El cáncer, de cerca
      Olvido su clave?  

 

Artículo Seleccionado >>

El cáncer, de cerca

Por GREGORY B. CADE

Cancer upclose

Una cantidad de nuevas iniciativas enfocan el problema del cáncer detectado en bomberos

 

Cuando ingresé al departamento de bomberos en los años 60, nuestro conocimiento sobre los riesgos de salud planteados por la exposición a agentes potencialmente carcinógenos era virtualmente nulo. Los aparatos de respiración eran opcionales si es que los había, el uso de la vestimenta de protección recién empezaba a dar sus primeros pasos, y nunca se hablaba de descontaminación.

En 2005, se me realizó un escaneo, en el que se detectó un nódulo del lado derecho de mi tiroides, y me sometí a una cirugía para remover esa parte de la tiroides. A pesar de la medicación diaria y de visitas regulares al endocrinólogo, seguimos controlando de cerca el desarrollo de otro nódulo del lado izquierdo de mi tiroides. Creo que lo más probable es que mi cáncer esté relacionado con la exposición que experimenté durante 38 años al combate activo contra incendios.

Hasta hace poco, existían pocos estudios integrales que se enfocaran en el impacto de los agentes carcinógenos en la salud de los bomberos. Diversos estudios epidemiológicos realizados recientemente han demostrado que los bomberos sufren mayor riesgo en desarrollar cáncer en sitios específicos del cuerpo. En 2010, el Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional lanzó el más abarcativo de estos esfuerzos; realizo un estudio plurianual que dio seguimiento a 30,000 bomberos de carrera activos y retirados en Chicago, Filadelfia, y San Francisco. El estudio encontró que - “cada vez hay más evidencia epidemiológica que conecta las exposiciones ocupacionales del combate contra incendios con diversas formas de cáncer, entre ellas, cáncer en el cerebro, tracto digestivo, tracto genitourinario, sistemas linfático, hematopoyético y respiratorio.”

Las iniciativas gubernamentales se están ocupando del problema. Un libro blanco elaborado por la Junta Interinstitucional o IAB, dirigido tanto a los fabricantes así como a las entidades elaboradoras de códigos y normas, contiene siete recomendaciones destacando numerosos códigos y normas de la NFPA. Las recomendaciones incluyen una mayor conformidad con NFPA 1582, Programas Médicos Ocupacionales Integrales para Departamentos de Bomberos. La IAB también sugiere que las partes interesadas exploren diseños para mejorar los equipos de protección personal para bomberos o PPE, reduciendo así la exposición de los bomberos a agentes carcinógenos, pudiendo hacer impacto en NFPA 1971, Vestimenta Protectiva para el Combate de Incendios Estructurales y Combate de Incendios de Proximidad. También se destaca en el informe de la IAB la necesidad de hacer más hincapié en la educación de los bomberos, empleadores, y proveedores de servicios de salud.

En febrero, una ley bipartidista, H.R.4625, fue presentada en la Cámara de Representantes; podría ésta crear un registro del cáncer en bomberos voluntarios. Una ley similar, S.2799, fue presentada en el Senado en el mes de abril. Un registro así nos permitiría comenzar a recopilar los datos de referencia que definirían el problema de una mejor manera, y que además también brindaría más y mejores datos que los investigadores podrían utilizar para profundizar el estudio de la temática. La iniciativa del Presidente Obama denominada “cancer moonshot”, presentada durante su discurso en el Estado de la Unión, profundizará los esfuerzos mediante una mayor accesibilidad por parte de la comunidad científica a la investigación patrocinada por el gobierno, de esta manera acelerando la transferencia de la información sobre el cáncer.

En junio, el presidente promulgó una ley que actualizará la Ley de Control de Sustancias Tóxicas —una lista de productos químicos tóxicos, que no ha sido actualizada en 40 años. La Agencia de Protección Medioambiental comenzará ahora con una revisión de sustancias tóxicas relacionadas con el cáncer. Un resultado potencial sería que esta información redujera el uso de productos químicos conocidos como carcinógenos y que son utilizado utilizados como productos de uso doméstico con los que los bomberos se encuentran durante los incendios.

Todas estas son buenas noticias. A medida que los mejores datos impulsen más investigación que a su vez arroja nueva información, los comités de NFPA podrán revisar y actualizar sus normas para PPE, chequeos médicos y entrenamiento con el fin de mejor proteger a los socorristas de emergencia.

GREGORY B. CADE es director del Departamento de Asuntos Gubernamentales de NFPA. Fotografía: Shutterstock

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies