Revolución Inteligente
      Olvido su clave?  

 

Otros

Revolución Inteligente

Por Angelo Verzoni

044

A medida que proliferan las tecnologías inteligentes, éstas no solo apuntan a facilitarnos la vida y hacerla más atractiva, sino que también prometen transformar los sistemas en los edificios diseñados para brindar mejor y mayor seguridad humana y contra incendios.

La tecnología inteligente está en todos lados. Un escaneo de los titulares más recientes nos da una idea del alcance de su influencia hoy: "Cómo se integra la tecnología inteligente para los hogares en los inmuebles", "Diez maneras en que la tecnología inteligente reformatea la industria hotelera", "Cómo pueden los servicios de comidas y la tecnología inteligente apoyar a los empleadores para fomentar el bienestar", "Cómo se ve transformada la industria de bebidas con la tecnología inteligente?". En un tiempo de 24 horas estos cuatro artículos fueron publicados durante el mes de marzo, y una innumerable cantidad de otras notas similares fueron publicadas después.

Una búsqueda en Google del término "tecnología inteligente" recientemente arrojó 4.1 mil millones de resultados – casi ocho veces y medio más resultados que los generados al buscar "Guerra Civil Americana". Entonces, ¿qué es exactamente la tecnología inteligente?

Las definiciones varían, pero por lo general, la tecnología inteligente hace referencia a cualquier dispositivo electrónico que puede recopilar datos. Los dispositivos por lo general se conectan a Internet y pueden comunicarse con otros dispositivos o sistemas similares.

Un artículo de USA Today publicado en el mes de marzo aclaró las diferencias entre dispositivos inteligentes y dispositivos conectados. "Un dispositivo conectado puede compartir datos directamente con otros dispositivos en una red", le dijo al periódico Rick Kowalski de la Asociación de Tecnología del Consumidor. "Los dispositivos inteligentes permiten más de una mera conectividad. Un dispositivo inteligente por lo general cuenta con un sistema operativo que le permitirá conectarse con otros servicios de información, servicios de entretenimiento, o aplicaciones". El artículo agregó que siendo los últimos más complejos que los dispositivos conectados, por lo general cuentan con "sensores, microprocesadores, almacenamiento de datos, controles, software, y… un sistema operativo integrado".

La relación entre los dispositivos inteligentes y la seguridad humana y contra incendios data del Proyecto para el Combate de Incendios Inteligente, un esfuerzo del año 2012 a cargo del Instituto Nacional de Normas y Tecnología (Nation Institute of Standards and Technology o NIST). El proyecto duró años y describió los objetivos para reducir las muertes, lesiones, y pérdidas de propiedades generadas por incendios a través del uso de tecnologías inteligentes en equipos y camiones de los bomberos así como en el entorno construido. Un informe de 2015 sobre el proyecto, "Mapa de Ruta de la Investigación para un Combate de Incendios Inteligente", descubrió que si bien "algunos sistemas inteligentes ya se han implementado, siguen existiendo enormes desafíos en cuanto a la creación de estos productos y sistemas para que alcancen su pleno potencial".

Cuatro años después, los expertos están comenzando a describir un panorama diferente. A medida que los códigos y normas comenzaron a reconocer el potencial de la tecnología inteligente, los fabricantes están finalmente listos para lanzar sus productos en un mercado listo para el desarrollo.

Para los profesionales en seguridad de los edificios, esto representa tiempos fascinantes. El hecho de agregar tecnología inteligente a los sistemas de los edificios de protección contra incendios y seguridad humana presentará muchos beneficios con un mínimo riesgo, dijo Robert Solomon, director de la División de Protección contra Incendios en Edificios de NFPA. "Estoy fascinado con todo esto", dijo. "Cuantos más datos recopilemos y utilicemos de estos dispositivos, más eficaces podremos ser".

La tecnología inteligente es un tema que prevaleció en la NFPA Conference & Expo (C&E) en San Antonio, Texas, en junio del 2019, y una serie de eventos durante la conferencia exploró el modo en que la tecnología inteligente ya está integrada – o que de pronto podría estarlo – en sistemas de edificios de protección contra incendios y seguridad humana, tanto dentro como fuera del hogar.

‘Mucha eficiencia’

Terry Victor es un apasionado por eliminar lo que considera como prácticas desactualizadas e ineficaces para la inspección, prueba y mantenimiento de equipos de protección contra incendios. En la era digital de hoy, existen mejores prácticas disponibles, él afirma. Victor, gerente principal de relaciones de la industria en Johnson Controls, participa en más de doce comités técnicos de NFPA, y en C&E dió dos conferencias educativas relacionadas con la tecnología inteligente en edificios.

A modo de ejemplo, un requisito en NFPA 20Norma para la Instalación de Bombas Estacionarias para Protección contra Incendios, tiene como fin determinar si la cubierta de una bomba de incendio se calienta demasiado cuando la bomba está en funcionamiento. "Ahora mismo, el inspector entra a la sala de bombas, hace funcionar la bomba, y coloca su mano sobre la cubierta – si a su criterio la cubierta no está demasiado caliente, entonces está bien", me dijo Victor en una reciente entrevista. "Entonces todo esto depende de lo resistente que sea la mano del hombre". No hace falta decir que esta práctica dista demasiado de lo que sería una ciencia exacta. La tolerancia al calor sobre la piel varía de una persona a otra, y es por ello que un experto cocinero podría agarrar una crepitante cacerola que causaría que la mayoría de las personas sufriera gran dolor. Una solución mucho mejor, dijo Victor, sería adosar un dispositivo inteligente a la cubierta de la bomba de incendio que pudiera monitorear su temperatura y enviar de inmediato una alerta al gerente de las instalaciones si la cubierta se torna demasiado caliente. Un sistema así es mucho más confiable y preciso, agregó.

Control de la presión

046

Tres componentes de la tecnología inteligente han sido agregados a esta válvula de rociadores secos. Dos sensores de presión adosados debajo de los manómetros de la válvula recopilan de forma continua información sobre la presión del aire y del agua. Los cables conectan los sensores a un dispositivo de interfaz, adosado a la tubería de la válvula, que transmite de forma inalámbrica esa información a una base de datos en donde puede ser utilizada por los gerentes de las instalaciones, los inspectores, y otros para identificar posibles problemas.

En general, solo del 25 al 35 por ciento de los sistemas de edificios de seguridad humana y protección contra incendios en todo EEUU es inspeccionado actualmente de la forma correcta, estimó Victor. Eso es en gran medida debido a la falta de inspectores calificados. De modo que, en lugar de enviar inspectores a la calle, en donde sólo podrán visitar algunos pocos centros de trabajo por día, un proceso más eficiente sería emplear dispositivos inteligentes para que estos inspectores puedan monitorear desde una computadora portátil, dijo.

"Algunas personas creen con preocupación que la tecnología inteligente eliminará puestos de trabajo, pero en mi opinión no será así", dijo Victor. "Seguiremos necesitando a esta gente para analizar los datos de estos dispositivos, y comprender lo que están mirando. Pero en lugar de que un inspector se dirija físicamente a dos o tres centros de trabajo en un día, tal vez pueda sentarse frente a una computadora e inspeccionar remotamente cuatro o cinco centros de trabajo. Contaríamos con un rendimiento mucho mayor". Victor dijo que en su conjunto, la industria de los sistemas de edificios de seguridad humana y contra incendios se encuentra décadas detrás de otras industrias, tales como las industrias de los gases y productos químicos, cuando se trata de utilizar dispositivos de tecnología inteligente que puedan monitorear remotamente elementos tales como la temperatura de la cubierta de una bomba de incendio y la presión del agua dentro de un sistema de rociadores de incendio. Recientemente, no obstante, eso comenzó a cambiar. A medida que la tecnología va evolucionando, se han actualizado los códigos y normas, y entonces la industria, los propietarios de edificios, y las autoridades competentes han incluido la tecnología inteligente en todos los tipos de sistemas de edificios.

Procter & Gamble (P&G), la compañía multinacional de productos para el consumidor cuyas marcas incluyen nombres de artículos para el hogar como papel higiénico Charmin y pasta dental Crest, es un ejemplo. Christina Francis, ingeniera en protección contra incendios en P&G, ha ayudado a encabezar este cambio. Cuando conversamos en marzo, ella, al igual que Victor, se lamentó por la lenta adopción de la tecnología inteligente para los sistemas de edificios de seguridad humana y contra incendios pero expresó su esperanza para el futuro. "Es una industria tan tradicional", dijo. "Existiendo la posibilidad configurar de forma remota el sistema de alarma o chequear el termostato, hoy, si uno desea saber la presión en un sistema de protección contra incendios, debe dirigirse físicamente al lugar y mirar el manómetro y quién sabe incluso si ese manómetro está correctamente calibrado … Pero el cambio hacia la era digital se está produciendo". Francis y Victor juntos presentaron una sesión educativa en C&E titulada "Tecnologías Conectadas para Sistemas de Protección contra Incendios a Base de Agua".

La tecnología inteligente no solo promete procesos de inspección, prueba y mantenimiento de los sistemas más precisos y eficientes sino que además podría salvar vidas.

Francis describió un incendio ficticio en un depósito equipado con tecnología inteligente para monitorear la presión del agua y el índice de flujo del sistema de rociadores del edificio. "Si sabemos que estuvimos haciendo fluir 500 galones de agua por minuto sobre el fuego durante los últimos 30 minutos, sabemos que eso significa que deberíamos tener controlado el incendio, y podemos comunicarle esto al comando de incidentes", dijo Francis. "Poder monitorear el flujo de agua en un edificio con rociadores de forma externa fue uno de esos momentos de total asombro para nosotros como compañía. Nos dimos cuenta de que no necesitaríamos poner en riesgo a los bomberos haciéndolos ingresar. Sabemos a partir de trabajos y pruebas de laboratorio que podemos esperar e ingresar más tarde y luego utilizar una manguera de incendio para la extinción final".

Si bien puede sonar un poco Orwelliano, otros dispositivos inteligentes apuntan a monitorear la presencia de los ocupantes del edificio – en otras palabras, vigilarlos. El concepto, conocido como conocimiento de la situación, se incorporó a NFPA 101®Código de Seguridad Humana, en 2009.

"Un simple ejemplo es el monitoreo remoto por video de las escaleras de salida", dijo Solomon de NFPA. "Con esta tecnología, si uno cuenta con cuatro escaleras en una ocupación, y puede ver que tres están congestionadas y una no, uno puede empezar a enviar a la gente hacia esa escalera que no está congestionada. Por el contrario, uno puede decirles a los socorristas que utilicen esa escalera libre". En un futuro, los expertos también esperan que una tecnología similar pueda permitirles a los socorristas saber si alguien aún necesita asistencia dentro de un edificio y localizarlo exactamente dónde se encuentra accediendo a la ubicación desde sus teléfonos celulares inteligentes.

Vivir de forma inteligente

Los tipos de dispositivos que Victor, Francis y Solomon describieron son los precursores que nos muestran lo bien que puede integrarse la tecnología inteligente con los sistemas de los edificios de seguridad humana y contra incendios. Si bien ellos hablaron principalmente de aplicaciones comerciales para la tecnología inteligente, se están desarrollando también muchas tecnologías para el uso en hogares.

Compañías como Nest – conocida por vender termostatos y timbres inteligentes –también venden alarmas de incendio inteligentes que se conectan a Internet y pueden alertar a los propietarios de los hogares a través de sus teléfonos celulares inteligentes si una alarma está sonando. Esto podría significar que si comenzara un incendio cuando no hay nadie en la casa, el cuerpo de bomberos podría de igual manera recibir un llamado tan pronto como si alguien estuviera allí y oyera la alarma, posiblemente evitando una pérdida total de la propiedad. Los dispositivos pueden asimismo enviarles a los propietarios de los hogares información en tiempo real sobre la vida útil de la batería en la alarma de incendio, de modo que no tengan que esperar a oír ese inoportuno chillido que les haga saber que es momento de salir a comprar una batería de 9 voltios.

Las tecnologías inteligentes se están utilizando también en productos para la seguridad contra incendios en hogares, incluso en alarmas de incendio de Nest que transmiten información a los propietarios de los hogares a través de Internet.Las tecnologías inteligentes se están utilizando también en productos para la seguridad contra incendios en hogares, incluso en alarmas de incendio de Nest que transmiten información a los propietarios de los hogares a través de Internet.

En el piso de exposiciones en C&E, NFPA presentó el Código Eléctrico Nacional/ Muestra de Tecnología Emergente, una creación de lo que un edificio del futuro podría parecer, junto con una serie de dispositivos inteligentes entre los que se incluyen alarmas de incendio inteligentes. "La muestra les presentó a los asistentes un práctico panorama de un posible mundo que ya se perfila en el horizonte o que ya está actualmente disponible en el mercado", dice una descripción de la muestra. Una serie de otros eventos de la Exposición resaltó la tecnología inteligente, incluso una presentación sobre simulaciones de incendio en la nube y utilizando nueva tecnología para los sistemas de alarma de incendio.

Cuando me senté recientemente a conversar sobre tecnología inteligente con Casey Grant, director de la fundación de Investigación de Protección contra Incendios (FPRF), y quien trabajó en el Proyecto para el Combate de Incendios Inteligente del 2012 del NIST, él recién había llegado de una reunión con Whisker Labs. La empresa, me dijo Grant, ha desarrollado un dispositivo inteligente que uno puede colocar en su hogar para medir el uso de energía eléctrica. "Lo hace de manera increíblemente minuciosa", dijo Grant. "Utilizando un continuo monitoreo y un análisis predictivo, el dispositivo puede indicar, por ejemplo, que se producirá un arco eléctrico en una semana o que el aire acondicionado está por romperse".

En 2015, Grant y la FPRF auspiciaron la Cumbre de Hogares Inteligentes en Palo Alto, California. Lo que él y otros aprendieron de la reunión, dijo Grant, fue que la innovación ya está ocurriendo en la industria de la tecnología, desde fuerzas motrices como Google, hasta pequeños emprendimientos. Los bomberos, así como los profesionales en seguridad de edificios, solo necesitan aprovechar esa innovación. "No necesitamos inventar nada nosotros mismos", dijo. "La gente está allí desarrollando la tecnología que podemos utilizar. Como profesionales en seguridad contra incendios, solo tenemos que ayudar a guiar esto y preguntarnos cómo podemos comenzar a utilizar estas cosas".

Grant ya está utilizando parte de la tecnología inteligente en su propio hogar, y cree que el uso de dichos dispositivos simplemente seguirá creciendo. "Los sensores se están adaptando a todo", dijo. "Ese es el fin de la Internet de las Cosas. Las posibilidades son infinitas".

Aún existen barreras

En 2017, los miembros del comité técnico de NFPA acordaron trasladar el texto anexo en NFPA 25Norma para la Inspección, Prueba y Mantenimiento de Sistemas de Protección contra Incendios a Base de Agua, que permitía la instalación de dispositivos inteligentes que monitorean el estado del sistema de rociadores de varias maneras, hacia el cuerpo de la norma. Luego, en el 2018, se realizaron similares actualizaciones en las ediciones 2019 de NFPA 20, NFPA 13Norma para la Instalación de Sistemas de Rociadores, y NFPA 14Norma para la Instalación de Sistemas de Tubería Vertical y de Mangueras.

Otros documentos de NFPA, tales como NFPA 70®, Código Eléctrico Nacional, (NEC®), han sido modificados a través del tiempo, también. La edición 2020 del NEC fue seleccionada para incluir más información que nunca sobre Alimentación a través de Ethernet (PoE). La PoE, que utiliza cables de comunicaciones para suministrar energía además de transmitir datos, es una manera para que los dispositivos inteligentes se comuniquen entre sí, y ha sido promocionada como la base para la creación de edificios inteligentes.

Todos estos cambios en códigos y normas muy comúnmente utilizados, son enormes pasos hacia la aplicación de la tecnología inteligente en los sistemas de edificios de seguridad humana y contra incendios. "En nuestro mundo, una concesión en un código o norma debe estar allí antes de que puedan crearse o listarse los dispositivos para su uso", dijo Victor. "Uno debe tener el carro antes que el caballo, para decirlo de alguna manera". Pero aún existen barreras para la propagación de su uso, y Victor describió su prevalencia actual simplemente como "entrando sigilosamente" en los sistemas de edificios de seguridad humana y contra incendios. La razón por la que no tiene gran popularidad, él supone, es el dinero. "Los propietarios de los edificios no están dispuestos a invertir el dinero", dijo. "Lo invierten en pisos de mármol pero no en actualizaciones para los sistemas de protección contra incendios".

Solomon, que, cuando hablamos por última vez en el mes de abril, recién había vuelto de una semana de reuniones sobre tecnología inteligente auspiciadas por la Organización Internacional sobre Normalización, también propuso otra barrera – las preocupaciones sobre la privacidad.

"Los defensores de la tecnología inteligente se dan cuenta de que la cuestión de la privacidad y seguridad debe incluirse en el análisis", dijo. "Esto plantea preguntas, tales como, ¿deben los ocupantes saber que los sistemas de video pueden estar monitoreando sus movimientos en escaleras exteriores? ¿Quién está a cargo de la recolección, protección, y publicación de los datos recopilados por la tecnología inteligente en los sistemas de edificios? Y por último, ¿Qué medidas de protección deben aplicarse para evitar el hackeo de los diferentes dispositivos inteligentes?" (La columna sobre "Investigación" de esta publicación analiza este tema en mayor detalle).

Según la experiencia de Victor, un área en la que la tecnología inteligente está avanzado a grandes pasos a pesar de la austeridad de los propietarios de los edificios, es en el área de prevención del congelamiento para los sistemas de protección contra incendios en ocupaciones residenciales tales como los centros de cuidados intermedios y los edificios de departamentos y condominios de gran altura así como en las propiedades comerciales tales como las tiendas departamentales. En particular, los propietarios de edificios que han sufrido una pérdida debido a tuberías de rociadores congeladas se han manifestado ansiosos por invertir en tecnología que pueda monitorear las temperaturas y pueda alertar a los propietarios sobre una condición de congelamiento antes de que esta ocurra. Si hubiera existido el mismo nivel de precaución entre los propietarios de edificios que desean prevenir una pérdida por incendio, Victor dijo, la tecnología podría haber sido más ampliamente integrada.

Existen muchos ejemplos de incendios que podrían haber causado un menor daño si se hubiera contado con tecnología inteligente. En 2015, un masivo incendio en el depósito de almacenamiento de General Electric en Louisville, Kentucky, causó pérdidas por $110 millones de dólares, el tercer incendio más costoso del año, según datos de NFPA. Una investigación reveló que las bombas de incendio en el complejo de GE no funcionaban de forma adecuada. Una decena de empleados dijo que no vieron salir agua de los rociadores. Si se hubieran colocado dispositivos inteligentes antes, estos podrían haber alertado a los funcionarios de la compañía, o incluso a los bomberos, sobre los problemas con las bombas de incendio antes de que ocurra un incidente. Se han registrado muchos otros incendios con grandes pérdidas en Estados Unidos a causa de deficiencias similares en los sistemas de edificios de seguridad humana y contra incendios.

Dejando de lado la resistencia de los propietarios de los edificios, Victor, al igual que Grant, creen que la tecnología inteligente muy pronto será común en la mayoría de los sistemas de edificios. "Creo que el proceso realmente se acelerará en los próximos cinco años, y que eso será un beneficio tanto para los inspectores como para los propietarios de edificios", dijo.

Francis asiente, y ella ve a la generación más joven, que "creció con un teléfono celular en mano", como los impulsores para lograr esto. Ella imagina un futuro próximo lleno de avances como los que ya está utilizando P&G, así como también los que aún deben ser desarrollados. Entre estos, Francis dijo, podría existir una herramienta que permitiera a los usuarios evaluar una pieza de un equipo de protección contra incendios con un teléfono celular inteligente; una herramienta entonces buscaría los videos relevantes en YouTube que explique el modo de realizar el mantenimiento en el equipo, eliminando la necesidad de tener que investigar en el manual de mantenimiento del equipo.

"Simplemente porque no podamos hacerlo hoy no quiere decir que no podamos hacerlo mañana", dijo Francis. "Y cada vez estamos más cerca del mañana".

ANGELO VERZONI es redactor del NFPA Journal.

 

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies