Guiados por la ciencia

Google Play

Apple Store

 

Artículo Seleccionado >>

Guiados por la ciencia

Por Fred Durso, Jr.

Randy Watson, investigador de incendios y presidente del comité técnico, habla sobre la nueva edición de NFPA 921, Guía para investigaciones de incendios y explosiones



Actualmente es considerada como el recurso principal para la investigación de un incendio, pero cuando NFPA 921, Guía para investigaciones de incendios y explosiones, apareció en escena en 1992, algunos investigadores procuraban su temprana desaparición.

El problema era que la guía se inclinaba hacia la ciencia como base para el análisis de los incidentes de incendio. Antes de NFPA 921, los principios fundamentales para determinar las causas de un incendio no involucraban a la ciencia per se, sino que se determinaba en base a una hipótesis sustentada en la experiencia que no era sometida a prueba para determinar su validez. La metodología para este proceso, conocido como "corpus negativo" (negative corpus), se basa en eliminación, en lugar de en evidencia que pudiera ser respaldada o en conclusiones científicamente avaladas. Algunos investigadores temían que un enfoque basado en la ciencia establecería criterios de comprobación que resultarían muy difíciles de cumplir. Sin embargo, a partir de una sentencia crucial de la Suprema Corte de los Estados Unidos, los tribunales comenzaron a referirse a NFPA 21 como la "norma de cuidado" para la evaluación del testimonio de los expertos sobre investigaciones de incendios.

Randy Watson, uno de los miembros del Comité técnico de investigación de incendios de NFPA 921 desde la publicación de la primera edición, ha investigado aproximadamente 3,000 incidentes de incendio aplicando esta guía. Actualmente es presidente del comité de tratamiento de la guía y trabaja como investigador sénior en incendios y gerente regional de S-E-A Ltd., en Atlanta, Georgia. Watson habló con elNFPA Journal sobre la evolución de la guía, las actualizaciones en la edición 2014 recientemente publicada y el papel de la NFPA 921 en la impugnación de las condenas por incendios intencionales.

Antes de la publicación de NFPA 921 en 1992, ¿cómo se investigaban los incidentes de incendio?
En la historia de las investigaciones de incendios, el año 1992 marca un antes y un después. Antes del 1992 no había ningún documento definitivo mediante el cual podía conceptuarse la investigación de un incendio. Al estar la mayor parte del tiempo en los tribunales, los investigadores hablaban sobre su experiencia, pero no había nada que se les pudiera discutir. Además, cuando los investigadores hablaban sobre sus conclusiones, podían formular expresiones tales como: "He eliminado todo lo demás, así que es esta la causa"- la esencia del corpus negativo. No había mucho más que discutir y muy rara vez se excluía el testimonio de un perito. Nunca se escuchaba a un perito hablar sobre la aplicación de una metodología científica. Había un gran resentimiento sobre referirse a la investigación de un incendio como un emprendimiento científico.

¿Por qué motivo?
Los miembros de la comunidad de la investigación de incendios sentían que una metodología científica los comprometía en algo a lo que no podían adherirse. Poner a prueba una hipótesis era algo sin precedentes. Cuando se publicó la primera edición de NFPA 921 y en ella se incluyó al método científico, fue “una amarga píldora” para los investigadores de incendios. Algunos quisieron creer que si el documento era ignorado, simplemente se desvanecería. 

Pero no fue así. ¿Qué sucedió?
En el caso Daubert vs. Merrell Dow Pharmaceuticals, la decisión quedó firme en 1993, cuando la Suprema Corte de los Estados Unidos confirió a los jueces el control de los testimonios de los peritos. El fallo estableció que los jueces debían determinar si el testimonio de los peritos era confiable y si la aplicación de una metodología, que había sido revisada por pares, publicada y aceptada resultaba parte de esa prueba de confiabilidad. Por lo que, en los casos que incluían investigaciones de incendios, los tribunales comenzaron a gravitar hacia la NFPA 921, un documento de consenso elaborado por un grupo de líderes de la comunidad de investigación de incendios. 

¿Qué tan generalizada está la aplicación de la guía actualmente?
Se aplica en todo el mundo. Ha sido impresa en francés, español, coreano y chino, para mencionar solo algunos idiomas. En casi todos los casos en litigio, el perito diría: "Sí, he investigado de acuerdo con lo establecido en NFPA 921". Se observan cada vez mayor cantidad de informes, de parte de los peritos, en el que se hace referencia directa a NFPA 921. Cuando alguien hace una declaración o testifica, se va a recusar al perito por no haber cumplido con la NFPA 921 o se va a dar apoyo a su opinión porque coincide con lo establecido en NPFA 921. En una causa judicial se la denominaba la "Biblia de la ciencia forense de los incendios intencionales" y en otra se la llamaba "norma de oro". La International Association of Arson Investigators (Asociación Internacional de Investigadores de Incendios Intencionales) publicó el año pasado un documento de posición que avala la NFPA 921. A cada nueva edición emitida, La National Association of Fire Investigators (Asociación Nacional de Investigadores de Incendios) publica una resolución , en la que se la presenta como siendo la norma de cuidado de la industria.

Dicho esto, algunos investigadores todavía avalan el modelo del corpus negativo por sobre el enfoque basado en la ciencia. ¿Por qué motivo?
A algunos investigadores de incendios, como sucede exactamente en otras profesiones, no les agrada que se les impugne su opinión ni que se los obligue a cambiar sus modos. Siempre lo han hecho de esa manera, por lo que no ven la necesidad de un cambio. 

¿Ha habido conversaciones de convertir NFPA 921 en una norma?
Una de los asuntos votados por el comité el año pasado fue que yo, como presidente, analizara con la NFPA la idea de transformar la NFPA 921 en una norma. Pero aquí está el problema: una guía contiene disposiciones no obligatorias -"Puede hacerse esto o aquello otro", pero una norma establece: "Debe hacer esto o aquello". La norma contiene expresiones declarativas, sin demasiada explicación, excepto que haya un anexo que amplíe lo expresado. Uno de los propósitos de una guía como la NFPA 921 es el de brindar el tipo de material explicativo que no se incluye en el cuerpo de una norma. El motivo por el que NFPA 921 no puede ser una norma es debido a que es un documento de investigación y no hay dos investigaciones iguales. Una investigación podría ser una vivienda, la siguiente podría ser un automóvil y la próxima podría ser una embarcación. No pueden obtenerse declaraciones definitivas que expresen que debe hacerse "X" en todas las investigaciones, porque cada investigación es diferente.

¿De qué modo colabora NFPA 921 con otras normas de la NFPA?
Un ejemplo es NFPA 1033, Calificaciones profesionales de los investigadores de incendios. La norma identifica los requisitos básicos de desempeño de su tarea para los investigadores de incendios, al exigirles que estén capacitados en el método científico y que lo apliquen cuando llevan a cabo una investigación. Como documento acompañante, NFPA 921 describe los elementos del método científico e incluye alineamientos adicionales. Así, NFPA 1033 se centra en las habilidades del investigador y NFPA 921 se centra en el proceso de la investigación. Es ese el modo en el que trabajan a la par. 

¿De qué manera se está aplicando el método científico en las investigaciones?
Supongamos que se comienza recopilando los datos sobre el origen de un incendio. A medida que se analizan los datos, se comienza a desarrollar una hipótesis y escenarios. Luego se inicia la prueba de las hipótesis, validando los hallazgos observados. Se lo pone a prueba y se trata de refutarla. A través del proceso de prueba, se llega a una hipótesis que concuerde con la totalidad de los datos. A veces, mientras se desarrolla una hipótesis, se concluye con dos o tres y basándose en los datos, no se puede eliminar ninguna de ellas. La investigación finalizará con un origen indeterminado. Puede aplicarse esa misma lógica a la causa y a las fuentes de ignición. 

La edición 2011 de NFPA 921 se refiere al corpus negativo como "no compatible con el método científico, inapropiado y que no debería aplicarse debido a que genera una hipótesis que no puede ser probada". ¿Ha habido alguna fuerte reacción adversa a este texto?
Esa sección [en Capítulo 8] se tituló "Uso inapropiado del proceso de eliminación". Hubo un gran revuelo porque la gente no comprendía la sección. Creían que estábamos diciendo que el proceso de eliminación era algo malo. No es ese el caso. Lo que estábamos tratando de comunicar era que si el proceso de eliminación se aplica de manera incorrecta, podría ser algo malo. En la nueva edición, hemos agregado algún texto introductorio para mencionar que el proceso de eliminación es parte integral del método científico. Pero si no tiene evidencia para avalar su determinación, ello no es congruente con el método científico. Cualquiera sea su determinación respecto de la causa del incendio, debe tener evidencia que la avale.

¿De qué manera otras actualizaciones incorporadas a la edición 2014 de NFPA 921 - en particular el agregado de fotos en color - colaboran con sus investigaciones?
La investigación de un incendio es un emprendimiento muy científico y también muy visual. La posibilidad de incluir imágenes en color en el documento aumenta en gran medida nuestra capacidad de mostrar ejemplos de las clases de situaciones/objetos que deben ser observados en el escenario. Un buen ejemplo del beneficio del color es el Capítulo 6, sobre patrones de incendio -puede verse el contraste de los daños y de la carbonización. Las imágenes en color demuestran cómo los patrones pueden ser más fácilmente reconocidos y más visibles. 

También hay un nuevo capítulo sobre sistemas de protección contra incendios.
Un sistema de protección contra incendios puede afectar al fuego -puede lentificarlo o extinguirlo o, si no funciona correctamente, permitir que el incendio se propague como si no hubiera un sistema. La edición 2014 de NFPA 1033 incluye a estos sistemas como uno de los 16 ítems basados en el conocimiento para los investigadores. El debate de este tema en NFPA 921 avala los requisitos establecidos en NFPA 1033. Actualmente, los investigadores de incendios disponen de mayor información sobre los sistemas mismos, cómo funcionan, sus componentes y qué es lo que debe documentarse.

Ha habido investigaciones sobre incidentes de incendios intencionales recientes que han sido impugnadas o anuladas. ¿Qué es lo que provoca esta tendencia?
Una organización denominada el Proyecto de Inculpabilidad [que se aplica para exonerar a quienes han sido erróneamente condenados] se ha interesado en los casos de incendios intencionales. Retroceden y evalúan la ciencia o la falta de ciencia en las investigaciones y comparan ello con lo que está disponible actualmente. No necesariamente se condena a los investigadores, dado que ellos pueden haber aplicado lo que se consideraba de última generación en aquel momento. La meta del sistema de justicia penal, sin embargo, es hacer lo correcto, así que en algunos casos pueden existir motivos para volver hacia atrás y aplicar la ciencia de última generación vigente y observar si se han cometido errores. 

¿Se aplica NFPA 921 como parte del proceso de reevaluación en alguno de estos casos?
Sí. NFPA 921 es el documento que ha promovido el método científico y la prueba de las hipótesis. Si en el Proyecto de Inculpabilidad se está considerando un caso, se debe contar con algo confiable sobre lo que puedan basarse las opiniones. 

Entrevista realizada y editada por Fred Durso, Jr., escritor de la redacción del NFPA Journal. Puede seguirlo en Twitter en @FredDursoJr.

Compartir:

Nosotros

 

Quiénes Somos

 

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

 

 

 

 

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies