Deficiencias + Equivalencias

Google Play

Apple Store

 

Artículo Seleccionado >>

Deficiencias + Equivalencias

Por William Koffel, P.E., FSPE & Jennifer Frecker

hospital deficiencies 498x249Consejos para utilizar el Código de Seguridad Humana Edición 2012 para cumplir con los requisitos en las instalaciones para el cuidado de la salud

Mientras que los Centros de los Servicios de Medicare & Medicaid y La Comisión Conjunta (CMS y TJC respectivamente por sus siglas en inglés) continúan haciendo cumplir la edición 2000 de NFPA 101®,Código de Seguridad Humana, ambas organizaciones considerarán el uso de una versión más actual del código a los fines de su cumplimiento. Si una instalación para el cuidado de la salud elige esta opción, debe cumplir en la mayoría de los casos con todo lo que está establecido en la nueva edición del código —la intención es la de evitar que las instalaciones seleccionen únicamente disposiciones específicas de una edición más nueva del código, dando por resultado un nivel de seguridad menor al previsto.

Pero existen excepciones. Los CMS los denominan exenciones, mientras que la TJC los denomina “equivalencias tradicionales," pero ambos procesos permiten a las instalaciones para el cuidado de la salud que seleccionen disposiciones de una edición más actualizada del código, incluida la 2012, para que se logre el cumplimiento con la edición 2000. Durante el proceso de aprobación, tanto los CMS o la TJC pueden determinar si el cumplimiento de las cláusulas seleccionadas de una edición más actual resulta en un nivel de seguridad aceptable. El código reconoce este concepto de permitir el uso de métodos alternativos para alcanzar el cumplimiento con el código cuando es aprobado por la autoridad competente.

Lo que sigue es una selección de deficiencias comunes de diseño, mantenimiento y deficiencias operativas para ocupaciones para el cuidado de la salud, junto con disposiciones de las nuevas ediciones del Código de Seguridad  Humana, incluida la edición 2012, que pueden ayudar a tales instalaciones a cumplir con los requisitos actuales de los CMS y de la TJC. Esto incluye instalaciones existentes así como el diseño de nuevas instalaciones. Todas las referencias están basadas en la edición 2012 del código salvo que el código indique algo diferente.

Medios de egreso: corredores: Según la TJC, diversos requisitos de seguridad continúan siendo los requisitos más frecuentemente citados como aquellos que las organizaciones para el cuidado de la salud “no cumplen". Durante los primeros seis meses del año 2011, por ejemplo, el 57 por ciento de los hospitales acreditados por la TJC recibieron recomendaciones para la mejora en el mantenimiento de la integridad de los medios de egreso.

El código dice que ciertos equipos con ruedas pueden estar ubicados en corredores, siempre que el ancho libre del corredor no sea menor a cinco pies (1.5 metros). Esto está permitido únicamente en instalaciones con protección de rociadores. La edición 2012 del código aún no permite que se almacenen camas  en corredores — una cuestión recurrente para administradores, dado que es práctica común -especialmente en hospitales.

Medios de egreso: áreas de soporte habitualmente no ocupadas: Estas son aéreas de soporte en las que no es esperable que la gente se encuentre presente de manera habitual y que habitualmente se encuentran en instalaciones más antiguas con túneles de vapor, espacios entre plantas para tuberías, espacios intersticiales, y demás. Las áreas con equipos que requieren mantenimiento regular, tales como unidades de manipulación de aire acondicionado y calderas, no entrarían dentro de esta clasificación.

Bajo la nueva edición del código, a estas áreas no se les requiere ya que cumplan los requisitos de egreso específicos tales como el de ancho mínimo y de sala principal, señalización de salidas, iluminación y número de medios de egreso.

Medios de egreso: distancia de recorrido: En el pasado, el código separaba las reglas para la distancia de recorrido dentro de las salas para pacientes y desde las puertas de las salas para pacientes hasta las salidas. La distancia de recorrido dentro de una sala no puede ser mayor de 50 pies (15 metros), y la distancia de la puerta de la sala hasta una salida no puede ser mayor de 100 pies (30 metros), o 150 pies (45 metros) si cuenta con rociadores, con una distancia de recorrido total de no más de 150 pies (45 metros) o 200 pies (60 metros) si cuenta con rociadores.

Esto ha cambiado en la nueva edición del código. El recorrido de egreso dentro de las salas hasta los corredores está aún limitado a los 50 pies (15 metros), pero si el recorrido de egreso dentro de la sala es de 30 pies (10 metros), por ejemplo, la distancia de recorrido desde la puerta de la sala hasta la salida puede aumentar hasta los 170 pies (52 metros). El código indica que la distancia de recorrido total no puede exceder los 200 pies (60 metros) cuando existe protección de rociadores.

Proyectos de renovaciones La edición 1991 establecía al principio la obligatoriedad de la protección de rociadores en todas las instalaciones para el cuidado de la salud nuevas y para las renovaciones importantes donde se estaba efectuando el trabajo. Desde la edición 2000, esto se ha aclarado. Si un proyecto de rehabilitación implica la modificación del 50 por ciento o más de las instalaciones, o más de 4,500 pies cuadrados (418 metros cuadrados) de un área correspondiente a un compartimiento de humo, se requiere la protección de rociadores. "Modificación" incluye cualquier trabajo que modifique los pasajes de egreso en el espacio.

En el pasado, el código requería el cumplimiento de las disposiciones para las nuevas construcciones. La edición 2012, no obstante, específicamente da tratamiento a requisitos para cualquier tipo de trabajo de renovación en una instalación para el cuidado de la salud cuando no está provista la protección de rociadores. Ahora identifica cuáles son esos requisitos, mayormente en base a ediciones más antiguas del  código cuando daba la opción de proteger o no con rociadores  En el caso de un proyecto de remodelación importante, habitualmente se requerirá protección de rociadores.

Áreas de almacenamiento Esto aplica a la práctica común de hospitales de convertir espacios existentes, tales como habitaciones de pacientes, en salas de almacenamiento. En el pasado, si la habitación tenía más de 100 pies cuadrados (9 metros), el código indicaba la protección de ese espacio como si fuera un área de riesgo severo. Pero una nueva cláusula en el código, específica para el cuidado de la salud, modifica esta disposición. En una ocupación para el cuidado de la salud existente — una protegida en su totalidad por un sistema de rociadores supervisado, cuando hay una modificación en el modo en que el espacio está siendo utilizado, y cuando la habitación no excede los 250 pies cuadrados (23 metros cuadrados) — la instalación podría aplicar los requisitos para un área de riesgo existente (capítulo 19) para estos espacios que han modificado su uso. Esto es significativo. Dado que los requisitos ya establecen que la habitación debe ser protegida con un sistema de rociadores, significa que no debe proveerse una barrera cortafuego de una hora en esa sala. En su lugar, una instalación debiera asegurar que la puerta de esa sala cuente con un dispositivo auto cerrante, tal como se requiere para un área de riesgo existente. Y ese podría ser el único cambio requerido, además de una evaluación posible del sistema de rociadores para ver si los criterios de diseño se han cumplido para el cambio de uso de ese espacio, que era probablemente de “riesgo leve” pero podría ser necesario su tratamiento como de riesgo ordinario.

Cambio en la clasificación de la ocupación Esto apunta específicamente a las modificaciones que resultan en ocupaciones múltiples dentro de un edificio. En el pasado, los requisitos más restrictivos de todas las diversas ocupaciones aplicaban a todo el piso o edificio. Si un edificio de consultorios  médicos contaba con una gran sala de espera, que sería clasificada como ocupación para reuniones públicas, así como salas de diagnóstico y consultorios, que serían ocupaciones de negocios, deberían aplicarse a todo el piso los requisitos más restrictivos de egreso de la ocupación para reuniones públicas.

Un cambio en la edición 2012 aclara la intención del código en relación a las ocupaciones múltiples. Las áreas que no sirven como medios de egreso de las áreas protegidas como ocupación para reuniones públicas no necesitan cumplir los requisitos de egreso para reuniones públicas.

Dosificadores a base de alcohol para manos Ediciones anteriores del código podrían interpretarse como estableciendo que la cantidad de solución para frotarse las manos contenida en los dosificadores en las habitaciones de pacientes debía incluirse en la cantidad agregada de solución contenida en los compartimientos de humo. La intención original  era la de permitir la existencia de dosificadores primeramente en corredores, reconociendo que es probablemente el mejor enfoque para el control de infecciones. Ahora la creencia es que los dosificadores también debieran ser provistos en las habitaciones individuales de pacientes. Una nueva disposición permite un dosificador que cumpla con el código como si el dosificador estuviera ubicado en un corredor para ser ubicado en la habitación de un paciente. La solución para manos contenida en ese dosificador no deberá considerarse en la cantidad agregada de solución permitida dentro de un único compartimiento de humo.

Mientras que la edición 2000 del código no daba tratamiento a contenedores de aerosoles, la edición  2012 también reconoce los dosificadores en aerosol como un tipo aceptable de dosificador para manos en base a alcohol.

Tabiques de baño En ediciones anteriores, había dudas sobre si los tabiques  de baño eran, o deberían tratarse como, material de acabados interiores. Algunos decían que eran parte del mobiliario. La nueva edición deja en claro, estableciendo que son, de hecho, acabados interiores. La aclaración está basada en pruebas en relación a si los materiales de los tabiques normalmente utilizados tales como el polipropileno o el polietileno de alta densidad pueden ocasionar una combustión súbita generalizada en una habitación.  Según el procedimiento de prueba delineado en  NFPA 286, Evaluación de la contribución de los acabados interiores de muros y cielorrasos en el crecimiento del incendio de la habitación, algunos de estos tabiques podrían generar una combustión súbita generalizada. De este modo, la nueva edición del código ahora indica el cumplimiento de la norma  NFPA 286.

Disposiciones para edificios de altura: rociadores
La versión 2009 requería que todos los edificios de altura, incluidos los edificios existentes e instalaciones para el cuidado de la salud, sean protegidos por sistemas de rociadores automáticos. El código  2009  otorgaba un período de 12 años para que las instalaciones para el cuidado de la salud prestaran conformidad. El requisito de rociadores se mantiene en la edición 2012, pero el período de tiempo para su cumplimiento se ha reducido a nueve años si las instalaciones se encuentran utilizando la edición 2012 del código.

Disposiciones para edificios de altura: energía de reserva
El Código de Seguridad Humana ha incluido históricamente requisitos de energía de reserva para ofrecer fuentes de energía redundantes para algunos sistemas del edificio, tales como bombas de incendio y equipos mecánicos para cerramientos a pruebas de humo. Existen dos agregados en esa lista en la edición 2012 que únicamente afectarán a los nuevos edificios de altura. La energía de reserva ahora requiere ser provista en bombas reforzadoras que se utilizan para mantener la presión en sistemas de bombas de incendio y en compresores de aire utilizados para mantener la presión de aire en un sistema de rociadores de acción previa o de tubería húmeda.

Puertas corredizas manuales 
El nuevo código da tratamiento a las puertas corredizas manuales, una popular característica de los nuevos hospitales, para espacios diseñados para 10 ocupantes o menos. Las salas pueden incluir contenidos que no implican alto riesgo; la fuerza para operar la puerta no debe ser mayor de 30 libras (14 kilogramos) de fuerza para poner la puerta en movimiento, y no más de 15 libras (7 kilogramos) para abrir la puerta o cerrarla al ancho mínimo requerido; el pestillo debe evitar que la puerta rebote si es cerrada con fuerza; y el conjunto de montaje debe cumplir con toda certificación de protección contra incendios necesaria.

Configuraciones para el cerrado de las puertas 
Ediciones anteriores no abordaban de manera específica el tema del cerrado de las puertas en áreas donde los pacientes enfrentaban amenazas potenciales de seguridad, tales como una sala de maternidad o una unidad de cuidados intensivos neonatales.

Un nuevo conjunto de reglas que abordan las disposiciones sobre el cerrado de puertas para propósitos de seguridad — no únicamente necesidades clínicas — fueron incorporadas en 2009. La edición 2012 incluye dos disposiciones para aclarar esto: el personal debe poder destrabar las puertas rápidamente en todo momento, y las instalaciones deben cumplir todos los requisitos en la sección aplicable del código.

Para este segundo punto, el código requiere que el personal pueda rápidamente destrabar puertas en todo momento, que se provea detección de humo en el espacio cerrado con llave,  o que las puertas puedan ser destrabadas de manera remota desde una ubicación aprobada y constantemente vigilada en el espacio cerrado con llave. El edificio debe contar con rociadores en su totalidad. Las cerraduras eléctricas deben ser diseñadas a prueba de fallas, y las cerraduras deberían liberarse por la activación independiente de la detección de humo o por el fluido del agua del sistema automático de rociadores. Deben tomarse medidas para la rápida remoción de ocupantes de las áreas cerradas con llave por medio del control remoto de las cerraduras, de la asignación de una clave de modo de poder ser abiertas por el personal, o mediante otros medios confiables.

Proyecciones en corredores
La edición 2000 permitía las proyecciones no continuas de no más de 6 pulgadas (15 centímetros) desde el muro, y a las proyecciones se les requería mantener cierta distancia entre ellas. Si bien no estaba específicamente permitido por la edición 2000 del código, la práctica común habitualmente resultaba en excepciones especiales para teléfonos, gabinetes para historias cínicas, y otros ítems, sin requisitos de separación.

Nunca existió la intención de aplicar un estricto cumplimiento de las distancias entre proyecciones a estas otras proyecciones, y el código  2012 ha eliminado  el requisito de la distancia. La intención aquí no es que los hospitales terminen teniendo corredores abarrotados de objetos, sino que el término "no continuo" identifique la necesidad de algún tipo de ruptura entre estas diversas proyecciones.

Equipos de cocina 
Esto mayormente da tratamiento a instalaciones de cuidados de largo plazo en las que entran en juego las consideraciones sobre el "cambio de cultura" —  medidas que ofrecen a los residentes un entorno más parecido al de un "hogar" —. Esto puede incluir mayor flexibilidad en el modo en que los residentes se alimentan y preparan sus comidas, donde el área de cocina/comedor puede asemejarse a un diseño residencial. Las cocinas en las instalaciones para el cuidado de la salud son áreas de riesgo donde aplica la NFPA 96, Control de ventilación y protección contra incendios de operaciones de equipos comerciales de cocina, protección de superficies para cocción y campanas de tiro, pero no requieren una separación de una hora de otras áreas, tales como comedores. En ediciones pasadas del código, los requisitos para la protección de los corredores no permitían ningún área peligrosa, no sólo aquellas que no requerían una hora de separación, estuvieran abiertas hacia la cocina. De este modo, no estaba permitido que las cocinas estuvieran abiertas al corredor.

La edición 2012 toma un nuevo enfoque en lo relativo a las cocinas, permitiéndoles estar completamente abiertas al corredor, siempre que se cumplan ciertos criterios para la detección, dado que las instalaciones para cocina son limitadas y que la cantidad de residentes correspondiente a las instalaciones de cocina es limitada.

Rociadores en clósets de habitaciones de pacientes 
El código solía requerir rociadores en clósets en las habitaciones de pacientes en base a pruebas efectuadas hace casi 40 años, que concluían en que la habitación de un paciente podía alcanzar condiciones insostenibles como resultado de un incendio en un clóset. Pero las cosas han cambiado, incluidas las indicaciones de rociadores de respuesta rápida o rociadores residenciales en compartimientos de humo que contengan habitaciones de pacientes para dormir.

Como resultado, la edición 2012 permite la omisión de la protección de rociadores en las nuevas construcciones de algunos clósets para ropa en habitaciones de pacientes para dormir en hospitales únicamente, siempre que los clósets no excedan los 6 pies cuadrados (0.5 metros cuadrados) y que los muros del fondo de tales clósets se encuentren dentro del área de cobertura de un rociador en la habitación.

Contenedores de residuos 
El código requería previamente que todos los contenedores de residuos fueran hechos con materiales no combustibles. Pero la remoción de materiales que contenían fluidos corporales generaba inquietudes en lo relativo a la corrosión en estos contenedores, y se propuso en una edición anterior del código que se permitieran alternativas para los contenedores no combustibles, tales como el plástico. El comité técnico decidió que era más una cuestión de cuánto material había en el contender de residuos que el material del contenedor en sí mismo. La edición 2000 limita el tamaño del contenedor a 32 galones (121 litros) y los limita para dar abordaje a la densidad de los contenedores en espacios para el cuidado de la salud.

Luego llegaron los contenedores de reciclaje, que habitualmente sobrepasan mucho el límite de 32 galones (121-litros). El código requería que estos contenedores más grandes fueran ubicados en espacios protegidos como áreas de riesgo, lo cual también significaba que no era factible que las personas los utilizaran para contener material reciclable. La edición  2012 permite contenedores de hasta 96 galones (363 litros), siempre que los contenedores hubieran sido evaluados y hubieran demostrado el poder de confinar un incendio dentro del contenedor y que se utilice únicamente para reciclar desechos limpios o para almacenar historias clínicas de pacientes que aguardan su destrucción.

Suites 
Las suites ayudan a permitir que los cuidados se presten de manera más eficiente, con más áreas abiertas, reducción o eliminación de corredores, flexibilización de requisitos de herrajes de puertas, y más. Los diseñadores pueden fácilmente incorporar las suites en los nuevos diseños, y a los fines del mantenimiento, las suites pueden ser remodeladas más fácilmente en instalaciones existentes.

Medios de egreso 
La edición 2000 no aclaraba un punto: cuando dos medios de egreso eran requeridos en una suite, ¿podía un segundo medio de egreso considerarse a través una suite adjunta? En la nueva edición, sin embargo, está claro: en la medida en que un medio de egreso desemboque en un corredor de egreso, el otro puede desembocar en una suite adjunta. Esto puede ser muy útil en áreas de quirófanos, por ejemplo, que pueden estar compuestos de grupos de suites. Este es un buen ejemplo de que utilizar la edición 2012 del código puede ayudar a procesar una equivalencia tradicional a través de la TJC.

Habitaciones intermedias en suites 
La distancia de recorrido de 100 pies (30 metros) aún aplica, pero el número de habitaciones intermedias ya no se encuentra limitado. Este ha sido un problema común, especialmente en áreas que utilizan puertas privadas, lo que puede interpretarse como cerramientos de habitaciones intermedias diferenciadas, tales como salas para imágenes por resonancia magnética y salas adjuntas para preparación y recuperación, de ese modo limitando la distancia hasta la puerta a 50 pies (15 metros).

Suites con camas en construcciones nuevas 
En la edición 2000, el límite del tamaño para las suites con camas era de 5,000 pies cuadrados (464 metros cuadrados). En la edición 2009, aumentó a 7,500 pies cuadrados (697 metros cuadrados) sin protección adicional. La edición 2012 permite hasta 10,000 pies cuadrados (929 metros cuadrados), pero con protección adicional: los espacios para dormir deben contar con rociadores automáticos, supervisión visual directa, y detección de humo automática de cobertura total.

Suites con camas en instalaciones existentes
En ediciones pasadas del código, el tamaño de una suite estaba potencialmente justificada mediante un análisis del Sistema de Evaluación de Seguridad contra Incendios de ese espacio, que a menudo se extendía más allá del área de la suite para incluir el resto del edificio — mucho trabajo. En la edición 2012, no obstante, eso se ha simplificado. Las suites con camas están ahora limitadas a 5,000 pies cuadrados (464 metros cuadrados) sin protección especial adicional; a 7,500 pies cuadrados (697 metros cuadrados) donde el compartimiento de humo cuenta con un sistema de rociadores y detección de humo completo, o rociadores de respuesta rápida; y hasta 10,000 pies cuadrados (929 metros cuadrados) con supervisión visual directa, detección de humo automática completa y protección de rociadores de respuesta rápida.

William Koffel, Ingeniero Profesional, miembro de la Sociedad de Ingenieros de Protección contra Incendios, es presidente de Koffel Associates y titular del Comité de Correlación Técnica de Seguridad Humana del código NFPA 101. Jennifer Frecker es gerente de equipos de proyecto en  Koffel Associates.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter
Suscripción al Boletín

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies