Reunión segura

Google Play

Apple Store

 

Artículo Seleccionado >>

Reunión segura

Por Robert Solomon

Cómo una herramienta poco utilizada del Código de Seguridad Humana puede mejorar la seguridad en lugares de reunión al aire libre

SafeGathering498x331Asistentes a un concierto corren en busca de seguridad mientras se derrumba un escenario temporario, en agosto, en la Feria del Estado de Indiana. En el incidente murieron siete personas y hubo docenas de heridos.

Cómo una herramienta poco utilizada del Código de Seguridad Humana puede mejorar la seguridad en lugares de reunión al aire libre

Una serie de incidentes ocurridos este verano, incluido el derrumbe de un escenario en la Feria del Estado de Indiana y la muerte de una hincha que cayó de las tribunas en un partido de béisbol en Texas, han derivado la atención hacia los aspectos a veces ignorados de los códigos de edificación, seguridad humana y contra incendios de la NFPA. Me he sorprendido con parte de la cobertura que los medios han hecho de estos incidentes, donde las personas han dicho que esos desafortunados accidentes no pueden ser planificados o que los códigos no los contemplan.



Eso no es verdad —ambos incidentes están contemplados por los códigos de la NFPA, incluido el NFPA 101®, Código de Seguridad Humana.

El derrumbe en Indiana, en el que siete personas perdieron la vida y cuarenta resultaron heridas cuando cayó un escenario, el 13 de agosto, bajo fuertes vientos, fue solo uno de un puñado de incidentes similares. Cinco de los asistentes al concierto murieron y más de 140 resultaron heridos cuando los vientos provocaron el derrumbe de un escenario en un festival de música en Bélgica, el 18 de agosto. Tiempo antes, también en agosto, el viento volcó un equipo de iluminación en un festival de música en Tulsa, Oklahoma y las luces provocaron la caída de un escenario que estaba siendo montado cerca de la ciudad de Quebec. En julio, tres personas fueron hospitalizadas cuando fuertes vientos provocaron la caída de un escenario en un festival de música en Ottawa.

Julio fue también el mes en el que el bombero Shannon Stone se estiró sobre una de las barandas del campo izquierdo en el Estadio de Rangers, en Arlington, para agarrar una pelota que había sido arrojada por un jugador. Stone perdió el equilibrio y cayó, desde una altura de 20 pies, sobre una superficie de concreto situada debajo, y luego falleció. Fue el segundo hincha que cayó desde las tribunas en un estadio de Baseball de la Liga Mayor (MLB, por sus siglas en inglés) esta temporada.

Todos estos incidentes ocurrieron en lugares de reunión al aire libre. Parte de la cobertura de los medios posterior al derrumbe del escenario en Indiana cuestionaba la aplicabilidad de los códigos en estructuras temporarias o de lugares al aire libre, o la capacidad de los organizadores de predecir incidentes que podrían requerir medidas de seguridad adicionales. Se mantienen los interrogantes acerca de quien tiene la facultad de inspeccionar las estructuras de escenarios temporarios, y en algunos casos se ha solicitado que se lleven a cabo investigaciones para conocer las respuestas. MLB, mientras tanto, ha solicitado a los equipos que observen las alturas de las barandas en sus estadios —solo una de las muchas disposiciones regidas por los códigos.

Si una herramienta única, incluida en el Código de Seguridad Humana, hubiera sido plenamente implementada por los organizadores del lugar y las autoridades competentes, el resultado de algunos de estos incidentes podría haber sido diferente. Dicha herramienta, denominada Evaluación de la seguridad humana (LSE, por sus siglas en inglés), apareció por primera vez en la edición 1994 del código. La LSE precisamente establece los límites de lo que es necesario que se tome en consideración en determinadas ocupaciones de reunión pública —incluidas las estructuras auxiliares permanentes y temporarias, así como los controles operativos en toda la extensión del lugar, incluso en las áreas de espectadores. NFPA 101 define a la LSE como “una revisión escrita que trata sobre la adecuación de las características de seguridad humana relacionadas con incendios, tormentas, derrumbes, comportamiento de las multitudes y otras consideraciones sobre seguridad relacionadas”.

La LSE es una evaluación integral de un incidente e incluye más de 100 factores que deben ser considerados. Dichos factores corresponden a una o más de las amplias categorías de las Secciones 12/13.4.1.2 para la edición 2012 del Código de Seguridad Humana e incluyen: naturaleza de los incidentes y de los participantes y asistentes; movimiento de acceso y egreso, incluidos los problemas de densidad de la multitud; emergencias médicas; riesgos de incendio; sistemas estructurales permanentes y temporarios; condiciones climáticas adversas; terremotos; disturbios civiles u otros; incidentes con materiales peligrosos dentro y cerca de las instalaciones; y las relaciones entre la gerencia de las instalaciones, los participantes del incidente, las agencias de respuesta a emergencias, y otros que desempeñen algún rol en los eventos que se lleven a cabo en las instalaciones.

Muchos usuarios del Código de Seguridad Humana pueden no darse cuenta de las condiciones bajo las cuales es aplicable la LSE. Diversas son las circunstancias que desencadenan la aplicación de la LSE establecida en el código para ocupaciones de reunión pública, incluidos los lugares que albergan a más de 6,000 ocupantes, aquellas en las que se utilizan asientos distribuidos en una configuración tipo para festivales o eventos de entrada libre, y aquellas estructuras que incorporan el uso especial de las reglas de asientos para reuniones públicas protegidos contra humo,

La LSE se aplica de manera equivalente a nuevas construcciones y edificios existentes, estructuras tanto permanentes como temporarias, así como a lugares interiores y exteriores. Los párrafos del código que tratan sobre ocupaciones de reunión pública (Capítulo 18, “Nuevas ocupaciones de reunión pública” y Capítulo 19, “Ocupaciones de reunión pública existentes”) se destacan por sus reglas altamente especializadas debido a la naturaleza de las ocupaciones de reunión pública, que pueden caracterizarse por las grandes concentraciones de personas en áreas relativamente confinadas.

La LSE no es una simple evaluación de una página; requiere de un análisis minucioso y sistemático de toda la operación y no puede ser completada por la mayoría de los profesionales mencionados en el código. Por su diseño, la LSE no es una lista de verificación. Requiere de una evaluación integral del diseño y construcción del edificio, características de los sistemas y una profunda y reiterada consideración de los aspectos operativos del evento: información sobre el tipo de evento, características de los ocupantes y relaciones entre el propietario del lugar, el operador del lugar, el promotor del evento, los artistas y asistentes. Estas relaciones y la interfaz con las fuerzas de aplicación de las leyes, el personal de seguridad del lugar y los acomodadores deben ser establecidas con anticipación.

De esa manera debería ser. Pero Paul Wertheimer, fundador de Crowd Management Strategies (Estrategias de Manejo de Multitudes) y miembro del Comité Técnico de la NFPA sobre Ocupaciones de Reunión Pública, describe la heterogénea mezcla de reglamentaciones operativas actualmente utilizadas por los lugares de reunión pública como el "lejano oeste". Son pocas las comunidades que cuentan con una legislación que contemple la seguridad de las multitudes hasta que sufren un incidente desastroso, de acuerdo con Wertheimer, y otras comunidades adoptan leyes y normas que contemplan la seguridad de las multitudes, incluido el Código de Seguridad Humana de la NFPA, aunque en general no hay coherencia. En la Feria del Estado de Indiana, dice, no había un plan de evacuación para emergencias efectivo y no se hizo ningún llamado para una evacuación de emergencia, aún cuando caía una fuerte tormenta en el lugar. El plan de evacuación del evento tenía nueve puntos enumerados con viñetas, pero ninguno de esos puntos se refería a la presencia de una multitud en un espacio al aire libre. Wertheimer dice que una de las dificultades que enfrentan las autoridades competentes es que no saben como contemplar el aspecto de la seguridad para las multitudes, y urge a las partes interesadas a duplicar sus esfuerzos para garantizar que los componentes de la LSE sean completos e integrales.

Miles de conciertos, eventos deportivos, exposiciones y otras actividades que convocan a grandes multitudes se celebran de manera segura y exitosa en todo el país, todos los años. Aunque es importante que un enfoque más normalizado sobre la aplicación de la LSE debería ser una meta para todos aquellos que son dueños, tienen a su cargo y administran estos eventos. El hardware o los elementos de infraestructura del código, tales como los medios de egreso, sistemas de alarma de incendio, sistemas de rociadores y características de construcción de los edificios, son absolutamente críticos, pero los aspectos operativos de los eventos —un hincha que se inclina para agarrar una pelota, condiciones climáticas adversas en un evento al aire libre, planes para respuestas proactivas a situaciones emergentes— también deben ser considerados. La LSE es la herramienta precisa para lograr esta meta. 

Robert Solomon es gerente departamental de la NFPA para los códigos de edificación y el Código de Seguridad Humana.

Compartir:

Nosotros

 

Quiénes Somos

 

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

 

 

 

 

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies