Una oferta en vez de un pedido: Construyendo alianzas durante una pandemia global

Una oferta en vez de un pedido: Construyendo alianzas durante una pandemia global

29 Abr 2020

Al comienzo de la crisis del COVID-19, recibí una llamada del Coordinador de Fomento Comunitario en mi ciudad buscando voluntarios para ayudar con un programa de comidas compartidas recientemente implementado. Para garantizar que ningún residente tenga hambre mientras las órdenes de refugio en casa estén activas, los organizadores de la oficina del alcalde, el centro para personas de la tercera edad, el departamento de vivienda y los voluntarios de una variedad de agencias se reunieron para coordinar un sitio de recojo de alimentos, así como un programa de entrega sin contacto para residentes confinados en casa y de alto riesgo. Al igual que muchas personas que sienten la necesidad de ser útiles, aproveché la oportunidad de participar.

Tuve la suerte de marcar un horario de la tarde en una tarde inusualmente cálida y soleada de marzo y me encontré trabajando junto a otra madre local que trabaja para FM Global. Amy me contó sobre la iniciativa #FMGlobalCares y cómo su empresa, al igual que NFPA y muchas otras, fomenta el voluntariado de los empleados. En el transcurso de unas pocas horas, hablamos sobre nuestros trabajos, nuestros hijos y la crisis en cuestión mientras entregamos más de 400 comidas gratis a nuestros vecinos. Al final del día, me sentí genial por ayudar y mi mente maquinaba sobre cómo podríamos hacer más.

En mi rol en la NFPA, estoy inmersa en un trabajo destinado a allanar el camino para la implementación local de la Reducción del Riesgo Comunitario (RRC). NFPA 1300, Norma sobre Evaluación de Riesgos Comunitarios y Desarrollo de Planes de Reducción de Riesgos Comunitarios sirve como piedra angular para este proceso. Si bien el documento está repleto de contenido útil, mi reciente experiencia como voluntaria me enfocó en un componente importante: las coaliciones.

Cuando uno observa a su comunidad y toma nota de las iniciativas exitosas que se desarrollan durante esta crisis, notará un hilo conductor. Los triunfos son impulsados ​​por coaliciones. Nos hemos dado cuenta de que juntos, logramos más. Vemos actos simples de vecinos que cuidan de otros vecinos al consolidar los viajes a las tiendas de comestibles (¡y licores!), restaurantes que brindan alimentos a trabajadores esenciales y comerciantes locales que brindan materiales gratuitos para ayudar a las familias a cubrirse la cara. También hay proyectos masivos público-privados para hacer pruebas de COVID-19 y proveedores de internet corporativos que ofrecen wi-fi gratis para los niños de las escuelas locales para ayudar al proceso de aprendizaje. Y, por supuesto, esta chica de Nueva Inglaterra todavía tiene una sensación cálida y de contentamiento al ver el avión de los New England Patriots regresar a casa de un vuelo de ida y vuelta a China con una carga llena de suministros médicos críticos donados al foco del brote de coronavirus de la ciudad de Nueva York.

Si sus actividades típicas de RRC se han basado en el COVID-19, considere cambiar la marcha para construir su caché de coalición. Piense en las partes interesadas y socios potenciales que fortalecen su plan de RRC. Comuníquese con ellos y averigue cómo están. Pregunte si hay algo que pueda hacer para aligerar sus cargas. Por ejemplo, los líderes escolares son socios importantes de RRC que actualmente enfrentan grandes desafíos. Es posible que pueda echar una mano ayudando con la entrega sin contacto de paquetes de aprendizaje, almuerzos o Chromebooks, ¡y tal vez también pueda incluir información de seguridad personal! Ofrezca compartir sus datos de Evaluación de Riesgos de la Comunidad para ayudar a los líderes a resolver problemas únicos relacionados con la educación. Quizás se agradecería un mensaje motivador en las redes sociales para las familias dedicadas a la educación en el hogar. Tal vez podría ofrecerle al director un buen paseo en un camión de bomberos por el vecindario para ayudar a los niños a sentirse conectados con su escuela durante estos tiempos complicados. No solo puede demostrar su valor como socio y poner fichas en su banco de RRC, sino que sus acciones construirán comunidad durante el momento en que más lo necesitamos. Piense creativamente y comience con una oferta en lugar de una petición. Cuando comienzas dando, tu base de socios crecerá rápidamente, al igual que tu corazón.

Al equipo de RRC de NFPA le encantaría saber de usted. Si tiene ideas adicionales sobre cómo mantener sus iniciativas de CRR avanzando durante estos tiempos inciertos, comuníquese con .

Por Karen Berard-Reed, Gerente de Programas de Educación Pública en NFPA.

Originalmente publicado en inglés en nfpa.org/blog

Compartir:

Deja tu comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies