Aceleración al máximo

 

Seguridad Eléctrica

Aceleración al máximo

Por Angelo Verzoni

e bikes hed

A medida que la popularidad de las bicicletas y los monopatines eléctricos a batería aumenta en todo el mundo, algunos expertos en seguridad creen que es necesario que haya una mayor regulación de estos dispositivos, lo cual puede enfrentarse con resistencias y problemas de aplicación. ¿Cómo pueden las jurisdicciones encontrar un equilibrio entre los beneficios de estos medios de transporte urbano tan eficientes y las preocupaciones respecto a la seguridad que son cada vez mayores?

¿Dónde debería guardar la batería de su bicicleta eléctrica si le preocupa que pueda incendiarse? Esa fue una pregunta publicada hace varios meses en Reddit, un sitio popular de redes sociales donde los usuarios discuten temas que van desde deportes hasta noticias y tecnologías emergentes, incluidas las bicicletas eléctricas.

Decenas de usuarios de Reddit intervinieron en esta discusión. Dentro de parrillas viejas, latas de municiones, cajas de herramientas y hornos fueron algunas de las mejores respuestas. Para otros, esta pregunta (y otras consultas similares planteadas en otros foros de bicicletas eléctricas y monopatines eléctricos en Reddit) parecieron disparar su ira. "No se incendian", escribió un usuario en junio. "Dejen de sembrar miedo".

Lo cierto es que los dispositivos de micromovilidad eléctrica a batería, como las bicicletas eléctricas y los monopatines eléctricos que se han vuelto tan populares en los últimos años, sí se incendian. Especialmente sus baterías, que a menudo son de ion de litio, presentan un riesgo de incendio. Solo en la ciudad de Nueva York, oficiales del cuerpo de bomberos dicen que este tipo de dispositivos han causado más de 120 incendios en lo que va del 2022, por lo que para fin de año el número sería mayor a 200. Se trataría entonces de un aumento de casi el 100 por ciento con respecto a los 104 incendios que informó el Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY) en 2021, en los que murieron cuatro personas. Cinco personas han muerto en estos incendios en 2022, incluida una niña de 5 años que murió el 3 de agosto en un incendio provocado por un monopatín eléctrico que se estaba cargando.

A pesar de lo que se pueda leer en línea, la solución a este problema no es guardar las baterías de bicicletas eléctricas en un horno. En cambio, los expertos explican que se necesita un enfoque integral, que incluya a los fabricantes de bicicletas y monopatines eléctricos, a los propietarios de edificios y al público para crear un futuro más seguro para los dispositivos de micromovilidad eléctrica. Cuanto antes suceda eso, dicen, será mejor.

"La mayoría de los incendios de baterías de ion de litio que enfrentan los cuerpos de bomberos de todo el país involucran estos dispositivos de micromovilidad", dijo Matthew Paiss, asesor técnico en el grupo de Materiales y Sistemas de Baterías del Laboratorio Nacional del Noroeste del Pacífico (PNNL, por sus siglas en inglés). "Cuando se trata del incendio de un vehículo eléctrico, se puede dejar que se queme en el costado de la carretera. Los dispositivos de micromovilidad, en cambio, suelen estar en casas o edificios de gran altura, por lo que el cuerpo de bomberos debe intervenir. Se trata de un problema que tenemos que resolver".

Sin embargo, la enorme popularidad de estos dispositivos hace que los esfuerzos recientes para aumentar la regulación de bicicletas y monopatines eléctricos en algunas jurisdicciones se enfrenten a una resistencia y problemas de aplicación. Esas experiencias podrían sentar las bases para conflictos similares en ciudades de todo el mundo, a medida que las autoridades de seguridad intentan gestionar este peligro emergente y a medida que el mercado de la micromovilidad eléctrica se prepara para un período de crecimiento sin precedentes.

¿Por qué se incendian las bicicletas eléctricas?

Las primeras bicicletas eléctricas surgieron a fines del siglo XIX, aunque la producción fue escasa y muchos diseños nunca se concretaron. Las bicicletas eléctricas tuvieron algunos momentos de éxito en determinados nichos de mercado entre mediados y finales del siglo XX, pero recién hace algunos años atrás el diseño y la venta de estos dispositivos pasó a ser un modelo comercial viable, impulsado principalmente por la tendencia global para reducir la dependencia de los motores a combustión. La invención, producción y viabilidad comercial de los monopatines eléctricos ha seguido un camino similar al de las bicicletas eléctricas.

Según la firma de investigación de mercado Allied Market Research, se espera que el mercado global de la micromovilidad crezca de unos 40 mil millones de dólares en la actualidad a 215 mil millones para el 2030 y gran parte de ese crecimiento se atribuye al auge de los dispositivos eléctricos a batería. Para el próximo año, se espera que alrededor de 40 millones de bicicletas eléctricas circulen por las calles de las ciudades de todo el mundo. "Se ha producido una increíble transformación en la tecnología de transporte eléctrico personal en todo el mundo y no hay señales de que vaya a disminuir". Esto puede leerse en un folleto titulado "Guía para la micromovilidad" (en inglés), publicado por Underwriters Laboratories (UL) en marzo. "Cada vez más, los vehículos eléctricos ligeros y los dispositivos eléctricos de transporte personal están poblando los mercados mundiales".

Si bien no hay datos exhaustivos sobre la frecuencia con la que las bicicletas y los monopatines eléctricos se incendian, esto sucede con cierta regularidad. En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, se han producido una cantidad importante de incendios de bicicletas y monopatines eléctricos en los últimos dos años, según explicó Joe Jardin, jefe de prevención de incendios del FDNY; y estos incidentes están en aumento. “Los números aumentan semanalmente", agregó. "Así de activo es este problema".

e bike 1
 Las fotografías tomadas por el FDNY de los incendios que involucran bicicletas y monopatines eléctricos muestran muchos de los peligros relacionados con la carga y el almacenamiento de estos dispositivos. Cargar varios dispositivos al mismo tiempo puede sobrecargar los circuitos eléctricos o conectores múltiples, mientras que las baterías y los equipos de carga mal fabricados pueden provocar incendios potencialmente graves en cuestión de segundos. Fotos de cortesía de la FDNY.

 

En India, donde hay una iniciativa del gobierno para que el 80 por ciento de los dispositivos de micromovilidad de dos ruedas sean eléctricos para 2030, una serie de incendios de bicicletas y monopatines eléctricos figuraron en los titulares de las noticias en mayo y junio. Algunos de estos incendios tuvieron víctimas fatales. Una investigación realizada por el gobierno de India atribuyó los incendios a celdas de batería mal fabricadas. Los expertos coinciden en que los incendios de bicicletas y monopatines eléctricos a menudo son causados por defectos en la batería u otras partes del equipo. "Muchos de estos productos, incluidos los cargadores que vienen con ellos, pueden estar fabricados con componentes de mala calidad", dijo Paiss.

Sin embargo, la causa de los incendios no siempre es un error del fabricante. Empresas como Lime y Bird, que ofrecen alquiler de monopatines eléctricos en ciudades de todo el mundo, han utilizado durante mucho tiempo un modelo donde se contrata a personas para cargar dispositivos durante la noche: cuantos más monopatines carguen, más les pagan. No es una sorpresa que esto haya llevado a que las personas sobrecarguen los circuitos eléctricos. Las imágenes publicadas en foros en línea para "exprimidores", el término utilizado para describir a quienes se les paga por cargar monopatines eléctricos, muestran docenas de cables enredados entre los monopatines conectados a conectores múltiples que, a su vez, se conectan a otros conectores múltiples, antes de conectarlos a los toma corrientes. En 2018, una familia en Saint Paul, Minnesota, logró escapar con vida de un incendio que se produjo dentro de una cochera donde se cargaban ocho monopatines eléctricos. "La cochera no pudo soportar la [carga] eléctrica", dijo el capitán de bomberos de Saint Paul, Joe Blank, al Pioneer Press de Saint Paul.

Paiss dijo que también le preocupa que las baterías de las bicicletas eléctricas y los monopatines eléctricos se dañen por el contacto físico, por ejemplo si un "exprimidor" arroja estos dispositivos a la parte trasera de una camioneta o si los usuarios los golpean al usarlos, o bien por modificaciones o reparaciones que no realiza el fabricante original. Según un artículo publicado el año pasado por la revista New York y el sitio web de noticias tecnológicas The Verge, muchos repartidores de alimentos que utilizan bicicletas eléctricas en la ciudad de Nueva York no reparan sus bicicletas en tiendas u otros distribuidores autorizados, sino "con la ayuda de un mecánico ambulante conocido solo como Su".

Sin importar cómo se inicia un incendio de una bicicleta o un monopatín eléctrico, cuando lo hace, como cualquier otro incendio de batería de ion de litio, puede ser extraordinariamente difícil de controlar. Como están alimentados por una reacción química conocida como fuga térmica, estos incendios pueden emitir humos tóxicos y generalmente requieren cantidades abundantes de agua para extinguirse. Incluso cuando el fuego de las baterías de ion de litio parece estar apagado, estas pueden volver a incendiarse días o incluso semanas después debido a la energía que queda atrapada dentro de las celdas dañadas de la batería. "Sinceramente, es aterrador lo rápido que se destruyen los espacios afectados por el fuego y la gravedad que adquiere el incendio en cuestión de uno o dos segundos", dijo Jardin.

Las ciudades sopesan los riesgos

Después de un incendio fatal causado por una bicicleta eléctrica en la ciudad de Nueva York en diciembre, Jardin dijo que el comisionado de bomberos de la ciudad prohibió las bicicletas y los monopatines eléctricos en la sede del FDNY, con la excepción de dispositivos utilizados por personas con alguna discapacidad. A partir de abril, en el Código de Incendios de la ciudad de Nueva York también se ha incluido restricción al almacenamiento y carga de dispositivos a no más de cinco dispositivos en un mismo lugar.

El cambio en el código de incendios se realizó para evitar que ocurran las mismas situaciones que habían causado el incendio de la cochera en Minnesota. "Esta disposición se pensó para prevenir de manera efectiva el uso de unidades residenciales para almacenar y cargar muchas bicicletas eléctricas como así también para evitar cualquier actividad que involucre la carga y el almacenamiento masivo de dispositivos de movilidad eléctricos", dijo Julian Bazel, director de la Unidad de Desarrollo de Códigos de la Oficina de Prevención de Incendios del FDNY, en un comunicado enviado al NFPA Journal. Si el propietario de un edificio quiere ofrecer un espacio para que los residentes puedan almacenar y cargar bicicletas o monopatines eléctricos, puede hacerlo, agregó Bazel, siempre que brinde mayores medidas de protección como rociadores contra incendios y puertas y paredes resistentes al fuego.

La ciudad podría llevar las cosas un paso más allá con una posible norma que prohibiría las bicicletas y los monopatines eléctricos en todas las viviendas sociales, una medida que ha generado una oposición generalizada y ruidosa (ver "¿Prohibición eléctrica en la Gran Manzana?"). Esa resistencia podría sentirse pronto en otros lugares, ya que las bicicletas y los monopatines eléctricos continúan ganando popularidad.

En algunos lugares, ese ida y vuelta ya se ha producido. Luego de que algunos funcionarios en Londres anunciaran la prohibición de las bicicletas y los monopatines eléctricos en el Palacio de Westminster, se produjo una reacción violenta por parte de grupos defensores de las bicicletas, miembros del público y miembros del Parlamento. En una audiencia de febrero, Anthony Fitzhardinge Gueterbock, miembro de la Cámara de los Lores y quien anteriormente se había trasladado al trabajo en una bicicleta eléctrica, calificó la medida como un ejemplo de "un control ejecutivo sigiloso" y acusó a quienes tomaron la decisión de "malinterpretar" el riesgo de incendio que presentan las bicicletas eléctricas.

Otras comunidades no ven motivos para tomar medidas contra estos dispositivos, al menos no todavía. En Durham, Carolina del Norte, donde los dispositivos de micromovilidad eléctrica han estado en escena durante varios años tanto para alquiler como para uso personal, no se han producido incendios, según dijo el jefe de bomberos de ese lugar. "Hasta donde yo sé, no ha habido incidentes en nuestra jurisdicción con monopatines eléctricos ni con bicicletas eléctricas", dijo el jefe Robert Zoldos, quien también tiene un monopatín eléctrico. Una vez, Zoldos estaba caminando por el centro de Durham cuando recibió una llamada por una gran fuga de gas; se subió a un monopatín eléctrico alquilado para volver a su vehículo más rápido y así poder responder a la llamada. "Creo que los monopatines eléctricos son muy útiles y eficientes", dijo.

Los incendios relacionados con estos dispositivos tampoco parecen ser un problema importante en la comunidad cercana de Raleigh, donde la ciudad emplea a un coordinador de micromovilidad para supervisar el uso de bicicletas eléctricas y monopatines eléctricos. De hecho, los correos electrónicos entre el coordinador de micromovilidad y el jefe de bomberos adjunto de la ciudad revelan que las preocupaciones sobre dónde se usan los dispositivos, el cumplimiento de las señales de tráfico y el uso de cascos son cuestiones más importantes que las relacionadas a la seguridad contra incendios.

Descubrir qué desafíos enfrenta cada ciudad del país en relación al uso de bicicletas eléctricas y monopatines eléctricos es una de las metas del próximo simposio organizado conjuntamente por el FDNY, la NFPA y el Instituto de Investigación de Seguridad contra Incendios de UL. El simposio "Baterías de ion de litio: desafíos para el servicio contra incendios" está programado para el 6 y 7 de septiembre, dijo Jardin, con una asistencia anticipada de alrededor de 200 líderes del servicio de bomberos que se reunirán para discutir peligros, compartir sus experiencias y revisar las experiencias de mitigación de incendios y posincendios del FDNY con dispositivos de micromovilidad eléctrica. Todo esto puede ser muy útil ya que cada vez más jurisdicciones experimentan incendios de bicicletas eléctricas o monopatines eléctricos. "Al menos por ahora, parece que este problema empeora mucho más rápido que otros", dijo Jardin. "Pero supongo que lo que sucede aquí, con el paso del tiempo, será reconocido también como un desafío en otros lugares"..

Mejores dispositivos, menos incendios

Los incendios de bicicletas y monopatines eléctricos a menudo se atribuyen a baterías u otras partes del equipo mal fabricadas, incluidos los cargadores. Esa tendencia ha enojado a los líderes de la industria, quienes creen que los productos más baratos dan una mala reputación a todos los fabricantes de bicicletas y monopatines eléctricos.

"Estamos trabajando muy duro para ser responsables, con pruebas de terceros y siguiendo las normativas de UL, mientras que hay compañías deshonestas que traen monopatines eléctricos de China sin ningún tipo de regulación y crean una mala imagen para todos", dijo Larry Pizzi, un ejecutivo de una empresa propietaria de varias marcas de bicicletas eléctricas, al sitio web de noticias de la industria bicycleretailer.com en abril.

Sin embargo, aunque los consumidores prioricen las marcas más caras y conocidas de bicicletas eléctricas y monopatines eléctricos, la calidad y la seguridad siguen sin ser una garantía. Paiss, el asesor técnico de PNNL, dijo que compró su bicicleta eléctrica de una marca de renombre, pero aún así el cargador que venía con ella era de baja calidad. "Tuve que comprar uno de mayor calidad por mi cuenta", dijo. "El cargador que vino del fabricante era de tan mala calidad que podría haber dañado la batería".

A partir del 2016, UL publicó UL 2272, una norma para la certificación de sistemas eléctricos que se encuentran en dispositivos de micromovilidad eléctrica para personas. La normativa se pensó a partir de una serie de incendios de patinetas "hoverboards", dispositivos eléctricos de una o dos ruedas que las personas usan como una patineta. En el 2020, UL publicó una norma específica para bicicletas eléctricas, la UL 2849. La norma garantiza, entre otras cosas, que el sistema de administración de batería de un dispositivo, o BMS, pueda monitorear y prevenir problemas como el sobrecalentamiento.

e bike 2

Nivel de potencia: una bicicleta eléctrica normalmente genera entre 250 y 1000 vatios de energía. Eso significa que incluso las bicicletas eléctricas más potentes son unas 25 veces más débiles que el vehículo eléctrico menos potente del mercado. Sin embargo, si una bicicleta eléctrica está dentro de una casa, se convierte en un dispositivo muy potente, ya que, por ejemplo, registra aproximadamente de 2 a 4 veces más potencia que una computadora portátil estándar. GETTY IMAGES.

No se sabe con exactitud qué porcentaje de bicicletas o monopatines eléctricos en el mercado están certificados por UL según cualquiera de esas normas, por lo que es difícil para los consumidores saber si están comprando algo realmente seguro. En 2019, UL advirtió a los consumidores sobre la venta de dispositivos con etiquetas adhesivas de certificación UL que eran falsas. También hay algunos fabricantes que parecen vender tanto dispositivos certificados como no certificados, aunque los primeros tienen un precio mayor.

"Esta certificación agrega costos a una empresa de bicicletas eléctricas (y al consumidor), por lo que la industria de bicicletas eléctricas aún está lejos de la adopción de la UL 2849", escribió Jim McIlvain, exeditor de varias revistas de motocross y ciclismo de montaña, en una publicación de un blog publicada en el otoño de 2021. Aún así, McIlvain dijo que está convencido de que esto cambiará. "¿Por qué tan optimista?", escribió. "La industria de las bicicletas eléctricas está que arde (sin ánimo de burla) por toda la competencia que hay. Una empresa puede pensar que agregar cualquier gasto los pone directamente en una desventaja competitiva (especialmente porque la industria ha sabido ocultar los incendios de bicicletas eléctricas muy bien). Sin embargo, las marcas que vean a la UL 2849 como un valor agregado y no como un costo, se destacarán de inmediato de la competencia y atraerán a aquellos ciclistas que quieran estar seguros de que las bicicletas eléctricas en su hogar no representan una amenaza extrema de incendio".

Tampoco está claro qué impacto ha tenido, si tuvo alguno, la aparición de dispositivos certificados por UL en los casos de incendios. "Una de las preguntas que me suelen hacer en relación al aumento de estos incendios es si ocurren en dispositivos certificados por UL", dijo Paiss.

Hay al menos alguna evidencia anecdótica que sugiere que desde que compañías como Lime y Bird comenzaron a usar dispositivos certificados por UL, han visto una disminución en el número de incendios. "La primera generación de monopatines utilizados por Lime, Bird y otras empresas sí tenían un problema de sobrecarga, generando que las baterías se sobrecalentaran", escribió un "exprimidor" de Lime en Reddit en junio. "Pero eso fue en 2018. Con lo que tienen ahora... puedo [cargar] toda la noche y ni siquiera se calienta. He visto cómo los pisan [los vehículos], los he visto con abolladuras de balas, arrojados al río, tirados desde pasos sobre nivel; son muy resistentes y siempre están listos para más". En las noticias, los informes de incendios que involucran dispositivos de estas empresas parecen haber disminuido en los últimos años, lo que dejó en su mayoría incidentes que involucran dispositivos personales.

Dados los beneficios que una certificación UL puede brindar a las bicicletas y los monopatines eléctricos, muchos funcionarios de seguridad y entusiastas de las bicicletas, como el propio McIlvain, han recomendado que los consumidores solo compren productos certificados por UL. Se trata de una área del mundo de las bicicletas y los monopatines electrónicos donde parece que la regulación es mejor aceptada, sobre todo en comparación con las protestas que provocaron las acciones tomadas recientemente en Nueva York y Londres. "Si bien algunas de estas bicicletas y algunos de estos monopatines pueden ser bastante resistentes, cuando se dañan, no sabes realmente qué le está sucediendo a ese BMS o a esos circuitos", dijo Paiss. "Tener esa certificación es realmente importante".

Los expertos esperan que los cambios que se han propuesto para el NFPA 1, Código de Incendios, impulsen aún más la certificación UL de bicicletas eléctricas y monopatines eléctricos. De manera similar al cambio del código de incendios de la ciudad de Nueva York que entró en vigencia en abril, los cambios propuestos para la edición 2024 del NFPA 1 incluirían requisitos de seguridad mejorados para cualquier lugar en el que se carguen más de cinco dispositivos de micromovilidad eléctrica. Parte de esos requisitos exigirá que los dispositivos y su equipo de carga estén certificados por UL.

Kelly Nicolello, ingeniera reguladora sénior de UL y miembro del Comité de los Fundamentos del Código de Incendios, presentó la propuesta para agregar el nuevo requisito el año pasado. "Esta propuesta establece requisitos de seguridad razonables para poder mitigar los peligros asociados con la carga de estos dispositivos", escribió Nicolello, defendiendo su propuesta en un comentario público. "El uso adecuado de los dispositivos de micromovilidad eléctrica certificados, las fuentes de energía portátiles y los cargadores compatibles reducirán los incidentes de incendios ocurridos por dispositivos de carga incompatibles o no certificados".

ANGELO VERZONI es editor asociado de NFPA Journal. Sígalo en Twitter: @angelo_verzoni. Fotografía superior: Getty Images

Compartir:

Nosotros

 

Quiénes Somos

 

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

 

 

 

 

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies