A medida que el público sigue quedándose en casa por las medidas ante el COVID-19, la probabilidad de incendios en la cocina casera va en aumento

A medida que el público sigue quedándose en casa por las medidas ante el COVID-19, la probabilidad de incendios en la cocina casera va en aumento

08 Abr 2020

Se ha instado al público en general a quedarse en casa, los restaurantes y bares están cerrados, y las tiendas de comestibles están trabajando diligentemente para mantener las góndolas abastecidas. Todo esto resulta en que se esté cocinando mucho más de lo normal en los hogares durante estas semanas (o quizás incluso meses), y eso podría significar un incremento en los incendios y quemaduras de cocina casera.

Cocinar es la principal causa de incendios residenciales en los Estados Unidos a lo largo de todo el año, donde el 49 por ciento de todos los incendios residenciales reportados involucran equipos de cocina. Además, una cocina desatendida es la causa principal de los incendios de cocina casera, lo que significa que este tipo de incendios ocurren con mayor frecuencia cuando las personas no vigilan de cerca lo que están preparando.

Ya que muchos hogares ahora se enfrentan a rutinas inusuales y circunstancias fuera de lo común, como los niños tomando clases en el hogar y los padres trabajando desde casa, la probabilidad de cocinar distraído puede aumentar.

Todos estos factores hacen que sea de vital importancia recordar a las comunidades las mejores prácticas para cocinar de manera segura.

Afortunadamente, siguiendo algunas sencillas pautas de seguridad y precauciones en la cocina, las personas pueden continuar cocinando de manera segura mientras hacen su parte para ayudar a minimizar la propagación del coronavirus.

  • Quédese en la cocina mientras esté friendo, hirviendo, preparando a la parrilla o asando alimentos. Si sale de la cocina incluso por un corto período de tiempo, apague la estufa.
  • Si está cocinando a fuego lento, horneando o asando alimentos, revíselos regularmente, permanezca en la casa mientras se cocinan los alimentos y use un temporizador para recordarle que se encuentra cocinando.
  • Mantenga todo lo que sea propenso a prenderse fuego (guantes de cocina, utensilios de madera, envases de alimentos, toallas o cortinas) lejos de la estufa.
  • Asegúrese de que todas las manijas estén apuntando hacia adentro, lejos de donde alguien pueda agarrar una manija caliente o volcar una sartén.
  • ¡Esté alerta! Si tiene sueño o ha consumido alcohol, abstenerse de utilizar la estufa.
  • Si tiene niños pequeños en su hogar, marque una "zona libre de niños" de al menos 3 pies (1 metro) alrededor de la estufa y las áreas donde se preparan o transportan alimentos o bebidas calientes.

NFPA ofrece una gran cantidad de información y recursos adicionales sobre seguridad en la cocina casera, los cuales incluyen artículos de consejos de seguridad y otros materiales que se pueden compartir en línea y a través de las redes sociales. Lo invitamos a que use estos consejos para ayudar a reducir el riesgo de incendios en su comunidad, y / o siéntase libre de compartir nuestro contenido de redes sociales publicado en Facebook, Instagram y Linkedln

Por Susan McKelvey, Gerente de Comunicaciones en NFPA

Originalmente publicado en inglés en nfpa.org/blog

 

 

Compartir:

Deja tu comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies