Las Instalaciones GLN Deben Cumplir con la Edición 2001 de la NFPA 59A

Google Play

Apple Store

 

Artículo Seleccionado >>

Las Instalaciones GLN Deben Cumplir con la Edición 2001 de la NFPA 59A

Por Stephen Barlas

La oficina de Seguridad de Gasoductos, parte de la Administración de Investigaciones y Programas Especiales (RSPA) dependiente del Departamento de Transporte, ha publicado una regla final que requiere que todas las instalaciones de Gas Licuado Natural (GLN) de los Estados Unidos cumplan para el próximo Septiembre con el diseño y los requerimientos para la

protección de incendio de la Edición 2001 de la NFPA 59A, Producción, Almacenamiento y Manipulación del Gas Licuado Natural.kingsportInstalaciones de GLN pertenecientes a Duke Energy (TN) en Kingsport. Foto: Duke Energy

La agencia está respondiendo preguntas de futuros constructores de nuevas terminales de GLN quienes se encuentran preparando aplicaciones para la construcción y deseaban cumplir con la Edición 2001 actualizada, en lugar de guiarse por la Edición 1996 luego citada en la parte 193 de los reglamentos de seguridad para GLN provistos por la RSPA.

"Tuve varias llamadas de diseñadores de todo el país preguntando que tan rápido podemos adoptar la Edición 2001 ya que están en pleno proceso de diseño de las plantas de GLN es para beneficio de todos cumplir con la edición 2001, en lugar de con la de 1996," explica Buck Furrow, oficial de la RSPA, durante un encuentro del Comité Técnico de Normas sobre la Seguridad de los Gasoductos (TPSSC) de la agencia en Mayo de 2003.

Los productores de gas natural y las empresas de tendido inter e intra estados, los constructores de las nuevas terminales futuras, consultaron a la RSPA para guiarse por la edición 2001 dado sus características de diseño modernizadas. La edición 2001 incorpora muchos cambios técnicos con el objeto de mejorar la seguridad y enfatiza previsiones de diseño sísmico utilizando parte del Programa Nacional de Reducción de Riesgo Sísmico que se desarrolla con el apoyo de la Agencia Federal de manejo de Emergencias, la cual es ahora parte del Departamento de Seguridad Nacional, cuenta Ted Lemoff, enlace de personal de la NFPA para la NFPA 59A y miembro de la TPSSC.

Pero los productores y las empresas de tendido también pidieron a la RSPA que no exigiera el cumplimiento de los requisitos para la protección de incendio de la edición 2001 a las cuatro terminales de GLN existentes y a las instalaciones 90-plus peak shaving, ubicadas en todo el país. El pasado Julio, la RSPA denegó la petición.

La regla final se publico en Marzo 10, 2004. Antes del mes, la Asociación Americana de Gas (AGA) registró el pedido cuando la RSPA solicitó a la agencia que reconsidere algunos aspectos de la reglamentación final, particularmente su insistencia en que todas las instalaciones existentes a Marzo 31, 2000, cumplieran con el artículo 9.1 al 9.7 y con el 9.9 de la edición 2001 de la NFPA 59A para Septiembre 12, 2005. La AGA se opuso particularmente a la aplicación retroactiva del artículo 9.3.4, que hace referencia a el NFPA 72®, Código Nacional de Alarmas contra Incendios

"El NFPA 72 hace referencia a aproximadamente otras 13 normas a las que los operadores deberán a su vez referirse," explicó la petición AGA. "Todas estas normas, incluida la NFPA 72, podrán requerir cambios en sistemas/equipos innecesarios. Los operadores estimaron su costo entre $140.000 – $250.000 dólares por planta para modernizar los sistemas de detección de incendio y fugas de acuerdo con la NFPA 72."

Además, preocupa el hecho de que los requisitos de entrenamiento de la NFPA 72 puedan forzar a muchos operadores a tener que contratar equipo de mantenimiento extra.

La RSPA respondió que la modernización o la retroactividad en la implementación, no reviste carácter obligatorio. "El acogimiento a la NFPA 72 se rige por el artículo 9.3.4 de la NFPA 59A, que reza: 'Los sistemas de detección determinados por la evaluación en 9.1.2 serán designados, instalados, y mantenidos de acuerdo con la NFPA 72, Código Nacional de Alarmas contra Incendios, o con la NFPA 1221, Norma para la Instalación, Mantenimiento y Utilización de Sistemas de Comunicación del Servicio Público de Incendios, según corresponda,' de acuerdo a la RSPA.

"De acuerdo al artículo 9.1.2, los operadores deben determinar el tipo, cantidad, y ubicación del equipamiento necesario para la detección y control de ciertos tipos de incendio, fugas, y derrames 'llevando a cabo una evaluación basada en sólidos principios de ingeniería para la protección de incendio, análisis de las condiciones locales, peligros dentro de las instalaciones, y exposición hacia y desde otra propiedad.'"

"Según los artículos 9.1.2 y 9.3.4 conjuntamente, la RSPA declaró que "los requisitos de la NFPA 72 no son aplicables pese a las condiciones preexistentes, pero están bajo su influencia. Si un operador evalúa siguiendo el artículo 9.1.2 que el tipo, cantidad, y ubicación del equipamiento existente para la detección de incendio es adecuado, no será necesaria ninguna modernización retroactiva del mismo. Aún cuando un operador considere que el tipo, cantidad, y ubicación del equipamiento existente para la detección de incendio es inadecuado, sólo el equipamiento de detección que es instalado o agregado deberá cumplir con los requerimientos de la NFPA 72."

En Julio, la RSPA también aclaró que la NFPA 72 no consigna que personal "certificado" realice el mantenimiento del equipo de alarmas contra incendios. Más bien la NFPA 72 ordena que el personal en servicio sea "calificado y experimentado," dice la RSPA.

El criterio de contención de la AGA fue que las terminales de GLN preexistentes y las instalaciones de almacenamiento líquido ubicadas en las zonas no urbanas son más seguras, dado que cumplen con los requisitos expresados en el Capítulo 9 de la edición 1996 de la NFPA 59A. Además, el Capítulo 9 en sí no menciona retroactividad alguna. Las instalaciones de almacenamiento líquido son esencialmente gigantescos tanques de almacenamiento donde el GLN es guardado solo unos días al año, generalmente durante los gélidos meses de Enero y Febrero, cuando las empresas locales de distribución o el tendido de distribución interestatal no están en condiciones de proveer un flujo de emergencia. La instalación de la Duke Energy Gas Transmission en Kingsport, Tennessee, por ejemplo, guarda unos 348.000 barriles, o unos 14.616,000 galones (55.327.582 litros), de GLN.

No es que las instalaciones de GLN revistan un peligro inminente, dice la AGA. En su petición a la RSPA, la asociación declaró que no hubo "ningún incidente denunciado durante por lo menos los últimos 24 años." Aún así, algunas terminales, como la de El Paso Natural Gas en la isla Elba, Georgia, no fue utilizada con frecuencia en los últimos 24 años. La isla Elba entró en servicio en 1978, cerró sus puertas en 1980 cuando El Paso se dio cuenta que los Estados Unidos no guardaban un gran apetito por el GLN, y se reabrió en 2001 en ocasión de la respuesta del El Paso al crecimiento en la demanda de gas natural, especialmente por las empresas eléctricas, y que no pudieron cubrirse pese a la disminución de la provisión hogareña. La Southern Natural Gas, una subsidiaria de El Paso, está construyendo actualmente unos 3.300 millones de metros cúbicos (9.300 millones de litros) de capacidad de almacenamiento adicional en la isla Elba, muy cerca de Savannah. Como parte de su cumplimiento con la Comisión Federal de Regulación de Energía (CFRE), que aprueba las expansiones de instalaciones preexistentes y la ubicación de las nuevas, El Paso consideró que Elba es suficientemente grande y lejana como para que un incendio en esa área pueda llegar a afectar a sus vecinos.

A pesar de ello, un incendio en unas instalaciones de GLN en Algeria el pasado Enero que provocó la muerte de 23 personas, dispara preguntas acerca de la seguridad de incendio del GLN y les da prioridad-uno cosa que no hubiera sido igual hace solo unos años atrás. Las investigaciones de este caso están en camino, y es prematuro tratar de sacar conclusiones sobre el incidente por el momento, consigna Lemoff .

La CFRE aprobó nuevas terminales en Hackberry, Louisiana; Port Pelican, Texas; el golfo de México; y en las Bahamas, se recibieron pedidos para terminales en Freeport y Corpus Christi, Texas; Fall River, Massachusetts; Long Beach, California; y Sabine y Lake Charles, Louisiana. Keith Meyer, presidente de Cheniere LNG, dice que espera que sus dos plantas en Corpus Christi y Sabine esten listas y en funcionamiento para la temporada invernal del 2007.

La lista de terminales que todavía se está considerando comienza en la costa oeste con Cherry Point, Washington, y baja hacia el sur llegando a Baja California, luego al este hacia Lazaro Cardenas, Mexico, hacia Mobile Bay, Alabama, al norte hacia Logan, New Jersey, más al norte alcanzando Providence, Rhode Island y Somerset, Massachusetts, para finalmente llegar a Searsport, Maine. ¡Y ésta no es la lista completa! Thomas Giles, oficial en jefe de operaciones de la Sound Energy Solutions (SES), que hizo su solicitud a la CFRE con el fin de construir una terminal GLN en Long Beach, está ansioso por el criterio nuevo para el diseño sísmico incluido en la edición 2001, el cual adopta los requerimientos del Programa Nacional de reducción de Riesgos Sísmicos de la FEMA.

"Anticipamos estos cambios y los agregamos a nuestras aplicaciones," comenta Giles. También considera que la edición 2001 enfatiza los requisitos para la operación, mantenimiento, seguridad, y el entrenamiento del personal.

Desde su primera edición en 1966, la NFPA 59A es usada en todo el mundo para la seguridad en plantas de GLN. En 1980, el Congreso autorizó a la oficina de Seguridad de Gasoductos a redactar las leyes para las plantas de GLN dentro de los Estados Unidos que estén conectadas a sistemas de tendido, que incluyen todas las plantas de GLN existentes al momento.

En 1997, la oficina de Seguridad de Gasoductos reconsideró dichas leyes para las plantas de GLN y adosó partes de la NFPA 59A, basada en la petición de la NFPA. Durante un encuentro de la NFPA y el personal de la mencionada oficina, Richard Felder, el entonces director de la misma, declaró que "la petición de la NFPA era bienvenida dado que la oficina de Seguridad de Gasoductos no contaba con personal ni recursos para mantener leyes para las plantas de GLN." Como parte de su revisión periódica de normas de referencia, la oficina de Seguridad de Gasoductos propuso modernizar dicha referencia de acuerdo a la edición 2001 de la NFPA 59A, e incluir las partes de la NFPA 59A en las leyes federales.

A pesar de la insistencia de la RSPA acerca del requisito de retroactividad, las instalaciones nacionales de GLN se comprometieron a cumplir con la edición 2001 de la NFPA 59A. Julie Vitek, una representante de Distrigas, que opera una terminal de GLN importante en Everett, Massachusetts, cerca de Boston, dice, "esperamos cumplir con las nuevas leyes para cuando entren en rigor."

Compartir:

Nosotros

 

Quiénes Somos

 

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

 

 

 

 

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies