Alto Concepto
      Olvido su clave?  

 

Alarma, Detección, Notificación & Señalización

Alto Concepto

Por Milosh Puchovsky, P.E.

altoconceptoUn trío de rascacielos: las Torres Petronas en Kuala Lumpur, Malasia, la Torre Sears de Chicago, y el Taipei 101 en Taipei, Taiwán. (fotografias: istockphoto.com)

Cambios propuestos por el código NFPA para edificios de altura


Recientemente ha finalizado la primera ronda de reuniones en la que se trataron los cambios propuestos a las ediciones 2009 del NFPA 1, Código Uniforme de Incendios; NFPA 101®, Código de Seguridad Humana; y del código NFPA 5000™, Código de Seguridad y Construcción de Edificios. Varias de dichas propuestas se centran en mejorar la seguridad de los ocupantes y del personal de respuesta a emergencias de los edificios de altura. En caso de ser aceptados, los cambios propuestos afectarán en un futuro la manera en que se diseñan, construyen y operan los edificios de altura. Se ha previsto llevar a cabo un debate más formal en los próximos meses, dado que el resultado final de cualquiera de las revisiones a los códigos sugeridas no será decidido hasta julio de 2008.

Un enfoque renovado
La caída de las Torres del World Trade Center en el año 2001, así como los impresionantes incendios en edificios de altura ocurridos desde entonces en Madrid, Venezuela, Chicago yaltoconcepto2altoconcepto2 Cambridge, Massachusetts, han renovado y mantenido la atención mundial en medidas para la seguridad humana en edificios altos. Dichos hechos han planteado interrogantes sobre las actuales reglamentaciones de seguridad y procedimientos de emergencia para edificios de altura. La NFPA ha constituido el Comité de Asesoramiento en Seguridad para Edificios de altura, como parte de la respuesta al nuevo enfoque sobre seguridad en edificios altos.

El Comité de Asesoramiento ha trabajado intensamente para identificar las necesidades y aspectos de emergencias relativos al entorno de edificios de altura y ha desarrollado puntos de acción específica, para que los comités técnicos de la NFPA los tomen en consideración al momento de la revisión de sus documentos. En el desarrollo de dichos puntos de acción, el Comité de Asesoramiento ha tomado en cuenta las recomendaciones establecidas por el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST por sus siglas en inglés), según documenta en su estudio sobre el colapso de las torres del World Trade Center. Los puntos de acción impulsaron la introducción de diversas propuestas de cambio a los códigos, y a continuación se destacan algunos de los aspectos que se encuentran actualmente en debate.

Actos hostiles
Al igual que otros códigos, el NFPA 101 describe específicamente sus metas, objetivos y presunciones básicas. Un nuevo lenguaje articula mejor esta información y además se expande el concepto de emergencias similares o comparables a un incendio. En este aspecto, se hace referencia directa a los actos terroristas. Las presunciones fundamentales aplicadas tanto en NFPA 101 como en NFPA 5000, han sido clarificadas con el fin de indicar que las disposiciones sobre protección requeridas obligatoriamente por los códigos se basan en peligros asociados con una única fuente de incendio y otros eventos de impacto comparable sobre un edificio y sus ocupantes. Un nuevo lenguaje establece, además, que la protección contra determinados actos terroristas requerirá, generalmente, métodos de protección que excedan aquellos requeridos de manera obligatoria por las disposiciones del código.

Planificación para emergencias
Se propone que los propietarios de edificios sean responsables del diseño e implementación de planes de emergencia para todos los edificios de altura. Si bien el código requiere que se desarrollen planes de emergencia para ciertos tipos de ocupaciones, como los establecimientos para el cuidado de la salud, dichos requisitos no existían anteriormente para edificios de altura. Se cree que el desarrollo e implementación de un plan de emergencia diseñado especialmente para propiedades de altura específicas llevará a una mejor operación previa al evento, a la respuesta y coordinación de los ocupantes del edificio, del personal de respuesta a emergencias y de otras personas, y finalmente lograrán el mejor resultado deseado para una situación de emergencia.

En la medida de lo posible, el plan de emergencia no debe limitarse sólo a riesgos de incendio sino que debe abarcar otros riesgos que afecten la seguridad humana, sin tomar en cuenta si el riesgo ha sido provocado por accidente, acciones premeditadas, o causas naturales como un huracán. A fin de contribuir al desarrollo de dichos planes de emergencia, también se ha propuesto material adicional en el que se identifican los componentes de un plan de emergencia, así como información relacionada con la actualización y mantenimiento de dichos planes.

Estrategias de evacuación
Una de las recomendaciones del NIST establece que los edificios altos sean diseñados de manera que pueda llevarse a cabo la evacuación total de sus ocupantes en el debido tiempo en caso de emergencias específicas del edificio o de gran escala, tales como cortes de energía generalizados, terremotos de gran intensidad, incendios, ataques terroristas, etc. Si bien los códigos NFPA 101 y NFPA 5000 establecen criterios mínimos para el diseño de instalaciones de egreso de manera que posibiliten la pronta salida de los ocupantes desde un edificio, también incluyen disposiciones para una rápida reubicación de los mismos en áreas seguras ubicadas dentro del edificio, como normalmente sucede en establecimientos para el cuidado de la salud y para detención. Como tales, los conceptos de evacuación total simultánea, evacuación en fases, evacuación parcial y defensa en el lugar están actualmente permitidos por el código.

El nuevo texto propuesto brinda mayores detalles sobre los conceptos de los diversos tipos de evacuación y defensa en el lugar a los que se hace referencia en el código, y el motivo por el cual se prefieren ciertas estrategias en determinados tipos de ocupaciones. También se indica con mayor claridad que en edificios de mayores dimensiones, especialmente edificios de altura, todas las evacuaciones, sean parciales o totales, deberán ser gestionadas siguiendo una secuencia y con un mejor control del orden en que los ocupantes serán evacuados desde sus áreas de origen y haciendo uso de los medios de egreso. Ello incluye tomar en consideración la capacidad de evacuación y las necesidades de los ocupantes con discapacidad, ya sea permanente o temporaria. 

Conocer la ubicación de las salidas
En edificios altos, las torres de escaleras permiten incorporar pasajes de transferencia horizontal extendiendo la escalera hacia el nivel de descarga de las salidas. Como se ha experimentado durante la evacuación de las torres del World Trade Center, los ocupantes del edificio manifestaron que tuvieron dificultades para encontrar las vías de egreso horizontal ubicadas a lo largo de los pasillos de transferencia que conectaban los pasos verticales de las escaleras de salida. Para la ubicación de dichas escaleras de salida, las nuevas disposiciones requerirán que los componentes horizontales de las vías de egreso dentro de los compartimientos de salida sean señalizados con carteles de indicaciones o salida aprobados, cuando la continuación de la vía de egreso no sea obvia. Se ha previsto implementar este requisito tanto para instalaciones nuevas como para las existentes.

Se ha propuesto que se disponga de nueva información en los diagramas de evacuación que refleje la disposición real de la planta y las ubicaciones de las salidas, dado que las vías de egreso con direcciones múltiples resultan, con frecuencia, confusas y no permiten reconocer cuál es el camino que conduce a la salida más próxima, especialmente en situaciones de emergencia. Cuando fuera específicamente requerido por una determinada ocupación o tipo de edificio, dichos diagramas de evacuación deberán ser colocados y orientados en el lugar de manera aceptable para la autoridad que tuviera jurisdicción. Una de las propuestas relacionadas con ello indica que deberá proveerse de señalización sobre la proximidad de la vía de egreso de la planta en los pasillos interiores de los nuevos edificios de altura. Esta propuesta no ha sido aceptada por el comité técnico debido a que quien la había presentado no demostró que la misma tuviera un claro efecto mensurable sobre la seguridad. Asimismo, el comité expresó su preocupación respecto de la aplicación y cumplimiento adecuados y uniformes de dichas disposiciones sobre sistemas de señalización. 

Ubicación de los medios de egreso
Ambos códigos NFPA 101 y NFPA 5000, hacen referencia específicamente a la ubicación remota de salidas y puertas de acceso a la salida, pero no mencionan específicamente la ubicación remota del acceso a la salida o de la descarga de salida. Según como se interprete esta disposición, el acceso a la salida o la descarga de salida podrían estar ubicados de manera que un solo incidente de incendio pueda tener impacto sobre la posibilidad de los ocupantes de llegar a un lugar seguro. A fin de poner en claro la opinión del comité sobre este asunto, se revisaron las disposiciones relativas a la ubicación remota de los medios de egreso con el fin de que se incluya específicamente el acceso a la salida y la descarga de salida. También se han propuesto cambios sobre la manera en que se determinará la ubicación remota entre las salidas de un pasillo.

Amplitud y capacidad de los egresos
Las ediciones 2006 de NFPA 101 y NFPA 5000, incluyen en su texto el requisito que establece que el ancho mínimo de las escaleras que sean utilizadas por 2000 o más ocupantes debe ser de 56 pulgadas (124 centímetros). Esta disposición se aplica habitualmente a edificios altos de 14 o más plantas y ha sido implementada para facilitar el egreso de los ocupantes y el flujo del personal de respuesta a emergencias que transita hacia arriba por las escaleras. La propuesta para las ediciones 2009 requiere que esta disposición se extienda a todas las escaleras de salida y se eliminen los criterios actuales que establecen que el ancho mínimo debe ser de 44 pulgadas (111 centímetros). Si bien esta propuesta ha sido rechazada por el comité por no disponer de una sustentación suficiente que documente los problemas que plantean los actuales diseños de escaleras, otra de las propuestas relacionadas con ello sí ha sido aprobada. Cuando las escaleras excedan un ancho de 44 pulgadas, serán permitidas para ser utilizadas por una capacidad mayor de ocupantes, según el cálculo que deriva de una nueva fórmula incluida en el código. Ello incentiva a que los constructores de edificios aumenten voluntariamente las dimensiones de sus escaleras. En relación con la necesidad de proveer una amplitud suficiente a los pasajes de salida en los que descargan las escaleras de salida o que se utilicen como pasillos de transferencia horizontal en un sistema de escaleras de salida, se han desarrollado nuevos requisitos para equilibrar de mejor manera la capacidad de los ocupantes entre los componentes de salida verticales y horizontales. 
Otra de las propuestas hace referencia a la distribución equilibrada de la carga de ocupantes para el egreso. Para las nuevas construcciones, en las que se requiera disponer de más de un medio de egreso, este deberá ser de una amplitud y capacidad tal que aún en caso de no poder utilizarse alguno de los medios, se dispondrá de un porcentaje no inferior al 50% de la capacidad requerida. Esta nueva redacción del texto garantiza una capacidad más equilibrada para el egreso. La nueva disposición requiere específicamente que la imposibilidad de utilizar alguno de los medios de egreso no reduzca la capacidad general requerida, a menos de la mitad de la carga de ocupantes que se debe cubrir. Por ejemplo, si se requieren dos medios de egreso, cada uno de ellos debe tener la capacidad de cubrir la mitad de la carga de ocupantes. Cuando se requieren tres o más medios de egreso, no se especifica el porcentaje de la carga general de ocupantes que cada uno debe cubrir; sin embargo, si alguno de ellos no pudiera ser utilizado, los restantes medios de egreso deberán tener capacidad suficiente para cubrir al menos la mitad de la carga de ocupantes.

Ascensores para evacuación
En respuesta a la potencial necesidad de una evacuación más rápida en edificios altos, se han establecido nuevas disposiciones que permiten el uso de ascensores en determinadas situaciones previas a una operación de llamada de emergencia de Fase I, según lo requerido obligatoriamente por la disposición sobre Operaciones de emergencia para bomberos de ASME A17.1, Código de Seguridad para Ascensores y Escaleras Mecánicas. Los ascensores permanecen utilizables luego de la activación del sistema de alarmas del edificio, siempre que no hayan sido llamados por la detección de humo en los pasillos de los ascensores, sala de máquinas o huecos de los ascensores. En tales situaciones, los ascensores permanecen utilizables y están disponibles para la evacuación de los ocupantes. 
La nueva disposición allana el camino para un concepto más amplio que actualmente está siendo explorado, y que permitiría el uso de ascensores como un componente de los medios de egreso. Según la redacción actual del texto, la propuesta sólo permite que los ascensores sean utilizados para evacuación, y no toma en cuenta si cumplen con los requisitos de cantidad, capacidad o disposición de los medios de egreso. Aún así, la propuesta introduce un cambio importante en el concepto tradicional que considera el uso de los ascensores en situaciones de emergencia, ya que habitualmente se ha indicado a los ocupantes que no deben usar los ascensores durante un incendio o una emergencia similar. En base a ello, la propuesta incluye mayores detalles sobre la información y capacitación que debe darse a los ocupantes, así como detalles adicionales sobre equipos de detección, alarma y comunicación, sistemas de rociadores, componentes de un ascensor, cableado y energía eléctrica, y sobre el concepto de un sistema de fosos de evacuación para ocupantes. 

Equipo suplementario para evacuación e instalaciones para aterrizaje de helicópteros
Si bien fueron presentadas durante el ciclo de elaboración de las ediciones 2006, las propuestas sobre equipos suplementarios para evacuación no habían sido incorporadas a estos códigos. Para las ediciones 2009 se ha presentado una nueva propuesta en la que se hace referencia a dichos equipos, y cuyo propósito es servir como guía para propietarios de edificios y otras personas que tomen en consideración el uso voluntario de dichos sistemas y equipos. Las nuevas disposiciones abarcan a los dispositivos y sistemas suplementarios de escape, así como a los sistemas de plataformas de rescate. Si fuera provisto, el equipo de evacuación tiene el propósito de ser utilizado para brindar una capacidad adicional y no de cumplir con alguno de los requisitos del código que correspondan a los medios de egreso. Si bien la propuesta no es específica para edificios de altura, se prevé que dicho equipo de evacuación debería ser considerado para edificios altos.

Relacionada con el equipo suplementario de evacuación, existe una propuesta que requiere disponer de instalaciones para el aterrizaje de helicópteros en edificios de altura. Dado que las emergencias en edificios de altura pueden ser provocadas por riesgos que no sean incendios, como desastres naturales, delitos y terrorismo, quienes han presentado esta propuesta argumentan que la disponibilidad de dichas instalaciones podría contribuir con la evacuación de los ocupantes y el despliegue del personal de respuesta a emergencias. Los comités técnicos han rechazado las nuevas disposiciones durante esta etapa del proceso de revisión debido a la confusión que plantean con la aplicación intencional de los requisitos.

Escenarios para prevención de derrumbes
El Capítulo 5 de NFPA 5000 incluye disposiciones sobre el diseño basado en el desempeño de los edificios. Uno de los grupos de escenarios de diseño que debe ser considerado incluye la prevención de derrumbes. La sección sobre escenarios de diseño ha sido revisada a fin de que en la misma se haga referencia específicamente a ciertos tipos de edificios de altura. Para edificios de categoría III o IV, según se define en la Tabla 1-1 del ASCE/SEI 7, el escenario de prevención de derrumbes debe incluir un incendio totalmente desarrollado de un compartimiento, que avanza hasta que la totalidad del combustible que se halla en dicho compartimiento sea agotado. Los escenarios de incendio anteriormente incluidos en NFPA 5000 son escenarios relacionados principalmente con la seguridad humana, y se considera que estos escenarios no plantean una amenaza para la estructura del edificio. También se ha incluido una guía para determinar la carga de fuego, como parte de esta modificación al código.

Propuestas relacionadas con ello requieren gabinetes más robustos para huecos de escaleras y ascensores. Para edificios de una altura superior a los 420 pies (128 metros), el diseño deberá incluir al menos un hueco para la escalera y un hueco para el ascensor, a fin de evitar un colapso dentro del gabinete del hueco. Los huecos, además, deberán tener la capacidad de resistir una presión uniforme de 2 psi, aplicada en forma perpendicular a la parte frontal del gabinete del hueco. Ambas propuestas han sido rechazadas, dado que podría haber discrepancias entre estos requisitos y los objetivos relacionados con el diseño para eventos sísmicos y eólicos. 
Con respecto al tema general de la integridad estructural mejorada que se aplica por ejemplo en el caso de un derrumbe desproporcionado, el área principal de experiencia sobre este aspecto recae en la Sociedad Norteamericana de Ingenieros Civiles (ASCE por sus siglas en inglés) y en otras organizaciones de ingeniería estructural. Se asume que estas agrupaciones están llevando a cabo estudios de los aspectos relacionados y que probablemente desarrollarán propuestas de cambio para los códigos, según sea apropiado.

Cerramientos destinados al personal de respuesta a emergencias
Diversas propuestas requieren una mejora de la seguridad para el personal de respuesta a emergencias que se desempeñe en edificios altos. Una de las propuestas requiere que en edificios con una altura superior a los 120 pies (36 metros), un ascensor deberá estar destinado al uso del personal de respuesta a emergencias. Para facilitar el uso de dicho ascensor, la propuesta incluye detalles adicionales sobre pasillos del ascensor, conexiones de manguera en tuberías verticales, sistemas de comunicación, energía eléctrica y espacios para las maquinarias del ascensor. Una propuesta similar introduce el concepto de una escalera de acceso para el personal de respuesta a emergencias en edificios de altura. Dicha escalera estará destinada al personal de respuesta a emergencias y deberá estar ubicada dentro de los 25 pies (7,6 metros) del centro de comando de emergencias. Ninguna de estas propuestas ha sido aceptada por los comités técnicos. Se ha asumido que información adicional sobre el uso de ascensores por parte del personal de respuesta a emergencias está siendo desarrollada. Respecto de la escalera destinada al personal de respuesta a emergencias, el comité técnico considera que el objetivo principal de dicho personal puede ser logrado sin la misma a través de un desarrollo más minucioso, mayor capacitación y la implementación de un plan de operaciones y emergencias para el edificio.

Inspección del material a prueba de incendios 
Para mejorar el desempeño estructural general de los elementos de un edificio durante una situación de incendio, una de las propuestas para el NFPA 1 requiere que en edificios de altura todos los montajes resistentes al fuego sean de fácil acceso, a fin de que su integridad pueda ser visualmente inspeccionada según lo estipulado por la autoridad con jurisdicción. Un tercero independiente, debidamente autorizado, deberá inspeccionar los montajes al menos una vez cada cinco años; y un informe escrito en el que se indiquen los resultados de la inspección deberá ser presentado a dicha autoridad. Las nuevas disposiciones requerirán que los materiales en aerosol sean mantenidos en condiciones adecuadas durante la existencia del edificio. 

Comunicaciones con el departamento de bomberos
En respuesta parcial a las recomendaciones del NIST y puntos de acción del Comité de Asesoramiento sobre respuesta a emergencias y comunicaciones, una de las propuestas de cambio al código requiere se disponga de un nuevo tipo de sistema de radio comunicación y equipos relacionados para ser utilizados por el departamento de bomberos y por el personal de respuesta a emergencias. La efectividad operacional e interoperabilidad de dicho equipo es un aspecto clave que debe ser tomado en consideración para garantizar una capacidad de comunicación confiable en el sitio y hacia el respectivo centro de envíos y comandos. La propuesta hace referencia a la cobertura radioeléctrica, amplificación, prueba e inspección, fuentes de energía y monitoreo, y otros factores críticos para la efectiva operación del sistema. Según se ha notificado en el ROP, se ha designado un grupo de tareas del comité técnico para llevar a cabo un nuevo estudio de los aspectos relacionados y para el desarrollo de información más específica durante la siguiente etapa del proceso de revisión de los códigos.

Conciencia situacional
Los recientes incidentes de incendio en edificios de altura han revelado una mayor necesidad de los ocupantes de edificios, del personal de respuesta a emergencias y de gestión del edificio, de tomar más conciencia y de estar mejor informados acerca de las cambiantes condiciones del edificio y su relación con los sistemas de seguridad y egreso durante situaciones de emergencia. Si bien este concepto constituye uno de los preceptos básicos del código, no ha sido formalmente mencionado. Una de las propuestas introduce este concepto con mayor formalidad y lo identifica como uno de los objetivos del código. Propuestas relacionadas que requieran el monitoreo a través de cámaras de video de determinadas partes del sistema de medios de egreso no han sido aceptadas por los comités técnicos, aunque se reconoce la importancia fundamental del concepto de conciencia situacional. Información relacionada sobre sistemas de notificación masivos ha sido recientemente incorporada al NFPA 72®, Código Nacional de Alarmas de Incendio. El propósito de estos sistemas es el de notificar a los ocupantes del edificio y personal de respuesta y primeros auxilios sobre diversas situaciones de emergencia, entre las que se incluyen emergencias por incendio; emergencias climáticas; actos terroristas; emergencias biológicas, químicas o nucleares; o cualquier combinación de las mismas.

Esfuerzos continuos
En grado significativo, la actividad asociada con las ediciones 2009 de los códigos representa la continuidad del trabajo iniciado durante los ciclos de elaboración de los códigos en el año 2006. Una gran cantidad de cambios relacionados con la seguridad de edificios de altura, recomendados por NIST y el Comité de Asesoramiento han sido ya incorporados en las ediciones 2006 o han sido parte del código previamente.

Si bien ya se ha incorporado una gran cantidad de propuestas, muchas otras recomendaciones aún requieren mayor investigación si se aspira a adoptar cambios significativos. Dos de dichas áreas incluyen establecer la resistencia estructural contra el fuego y determinar si la información adicional proveniente de los protocolos de prueba de resistencia al fuego actuales puede ser utilizada en el proceso de diseño. Otras áreas incluyen nuestra comprensión de las percepciones y presunciones de los ocupantes de edificios sobre la seguridad y el egreso. A través de su Fundación de Investigación, la NFPA continúa trabajando en el desarrollo de un mejor entendimiento de estos temas. Los resultados de estos estudios serán presentados a los comités técnicos de la NFPA para su consideración.

La acción oficial llevada a cabo por los comités técnicos sobre propuestas específicas de cambio a los códigos a las que se ha hecho referencia en el presente, podrá ser consultada en el Informe de Propuestas (ROP por sus siglas en inglés) Anual 2009, que se publicará el 22 de junio de 2007. Aunque alguno de los comités técnicos puede estar o no a favor de una propuesta específica, los aspectos de relevancia continuarán bajo consideración en las etapas subsiguientes del ciclo de revisión de los documentos. El resultado de cualquiera de los cambios al código propuestos para las ediciones 2009 llevará meses. Sin tomar en cuenta el resultado, el debate sobre la procedencia de los aspectos relevantes es crítico para la atención de las necesidades de los ocupantes de edificios de altura—y es fundamental que dicho debate se lleve a cabo y sea documentado.

Milosh Puchovsky, Ingeniero Profesional, es ingeniero principal en protección contra incendios de la División de Seguridad Humana y Protección contra Incendios en Edificios de la NFPA. Es el oficial de enlace con el Comité de Asesoramiento de Seguridad en Edificios de altura de la NFPA, así como con los comités técnicos de los Códigos NFPA 101 y NFPA 5000.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies