Han surgido inconvenientes con algunos de los nuevos requisitos en NFPA 70®Código Eléctrico Nacional (NEC®), para la protección de las unidades de vivienda con interruptores de circuito contra fallas a tierra (GFCI). El ciclo de revisión para el NEC 2020 incluyó una significativa expansión de estos requisitos, que ahora incluyen receptáculos de hasta 250V en circuitos ramales certificados con 150V a tierra o menos, así como salidas en sótanos enteros (acabados o no) y todas las salidas exteriores (receptáculo o no).

Los inspectores ahora cargan con una responsabilidad mucho mayor de asegurar la correcta aplicación de los requisitos en 210.8. Vale la pena repasar la razón por la que se realizaron estas revisiones. Los requisitos para los GFCI por lo general requieren de una vasta evidencia técnica para convencer al panel elaborador del código para que agreguen nuevos dispositivos, equipos, o áreas al listado. Durante el ciclo de revisión 2020, se citaron muertes recientes como razones para expandir la protección de los GFCI para las personas en las viviendas. Los ejemplos incluyeron un trabajador electrocutado por un marco energizado de una cocina defectuosa; un niño electrocutado mientras gateaba por atrás de una secadora buscando a su gato; y un joven que hizo contacto en simultáneo con una unidad de condensación de aire acondicionado energizada y una cerca alambrada conectada a tierra al acortar camino por el jardín de su vecino. Estos trágicos eventos podrían haberse evitado si un GFCI hubiera sido parte de la ecuación.

Una pregunta planteada sobre el requisito de 250V es cómo puede afectar los receptáculos de artefactos de cocinas. Los requisitos para la protección con GFCI en cocinas no están especificados de la misma manera que en ocupaciones que no son para vivienda. En primer lugar, los receptáculos instalados para servir mesadas de cocinas deben estar protegidos con GFCI. Esto no aplica en realidad a los receptáculos de artefactos de cocina, que por lo general no están instalados a la altura de la mesada. Y aunque lo estuvieran, se podría argumentar que los receptáculos están allí para servir al artefacto y nada más. Los otros elementos de la lista en 210.8(A) que podrían requerir protección con GFCI para receptáculos de artefactos de cocina son los lavabos, cuando el receptáculo del artefacto de cocina está instalado dentro de los 6 pies del extremo superior interior del fregadero. El receptáculo del artefacto de cocina solo requeriría de una protección con GFCI si estuviera instalado dentro de esta zona de 6 pies.

Existen ubicaciones en las viviendas en las que el problema es más directo, como las áreas de lavadero. No existen distancias condicionales en esos espacios: si el receptáculo está instalado en el área/sala del lavadero, requiere protección con GFCI. Por lo tanto, los secarropas deben ahora estar protegidos con GFCI porque están en el área del lavadero. Lo mismo ocurre en los sótanos; para la edición 2020, el panel elaborador del código eliminó las calificaciones para sótanos sin terminar. Los garajes son ahora áreas universales, también, lo que significa que los soldadores, compresores de aire, o cualquier otra herramienta o aparato eléctrico en el garaje deben contar con protección con GFCI si está conectado con un cable.

El nuevo requisito para los GFCI que ha generado el mayor debate es el agregado de salidas exteriores. Cabe destacar que no dije "salidas de receptáculos exteriores" – esos ya estaban cubiertos. Estos nuevos requisitos cubren equipos con cableado también, excepto por los equipos para derretimiento de nieve y salidas para alumbrado. Esto significa que las unidades de condensación para aires acondicionados también requieren estar protegidas por GFCI. Una vez que se comenzó a implementar este nuevo requisito en las instalaciones nuevas, se hizo rápidamente evidente que existía un problema con algunos sistemas de mini-split sin conductos que utilizan equipos de conversión de energía para controlar la velocidad del compresor y que pueden activar aleatoriamente la protección por GFCI. Como resultado, el NEC está procesando una Enmienda Interina Tentativa sobre 210.8(F) a fin de retrasar la implementación de este requisito para sistemas de mini-split hasta el 1 de enero, 2023. Esta TIA está actualmente en etapa de comentarios públicos antes de regresar al comité para su deliberación y acción. La TIA deja en claro que el comité aún apoya la protección de estas salidas, pero que simplemente busca darle a la industria un tiempo para elaborar una solución para esta cuestión sobre estas unidades específicas.

Con todos estos cambios en los requisitos de los GFCI, se puede prácticamente garantizar que el ciclo de revisión 2023 verá más cambios relacionados con estos dispositivos que salvan vidas. Mantenerse al día con la conversación no solo ayudará en el proceso de revisión del Código, sino que también contribuirá al hecho de que el NEC sea aceptado en más jurisdicciones de toda la nación.