A medida que crece la población y surgen nuevos peligros, un entendimiento de las tendencias globales y la investigación pueden ayudarnos a trazar el curso

A medida que crece la población y surgen nuevos peligros, un entendimiento de las tendencias globales y la investigación pueden ayudarnos a trazar el curso

12 Oct 2021

Más gente viviendo en el planeta crea presión, en tantos sentidos, en la sociedad. La protección contra incendios y seguridad humana es una de esas presiones. Algunos retos de protección contra incendios están directamente relacionados al aumento en población y urbanización, mientras que otros surgen de nuestro deseo de mitigar el impacto de tener tanto humanos en el planeta.

El crecimiento de la población en general ha acelerado el número creciente de personas viviendo en áreas urbanas. De hecho, la ONU estima que la población mundial que vive en asentamientos urbanos (informe en inglés) aumentará al 60 por ciento para el 2030 con una de cada tres personas eligiendo vivir en ciudades con por lo menos medio millón de habitantes. Es más, se pronostica que se sumarán 2.5 mil millones a la población urbana mundial para el 2050, con casi el 90 por ciento del crecimiento en Asia y África. La magnitud de este crecimiento de población pone enorme presión sobre el entorno construido y ya ha provocado la construcción de más edificios altos y ciudades más densas.

A medida que crece la población, es importante que mitiguemos el impacto que tenemos sobre el planeta al asegurar que el actual y futuro desarrollo se hace de manera sostenible. Este movimiento ha resultado en cambios significativos a nuestro entorno construido en recientes décadas y vino acompañado de nuevos productos, fuentes alternativas de energía, soluciones únicas de almacenamiento de energía y el uso de materiales mas livianos con mayor grado de aislamiento. Es clara la necesidad de sostenibilidad y eficiencia energética, pero infelizmente priorizar el impacto sobre nuestra protección contra incendios y seguridad humana en el proceso no tanto. Seguimos viendo soluciones que se desarrollan con sustentabilidad y/o eficiencia energética en mente, pero los componentes de protección contra incendios y seguridad humana de esas tecnologías no se están explorando adecuadamente. ¿Necesitas algunos ejemplos? Simplemente piensa en los incendios dramáticos que hemos visto propagarse en las fachadas de edificios de gran altura en la última década. O explosiones en sistemas modernos de almacenamiento de energía. ¿Y los incendios de carros que son un gran desafío para estructuras de estacionamiento? Y no te olvides de los incendios causados o complicados por la integración de paneles fotovoltaicos en nuestros edificios.

Aunque la protección contra incendios y seguridad humana debería siempre estar a la vanguardia, también necesitamos elegir soluciones que son sustentables a largo plazo. Al identificar e implementar nuevas soluciones de protección contra incendios, es esencial evitar cualquier “arrepentimiento de sustitución”. Las espumas formadoras de película acuosa (AFFF) son un ejemplo de una solución que se usó como la dominante espuma de combate de incendios Clase B durante décadas y eventualmente se descubrió que tenían un impacto dañino sobre el medio ambiente debido a su composición química. En la actualidad, se prueban y estudian la efectividad de espumas y agentes de reemplazo para satisfacer las necesidades inmediatas, además de la seguridad a largo plazo de todos los involucrados.

Para complicar aun más las cosas, los retos de seguridad humana a menudo son más prominentes en áreas donde los niveles de ingresos son menores. Entonces, con el rápido crecimiento en las ciudades, es inevitable la insuficiencia de vivienda asequible resultando en mayores cantidades de personas viviendo en asentamientos informales donde puede que la vivienda no cumpla con regulaciones de planificación, construcción y seguridad. Es tentador descartarlo como un problema sistémico de países de ingresos bajos y medios pero el hecho es que esas áreas de ingresos bajos existen en todos los países, incluyendo en los Estados Unidos (en inglés), y a menudo es donde más significante es el problema de los incendios. Si queremos eliminar el problema de los incendios, simplemente no podemos ignorar su impacto en áreas de bajos ingresos.

Leyendo todo esto, es fácil desanimarse y pensar que nunca vamos a eliminar el problema de los incendios. Pero no te desesperes, porque los investigadores han estado trabajando en todos estos temas mencionados aquí y más, para que podamos seguir encontrando soluciones que nos ayudarán a mejorar la seguridad.

Únete a nosotros para el programa Tendencias Globales e Investigación el 2 de noviembre, parte de la Serie de Conferencias del 125º Aniversario de NFPA, para que puedas aprender de los investigadores y profesionales líderes de todo el mundo sobre el trabajo que se está realizando para mantener seguros a los ciudadanos del mundo de los problemas persistentes y peligros emergentes. Las sesiones incluyen subtítulos en español.

Birgitte Messerschmidt, directora de Investigación en NFPA.

suscribete Nexo blog CTA

Compartir:

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies