La Comisión 9/11 y la NFPA 1600
      Olvido su clave?  

 

Artículo Seleccionado >>

La Comisión 9/11 y la NFPA 1600

Por John Nicholson

Basadas en la NFPA 1600 ya existente, la Norma de Alerta Nacional propuesta establece un criterio y una terminología común para el estado de alerta, manejo del desastre, manejo de emergencias, y programas para la continuidad laboral.

"La experiencia del sector privado en la emergencia del World Trade Center reveló le necesidad de tales normas".

Esta fue una de las muchas declaraciones de apoyo que la Comisión Nacional en Defensa de Ataques Terroristas a los E

stados Unidos, también conocida como Comisión 9/11, ofreció al recomendar la norma NFPA 1600, Programas para el manejo de desastres, emergencias, y para la continuidad Laboral como la norma nacional para el estado de alerta del sector privado.

Luego de los ataques de Septiembre 11, 2001, se generó un gran debate sobre como se podía planear un retorno al trabajo luego de un desastre. Afortunadamente, la NFPA tuvo la previsión de considerar esto años antes de los ataques cuando desarrolló la NFPA 1600 mediante un proceso de consenso. Reconociendo su valor en el mundo de negocios posterior al septiembre 11, los miembros de la comisión redactaron el informe, “Fuimos alentados por los comentarios positivos sobre la norma que hizo el Secretario Tom Ridge cuando solicitó al Departamento de Seguridad Nacional que promoviera su adopción."

Ridge contó a la comisión el 19 de mayo de 2004, "También estamos construyendo las bases para que el sector privado pueda dar pasos certeros en lo referido a la mejora del estado de alerta. La ANSI/NFPA 1600—un grupo de normas voluntarias desarrolladas por el Instituto Nacional Americano de Normalización y la Asociación Nacional de Lucha contra Incendios —otorgan poder al sector privado para examinar el nivel de su propio estado de alerta y asuma responsabilidades compartidas en la seguridad nacional.

“Estas normas alientan el respeto y la cooperación mutua, y una comunicación abierta -elementos indispensables para un acercamiento al estado de alerta a escala nacional. Normas voluntarias como éstas –y el proceso para desarrollarlas- nos hacen más concientes en lo que respecta a un mejor desarrollo de nuestras tareas, y nos orienta en las áreas que más lo necesitamos. Representan sólo una herramienta, pero una de gran importancia, en nuestro esfuerzo por lograr un país más seguro."

Cumplimiento de la norma
Más adelante, la comisión alentó a la industria crediticia y de seguros a seguir de cerca a clientes potenciales en su cumplimiento con la NFPA 1600 y evaluar el riesgo de aseguración y nivel de rentabilidad de sus clientes.

“Creemos que la adhesión a la norma debe definir el nivel de cuidado que una empresa debe de tener con sus empleados y con el público en lo referido a propósitos legales. El nivel de alerta del sector privado no es un lujo, sino un costo del negocio en el mundo resultante del septiembre 11. Puede ser ignorado sólo a costa de la pérdida tremenda de vidas humanas, dinero, y de la seguridad nacional.”

Esta declaración mantuvo a flote el mandato del Departamento de Seguridad Nacional de trabajar conjuntamente con el sector privado, tanto como con el gobierno, con el fin de asegurar el estado de alerta. Esto es absolutamente apropiado, ya que el sector privado controla el 85 por ciento de la infraestructura crítica a nivel nacional. A menos que el objetivo terrorista sea una base militar u otra instalación gubernamental, el objetivo será de seguro privado y los “primeros” socorristas serán, por cierto, civiles. La seguridad interna y el estado de alerta nacional por consiguiente comienzan a menudo por el sector privado.

Adopción recomendada 
Según el informe, “El estado de alerta en el sector privado y público para el rescate, reinicio, y reinstalación de las operaciones debe incluir

  • un plan de evacuación,
  • capacidades adecuadas de evacuación, y
  • un plan para la continuidad de las operaciones.

“Mientras evaluábamos la respuesta de emergencia del 9/11, los testigos, uno tras otro, nos dijeron que a pesar del 9/11, el sector privado no está para nada preparado ante un ataque terrorista. Se nos advirtió que la ausencia de una norma para el estado de alerta del sector privado era la razón principal para la falta de preparación.

“La Comisión 9-11 respondió pidiendo al Instituto Nacional Americano de Normalización (ANSI) que desarrollara un consenso sobre una ‘Norma Nacional para el Estado de Alerta’ para el sector privado. El ANSI convocó expertos del área de la seguridad y la continuidad laboral provenientes de una amplio espectro de la industria y de asociaciones, tanto como interesados del gobierno federal, estatal, y local, para que consideraran la necesidad de normas para el sector privado en lo referente al estado de alerta y para asegurar la continuidad laboral.”

El resultado de estas sesiones culminó con la recomendación del ANSI para que la Comisión 9/11 adopte la NFPA 1600, que establece un criterio y una terminología común para los programas vinculados al estado de alerta, el manejo de desastres y emergencias, y para la continuidad laboral.

Enfoque total
Desarrollado gracias a organizaciones tanto públicas como privadas tal el caso de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, la Asociación Nacional de Manejo de Emergencias, y la Basadas en la NFPA 1600 ya existente, la Norma de Alerta Nacional propuesta establece un criterio y una terminología común para el estado de alerta, manejo del desastre, manejo de emergencias, y programas para la continuidad laboral.

Asociación Internacional de Administradores de Emergencias, la NFPA 1600 es la única norma nacional o internacional existente de desarrollo continuo que señala áreas funcionales clave y una estrategia global para el alerta ante desastres y la continuidad laboral para las organizaciones del sector público y privado.

Adopta un “enfoque total” para con un desastre, el manejo de emergencias, y la continuidad laboral al proveer elementos, técnicas, y procesos comunes que pueden servir de guía general a nivel estratégico en el desarrollo de un programa totalizador. Dada la vasta diferencia entre los diversos tipos de industrias y organizaciones, se podrán desarrollar planes más detallados y políticas y procedimientos operativos de un modo mejor siguiendo un criterio más individualizado.

Dado que la norma NFPA 1600 alcanzó nivel nacional recién en 2000, ella todavía no es conocida tan ampliamente como lo será en un futuro. A pesar de ello, la norma está disponible en el sitio en Internet de la NFPA, constituye un recurso significativo para el estado de alerta del sector privado merecedor de una mayor difusión y uso.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies