la que había 35 graduados.

cote bio 426x160

Cote y la universidad
La Universidad de Maryland “fue un desafío interesante para mí”, dice Art Cote, vicepresidente ejecutivo e ingeniero en jefe de la NFPA. “Yo salí de una pequeña secundaria regional, con una clase en la que había 35 graduados.

“Llegué a Maryland y allí había 25.000 alumnos inscriptos. Yo apenas había estado fuera del estado. Fue una verdadera conmoción. Solía dar vueltas pensando qué tenía que hacer. Para mí fue una lucha a nivel académico. A pesar de haberme graduado tercero en mi clase (de secundaria) y que me había ido muy bien en matemática y ciencias,  yo competía con alumnos del Politécnico de Baltimore”.

Recuerda su primera clase de química y a su profesor. Había 500 personas en el auditorio, enfocados en el pizarrón negro de dos cuerpos. El profesor comenzó a escribir acaloradamente docenas de términos en la pizarra. “Cincuenta minutos después, había llenado todo el pizarrón de términos y luego dijo ‘si están en esta clase entonces espero que tengan conocimiento práctico de los términos en este pizarrón’. Yo conocía un tercio de lo que había allí”, cuenta.

“Hicieron lo posible por hacer que me fuera”, dice con una risa ligera. “Tuve un 2.2 (sobre 4.0) en mi primer semestre, un 2.2 en el segundo, y un 1.2 en el tercero. Tenía un semestre para terminar mi tercer año con un 2.0 general, o tenía que retirarme. Esa fue mi primera conexión con el profesor John Bryan”.

Bryan fue el consejero de Cote en la facultad. Su orgullo por Cote y por todos los alumnos de ingeniería de protección contra incendios de la Universidad de Maryland, marcó la diferencia.

Bryan, que hablaba suavemente y fumaba pipa, sentó a Cote y le diagramó las opciones que tenía para el afligido estudiante que temía perder su beca.

“El profesor había estado en el sistema por mucho tiempo y conocía cada truco para hacer que sus alumnos permanecieran en sus lugares. Todos eran sus alumnos. Él se hacía responsable personalmente por todos y cada uno de los que estaban en el programa”, cuenta.

“No le importaba cuánto tiempo tomara. No le importaba cuáles eran las reglas de la beca. Él iba a retenerte y hacer que aprobaras si había alguna manera de hacerlo”.

Luego de esa conversación, las piezas comenzaron a encajar para Art Cote. Se casó con su amor de la secundaria, Sylvia. Sus calificaciones subieron. “Lo que hice fue llevar una carga extra de trabajo durante mis últimos tres semestres para nivelarme y graduarme en cuatro años”, dice.

“Sus inquietudes por la protección de las personas ante los riesgos del fuego fueron transmitidas mediante el ejemplo a su hijo Eric, quien lo siguió a través del Departamento de Ingeniería de Protección contra Incendios en Maryland. Art es una de las personas en la Ingeniería de la Protección contra Incendios que ha transmitido su dedicación y preocupación tanto en palabras como en hechos, con convicción, interés y coraje”, dice Bryan.

Bryan fue presidente del Departamento de Ingeniería de Protección contra Incendios. Y fue presidente y profesor en el departamento desde su establecimiento en 1956 hasta su retiro en 1993.

En Octubre, los alumnos de ingeniería de protección contra incendios celebraron el aniversario número 50 del programa de ingeniería de protección contra incendios de la Universidad de Maryland. Cote fue maestro de ceremonias en la celebración que duró todo un fin de semana.

Cote y el desastre
A principios de su presidencia en NFPA, Jim Shannon viajaba por China. Mientras tanto en la Asociación, Art Cote era el oficial a cargo. Fue cuando se desencadenó el incendio en el club nocturno The Station.

Shannon recuerda el evento, la sincronización, y la extrema confianza que le tenía a Art Cote para asegurar que la NFPA respondiera como se esperaba ante semejante desastre. Según Shannon, Cote respondió rápidamente y pudo estar en todos lados para saber si se estaban tomando las medidas correctas. “Fue un gran lujo tener a Art allí”, dice Shannon.

El evento fue único en desastres, dice Cote.

“En general, cuando hay un incendio con una pérdida tan importante de vidas como en ese caso, no se puede hacer nada rápidamente porque no se conocen los hechos. No se sabe lo que sucedió. En este caso teníamos una cinta de video. Sabíamos lo que había sucedido y cuáles eran los problemas. No tuvimos que esperar para reconstruir el episodio ni necesitamos un debate sobre lo que había o no pasado en realidad. Fue un conjunto de circunstancias únicas. Jim y yo estábamos en contacto telefónico permanente y ambos vimos la necesidad de reacción. No se trataba de negocios habituales. Se trataba del cuarto incendio en niveles de mortalidad ocurrido en un club nocturno en la historia de este país”, cuenta Cote.

Cote cree que el incendio en el club nocturno The Station fue muy extraño dado el estado de la ingeniería de protección contra incendios y la fuerza de los códigos y normas de la NFPA. “Creía que, luego del incendio en el Beverly Hills Supper Clubocurrido poco después de mi llegada aquí, no vería otro gran incendio en un lugar de asamblea, con tantas muertes, en este país. Fue una sorpresa”, recuerda Cote. “Esto enseña que uno puede no saber tanto como cree saber”.

Bajo la dirección de Cote, el Comité Técnico de la FPA sobre Ocupaciones de Asamblea concluyó una reunión de dos días que trató sobre la armonización de una serie de Enmiendas Interinas Tentativas (TIAs) para los códigos clave de incendios y seguridad en edificios: el NFPA 101®, Código de Seguridad Humana; y el NFPA 5000,Código de Construcción y Seguridad en Edificios.

El comité apoyó una propuesta que requería rociadores en todas las nuevas instalaciones de tipo club nocturno, y en instalaciones similares existentes, con más de 100 ocupantes. Además de estos cambios interinos para los sistemas de rociadores automáticos, el comité también consideró requerimientos para un uso más amplio de los ‘gerentes de multitudes’ en todas las ocupaciones de asamblea; restricciones posteriores en el uso de asientos para festivales; también inspecciones adicionales de las ocupaciones de asamblea antes de cada apertura de edificios.

En una entrevista en ese tiempo, Cote dijo que la historia demostraría claramente la importancia de las reuniones del Comité Técnico sobre Ocupaciones de Asamblea realizadas en marzo y junio del año 2003, y llevadas a cabo inmediatamente después del incendio en el club nocturno The Station,  y del incidente de Chicago donde se produjo una estampida humana en el club nocturno E2.

“Una vez más vemos que el sistema de Códigos y Normas de la NFPA da respuesta a este tipo de tragedias terribles”, agrega Cote.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies