NFPA 1: El código por excelencia
      Olvido su clave?  

 

Alarma, Detección, Notificación & Señalización

NFPA 1: El código por excelencia

Por Lisa Nadile

Cuando en Wisconsin se necesitaron normas más estrictas y una mayor cantidad de elementos de seguridad contra incendios en el entorno de la construcción, los servicios contra incendios recurrieron al NFPA 1, Código de Incendios Uniforme, expresa Gregg Cleveland, Jefe de Bomberos del Departamento de La Crosse.

“[Previo a la adopción del código NFPA 1, en el año 2003], no había en Wisconsin un código de incendios”, señala. Antes de que el estado adoptara la edición 2006 de NFPA 1, en el mes de marzo, los servicios contra incendio sabían que debían trabajar detenidamente con los funcionarios de la construcción.

“Se planteaba el tema de la compatibilidad con el [Código de Edificación] Internacional. En Wisconsin y en otros estados, se ha comprobado que NFPA 1 puede ser aplicado conjuntamente con cualquier código de edificación, dado que se centra en el uso de los edificios. Su tema central es el mantenimiento de edificios y procesos, sobre lo cual el código de edificación no hace referencia”, sostiene Cleveland.

A fin de aprovechar al máximo el contenido de NFPA 1, se deberá sacar ventaja de los recursos de respaldo disponibles, expresa.

“El manual del NFPA 1 efectivamente ofrece a los profesionales de la seguridad los lineamientos [o pautas] establecidos en el código. Cuando (…) aplicamos un código de incendios en las empresas de nuestras comunidades, uno de los aspectos de mayor controversia es la compatibilidad de aplicación”, dice Cleveland.

“Para mí, una de las fortalezas de la NFPA, como organización, es que cuenta con datos de apoyo (...) de manera que podamos entender lo que los comités técnicos desean expresar, a fin de aplicar una sección específica del código, a un determinado problema”, agrega.

Dicho aval se vuelve aún más crítico cuando el código NFPA 1 responde a un entorno de edificación más complejo.

“A medida que el mundo adquiere mayor complejidad, nuestro código y nuestro enfoque sobre la necesidad de seguridad contra incendios se hace [más sofisticado], y debemos disponer de códigos que sean lo más específicos posible”, menciona el Jefe de Bomberos.

Uno de los ejemplos que menciona es el requerimiento de aplicación retroactiva de NFPA 1, sobre rociadores en edificios de altura. NFPA 1 es el único código que incluye este requisito, nos confirma Martha Curtis, especialista senior en servicios contra incendios para la NFPA, y el personal de enlace del Comité Técnico del Código NFPA 1.

Desarrollado con posterioridad al código NFPA 1, el Código de Seguridad contra Incendios, fue incorporado a la edición 2000 del Código de Incendios Uniforme de la Asociación de Jefes de Bomberos de Occidente; y redactado por miembros de los servicios contra incendios y expertos nacionales líderes en ingeniería en protección contra incendios, NFPA 1 se ha transformado en una efectiva herramienta para el manejo del crecimiento evolutivo, dice Curtis.

“El documento es una vía de acceso a las restantes normas de la NFPA, como [NFPA 13, Norma para la instalación de sistemas de rociadores]. Se ha redactado de un modo interactivo, y se relaciona con el resto de las disposiciones. La NFPA es un excelente conjunto de herramientas para mis inspectores. Pueden llevarlo cuando salen de las oficinas, y a partir de ese momento, si necesitaran recibir información adicional, sabrán dónde encontrarla”, expresa Robert Fash, Subjefe de Bomberos del Departamento de Bomberos y Rescate de Las Vegas, quien se desempeña, además, en el Comité Técnico del Código NFPA 1. Las Vegas adoptó el código NFPA 1 en el año 2004.

A medida que NFPA 1 obtenía el debido reconocimiento, en la Exposición y Conferencia Mundial sobre Seguridad de la NFPA, y posteriormente, a través del Consejo de Normas, como parte del ciclo de revisión de códigos del año 2008, el modo en que evoluciona puede parecer intimidatorio. Con casi 300 códigos y normas de la NFPA, ¿cómo hace el comité técnico para decidir cuál es la información que debe extraer y a qué aspectos debe hacer referencia?

“Lo que debe hacerse es adoptar el punto de vista de los inspectores”, señala Wayne Moore, Ingeniero Profesional de Hughes Associates, Inc. y miembro del Comité Técnico del Código NFPA 1. “Dado que muchos de los códigos y normas que la NFPA desarrolla abarcan todo el proceso de instalaciones en edificios, lo que los inspectores de seguridad contra incendios necesitan, desde el punto de vista de  NFPA 1, es información sobre el mantenimiento de los sistemas y qué es lo que debe tomarse en cuenta en relación con su [desempeño]. ¿Están estos sistemas funcionando de acuerdo con lo previsto al momento de su instalación?”.

“Observamos otros códigos y normas, y nuestra duda es, ¿qué parte de su contenido debe ser aplicada por los inspectores de seguridad contra incendios?”. Por ejemplo, si sé que un sistema ha sido instalado según lo descripto en NFPA 72®, Código Nacional de Alarmas de Incendios, ¿qué es lo que necesito saber para garantizar que el sistema continuará funcionando? Hay partes del código NFPA 72 que les explican qué es lo que deben hacer para lograrlo”, dice Moore. Dichos artículos se transcriben en el NFPA 1.

“Se centra en la atención que deben prestar los inspectores de seguridad contra incendios a aquello que no ha sido tomado en cuenta por el código de edificación: los contenidos del edificio. Es posible que se modifique el uso de un edificio, especialmente cuando se lo utiliza para fines comerciales. Los inspectores de seguridad contra incendios están mejor preparados para trabajar en el edificio gracias a que conocen su contenido, la carga de ocupación, y el flujo de personas”, menciona Curtis. “El Código es una herramienta que permite incluir al propietario de un edificio en la tarea. El inspector de seguridad contra incendios no sólo está capacitado para indicarles a los propietarios que han sobrepasado los límites de la seguridad, sino que además puede advertirles sobre ello anticipadamente y antes de que deban pagar los costos correspondientes a la corrección de los descuidos cometidos”.

“La tarea de los inspectores de seguridad contra incendios es probablemente la más difícil, dado que se presume que conocen todo lo establecido en los códigos, y que pueda afectar a un edificio luego de su ocupación. Se les ha asignado la tarea de garantizar que un edificio se mantenga seguro”, dice Moore.

El impulso que se le ha dado al código NFPA 1 desde hace un par de ciclos ha sido procurar que los inspectores de seguridad contra incendios cuenten, de un modo inmediato, con información precisa, de modo que cuando deban enfrentar un problema, tanto si estuviera relacionado con la ocupación como con la presencia de materiales peligrosos, dispongan de información suficiente en el Código que les permita llevar a cabo su tarea y preservar la seguridad pública, señala.

Cambios para el año 2009
Lejos de terminarse, los cambios descriptos en el presente reflejan el amplio alcance del código NFPA 1. En esta nueva edición, la totalidad del texto extraído de otros documentos ha sido actualizado con la última versión del respectivo documento fuente y la información ha sido reorganizada, a fin de que los requisitos relacionados puedan ser fácilmente encontrados.

Dado el crecimiento de determinadas industrias y ocupaciones, se ha puesto especial atención en ciertos temas. Por ejemplo, se harán cambios sustanciales en los requisitos que NFPA 1 establece para los materiales peligrosos, expresa Curtis.

“Ha sido importante la inclusión de la plantilla de materiales peligrosos y de nuevos cambios, dado que muchas comunidades han dado origen a ocupaciones de usos mixtos que almacenan materiales peligrosos, como grandes establecimientos comerciales o instalaciones con piscinas de uso público, en las que se almacenan grandes cantidades de productos químicos para limpieza. Antes de la edición del año 2003, se aplicaban los códigos y normas de almacenamiento comercial o industrial, aclara.

Además, se han agregado nuevos requerimientos para lugares de reunión no tradicionales, como carpas, y ocupaciones para divertimento especiales y temporarias, como los remolques para las atracciones de casas embrujadas, mientras que otros requerimientos se ocupan de la seguridad pública, dado que se refieren a todo tipo de uso de llamas abiertas, desde velas hasta en parrillas. Un nuevo capítulo, el Capítulo 35, remite a NFPA 150, Norma para la seguridad contra incendios y seguridad de vida en instalaciones de alojamiento y crianza de animales, a fin de brindar protección a los animales y a las personas que los cuidan y trabajan con ellos.

Tal vez, el cambio más significativo, previsto para la edición 2009, se centra en las comunicaciones de los servicios contra incendio en edificios.

Sistema bi-direccional de amplificación de radio
En su nueva edición, NFPA 1 incluirá los requisitos para los sistemas de comunicaciones por radio en edificios, basados en amplificadores bi-direccionales, que se utilizan para las comunicaciones de los departamentos de bomberos en grandes establecimientos comerciales, en centros corredores peatonales cubiertos y en escuelas públicas. Incluidos en el Anexo O, estos requisitos contribuirán a que los bomberos puedan determinar la efectividad de sus señalizaciones, ya que describen el modo en que el departamento de bomberos debería evaluar el sistema, cuál es la experiencia requerida, y cuáles son las frecuencias necesarias, al menos para el sistema de radio. En el Anexo O se le otorga a la autoridad competente (AHJ, por sus siglas en inglés) la capacidad de evaluar las condiciones de una estructura y qué es lo que se requiere para cumplir con las normas de desempeño mínimo.

“Este tema ha sido incluido en el Código como respuesta a las recomendaciones formuladas por el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés) luego de los sucesos del 11 de septiembre, relacionadas con las operaciones en edificios de altura y las dificultades que plantea la interoperabilidad por radio. Fue algo significativo, especialmente para la seguridad de los bomberos", dice Fash.

A fin de contemplar aspectos como la sobrecarga o la interferencia en edificios, actualmente se requiere que estos puedan recibir señales de radio en toda su extensión.

“No se exige en un 100 por ciento, aunque debe tener una capacidad suficiente como para que un bombero pueda comunicarse con el comandante de incidentes desde cualquier piso del edificio", aclara.

Sistema de marcación de edificios
Los sistemas de marcación de edificios para la seguridad de los bomberos emplean un signo gráfico que se exhibe en el edificio para comunicar a los bomberos que llevan a cabo las primeras acciones de respuesta información importante sobre el edificio, como la presencia de contenidos peligrosos, detalles de la construcción y las características de protección existentes.

“Cuando ingresan al escenario, ya poseen conocimientos básicos sobre algunos de los riesgos que podrán plantearse al proceder con las acciones y combatir un incendio en esa estructura. Se trata de una ampliación de los sistemas de marcación de cabriadas, en los que los bomberos saben que cuentan con una clave en el exterior del edificio que les indica que existe una estructura de techo de peso liviano, sostenida por cabriadas, sobre la que deben tener conocimiento, ya que un incendio de grandes proporciones en dicha estructura podría provocar un colapso en el edificio”, expresa Anthony Apfelbeck, funcionario del Departamento de Construcción Urbana, de Altamonte Springs, Florida, y miembro del Comité Técnico del código NFPA 1.

El sistema de marcación de edificios para la seguridad de los bomberos es especialmente valioso para las municipalidades y condados que no cuentan con un sistema de planificación contra incendios extensivo. Es de gran valor también para los servicios de emergencia y para los equipos de primera respuesta contratados. Las unidades provenientes de otras jurisdicciones podrían no estar completamente familiarizadas con el edificio sobre el que deben actuar, y no tener acceso a la información sobre planificación previa a incendios.

“Un compromiso que debe asumir el propietario de un edificio, en colaboración con el departamento de bomberos, es el de garantizar que la información incluida en el cartel colocado en el frente del edificio se mantenga actualizada y precisa, dado que una información incorrecta es peor que la falta de información. “Quedará a criterio de la autoridad competente el ser progresista sobre la planificación previa a un incendio, y garantizar que los bomberos dispongan de la información correcta", dice Apfelbeck.

Inspecciones visuales en ocupaciones de reunión pública y edificios de altura
Cada cinco años deben presentarse a las autoridades competentes informes por escrito donde se analicen las inspecciones visuales de las ocupaciones de reunión pública certificadas como resistentes al fuego y la integridad de los edificios de altura.

“Ello surge de las recomendaciones formuladas en el informe del NIST sobre los sucesos ocurridos en el World Trade Center. Es importante mantener vigente la certificación de resistencia al fuego de los miembros estructurales, y garantizar la integridad de un edificio durante su plazo de existencia”, señala Apfelbeck.

En caso de llevarse a cabo obras de restauración en un edificio, sobre las que no se hubiera otorgado un permiso, o si alguno de los materiales de un edificio comienza a deteriorarse —por ejemplo el material de aislamiento pulverizado comienza a desprenderse de un miembro estructural—, ello podrá afectar completamente la certificación de resistencia al fuego de dichos miembros estructurales y perjudicar la protección contra incendios pasiva de esa estructura, dice.

Requerimientos de caudal para combate de incendios
Anteriormente incluidos en el Anexo H, los requerimientos para el caudal en el combate de incendios, que NFPA 1 define como la tasa de un suministro de agua disponible para el combate de incendios, medida a una presión residual de 20 psi (137,9 kPa), se describen actualmente en el Capítulo 18. De acuerdo con lo que sostiene Apfelbeck, este cambio responde a la necesidad de coherencia entre las distintas jurisdicciones, especialmente aquellas que deben ajustarse a lo establecido en los códigos y no pueden introducir enmiendas que limiten o amplíen sus disposiciones.

“Por ejemplo, un ingeniero civil que actualmente diseña una obra para nuestra ciudad, en comparación con un diseño para South Florida, debería poder aplicar la edición 2009 de NFPA 1 y saber cuál es el caudal para el combate de incendios [apropiado para el uso de ese edificio]”, expresa Apfelbeck.

“Es un tema de servicio al cliente. Contempla lo que nuestros clientes necesitan y les brinda la información correcta, de modo que no tengan que hacer conjeturas. El caudal para combate de incendios, la revisión del plano del sitio y el acceso de los aparatos contra incendio son aspectos que han estado siempre en una nebulosa, porque cada sitio es diferente”, sostiene.

Evaluación de la concurrencia en la prestación de servicios de los departamentos de bomberos
La incorporación de una evaluación de concurrencia en la prestación de servicios de los departamentos de bomberos al código NFPA 1, como Anexo P, permitirá a las autoridades competentes y empresas inmobiliarias evaluar el impacto financiero que un proyecto de desarrollo de una nueva vivienda tendrá sobre el departamento de bomberos. Cuando una inmobiliaria incorpora una gran cantidad de viviendas en una jurisdicción, los servicios contra incendios deberán consultar si la recaudación de impuestos y recursos de esa nueva construcción podrán solventar la expansión necesaria del departamento de bomberos.

Este nuevo anexo permite a la autoridad competente (AHJ) solicitar evidencias que demuestren a la empresa inmobiliaria de qué manera el nuevo proyecto afectará los niveles del servicio. La autoridad competente (AHJ) podrá luego formular recomendaciones atenuantes y especificar con qué recursos debe contar el servicio contra incendios en determinado plazo, en función del alcance del proyecto.

“Ello hace referencia a la documentación requerida, a la fuente de datos, a la revisión de la autoridad competente, y además, a que la autoridad competente podrá solicitar una revisión independiente. Si se trata de un pequeño departamento de bomberos voluntarios, es posible que no cuente con los recursos necesarios, aunque si el proyecto tendrá un gran impacto, es posible que se deba contratar a un tercero independiente para que [lleve a cabo la revisión] de dicho proyecto, dice Apfelbeck.

Seguridad contra incendios en áreas de juegos infantiles internas y otros cambios
La nueva edición de NFPA 1 también hace referencia a los materiales de construcción que se utilizan en áreas de juegos infantiles internas, como aquellas que vemos en muchos restaurantes de comida rápida.

“Cuando se incluyen áreas de juego internas en determinadas ocupaciones, dichas áreas deberán cumplir con ciertos requisitos de incombustibilidad. Este cambio garantiza que la propagación de las llamas se mantendrá baja y la generación de humo será mínima”, dice Robert Fash, de Las Vegas.

Desde el punto de vista de los servicios contra incendios, saber a qué sección del Código remitirse cuando se regulan estas actividades no ha sido una tarea fácil, añade.

La edición 2009 del Código también describe dónde los generadores portátiles deberán ser abastecidos de combustible, utilizados y conservados, e incluye los requisitos de su regulación con respecto a la exposición al monóxido de carbono y a los potenciales riesgos de incendio cuando los generadores son colocados en lugares inseguros. Asimismo, el Código también menciona el tema de la responsabilidad, y en el Capítulo 1 describe que, cuando el daño a los bienes no hubiera sido confirmado como doloso, los servicios contra incendios quedarán eximidos de toda responsabilidad.

Perspectivas alentadoras
Con esta importante actualización, la edición 2009 de NFPA 1 otorga a inspectores de seguridad contra incendios y propietarios de edificios acceso a una amplia visión de experiencia técnica, a los conocimientos de expertos líderes, provenientes de cientos de industrias, en un solo volumen minuciosamente organizado. Para Ronald Farr, Jefe de Bomberos del Departamento de Kalamazoo, en Michigan, y Presidente del Comité Técnico del código NFPA 1, el carácter integral del documento es la clave de su amplia utilidad.

“Son muchos los estados que han tomado en consideración el Código, y reconocen la utilidad del documento. Se trata de una herramienta integral que contribuye a cumplir con las necesidades de todas las ocupaciones dentro de una determinada jurisdicción", dice Farr.

NFPA 1 constituye un volumen práctico y útil para la loable tarea de los inspectores de seguridad contra incendios; una obra respaldada por el conocimiento empírico y décadas de experiencia de los miembros de la NFPA que han participado en la redacción, expresa.

Lisa Nadile es Editora Adjunta de la publicación NFPA Journal.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies