Y lo que tenemos aquí es... ¡una falla de comunicación!

Google Play

Apple Store

 

Artículo Seleccionado >>

Y lo que tenemos aquí es... ¡una falla de comunicación!

Por Wayne D. Moore, P.E., FSFPE

Muchos de ustedes reconocerán el título de la columna del film La Leyenda del Indomable (Cool Hand Luke). Desafortunadamente, también se aplica a cumplimiento de los códigos y normas de la NFPA, específicamente respecto del Código Nacional de Alarmas de Incendio.

Mientras viajaba por el país, me reuní con muchas de las Autoridades Competentes (ACs), y escuché cómo varias de ellas se quejaban de los problemas que tenían con los sistemas de alarmas de incendio instalados en sus jurisdicciones. Señalaban que los mismos presentaban deficiencias en la instalación, altos índices de falsa alarma, diseñadores incompetentes, y una falta general de respuesta adecuada a la activación de las alarmas de incendio por parte de los ocupantes. Todos estos aspectos pueden resumirse en la frase “baja confiabilidad operativa de los sistemas de alarma de incendio".

Pero, ¿qué es lo que causa la baja confiabilidad operativa? Sí, existen diseñadores incompetentes que presentan a las autoridades sistemas que no cumplen con lo establecido en el código para su revisión. Sí, existen instaladores que no poseen conocimientos técnicos ni sobre los requisitos establecidos en el código acerca de cómo instalar correctamente un sistema de alarmas de incendio. 

Tom Hammerberg, Director Ejecutivo y Presidente de la Asociación de Alarmas de Incendio Automáticas (Automatic Fire Alarm Association - AFAA), en su discurso de apertura en la Conferencia sobre Aplicaciones e Investigación sobre Supresión y Detección de la Fundación para la Investigación de la Protección contra Incendios de la NFPA, celebrada en Orlando, recientemente presentó algunos aspectos de interés para que la comunidad de detección contra incendios reflexionara sobre ellos. Comenzó su exposición con el interrogante: “¿Qué necesita la industria de alarmas de incendio?" Tom dio respuesta a su pregunta con una lista de lo que él considera movilizará a la industria en la dirección correcta:

  • mejorar el diseño de los sistemas de alarmas de incendio,
  • mejorar el proceso de instalación,
  • mejorar el mantenimiento de los sistemas de alarmas de incendio,
  • mejorar la aplicación de los Códigos,
  • mejorar los Códigos (¡más sentido común!), y  
  • mejorar la comunicación entre la autoridad competente, el diseñador y el contratista.

¿Un diseño deficiente es causal de falsas alarmas? Por supuesto, cuando se opta por detectores inadecuados para el entorno, pueden ocurrir falsas alarmas. ¿Un diseño deficiente es causal de pérdidas por incendio?

Toda vez que el diseño de notificación no sea el adecuado, habrá personas que no reciban el mensaje de alarma, lo que podría provocar lesiones adicionales o víctimas fatales en un incendio. No existe duda alguna de que es necesario contar con diseñadores más calificados. Los diseñadores de los sistemas de alarmas de incendio necesitan disponer de mayor información y mejores herramientas, y la Fundación para la Investigación de la Protección contra Incendios está colaborando en el área llevando a cabo una investigación relacionada con la implementación de mejoras en los sistemas de detección. La industria también precisa definiciones más claras sobre las responsabilidades del diseñador; y la Sociedad de Ingenieros en Protección contra Incendios (SFPE, por sus siglas en inglés), la Sociedad Nacional de Ingenieros Profesionales (NSPE, por sus siglas en inglés) y el Instituto Nacional de Certificación de Tecnologías de Ingeniería (NICET, por sus siglas en inglés), están trabajando en forma conjunta para la resolución de estos aspectos.

El proceso de instalación podrá ser mejorado empleando técnicos calificados para la instalación y programación de nuevos sistemas de alarmas de incendio. Pero lo que la industria reclama es que "no hay suficiente personal calificado". Si bien ello podría ser cierto, de acuerdo con lo expresado por el Sr. Hammerberg no es desbordante la cantidad de clases de alarmas de incendio de la AFAA. Ello parecería indicar que muchos contratistas y fabricantes prefieren quejarse por el problema en lugar de buscarle una solución y enviar a sus técnicos a que reciban el entrenamiento adecuado.

Entonces, ¿dónde es que el proceso falla? Contamos con un Código Nacional de Alarmas de Incendio que ha sido desarrollado a través de un proceso consensuado con la intervención de cientos de voluntarios. Es posible que el Código no sea un documento perfecto, pero incluye gran cantidad de información y requisitos que, si se aplican y cumplen adecuadamente, mejorarían ampliamente la confiabilidad operativa de los sistemas de alarmas de incendio instalados.  

El factor crucial es que son pocas las autoridades competentes que hacen cumplir lo establecido en el Código Nacional de Alarmas de Incendio. 

En una encuesta informal, llevada a cabo en cada uno de los seminarios que conduce para la AFAA, el Sr. Hammerberg ha interrogado  acerca de cuántas de las autoridades competentes presentes hacen cumplir los requisitos establecidos en el Código NFPA 72. La respuesta no es demasiado sorprendente. Menos del 1 por ciento considera que aplica adecuadamente los requisitos del Código Nacional de Alarmas de Incendio. ¿Por qué la única persona con mayores posibilidades de garantizar que los sistemas de alarmas de incendio instalados en su jurisdicción no provoquen falsas alarmas y sean operativamente confiables no hace cumplir lo establecido en el Código que contribuiría a garantizar precisamente eso?

La industria dispone de lo necesario para brindar un sistema de alarmas de incendio operativamente confiable. Los equipos que se fabrican actualmente son de alta calidad. Existen técnicos certificados por el NICET disponibles para la instalación de un sistema de alarmas de incendio confiable. Se dispone de ingenieros en protección contra incendios matriculados para llevar a cabo el diseño de un sistema de alarmas de incendio adecuado. Lo que se necesita es un mayor número de inspectores de incendios que comprendan y hagan cumplir lo establecido en el Código y que transmitan esa información al resto de las "personas involucradas" en el proceso de diseño e instalación. Como ha expresado Tom Hammerberg en su conclusión final: "A través de la comunicación y del trabajo conjunto, podremos alcanzar nuestra meta: lograr que las instalaciones de sistemas de alarmas de incendio sean operativamente confiables”.

Wayne D. Moore, Ingeniero Profesional, Miembro de la Sociedad de Ingenieros en Protección contra Incendios (FSFPE) es director de Hughes Associates y ex presidente (período inmediato anterior) del Comité de Correlación Técnica del Código NFPA 72.

Compartir:

Nosotros

 

Quiénes Somos

 

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

 

 

 

 

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies