Consejos de seguridad para cuidadores: Los Niños y el Fuego

Children and Fire

Los niños que “juegan” con fuego o inician incendios son peligrosos y pueden traer severas consecuencias. Cada año, estos incendios causan cientos de lesiones, millones de dólares en daños y es muy probable que acaben con la vida de niños menores de 5 años.

Algunos niños juegan con fuego por curiosidad, aburrimiento o presión de sus compañeros, sin darse cuenta de su peligro. Pero otros niños abusan del fuego porque están luchando con problemas o emociones. Sin la intervención e instrucción adecuadas, es muy probable que los niños que hacen mal uso del fuego lo vuelvan a hacer. Sin embargo, si el castigo es la única estrategia de intervención utilizada, en realidad podría contribuir al problema. ¿Qué se debe hacer entonces al respecto?

Siga estos consejos para mantener a su familia segura:

  • Mantenga los fósforos y encendedores fuera del alcance de los niños, en la parte superior, preferiblemente en un gabinete cerrado con llave.
  • Supervise de cerca a los niños, asegurándose de que se mantengan alejados de otras fuentes de fuego, como velas encendidas, cigarrillos, fogatas o estufas.
  • Es natural que los niños pequeños sientan curiosidad y hagan preguntas sobre el fuego, jueguen con camiones de bomberos o simulen que cocinan. Aproveche estas oportunidades para enseñarles sobre lo importante de la seguridad contra incendios.
  • Hágales saber que el fuego se mueve muy rápido y puede causar dolor tan pronto como se haga contacto con él. Explíqueles que es por eso que los fósforos y los encendedores son herramientas solo para adultos.
  • Enseñe a los niños pequeños a nunca tocar fósforos o encendedores. Deben avisar a un adulto cuando se encuentren con alguno de estos objetos en vez de manipularlos ellos mismos.
  • Establezca reglas y consecuencias claras sobre los usos no supervisados y no autorizados del fuego.
  • ¡Muestre un buen ejemplo! Siempre use fuentes de fuego (fósforos, encendedores, velas, chimeneas y fogatas) de manera segura. Nunca los trate como juguetes, o los niños podrían imitarlo.
  • Hable con los niños sobre lo que sus amigos u otros niños puedan estar haciendo con fuego. ¿Qué están viendo en línea, en los videojuegos, en la televisión, en las películas y en las redes sociales? Enséñeles formas específicas de resistir la presión de los compañeros al mal uso del fuego.
  • Dé el ejemplo mostrando respeto y un comportamiento responsable apropiado para su edad hacia el fuego.

IMPORTANTE

Sea consciente de que los niños y el fuego son una combinación mortal. Si sospecha que un niño está inusualmente interesado en el fuego o es propenso a provocar incendios, tome medidas inmediatas. Siga estos consejos de seguridad. Comuníquese con el departamento de bomberos, la escuela, la unidad de quemados o la agencia de asesoramiento local para obtener ayuda de expertos especialmente capacitados.

Todos los niños están en riesgo de manipular el fuego de forma insegura. Muchos incendios ocurren simplemente porque los cerillos y encendedores quedan a su alcance.

 

NFPA - Todos los derechos reservados

Compartir:

Deja tu comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies