seguridad eléctrica

NOTA: Este blog se publicó originalmente en “NFPA Today” en octubre de 2019 y se ha editado. A medida que se acercan los meses de primavera y verano en el hemisferio norte, los temas de equipo médico duradero, seguridad del paciente y su relación con los desastres naturales vuelven a ser oportunos.

Como suele ser el caso cuando uno trabaja en seguidad humana y edilicia, y uno se esfuerza por llamar la atención sobre los peligros potenciales, se ha producido un incidente trágico para subrayar las preocupaciones y oportunidades señaladas en este blog. Newsweek informa que un hombre de 67 años de edad del Norte de California, dependiente del oxígeno, con EPOC e insuficiencia cardíaca congestiva, murió cuando una empresa de servicios públicos cortó el suministro eléctrico a su hogar. Su equipo médico requería energía para entregar el oxígeno necesario. A los 15 minutos de que PG&E desconectó el servicio eléctrico en el área debido a la amenaza de incendios forestales, los socorristas locales recibieron una llamada de emergencia de un usuario de equipo médico de soporte vital. A pesar de sus intentos de rescate, mientras usaban linternas, el hombre murió.

Muchas personas no entienden el propósito de proporcionar un lugar de trabajo libre de peligros eléctricos para un empleado. El punto principal de la ley federal estadounidense, así como de NFPA 70E, Norma para la Seguridad Eléctrica en el Lugar de Trabajo, es no poner en riesgo la vida de un empleado cuando no es absolutamente necesario. La electrocución era un peligro eléctrico conocido antes de 1900. En 1970, el mandato federal estadounidense hizo obligatorio que los empleadores protegieran a los empleados de los peligros más comunes en el lugar de trabajo. Aun así, más de 600 empleados fueron electrocutados en sus lugares de trabajo anualmente antes de que se emitiera la primera edición de NFPA 70E en 1979. Los empleadores pensaron que sabían cómo protegerlos. En 2018, 160 empleados fueron electrocutados en su lugar de trabajo según la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos (Bureau of Labor Statics o BLS). Cuarenta años después de la primera NFPA 70E, estos empleadores también pensaron que sabían cómo proteger a un empleado de los peligros eléctricos.

Los recientes cortes de energía por los incendios forestales ocurridos en california plantean cuestiones relacionadas con suministros eléctricos resilientes y personas que dependen de equipos médicos domiciliarios de alimentación eléctrica.
Por Rich Bielen
Atrapados Hed
 
El número de vehículos eléctricos en la carretera está creciendo rápidamente. aun así, quedan preguntas críticas sobre la energía no utilizada y cómo hacer para responder eficazmente a los choques de vehículos eléctricos más severos.
 
Por Jesse Roman

Cambios recientes en los códigos de construcción y en NFPA 101®, Código de Seguridad Humana, exigen que un diseñador realice un análisis de riesgo antes de diseñar el sistema de notificación masiva (SNM). A partir de conversaciones con colegas, parecería que estos cambios están generando preocupación en la industria de las alarmas de incendio.

Se completó la segunda reunión preliminar para NFPA 70E, Norma para la seguridad eléctrica en el lugar de trabajo. Hubieron 45 segundas revisiones desarrolladas a partir de los 115 comentarios públicos presentados. Pronto estas revisiones propuestas estarán en camino al Comité Técnico para la votación formal. El resultado de esa votación determinará si las segundas rondas de revisiones se convertirán en la norma. El público podrá ver los resultados una vez que se hayan contabilizado las papeletas. Aquí hay tres posibles cambios importantes.

Cómo abordaron los diseñadores los desafíos de los sistemas de incendio y seguridad humana en la construcción del Museo de la Biblia de $500 millones de dólares en Washington, DC

Según un gerente de emergencias, la mayor parte de la capacitación sobre cómo reaccionar ante un evento hostil está mal informada y está diseñada para fallar. Él cree que podría contar con una mejor manera de hacerlo.

Los equipos eléctricos inevitablemente se romperán. Ya sea a causa de una falta de mantenimiento preventivo, una falla en el sistema, o un evento medioambiental inevitable, la falla de los equipos eléctricos es una realidad que las instalaciones deben enfrentar en algún momento.

La seguridad eléctrica es por lo general considerada por las ocupaciones que no son eléctricas como “cosa de los electricistas” o como esa pequeña parte de una clase de OSHA 10 u OSHA 30. La verdad es que muchas de las ocupaciones que no son eléctricas necesitan de exactamente la misma capacitación en seguridad eléctrica que los electricistas o los técnicos en mantenimiento eléctrico. Una reciente capacitación para un grupo de individuos que trabajan en plomería, colocación de tuberías y oficios mecánicos me demostró la importancia que tienen para este grupo tanto la capacitación en seguridad eléctrica, como NFPA 70E® Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies