Cuidado con las rendijas
      Olvido su clave?  

 

Ocupaciones de Cuidado de la Salud

Cuidado con las rendijas

Por Jesse Roman

Door Gaps featureHed0119

Recientes mandatos normativos para instalaciones para el cuidado de la salud indican que las rendijas de las puertas de pronto son un gran problema – y posiblemente un gran y costoso embrollo para algunos hospitales y otras ocupaciones para el cuidado de la salud.

 
POR JESSE ROMAN

Cuando se trata de puertas cortafuego en instalaciones para el cuidado de la salud, podrían gastarse varios miles de dólares en arreglos o reemplazos de las puertas que no cumplen con las tolerancias especificadas por el código.

Durante los últimos dos años, el espacio entre una puerta cortafuego y su marco, conocido como rendija de la puerta, se ha convertido en un foco de atención clave para los administradores de las instalaciones para el cuidado de la salud, asesores del código, e ingenieros, muchos de estos están descubriendo por primera vez que las rendijas en muchas puertas cortafuego en sus instalaciones son más extensas que lo permitido por NFPA 80, Norma para Puertas Cortafuego y Otras Protecciones para Aberturas.

Cuando un inspector determina que la separación entre una puerta y el marco es demasiado extensa, a veces basta con tal solo un dieciseisavo de pulgada, un hospital cuenta por lo general con 60 días para arreglar el problema. Pero dependiendo del problema – ya sea un marco de puerta asimétrico, un piso de concreto irregular, o una instalación defectuosa – no siempre existe una solución fácil. "Muchos gerentes de hospitales se rebanan los sesos", dijo Jim Peterkin, ingeniero de protección contra incendios y vicepresidente de la sección de Membresía de Atención Sanitaria de NFPA. "Oigo a la gente decir, ‘Hay cientos de puertas aquí — ¿Qué vamos a hacer?’"

Dependiendo de la puerta y de su certificación contra incendios, el reemplazo de una única puerta podría costar miles de dólares o más, lo que significa que algunos hospitales podrían estar potencialmente enfrentando cuantiosas cuentas para solucionar el problema. Se pudo comprobar la preocupación de la industria por la concurrida asistencia al reciente seminario Web de NFPA sobre el tema, que obtuvo un récord de 1,700 personas registradas. "Muchos hospitales se están preguntando por qué", dijo Peterkin. "Están diciendo, ‘Esta puerta ha estado aquí por 20 años, y ahora de pronto tenemos que hacer algo al respecto?’"

ACTIVOS ESTRATÉGICOS

Las puertas cortafuego son críticas para la seguridad contra incendios de las instalaciones para el cuidado de la salud y están diseñadas para ser una parte clave de la estrategia de protección contra incendios que impide la propagación de incendios por todo el hospital, permitiendo que los pacientes y el personal en otras partes del hospital se refugien en un sitio en lugar de intentar realizar una evacuación que pudiera suponer un potencial riesgo para la vida. Durante años, NFPA 80 ha establecido la dimensión máxima de la rendija que puede existir entre las puertas y los marcos a los lados, por encima y por debajo, y éstas oscilan entre un octavo y tres cuartos de pulgada, dependiendo del lado (vea "¿Cuánto espacio se permite?" después de la propagación). La preocupación es que las rendijas más extensas que aquellas permitidas por el código podrían permitir que el calor, y posteriormente el fuego, penetren por alrededor de la puerta, o podrían hacer que las trabas fallen si la puerta, o par de puertas batientes, se tuercen y deforman a causa del calor del fuego. Idealmente, un problema como una rendija de puerta de mayor dimensión a la permitida debería haberse identificado y resuelto durante la instalación inicial, pero por una serie de razones esto podría no haber ocurrido, dijo Keith Pardoe, presidente del Comité Técnico sobre Puertas y Ventanas Cortafuego de NFPA 80. Una razón es que tradicionalmente no se ha puesto suficiente énfasis en exigir una capacitación para los trabajadores que instalan y mantienen las puertas cortafuego batientes, dijo. Además, durante años NFPA 80 careció de pautas sobre los criterios que deben ser verificados por los inspectores en las puertas, lo que llevó a que muchos funcionarios a cargo del cumplimiento del código desconozcan que debían estar buscando rendijas de puertas más extensas que las permitidas. Tal vez más importante aún, hasta la edición 2007 de NFPA 80, la norma nunca había exigido específicamente se realizaran inspecciones anuales de las puertas, de modo que no se descubrían nunca problemas relacionados con rendijas en incumplimiento.

"El resultado es que contamos con este conjunto completo de puertas instalado hace décadas y que nunca ha sido inspeccionado ni verificado" para demostrar que están en cumplimiento, dijo Pardoe. "Ahora, cuando un inspector ingresa a un edificio, probablemente una de las dos fallas más comúnmente encontradas es que las rendijas alrededor del perímetros de las puertas cortafuego son demasiado extensas. Esto podría ocurrir con decenas de puertas en un único edificio".

En el caso de las instalaciones para el cuidado de la salud, el problema alcanzó su punto crítico en los últimos años ya que los Centros para Servicios de Medicare & Medicaid (CMS) comenzaron a exigir que todas las instalaciones para el cuidado de la salud cumplan con la edición 2012 de NFPA 101®Código de Seguridad Humana – anteriormente, estas instalaciones cumplían con la edición 2000; a partir de noviembre de 2016 pasaron a tener que cumplir con la edición 2012. "Obviamente, con un código más actualizado llegan las referencias a otras normas, que también han sido actualizadas", dijo Peterkin, Una de las normas a las que hace referencia el más reciente Código de Seguridad Humana es la edición 2010 de NFPA 80, que incluye el requisito de realizar inspecciones anuales de ciertos conjuntos de montaje de puertas cortafuego.

0541La preocupación actual sobre las rendijas de puertas en instalaciones para el cuidado de la salud fue impulsada por un reciente movimiento por parte de los Centros para Servicios de Medicare & Medicaid (CMS) que exigen que todas las instalaciones para el cuidado de la salud deben cumplir con la edición 2012 de NFPA 101,Código de Seguridad Humana.

Las primeras inspecciones del CMS después del cambio a la versión 2012 del Código de Seguridad Humana se realizaron en muchas instalaciones a fines del 2018, y fue ese el momento en el que surgieron por primera vez muchos de los problemas con las puertas. "Ahora todos se plantean ‘¿Y ahora qué vamos a hacer?’", dijo Peterkin. "No estoy seguro de cómo se reemplazarán tantas puertas – obviamente esa es la última opción. Existen otras opciones a las cuales recurrir en primer lugar".

Dependiendo del problema, un contratista puede utilizar una cuña de acero detrás de las hojas de la bisagra para empujar la puerta hacia la posición correcta y eliminar los excesivos espacios entre la puerta y el marco. Reemplazar las bisagras podría también resolver el problema, y existen también una serie de productos disponibles en el mercado de repuestos, a pesar de que estos también podrían ser costosos o no ser aceptados por la autoridad competente local, dijo Peterkin. Si todo esto fallara, es posible que deba reemplazarse la puerta o el marco a un importante costo – un típico único conjunto de montaje de puerta en instalaciones para el cuidado de la salud podría ascender a US$2,000, pero ese precio podría duplicarse o incluso triplicarse dependiendo de las necesidades de la instalación y de si se requieren herrajes electrificados, dijo Pardoe.

JUSTIFICACIÓN TÉCNICA

No obstante, muchos hospitales esperan encontrar cierto alivio con el código.

Pardoe, jefe de NFPA 80, reconoce que no existe una gran base técnica para las recomendaciones sobre la dimensión de las rendijas en NFPA 80. De hecho, NFPA 252, Métodos Normalizados para Ensayos de Incendio en Conjuntos de Montaje de Puertas, que es la prueba predominante para las puertas cortafuego de la que depende NFPA 80, utiliza criterios de prueba en los casos en los que las rendijas son un dieciseisavo de pulgada más pequeñas que lo que está actualmente permitido en NFPA 80 para puertas metálicas. "No ha existido jamás una documentación que técnicamente apoye la disparidad entre lo que permite NFPA 80 y lo que exige la prueba", dijo Pardoe. Las dimensiones de las rendijas fueron inicialmente expandidas para las puertas metálicas bajo la teoría de que las puertas metálicas se expanden al calentarse, dijo.

Para brindar mayor claridad, la Fundación de Investigación de Protección contra Incendios ha comenzado a trabajar en una prueba de incendio a escala real sobre puertas cortafuego con rendijas de diferentes dimensiones entre la puerta y el marco. Las pruebas intentarán verificar en primer lugar que las mínimas dimensiones de rendijas exigidas durante años por NFPA 80 son en realidad suficientes para evitar una falla de la puerta – un resultado para el que los miembros del comité se sienten optimistas. Luego, los investigadores aumentarán las rendijas por encima, por debajo y a los costados de las puertas en diferentes combinaciones para intentar determinar qué tan extensas pueden ser las rendijas sin comprometer la función de la puerta.

¿CUÁNTO ESPACIO SE PERMITE?

NFPA 80, Norma para Puertas Cortafuego y Otras Protecciones para Aberturas, contiene información sobre los permisos de máximas rendijas para los diferentes tipos de puertas cortafuego. En general, las rendijas permitidas son las siguientes:

  • Espacio libre por debajo de la puerta: ¾"
  • Espacio libre entre la puerta y el marco: ⅛"∗
  • Espacio libre para los extremos que se juntan de un par de puertas:⅛"∗

Para mayor información detallada sobre rendijas, refiérase a NFPA 80, Sección 6.3.1.7 y Sección 4.8.4.1.

∗Puertas con un material laminado decorativo de alta presión, puertas de madera de 1/3 hora instaladas en marcos de metal huecos, y puertas de metal hueco pueden contar con una tolerancia +/- 1/16" de los espacios libres nominales de ⅛".

"Algunos creen que podríamos tener una rendija de hasta 6 pulgadas debajo de la parte inferior de la puerta sin observarse efectos negativos sobre el desempeño propio del conjunto de montaje de la puerta – obviamente eso es una total exageración, nunca dejaríamos un espacio libre de 6 pulgadas, pero si NFPA 80 permitiera hasta 1 pulgada de espacio libre para ayudar a mitigar las irregularidades en un piso de concreto, ¿sería este un cambio seguro de hacer?" preguntó Pardoe. "Esas son el tipo de preguntas con las que ha luchado el comité técnico. Nos resistimos a hacer un cambio técnico sin una justificación de que es un cambio seguro de hacer. Este estudio de investigación es el modo en que estamos intentando encontrarle la vuelta".

Peterkin fue sincero con respecto a lo que espera que las pruebas revelen. "Lo que espero en primer lugar es que las pruebas demuestren que los criterios que hemos estado utilizado como una norma para las dimensiones de las rendijas durante las últimas varias décadas sean los correctos y que no deban ser reducidos", dijo. "Lo segundo que me gustaría ver es que tal vez podemos extendernos un poco más que la recomendación actual y aun así pasar la prueba. Eso les daría a todos algo más de flexibilidad".

La Fundación de Investigación espera comenzar con las pruebas de incendio a escala real esta primavera y contar con recomendaciones para el comité técnico de NFPA 80 para su reunión programada durante el otoño. El comité revisará luego los resultados durante el siguiente ciclo de revisión, preparándose para la edición 2022 de NFPA 80. Si los miembros del comité creen que las pautas son lo suficientemente importantes como para ser incluidas con anterioridad, se podrían incorporar los cambios en la edición 2019 de NFPA 80 a modo de Enmienda Interina Tentativa.

JESSE ROMAN es editor del NFPA Journal.

 

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies