Nuevo recurso NFPA diseñado para ayudar a socorristas a gestionar programas de control de infección durante COVID-19

Nuevo recurso NFPA diseñado para ayudar a socorristas a gestionar programas de control de infección durante COVID-19

06 Abr 2020

A medida que COVID-19 sigue sostenidamente propagándose por el mundo, el control de infecciones se ha transformado en un tema de suma importancia. TMEs, paramédicos, bomberos, y agentes de orden público están en las líneas de frente de la pandemia del coronavirus. La National Fire Protection Association (NFPA) emitió una hoja de consejos que resalta la información dentro de NFPA 1581, Norma para Programas de Control de Infección de Departamentos de Bomberos, y guías de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Si bien NFPA 1581 fue redactada para los cuerpos de bomberos, sus lineamientos son de aplicación universal para todos los socorristas y pueden ser fácilmente traducidos para adaptarse a las necesidades de otros socorristas durante estos tiempos sin precedente con escaso abastecimiento de equipos de protección personal (EPP).

Enseñanzas clave de NFPA 1581 y la Guía de CDC
Designe a un Oficial de Control de Infecciones (OCI). Según NFPA 1581, los departamentos deberían contar con un empleado de tiempo parcial o de tiempo completo que actúe como oficial de control de infecciones (OCI) para el manejo de todos los aspectos de control de infecciones, desde guías sobre equipo de protección personal (EPP) a gestión y limpieza luego del incidente. EL OCI tiene que tener conocimiento y ser consciente de agentes patógenos de enfermedades infecciosas, desde armas de bioterrorismo como ántrax a enfermedades infecciosas emergentes como SARS o COVID-19. Es fundamental que este oficial mantenga una estrecha relación con funcionarios médicos y de la salud pública locales. Según del Departamento Estadounidense de Servicios Humanos y de Salud, los hospitales e instalaciones de cuidado de la salud tiene que notificar a los OCIs de departamento cada vez que miembros sean expuestos a un paciente COVID-19 positivo. Cuando se lo notifica acerca de una exposición infecciosa, el OCI es el responsable de la notificación, verificación, tratamiento, seguimiento médico y documentación del caso.

Manténgase usted y su equipo limpio. La acción más importante que pueden tomar los socorristas para limitar su exposición es una minuciosa higiene de sí mismos y de su EPP reutilizable. Los empleados deberían lavar sus manos o usar un desinfectante de manos compuesto por al menos un 60 por ciento de alcohol como alternativa solamente para cuando no pueda hacerse el lavado de manos. Para los que estén buscando lineamientos sobre cuando es de mayor importancia para los socorristas lavarse las manos, NFPA 1581 identifica las siguientes situaciones:

  • Después de cada incidente de emergencia médica
  • Inmediatamente o lo antes posible luego de sacarse guantes u otro EPP
  • Después de limpiar y desinfectar equipo de emergencias médicas
  • Después de limpiar EPP
  • Después de cualquier función de limpieza
  • Después de usar el baño
  • Antes y después de manipulación de alimentos, utensilio de comida, o cocinar

Use equipo de protección personal. Debería usar EPP adecuadamente basado en políticas del organismo, protocolos locales, y recomendaciones del fabricante. Con excepción de una máscara, debería sacarse cualquier EPP potencialmente contaminado al operar un vehículo. NFPA 1581 requiere que los departamentos tengan EPP de prevención de infecciones, tales como guantes, protección ocular, y máscaras, a bordo de todo vehículo departamental que brinda apoyo a operaciones SME. Debería ponerse EPP nuevo para ayudar (nuevamente) con cuidado del paciente, si fuese necesario. El nivel de EPP necesario para prevenir infecciones varía dependiendo de la naturaleza del patógeno. Para el virus COVID-19, los socorristas deberían usa protección contra gotas[i]. Esta protección incluye los siguiente:

  • Guantes Respiradores (N-95/P-100 o de mayor volumen)
  • Protección ocular
  • Protección contra salpicaduras (batas, protectores faciales, etc.)

Limite su exposición. Limitar la exposición puede reducir la necesidad de EPP y contribuir a la disponibilidad de personal a largo plazo. A medida que los departamentos buscan maneras de conservar su EPP disponible, algunas medidas que se pueden tomar para reducir exposición incluyen, pero not están limitadas a, lo siguiente:

  • Agregar instrucciones a sus protocolos para operadores de los servicios de emergencias médicas donde luego de diagnosticar el llamado al 911, los operadores puede solicitarle a los pacientes que esperen afuera a la intemperie, si están seguros y pueden hacerlo. Esto reduce la exposición de socorristas a superficies contaminadas y los pone en un ambiente donde las gotas se disipan más rápido.[ii]
  • Limitar la cantidad de miembros que interactúan con los pacientes. Según la condición y las necesidades clínicas del paciente, tenga la cantidad mínima de socorristas necesarios para proveer cuidado, use EPP y tenge contacto directo con el paciente.[iii]
  • Una vez puesto el EPP, el miembro debería seguir usándolo el resto del tiempo que se emplee en la atención del paciente. Esto puede necesitar tener un miembro adicional que maneje la ambulancia durante el traslado cuando el paciente requiere que dos o más miembros rindan cuidado, pero reducirá la puesta y quitado de EPP en medio de la llamada, que es frecuentemente resaltado como alto riesgo de exposición para socorristas. El conductor necesita usar únicamente protección respiratoria siempre y cuando la cabina de la ambulancia esté sellada con una barrera de obstrucción por vapores del compartimento del cuidado del paciente.[iv]


Ampliar las opciones en momentos de escasez. Debido a la escasez de EPP, hay guías por parte de los CDC aconsejando a departamentos a o modificar los niveles de protección de EPP siendo usados para el cuidado de pacientes y limpieza o reutilizar el EPP, luego de seguir los procedimientos de desinfección, si se están agotando los niveles de EPP. Aquí se enumeran algunas recomendaciones a ser consideradas hasta que puedan obtenerse volúmenes adecuados de EPP (Tenga presente que cualquiera de estos procedimientos solo hay que usarlos cuando no hay forma de incrementar el abastecimiento de EPP y cuando esté aprobado por el OCI, equipo de gestión de riesgo, y director médico):

  • En lugar de descender un nivel en la protección respiratoria, considerar la aplicación de un nivel mayor, tal como un respirador purificador de aire motorizado (PAPR) con su apropiado filtro o cartucho. Los PAPRs son frecuentemente reutilizables y proveen protección ocular y contra salpicaduras simultáneamente.[v] Puede ser más fácil y redituable, a largo plazo, invertir y entrenar al personal sobre soluciones como estas - al mismo tiempo que le provee protección base contra gotas a sus miembros.
  • Trabaje con su OCI, gerentes de riesgos, expertos de materia, y si director médico para desarrollar protocolos que permitan hacer un triaje para el uso de los EPP de alto nivel remanentes.[vi] Por ejemplo, según las guías de los CDC para reserva del uso de respiradores N-95, úselos únicamente en llamadas donde hay un alto riesgo de exposición, y en llamadas de menor riesgo, use un menor nivel de protección aprobado, o quizás un EPP vencido que has pasado por las pruebas para cumplir con las guías CDC que puede tener más disponibilidad. Ejemplos de exposiciones de alto riesgo incluyen, pero no están limitadas a:
    • Procedimientos que generan aerosolización como nebulizadores o intubación endotraqueal
    • Cuando un paciente está activamente tosiendo o generando esputo dentro del ambiente de cuidado del paciente
    • Cuando un paciente tiene una prueba positiva y síntomas respiratorios, como un tos productiva
  • Aumente su poder de compra mediante asociaciones. En el ambiente actual, obtenga el máximo provecho de sus contratos, acuerdos de ayuda mutua y memorandos de entendimiento para trabajar con socios de la comunidad y oficiales de la salud pública para la adquisición conjunta de EPP en vez de competir los unos con los otros. Si eso es infructuoso, adhiérase al proceso del Sistema Nacional de Gestión de Incidentes y sus socios de gestión de emergencias para hacer sus pedidos logísticos y de recursos a lo largo de la cadena de gestión de incidentes. [vii] Tenga presente que en muchos estados, este requiere una declaración de emergencia por parte del gobernador; si su estado no hecho esta declaración, por favor, inste a sus líderes que lo consideren.

Aprenda más
Manténgase actualizado con las más recientes noticias e información sobre COVID-19 usando los recursos a continuación. Mientras el mundo sigue afrontando esta crisis, NFPA va a seguir generando recursos e información clave para abordar seguridad de socorristas, planificación para emergencias, y temas de seguridad humana, edilicia y contra incendios.

Puntos i-vi basados en Guía CDC interina de COVID-19 para los SME del 10 de marzo de 2020
Punto vii - based en NFPA 1600, Norma sobre Gestión de Continuidad, Emergencia y Crisis

Por John Montes, especialista en servicios de emergencia en NFPA.

Originalmente publicado en inglés en nfpa.org/blog

A medida que navegamos la cambiante situación con COVID-19, seguimos comprometidos en apoyar con recursos necesarios para minimizar el riesgo y ayudar a prevenir pérdidas, lesiones, y muertes a causa de fuego, peligros eléctricos, y otros peligros.

Compartir:

Deja tu comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies