La Opción Nuclear
      Olvido su clave?  

 

Alarma, Detección, Notificación & Señalización

La Opción Nuclear

Por Paul May

nuclear option 498x208Un trabajador de una planta de energía nuclear mide la radioactividad en el estanque de enfriamiento del reactor. Los códigos de la NFPA son componentes clave de la seguridad contra incendios para la industria nuclear.

Mientras que continúa el debate sobre el rol que debería jugar en el futuro la energía generada en plantas nucleares, los códigos de la NFPA ayudan a mantener seguras las plantas nucleares. 

En una reunión en Nueva Orleáns, en octubre de 2009, el Presidente Barack Obama dijo que estaba a favor del aumento de confianza en la electricidad generada en plantas nucleares, a punto de la búsqueda que el país realiza en pos de hallar modos de reducir los gases del efecto invernadero a los que comúnmente se los considera responsables del calentamiento global. "No existe una razón por la que tecnológicamente no podamos utilizar energía nuclear de manera segura y efectiva", dijo Obama, según los informes de las agencias de noticias. "Japón lo hace y Francia lo hace, y [la electricidad generada en plantas nucleares] no tiene emisión de gases de efecto invernadero, de modo que sería estúpido que nosotros no hiciéramos eso de manera mucho más efectiva".

Las francas declaraciones de Obama son parte de un examen más amplio sobre cómo generamos nuestra energía, y sobre cómo esto afecta el medio ambiente. Una creciente demandaseguroyeco 200x119 de energía, especialmente en las naciones en desarrollo, junto con la creciente preocupación sobre el cambio climático y el impacto ambiental de las fuentes de energía que provienen de combustibles fósiles, están dirigiendo el interés hacia cualquier fuente de energía que pueda significar una ventaja medioambiental. Eso incluye las relativamente familiares fuentes “limpias”, tales como la energía nuclear.
Más allá de si la nación presta atención o no al llamado de Obama, la NFPA continuará trabajando con el objeto de lograr que nuestras plantas nucleares presentes y futuras sean tan seguras en relación a los incendios como sea posible. La NFPA ha contribuido con un número de documentos relacionados con la seguridad contra incendios en plantas de energía nuclear, que iban desde la construcción hasta su decomisionamiento. Por ejemplo, los diseñadores de la nueva generación de plantas de energía atómica pueden usar la NFPA 804, Norma para la protección contra incendios en planta generadoras de energía eléctrica con reactor de agua ligera de avanzada, que ofrece un enfoque prescriptivo sobre la implementación de un programa de protección contra incendios en plantas nuevas. Otro documento, el NFPA 805, Norma basada en el desempeño para la protección contra incendios en plantas generadoras de energía eléctrica con reactor de agua ligera, apunta a proteger la seguridad pública, el medio ambiente y al personal de la planta, de un incendio y su potencial efecto sobre la seguridad de las operaciones del reactor. Cubre todas las fases de la operación de la planta, incluidos el cierre, las condiciones de degradación, y su decomisionamiento. En el documento, se analizan en detalle los métodos de diseño basados en el desempeño con el fin de asegurar que conducen a lo máximo en lo relacionado a la seguridad de la planta. La norma NFPA 805 ha contribuido en el mantenimiento del registro de seguridad de la industria nuclear de este país desde la elaboración del documento en el año 2001. De hecho, la Comisión Reguladora Nuclear reconoce la Norma como una opción voluntaria de protección contra incendios para las plantas de energía nuclear existentes. Alrededor de la mitad de las plantas de energía nuclear de la nación han escrito cartas con la intención de lograr la transición hacia la obtención de la nueva licencia, que le pide a las plantas el cumplimiento voluntario de la Norma.
La NFPA también ha estado trabajando en la creación de otro documento, el NFPA 806, Norma basada en el desempeño para la protección contra incendios para procesos de cambio de plantas generadoras de energía eléctrica con reactor nuclear de avanzada. Este documento se enfoca en la protección contra incendios con informe de riesgos en plantas de energía nuclear de avanzada donde se esté efectuando cualquier proceso de cambio. Se utiliza durante la construcción y todas las fases de la operación de la planta, incluidos, cierre, condiciones de degradación y decomisionamiento. Esta Norma, que será emitida en algún momento del año 2010, tiene la intención de mejorar en adelante la seguridad nuclear y de ser aceptada a nivel nacional.
El tiempo para estos códigos es clave, dado que lo nuclear es central para la discusión sobre cómo podemos minimizar nuestra dependencia en combustibles fósiles para nuestras necesidades de energía, especialmente la energía considerada "limpia" por su bajo nivel de emisiones. En la actualidad, los Estados Unidos toman alrededor de un quinto de su electricidad de la energía nuclear; más de los dos tercios de la electricidad de nuestra nación se genera mediante carbón, petróleo y gas natural. Todos estos liberan en la atmósfera óxidos de nitrógeno y dióxidos de carbono, entre otros productos químicos. Por el contrario, las fuentes de energía renovable —hídricas, eólicas solares, geotérmicas y biomasas— son mucho más limpias en términos de emisiones;únicamente la biomasa libera algún tipo de producto de deshecho en el medio ambiente. Aunque hemos construido plantas hidroeléctricas en muchos ríos importantes y otros lugares donde la electricidad puede ser generada de manera eficiente, tenemos muchas más oportunidades de explotar fuentes tales como el viento, las solares y geotérmicas. Los defensores de la energía nuclear señalan que esos métodos de generación de energía implican mayores costos de producción que la energía nuclear, y que la nuclear produce el máximo de electricidad por dólar de costo de producción. Los defensores de las fuentes renovables de energía señalan que, mientras que la energía generada en plantas nucleares podría considerarse limpia, el uranio no es renovable, y que el deshecho obtenido del proceso de refinamiento requiere miles de años de almacenamiento.
A pesar de los argumentos a favor y en contra —muchos de los cuales se expusieron durante la primavera en el Congreso, durante el debate sobre la ley Waxman-Markey por el clima y la energía limpia y sus cláusulas para un mandato nacional de energía renovable— pareciera probable que la energía nuclear se convertirá en una opción crecientemente atractiva si el costo del petróleo permanece volátil. La industria nuclear usa a Francia como su ideal —aproximadamente el 80 por ciento de las necesidades de energía de ese país se genera en plantas nucleares— y está deseosa de hacer aparecer a su producto tan seguro y atractivo como sea posible. Por ejemplo, la tecnología existe para la creación de reactores que procesan y obtienen energía de las barras de combustible usadas—una suerte de reciclaje nuclear.

Más necesidades, más códigos
En el Edison Electric Vehicle Technical Center en Pomona, California, en marzo pasado, el Presidente Obama habló sobre su ambicioso plan para autos eléctricos. "Pondremos 1 millón de vehículos híbridos enchufables en las calles de Estados Unidos para el 2015," le dijo a la multitud reunida.
Obama anunció un programa competitivo de subsidios por $2 mil millones de dólares diseñado para fomentar la fabricación de baterías y otros componentes para vehículos híbridos, un esfuerzo que a su vez crearía miles de puestos de trabajo en todo el país. De hecho, el paquete de estímulo del año 2009 de Obama incluía $2,4 mil millones de dólares para la creación de nuevos autos eléctricos, con la mayor parte del dinero asignada para los fabricantes de baterías.
Esto plantea una pregunta clave: Si la electricidad se vuelve un medio común de energizar nuestros automóviles, ¿cómo acomodaremos el aumento de la demanda en la red nacional de energía eléctrica?
La industria nuclear se promueve como la respuesta a las expansivas necesidades de energía de nuestro país, desde vehículos eléctricos hasta el creciente uso de tecnología electrónica de alto consumo, como laptops y televisores de la nueva generación, y como la industria crece y se desarrolla, ofrecerá a la NFPA más oportunidades de desarrollar códigos y normas.
Por ejemplo, el Secretario de Energía, el Dr. Steven Chu, ha anunciado que las instalaciones de almacenamiento de desechos nucleares en Yucca Mountain en Nevada, ya no constituyen un sitio aceptable para el almacenamiento de deshechos nucleares. Esto significa que más plantas tendrán que almacenar desechos nucleares en-sitio por un período de tiempo indefinido, en plantas que probablemente no fueron diseñadas originalmente para almacenar tales deshechos.
Este tipo de cambios importantes en la industria implican que algún día podríamos ver un documento de la NFPA abordando el tema del almacenamiento seguro en-sitio de los deshechos nucleares. De igual manera, existe una discusión dentro de la comunidad de energía atómica relativa al desarrollo de mini-reactores para brindar energía a una escala más local. Los Sandia National Laboratories ya han desarrollado un modelo operativo de dicho reactor, y a medida que avanza esta tecnología, podrían resultar necesarios documentos concernientes a su instalación, mantenimiento y remoción seguros.
El fuego, dado que es tan volátil, es una de las causas más probables de producir eventos de peligrosidad en cualquier planta de energía. Con esto en mente, y considerando la tendencia a desarrollar normas con informes de riesgo que incorporan mejores prácticas de ingeniería con un historial comprobado, la NFPA desarrollará probablemente más códigos y normas basados en el desempeño que cubran todas las fuentes de energía alternativa. Como se ha extendido el uso de las centrales eólicas y los pozos geotérmicos, la seguridad contra incendios en tales instalaciones se volverá más crítica para asegurar la productividad continuada de las plantas y el suministro continuo de electricidad para los consumidores.
La Administración Bush apoyaba el desarrollo de autos propulsados por hidrógeno, y la realidad es que el hidrógeno, a pesar del incentivo de la actual administración para la tecnología eléctrica en vehículos, también podría jugar un papel importante en la propulsión de los vehículos del futuro. Al igual que con los vehículos accionados con electricidad, la creación del hidrógeno necesario para propulsar millones de vehículos, plantea preguntas interesantes. En la actualidad, la mayoría de nuestro hidrógeno es producido por un derivado del refinamiento del petróleo. Pero el hidrógeno también puede ser producido fácil y económicamente durante la operación diaria de una planta de energía nuclear mediante un proceso llamado reformado de metano por vapor. Si el hidrógeno se vuelve parte de nuestros vehículos propulsados por mezcla de combustibles, la NFPA debería prepararse para responder con la adecuada seguridad contra incendios y explosiones en el NFPA 2, Código de Tecnologías del Hidrógeno, que se encuentra en desarrollo y cuya emisión se espera para el año 2011.
El rol primario de las normas NFPA relacionadas con la energía, es el de asegurar que las plantas de energía de todo tipo, nuclear y otras, cuenten con las características de seguridad necesarias, protecciones y procedimientos para ayudar a mitigar la amenaza del fuego. Afianzar la seguridad podría no hacer de una industria la más ecológica, pero sería una forma de empezar.


Paul May, Ingeniero de Protección contra Incendios, es el oficial de enlace e ingeniero del Departamento de materiales/ productos químicos peligrosos de la NFPA.

 

 

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies