¿Qué tan buena cobertura da el NEC a la industria de la marihuana?
      Olvido su clave?  

 

Artículo Seleccionado >>

¿Qué tan buena cobertura da el NEC a la industria de la marihuana?

Por Jesse Roman

NECPotIndustry 1

En “Dolores en aumento,” la historia de tapa de la edición de septiembre/octubre de  NFPA Journal, el editor asociado Jesse Roman escribió sobre cuestiones de seguridad, 

entre ellas de seguridad eléctrica, asociadas con el legal cultivo y procesamiento del cannabis.

Para comprender mejor los desafíos eléctricos que enfrenta esta industria —industria que podría estar a un paso de un crecimiento significativo a medida que más estados consideran la legalización del uso medicinal y recreativo de la marihuana — recientemente visité Auburn, Maine, incluyendo Lifespring Microclimates, una firma especializada en el diseño de instalaciones de cultivo de alta eficiencia con sede en Auburn. La reciente legislación que permite dispensarios médicos legales ha generado un auge de la construcción de estas instalaciones en todo el estado, y Auburn ha experimentado un surgimiento de la actividad relacionada a la industria medicinal de la marihuana. Eso podría ser sólo un indicio de lo que se viene, ya que los votantes de  Maine participarán de un referéndum en noviembre que busca legalizar el uso recreativo.

La pregunta fundamental que esperaba responder en mi visita era sobre si existía algo asociado a las instalaciones eléctricas en estos establecimientos que no esté cubierto de manera adecuada por NFPA 70®, Código Eléctrico Nacional (NEC®). Si bien las buenas noticias indican que no parecería haber nada propio de las instalaciones de cultivo que no estuviera cubierto por las actuales disposiciones del NEC, sí existen aspectos que sería bueno observar. Aquí algunos aportes de la investigación que llevé adelante en Maine:

Todo se trata de la energía. La mayor parte del cultivo industrial de cannabis se produce en instalaciones interiores de cultivo, donde las condiciones pueden ser administradas y monitoreadas para generar una máxima producción. Esto implica una gran cantidad de luces de cultivo y un enorme consumo de energía— una importante unidad de medida para los productores es el “gramo vatio.” La energía para la iluminación artificial y el aire acondicionado necesarios para mantener el ambiente adecuado para el cultivo, es uno de los costos más importantes asociados al cultivo de cannabis.

En algunos lugares, no obstante, las demandas de energía de tales instalaciones están recargando una infraestructura eléctrica que no fue diseñada para sostener tales cargas, en especial donde se modifica el objetivo de uso de edificios residenciales y comerciales para convertirlos en instalaciones de cultivo sin efectuar ninguna mejora al sistema de suministro o distribución. Además, la infraestructura del servicio puede también ser sub dimensionada, ya que no fue anticipado  este nivel de uso, particularmente en áreas rurales. Según Dan Thayer, P.E., propietario de Lifespring Microclimates, la carga eléctrica de los sistemas de aire acondicionado en instalaciones de cultivo modernas es similar a la de un centro de datos.

Increíblemente, muchos productores están utilizando tecnología de iluminación a la usanza, y ha habido resistencia a dejar la probada tecnología de iluminación con sodio de alta presión o HPS y pasar a un método más eficiente energéticamente como es la tecnología LED. Si bien la tecnología LED ha hecho avances significativos en los mercados de iluminación residencial y comercial, la disponibilidad de la tecnología LED que brindaría la calidad del espectro de luz y durabilidad operativa similar a la que ofrecen los sistemas HPS ha sido limitada, y se ha demostrado que algunas de las luminarias iniciales de tecnología LED no fueron confiables. La ventaja de la tecnología LED es una mayor vida útil de la lámpara, menor calor operativo (que reduce el costo del aire acondicionado), y la falta de preocupación por los violentos estallidos que se producen cuando las lámparas HPS se rompen.

La electricidad y los procesos de extracción en instalaciones para cultivo de cannabis pueden implicar riesgos. Otra inquietud es el entorno potencialmente explosivo creado en algunos procesos de extracción basados en solventes, en los que los líquidos inflamables tales como la acetona se utilizan para separar el THC de los brotes de cannabis para su uso en comestibles y otros productos de marihuana. Pareciera que es prudente efectuar una clasificación de áreas eléctricas, pero desafortunadamente esto no siempre se hace, ni tampoco existe ninguna norma sobre la industria del cannabis que brinde información sobre clasificación de áreas. Los procesos de extracción más seguros que emplean dióxido de carbono pueden duplicar los costos de instalación sobre los procesos basados en solventes.

Necesitamos prestar consideración a la certificación de productos de los paneles de control industrial. Se están instalando paneles de control de iluminación en diversas instalaciones de cannabis, y la certificación de producto de estos paneles de control industrial no es habitualmente la norma. Ahora que la infraestructura eléctrica es más sólida en toda la industria, la adecuada clasificación de corriente de corto circuito para estos paneles de control se convierte en algo más que una inquietud.

Estas son solo algunas de las cuestiones eléctricas que requieren ser consideradas a medida que madura la industria del cannabis. El rápido crecimiento ha significado en ocasiones que se descubren problemas o condiciones inseguras sólo como resultado de una importante avería o incendio, pero el hecho es que estas cuestiones no son infranqueables, y la seguridad y la productividad no se excluyen mutuamente. Al igual que en otras industrias, el negocio del cannabis se beneficiará de instalaciones que sean diseñadas, instaladas, inspeccionadas y operadas de manera profesional.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter