COVID19

Si bien es probable actualmente haya menos reuniones con familiares y amigos en respuesta al COVID-19, muchas celebraciones de días festivos de este año probablemente continuarán involucrando parrilladas al aire libre. Además, a medida que más personas continúen cocinando en casa en los meses más cálidos, muchos de ellos recurrirán a sus parrillas al aire libre para preparar y disfrutar las comidas. Estos factores contribuyen a un mayor riesgo de incendios residenciales. En respuesta a esto, NFPA les recuerda a todos que sigan las precauciones básicas de seguridad durante días festivos y más allá.

Sparky cumpliendo con la guía de los CDC para un comportamiento de distanciamiento social adecuado en Farmington Hills, Michigan

Al comienzo de las órdenes de "quedarse en casa" en Rhode Island, mi padre de 81 años siguió con su hábito diario de ir a sus variados supermercados para recoger su fruta y todo lo que estaba en oferta esa semana. Él me llamaba de la tienda diciendo: "¿Puedes creer que Shaw's no tiene leche?" a lo que respondía: "Esto no es un juego, ¡quédate en casa!"

Durante el tiempo en el cual han estado vigentes las políticas de cierre estos últimos meses, muchas de las actividades de inspección, prueba, y mantenimiento (IPM) normalmente requeridas por códigos y normas locales pueden no haber sido llevadas a cabo por una variedad de razones.

Cuando el COVID-19 tocó tierra por primera vez en los Estados Unidos a fines de febrero, inmediatamente causó graves daños en el hogar de ancianos Life Care Center en Kirkland, Washington, donde los residentes de edad avanzada comenzaron a enfermarse y morir por docenas a causa de la enfermedad. Según el New York Times, una quinta parte de todas las muertes por coronavirus en los Estados Unidos han sido residentes de hogares de ancianos. Los ancianos son un grupo particularmente vulnerable a esta enfermedad. Pero no son los únicos. Numerosos informes han demostrado que las comunidades afroamericanas, así como las comunidades latinoamericanas y nativas americanas, también se han visto particularmente afectadas.

Los últimos meses han visto un cambio importante en la forma en que muchos de nosotros estamos trabajando. Una pandemia global ha cambiado nuestra idea de lo que significa la "normalidad" para nuestra vida cotidiana.

Si ha habido una preocupación constante durante el coronavirus, ha sido el tema del control de infecciones. Mientras que la comunidad médica trabaja incansablemente para salvar vidas y aplanar la curva del COVID-19, los socorristas desempeñan un papel igualmente esencial en las líneas del frente.

COVID-19 está teniendo un inmediato y drástico impacto sobre la industria de la construcción con abandono de obras y trabajadores enviados a casa bajo licencia no pagada. Una consecuencia adicional de estos cambios relacionados a la pandemia sin precedentes ha sido la desmovilización de lugares de construcción/alteración/demolición. Las autoridades competentes (AC), contratistas, instaladores/mantenedores, gerentes y dueños de instalaciones, se encuentran evaluando los pasos adecuados para salvaguardar los lugares de trabajo y cumplir con los requisitos locales.

NFPA lanzó dos nuevos cursos en línea: Principios fundamentales de protección contra incendios y seguridad humana, y NFPA 25: IPM de sistemas de protección contra incendios a base de agua. Estas nuevas ofertas (en inglés únicamente) son una excelente opción para profesionales trabajando remotamente, así como estudiantes y otros que están buscando expandir sus conocimientos de sistemas de edificios mientras se encuentra bajo cuarentena en casa.

El excesivamente utilizado eufemismo de la década es, "Estos son tiempos sin precedente". A pesar de que el brote del coronavirus has transformado nuestras vidas en algo que ninguno de nosotros imaginaba, una verdad fundamental de seguridad humana sigue en pie: NO HAY NINGUNA RAZÓN PARA CERRAR CON LLAVE LAS PUERTAS DE EGRESO O COMPROMETER DE ALGUNA OTRA MANERA EL EGRESO EN COMERCIOS OCUPADOS.

Con los camioneros trabajando a toda hora del día para entregar suministros críticos durante COVID-19, la Administración Federal de Carreteras de EEUU recientemente anunció que  se permiten camiones de comida en las paradas de descanso en autopistas interestatales para ayudar a satisfacer el apetito de los héroes no reconocidos transportando comida, equipo de protección personal, dispositivos médicos, y otros productos esenciales durante el cierre instituido. Esta oportuna disposición ha sido un bienvenido cambio para estos guerreros de la carretera a lo largo y ancho de EEUU, dado que hay muy pocos restaurantes que están abiertos hoy en día y la demanda de productos es alta.

Página 1 de 3

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies