La suma de todos los miedos
      Olvido su clave?  

 

NFPA Noticias

La suma de todos los miedos

Por
Los funcionarios de incendio publican hallazgos preliminares después de una visita a la ciudad de california destruida por el incendio camp fire.
 
Por Angelo Verzoni

El incendio Camp Fire, que azotó el condado de Butte, California, en el mes de noviembre, fue "la suma de todos los miedos" en la interfaz urbano forestal.

Esa fue la conclusión del reciente informe por la Asociación de Jefes de Bomberos del Oeste (Western Fire Chiefs Association, o WFCA) después de una visita realizada por los miembros de la WFCA, funcionarios de incendio locales, y otros expertos en seguridad en incendios forestales, incluso tres miembros del personal de NFPA, a las ciudades al norte de California afectadas por el incendio Camp Fire aproximadamente dos meses después de haberse producido.

El informe, "Visita a Camp Fire", resume los hallazgos preliminares de la visita y detalla las extremas condiciones que produjeron la severidad del incendio Camp Fire, principalmente en los pueblos de Paradise y Magalia. El incendio Camp Fire dio muerte a 86 personas, convirtiéndolo en el incendio forestal con mayor mortalidad de la historia registrada del estado.

Para algunas notas de los medios que surgieron en las semanas posteriores al incendio el informe también ilustra un panorama contradictorio.

Por ejemplo, si bien el plan de evacuación de emergencia del pueblo de Paradise fue sometido a una investigación después del incendio, y en el que la WFCA elogió el plan de evacuación del pueblo que fue diseñado siguiendo el modelo del programa "Ready, Set, Go!" de la Asociación Internacional de Jefes de Bomberos, algunos residentes reportaron a los medios de comunicación que las notificaciones de evacuación de emergencia llegaron demasiado tarde o directamente no llegaron.

"Si bien 86 personas perdieron sus vidas, [estamos] totalmente convencidos de que habría sido peor si no hubiéramos tenido estos planes", lee una parte del informe redactado por los funcionarios de incendio de Paradise. "Hemos practicado los planes en base a los escenarios de incendio y habitualmente nos reunimos para evaluarlos, actualizarlos, y analizar los planos y procesos de evacuación".

A pesar de lo preparado que podría haber estado el pueblo, las condiciones del incendio fueron avasallantes. Una detección temprana no habría tenido ningún impacto, indica el informe, porque el fuego se originó en el cañón fuera del alcance de las cámaras. Incluso los residentes que habían removido la vegetación y otros recursos combustibles de sus propiedades encontraron sus parques cubiertos por acículas secas de pino debido a la alta densidad de pinos ponderosa del área, a lo que se sumaron los fuertes vientos. "Los pinos ponderosa pierden alrededor de [un tercio] de sus acículas cada año", dice el informe. "Era mediados de otoño y las acículas volaban de los árboles creando un fino lecho combustible listo para recibir las brasas. Incluso aquellos que habían rastrillado sus parques tenían un nuevo lecho combustible debido al viento".

De la visita al condado de Butte participaron Michele Steinberg, directora de la División de Incendios Forestales de NFPA; Ray Bizal, director de operaciones regionales de NPFA; y Tom Welle, gerente de la oficina en Denver de la División de Incendios Forestales de NFPA. Steinberg escribió acerca de su experiencia en un blog el 28 de enero.

"La región presenta enormes futuros desafíos para su recuperación", dijo Steinberg. "Incluso los residentes cuyos hogares sobrevivieron aún están fuera de sus hogares debido al benceno en el agua potable. Los propietarios de pequeños comercios cuyos negocios sobrevivieron quedaron con pocos clientes en el área. La destrucción en conjunto de miles de residencias en una región en la que el mercado de la vivienda ya está limitado y los contratistas tienen poca oferta predice una larga y complicada ruta por recorrer. Se observan algunos esfuerzos locales positivos para apoyar a quienes quedaron sin vivienda a causa del evento y necesidades de recuperación relacionadas, y las empresas aseguradoras están cargadas de trabajo brindando servicios por reclamos para ayudar a la gente a recuperarse financieramente. Pero todos deben comprender la magnitud de la destrucción y los inmensos desafíos que la comunidad entera enfrenta para el futuro".

Lea más sobre lo que Steinberg tiene para decir sobre su visita a Paradise en NFPA Xchange en community.nfpa.org, y lea el informe completo de la WFCA en línea en wildfireinitiative.org/programs.

Compartir:

Más Noticias

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies