Seco & Más Seco
      Olvido su clave?  

 

NFPA Noticias

"Seco & Más Seco

Por Jesse Roman

Un nuevo estudio cuantifica el impacto del cambio climático generado por el hombre y su relación con los

incendios forestales que amenazan el oeste estadounidense

Por Jesse Roman

Los gerentes forestales han observado una tendencia alarmante que las estadísticas lamentablemente corroboran: el problema de incendios forestales en Estados Unidos, especialmente en los estados del oeste, está empeorando.

Es bien sabido que las extensas sequías y las temperaturas cada vez más elevadas de las últimas décadas han aumentado en gran medida la "aridez combustible" del paisaje – básicamente, la sequedad del bosque y del clima – pero en qué medida y cómo ha contribuido el hombre al problema es una cuestión menos conocida. Un estudio publicado en octubre en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias sugiere que el impacto humano ha sido profundo.

En el estudio, "Impacto del Cambio Climático Antropogénico sobre Incendios Forestales en los Bosques de la Zona Oeste de los Estados Unidos", los investigadores de la Universidad de Idaho y de la Universidad de Columbia estiman que durante el período de 1984 - 2015 el cambio climático causado por el hombre ha contribuido en extender a casi 10.4 millones de acres, o más de 16,000 millas cuadradas, las áreas propensas a incendios forestales, casi duplicando el área de incendios forestales.

Si bien tanto las variaciones climáticas normales y el cambio climático causado por el hombre impactan conjuntamente, secando el paisaje, los modelos climáticos computarizados utilizados en el estudio estiman que la actividad causada por el hombre ha "incrementado de manera significativa la aridez combustible".

Los investigadores utilizaron ocho medidas para medir la sequedad del clima y el propio suelo virgen, factores que se correlacionan con el riesgo de incendio forestal. Según lo que descubrieron los investigadores, en total, desde el año 2000 hasta el 2015, el cambio climático ha causado que el 75 por ciento más del área forestada tenga una elevada aridez combustible en la temporada de incendios y ha generado un promedio de nueve días adicionales por año el tiempo de elevado potencial de incendios.

Las estadísticas respecto de incendios forestales parecen confirmar el aumento del riesgo de incendio descrito en el estudio. En el año 2015, se incendió una cantidad récord de 10 millones de acres en toda la nación, y por primera vez en la historia, los Bomberos Estadounidenses gastaron más de la mitad de su presupuesto anual para suprimir incendios forestales. Según el Servicio Forestal, en total, se gastaron más de $1.7 mil millones en acciones de supresión de incendios forestales.

Observó el estudio, que el problema de los incendios forestales también se ha incrementado por el mayor asentamiento humano y más actividades de supresión, lo que ha derivado en mayores cargas combustibles en el paisaje. Con el clima caluroso que sirve para hacer que esa carga combustible sirva como yesca agregada; se suponía que los incendios forestales se propagarían aún más rápido y arderían más ferozmente que lo que lo hacían décadas atrás. Eso es exactamente lo que está ocurriendo.

"La gente me dice que nunca antes han visto incendios tan activos como los que se están combatiendo actualmente", Dr. A. Park Williams, uno de los autores del estudio y profesor adjunto de investigación en el Observatorio Lamont-Doherty Earth de Columbia, le dijo a The New York Times en octubre. "Lo que estamos viendo en el mundo de los incendios [hoy en día] es muy diferente a lo que hemos visto en la década del 80, y para el 2030, los incendios serán irreconocibles a comparación de lo que vemos en la actualidad"

Compartir:

Más Noticias

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter