A fuego lento

Google Play

Apple Store

 

Investigación & Temas Ecológicos

A fuego lento

Por Birgitte Messerschmidt

CookingSafetySpanishSi bien los incendios en cocinas no suelen aparecer en los titulares, las pérdidas a nivel mundial se suman a un problema que demanda nuestra plena atención.

Comprensiblemente, los grandes desastres con una importante cantidad de víctimas por lo general reciben la mayor atención de los medios e investigadores. Al ocurrir dichos eventos, los investigadores trabajan para descubrir qué funcionó mal y su razón, de modo que, en caso de ser necesario, puedan actualizarse los códigos y normas para evitar que esto vuelva a ocurrir. Como resultado, no son frecuentes las catástrofes con elevados números de víctimas en países en los que las normas se encuentran en constante evolución.

Si bien este enfoque tiene muchos puntos a favor, también contiene algunos importantes puntos ciegos. En nuestro detrimento, los investigadores y el público tienden a subestimar los incidentes cotidianos de menor importancia que pueden afectar únicamente a pocas personas a la vez, pero que pueden sumarse como un millón de papelitos para formar un enorme problema social. El problema más destacado son los incendios en cocinas residenciales, que son la temática de la Semana de Protección contra Incendios de NFPA de este año. Si bien las muertes, lesiones y pérdidas de propiedad a causa de incendios en cocinas se han convertido en un importante problema mundial, el tema recibe relativamente poca atención.

Sorprendentemente, si bien Estados Unidos ha reducido las muertes relacionadas con incendios en casi todas las categorías más importantes, las muertes por incendios en cocinas residenciales son la excepción – resultan peores ahora que hace 30 años. Según el último informe de Investigación de NFPA, entre el 2014 y el 2018 se registró un promedio anual de 550 muertes en Estados Unidos a causa de incendios originados al cocinar, convirtiéndolos en la segunda mayor causa de muertes en incendios en viviendas después de los materiales para fumar. A modo comparativo, entre 1980 y 1984, 500 personas murieron a causa de incendios en cocinas por año. Y además, cocinar es ahora la mayor causa de incendios en viviendas como de lesiones en incendios en viviendas en Estados Unidos. Tenemos que mejorar.

Investigaciones recientes realizadas en el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST) resaltan los importantes peligros de dejar una cocina sin atención, lo que representa la principal causa de los incendios en cocinas, según NFPA. Los investigadores colocaron 150 mg de aceite de cocina (alrededor de 2/3 de taza) en una olla con un diámetro de 9.7 cm (3.8 pulgadas) y la dejaron calentando sobre una hornalla. Finalmente el aceite se prendió fuego, generando una llama con una altura de casi 1 metro (3 pies), altura suficiente para alcanzar los gabinetes combustibles del horno. El índice de liberación de calor del incendio del aceite de cocina tuvo una intensidad más de tres veces mayor que el incendio causado al encender la misma cantidad de gasolina en una olla de las mismas dimensiones. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Una alternativa es exigir la instalación de rociadores de incendio residenciales, que puedan controlar el fuego o incluso extinguirlo. Otra posible solución es evitar que se produzcan incendios en primer lugar al incorporar una tecnología de prevención de ignición de la placa de cocción. Ese era el objetivo en el 2014 cuando la Fundación de Investigación de Protección contra Incendios lideró un proyecto patrocinado por NIST sobre la posible eficacia de diferentes tecnologías para reducir los incendios en cocinas. El trabajo informó las bases técnicas para los cambios en UL 858, Norma sobre Seguridad en Cocinas Eléctricas Residenciales, para evitar la ignición de la placa de cocción durante actividades de cocina sin asistencia. Si bien la modificación en UL 858 fue un gran avance, aplica únicamente a placas de cocción con bobinas eléctricas, y por lo tanto solo aborda parte del problema. En China, Japón, y Corea del Sur, no obstante, las investigaciones, normas y reglamentaciones se han concentrado más en las placas de cocción accionadas a gas. La información de Japón indica que las muertes a causa de incendios en cocinas se redujeron en casi un 40 por ciento en los cinco años posteriores a la aplicación de las reglamentaciones sobre placas de cocción a gas. Otros países deben analizar y apuntar a adoptar medidas similares para salvar vidas.

Es necesario que actuemos de forma urgente – las más de 10 personas que mueren cada semana en incendios en cocinas son personas cuyas vidas podría haberse salvado. Estos incendios merecen nuestra atención, y requieren que los investigadores que trabajan con líderes de la industria elaboren tecnologías, normas y reglamentaciones que hagan de esta calamidad una cosa del pasado.

Birgitte Messerschmidt es directora del Grupo de Investigación Aplicada en NFPA.

Compartir:

Nosotros

 

Quiénes Somos

 

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

 

 

 

 

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies