Puertas de egreso de acceso controlado y cerraduras magnéticas

Google Play

Apple Store

 

Artículo Seleccionado >>

Puertas de egreso de acceso controlado y cerraduras magnéticas

Por Chip Carson, P.E.

La Sección 7.2.1.6.2 del NFPA 101®, Código de Seguridad Humana, permite un método para asegurar (con llave) las puertas de salas o áreas donde la seguridad es tema de importancia. Este tipo de cierre se denomina “puertas de egreso de acceso controlado”. La sección 7.2.1.6.2 del NFPA 101 no permite el uso de este tipo de cierre de manera generalizada. En cambio, establece que “cuando se permita,” puede instalarse este tipo de cerradura.

La frase “cuando se permita” significa que se necesita un permiso del capítulo de la ocupación específica del NFPA 101. Dado que las cerraduras se instalan en puertas, y que las puertas son consideradas por el Código como un componente de egreso, debería consultarse la Sección 2.2 del capítulo de la ocupación específica aplicable al área donde se instalará la cerradura. Por ejemplo, se consultará por un área de oficinas seguras en “Ocupación de Negocios”. El Capítulo 38, Nuevas Ocupaciones de Negocios, Sección 38.2.2.2.5 del NFPA 101 establece que “deberán permitirse las cerraduras de egreso de acceso controlado que presten conformidad con el punto 7.2.1.6.2.” Por esta razón se permiten tales arreglos de cierre en ocupaciones de negocios.

Este tipo de cierre consiste por lo general, en una cerradura magnética instalada en la puerta para evitar el ingreso. La cerradura magnética asegura la puerta en posición cerrada, y el ingreso al interior de la sala por lo general se efectúa mediante un teclado con código o un lector de tarjeta. Claro que el Código no está interesado tanto en el ingreso a la sala como en el egreso desde la sala. El Código requiere un sensor de movimiento ubicado del lado del egreso para detectar el acercamiento de una persona a la puerta y para liberar energía hacia el mecanismo de cierre permitiendo la apertura de la puerta para el egreso. No obstante, el Código se preocupa por la confiabilidad de dicho sensor de movimiento e incluye dos aspectos de importancia redundante: el destrabe de la cerradura cuando hay un corte de energía y un dispositivo de liberación manual.

La pérdida de energía determinará el destrabe de la puerta. Con una cerradura magnética este tema no es un problema, dado que la pérdida de energía en el electroimán causa la pérdida de la propiedad magnética y la puerta de destraba. La segunda redundancia es la que requiere un dispositivo de liberación manual, tal como un botón ubicado dentro de los 5 pies (1.5 metros) de la puerta e instalado a una distancia de 40 pulgadas (101 centímetros) a 48 pulgadas (120 centímetros) por sobre el nivel del piso. Este botón debe ser claramente accesible e identificable mediante un cartel que diga: “PRESIONE PARA SALIR.” La activación de este dispositivo de liberación manual debe directamente interrumpir la energía al mecanismo de cierre, usualmente, la cerradura magnética.

Esta sección también requiere que la activación del sistema de rociadores del edificio (si lo hubiera) y la activación del sistema de detección de incendios (si lo hubiera) debe automáticamente destrabar la puerta en la dirección de egreso. La activación de las estaciones manuales de alarma de incendio no debe destrabar la puerta de egreso.

Una nota anexa aclara que no es la intención de que esta sección se aplique a todas las puertas que restringen el acceso a un edificio o espacio. El Código de Seguridad Humana no se preocupa por el ingreso a un edificio sino sólo por el egreso de aquellos ocupantes que se encuentran dentro del edificio.

También es importante destacar que esta cláusula no es un permiso generalizado para utilizar cerraduras magnéticas en un edificio para restringir el egreso. A menudo he escuchado a gente decir que han instalado cerraduras magnéticas en puertas de egreso que se destraban automáticamente con la activación del sistema de alarma de incendio del edificio y que dicho arreglo presta conformidad con el Código de Seguridad Humana. Éste no es el caso. Las cerraduras magnéticas no son abordadas de manera específica en el Código. Si se utiliza dicho arreglo de cierre, uno diferente del tratado en la Sección 7.2.1.6.2, entonces se requiere una equivalencia de conformidad con la Sección 1.4 del Código NFPA 101.

Chip Carson, Ingeniero Profesional, es propietario y presidente de Carson Associates, Inc., en Warrenton, Virginia. También es miembro de la Junta Directiva de la NFPA.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter
Suscripción al Boletín

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies