El desarrollo de una norma
      Olvido su clave?  

 

NFPA, Desarrollo & Adopción de Normativa

El desarrollo de una norma

Por Fred Durso, Jr.

En el año 2010, NFPA dio respuesta a una explosión mortal en una planta generadora de energía eléctrica, mediante la creación de una nueva norma de consenso, en una fracción del tiempo requerido para completar un documento típico. El resultado fue la norma NFPA 56 (PS), un ejemplo de la capacidad con la que cuentan las organizaciones de desarrollo de normas para moverse rápidamente y ayudar a salvaguardar vidas y propiedades.

 Edward Badamo estaba en su casa cuando escuchó un fuerte ruido a la distancia. Era alrededor de las 11:15 de la mañana de un domingo, y al principio Badamo, que trabaja como Jefe del Departamento de Bomberos del Distrito Sur en Middletown, Connecticut, y que se encontraba fuera de servicio aquél día, pensó que había escuchado el ruido de sus dos rottweilers peleando. Pronto se dio cuenta de lo contrario. El hijo adolescente de Badamo oyó los diálogos en la radio de emergencia de su padre y fue el primero que le informó que el ruido correspondía a algo peor —una explosión había tenido lugar en Kleen Energy, una planta de energía alimentada a gas natural y que estaba en construcción a unas cinco millas de distancia.

RESPUESTA RÁPIDA
Sólo 18 meses desde el incidente hasta la concreción del documento: los momentos clave en el desarrollo de la primera norma provisoria de la NFPA 

Febrero 2010
Una explosión tiene lugar en la planta de energía Kleen Energy, en Middletown, Connecticut, durante un procedimiento de limpieza de tuberías utilizando gas natural inflamable. Seis trabajadores mueren, y casi 50 resultan heridos en la explosión

Junio 2010
La Junta de seguridad Química emite un informe sobre la explosión en Kleen Energy, que delinea “recomendaciones urgentes” para NFPA y otras entidades con la intención de reglamentar la liberación intencional de gas natural en lugares de trabajo. 

Octubre 2010
El Consejo de Normas de NFPA establece un nuevo comité técnico NFPA con el fin de desarrollar una norma sobre la seguridad en procesos con gas.

Noviembre 2010
La Junta Directiva de NFPA autoriza al Consejo de Normas la implementación del desarrollo de una nueva norma utilizando procedimientos expeditivos establecidos por el Instituto Nacional de Normalización Estadounidense.

Marzo 2011
El Consejo de Normas de NFPA aprueba el alcance y la nómina del comité para la norma sobre la seguridad en procesos con gas.

Abril – Julio 2011
El Comité Técnico sobre Seguridad en Procesos con Gas se reúne una vez al mes durante cuatro meses y desarrolla la norma NFPA 56 (PS), Prevención de incendios y explosiones durante procesos de limpieza y purga de sistemas de tubería de gas inflamable.

Agosto 2011
El Consejo de Normas emite la NFPA 56 (PS)

Badamo llegó a Kleen Energy unos minutos después y fue testigo de una escena terrible: enormes columnas de humo y fuego emanaban de la parte trasera del edificio, trabajadores ensangrentados llevaban a colegas lesionados a sitios más seguros y otros trabajadores buscaban desesperadamente sobrevivientes, ignorando el humo, las llamas y los riesgos eléctricos que presentaban partes energizadas. El daño era tan catastrófico que le llevó a Badamo, quien era el comandante del incidente, y a los otros socorristas, casi dos días para dar cuenta de todos los empleados de la planta, tanto vivos como fallecidos. Seis trabajadores murieron y unos 50 resultaron heridos.

“Era una escena muy compleja que requería una gran cantidad de recursos de diversas agencias para mitigar los riesgos, rescatar a las víctimas, y ofrecer apoyo para la gestión de la emergencia”, dice Badamo. “Yo había estado en el sitio antes del accidente y verlo completamente destruido, hizo que me llevara unos cuantos días poder asimilar la idea de lo ocurrido”.

La explosión, que tuvo lugar el 7 de febrero del año 2010, fue causada por una “purga de gas”, según una investigación hecha por la Junta de Seguridad Química de los EEUU (CSB por sus siglas en inglés). Las purgas de gas son un procedimiento habitual de limpieza en las plantas de energía alimentadas a gas natural, en el cual se sopla gas inflamable hacia el interior de una tubería a alta presión con el fin de remover residuos tales como virutas de soldadura o materiales extraños. Según la investigación, diez minutos antes de la explosión en Kleen Energy, se liberaron aproximadamente 480,000 pies cúbicos (13,592 metros cúbicos) de gas natural. El gas estaba siendo ventilado desde un tubo con un extremo abierto hacia un área donde la disipación del gas era impedida por otro equipo a nivel de la descarga antes de encontrar una fuente de ignición. La construcción de la planta, que estaba cerca de su finalización al momento de la explosión, estaba siendo intensamente controlada, pero no existía ninguna norma que guiara el procedimiento de la purga con gas.

NFPA actuó con prontitud para dar tratamiento a este tema mediante el desarrollo de su primera norma provisoria, NFPA 56 (PS), Prevención de incendios y explosiones durante procesos de limpieza y purga de sistemas de tubería de gas inflamable(nfpa.org/56). Las nuevas disposiciones ahora prohíben el uso de gas inflamable durante procedimientos de limpieza a la vez que resguardan una gama de actividades relacionadas con la limpieza y reparación de los sistemas de tubería.

La introducción de una norma provisoria de vía rápida también representa un paso importante en la evolución de NFPA como organización desarrolladora de normas. Utilizando un marco para normas urgentes creado por el Instituto Nacional de Normalización Estadounidense (ANSI), NFPA desarrolló sus propios procedimientos para reglamentar el uso de un proceso de normas provisorio, uno que cumpliera con, y excediera, el mínimo establecido por los requisitos de ANSI.

El proceso de norma provisoria significa que pueden ser tratadas cuestiones de seguridad —en forma de norma consensuada—mucho más rápidamente de lo que podrían haberse tratado con anterioridad. El proceso de desarrollo de códigos y normas NFPA, por ejemplo, dura aproximadamente 104 semanas, y si es impugnado mediante alguna moción de enmienda certificada, el proceso puede demorar hasta 141 semanas. NFPA 56 (PS) fue desarrollada en menos de 24 semanas, desde la primera reunión del comité técnico hasta su emisión hecha por el Consejo de Normas. Menos de 76 semanas pasaron desde la explosión en Kleen Energy hasta la emisión de una norma consensuada que daba tratamiento a los procedimientos que motivaron el desastre.

“Este es un ejemplo del importante papel que juega NFPA en suministrar códigos y normas para el uso gubernamental y de otras entidades del mundo”, dice el Presidente de la NFPA James Shannon. “Nuestra habilidad de reunir a las personas correctas en el momento oportuno y de facilitar un proceso consensuado en forma casi inmediata, dio por resultado una norma que salvará vidas y evitará que en el futuro ocurran tragedias como la de Connecticut”.

Sentido de urgencia
A pesar de la tragedia en Kleen Energy y algunos otros procedimientos de purga con gas que arrojaron malos resultados, (ver “Ráfagas del Pasado”), el gas inflamable aún continúa siendo utilizado en ciertos procedimientos de limpieza. Dos meses después de la explosión en Kleen Energy, CSB, la agencia federal estadounidense que investiga accidentes industriales, inició una encuesta a nivel industrial en la que identificó las purgas con gas natural como el procedimiento principal para la limpieza de nuevas instalaciones de tuberías de gas combustible. Casi la mitad de quienes respondieron que utilizaban el procedimiento, indicaron que no seguían ninguna evaluación técnica para determinar qué cantidad de gas se requiere en realidad para la efectiva limpieza de las tuberías. Acentuando estos hallazgos, sabemos que, según la base de datos de plantas de energía eléctrica desarrollada por Platts, un proveedor global de información sobre energía, casi 4,250 plantas de energía alimentadas a gas natural operan en la actualidad en los EEUU, y se espera que 145 plantas adicionales se encuentren operativas en todo el país para el año 2016.

Luego de la investigación de Kleen Energy, CSB dio a conocer recomendaciones urgentes sobre procedimientos de gas a NFPA y a otras organizaciones desarrolladoras de normas. La Junta Directiva de la NFPA respondió, autorizando al Consejo de Normas de NFPA para evaluar, y si fuera necesario, proceder al desarrollo de una norma de seguridad para los procesos con gas, utilizando un proceso expeditivo aprobado por el ANSI. Desarrollado en el año 2003 y referenciado en un anexo de sobre los Requisitos Esenciales del ANSI, el proceso delinea las circunstancias en las que una norma provisoria es aplicable. El Consejo de Normas determinó que la norma propuesta por NFPA cumplía con los criterios del ANSI, dado que “resultaría en una mejora para salvaguardar vidas y además atendería a una clara necesidad para la pronta diseminación de información que dé tratamiento a una situación de emergencia”, tal como lo establecen los procedimientos del ANSI.

NFPA es la segunda organización que utiliza el proceso de norma provisoria. Luego de episodios de estrangulamiento de niños con cordones de persianas, el año pasado la Asociación de Fabricantes de Persianas utilizó los procedimientos del ANSI para desarrollar una norma provisoria con el objetivo de mejorar la seguridad de los productos con cordones. “La opción de norma provisoria ofrece un proceso fácilmente disponible cuando existe la necesidad urgente de un documento interino que aborde la seguridad humana, una situación de emergencia, o alguna otra circunstancia especial”, dice el Presidente y CEO del ANSI S. Joe Bhatia. “La decisión de NFPA de confiar en un proceso de normas provisorias ayudará a difundir nuevos criterios de seguridad para el comisionamiento y mantenimiento de los sistemas de tuberías de gas combustible”.

En su reunión de octubre del año pasado, el Consejo de Normas de NFPA votó en favor de establecer el Comité Técnico para la Norma NFPA 56 sobre Seguridad en Procesos de Gas. Cinco meses después, el Consejo aprobó el alcance y nómina del Comité a la vez que instaba al Comité a proceder expeditivamente en el desarrollo de la norma. Entre las industrias participantes del comité, se incluían la Asociación Estadounidense del Gas, agencias de seguros, firmas consultoras y compañías de energía. El comité llevó a cabo su primera reunión en abril.

Una de las primeras acciones del comité fue la de expandir el alcance del documento para incluir nuevos y existentes sistemas de tuberías de gas inflamable —no sólo gas combustible— para plantas generadoras de energía eléctrica, y aplicaciones industriales, comerciales e institucionales. Los sistemas de tuberías cubiertos en otros documentos de NFPA—incluyendo NFPA 2, Código de Tecnologías del Hidrógeno; NFPA 54,Código Nacional de Gas Combustible; NFPA 58, Código del Gas Licuado de Petróleo; NFPA 59A, Producción, almacenamiento y manipulación del gas natural licuado; y NFPA 850,Práctica recomendada para la protección contra incendios en plantas generadoras de energía eléctrica y estaciones de conversión de corriente directa de alto voltaje— no son aplicables, dado que estos códigos contienen requisitos de tubería específicos.

En agosto El Consejo de Normas aprobó oficialmente la NFPA 56 (PS). “El comité demostró una dedicación increíble a la causa, presentándose, sin demasiado aviso previo, cada cuatro semanas”, cuenta Denise Beach, personal de enlace para NFPA 56 (PS) e ingeniería química principal de NFPA. “Esta norma representa un compromiso no sólo por parte de NFPA, sino lo que es más importante, por parte de nuestros voluntarios también”.

Las reglamentaciones del ANSI requieren que una norma provisoria ingrese en un proceso de revisión completo de su respectiva organización desarrolladora de normas dentro de los 45 días de su emisión. En el caso de NFPA 56 (PS), la norma ha ingresado en el ciclo de revisión anual de NFPA correspondiente al año 2013, y se están aceptando las propuestas públicas sobre la nueva edición —que de no haber sido así, eliminaría su condición de provisoria, o PS—. La fecha límite para la presentación de propuestas para el ciclo de revisión anual 2013 es el 25 de noviembre. NFPA pondrá en consideración el desarrollo de otras normas provisorias si otras emergencias requirieran acción inmediata por parte de la comunidad de códigos y normas.

“El proceso de normas provisorias es un método para dar abordaje a inquietudes de seguridad urgentes a la vez que mantiene la integridad del proceso abierto de consenso de NFPA”, cuenta Christian Dubay, vice presidente de códigos y normas de NFPA e ingeniero en jefe. “Esto ofrece una herramienta única para abordar las necesidades más apremiantes, si surgiera alguna otra”. 

Procedimientos habituales
Limpiar las nuevas tuberías es un paso necesario en las plantas de energía a gas natural con turbinas de combustión que utilizan gas natural como fuente de combustible. La tubería se extiende desde una línea de suministro de gas hasta la turbina y debe limpiarse para remover todo residuo que pudiera dañar la turbina.

La purga de gas, o el proceso de limpieza que envía el gas a alta presión a través de la tubería para la remoción de los residuos, originó la liberación de más de 2 millones de pies cúbicos (56,634 metros cúbicos) de gas natural en la planta de Kleen Energy el día del accidente. A pesar de que el gas se envió al exterior, el gas acumulado quedó atrapado por grandes estructuras y equipos de generación de energía. La fuente de ignición no fue determinada, pero habría diversas causas probables, entre ellas, trabajadores que se encontraban efectuando soldaduras, o alguna chispa creada a causa de los residuos que estaban siendo expulsados a alta velocidad desde la tubería. Más aún, el informe sobre la investigación de la CSB establece que los trabajadores no llevaron a cabo ninguna reunión de seguridad ni revisaron los procedimientos de purga con gas el día del incidente.

Dando tratamiento a estas inquietudes, NFPA 56 (PS) requiere un extenso procedimiento por escrito para la limpieza y purga de tuberías, que toma en consideración el control de las fuentes de ignición, procesos específicos en sitio, y las condiciones medioambientales. “El documento incluye una extensa lista de ítems y condiciones que necesitan ser tratados en el procedimiento por escrito”, dice Beach. “La norma reconoce que cada instalación y procedimiento relacionado serán únicos. La norma no dice específicamente cómo abordarlos, pero establece una plantilla para que se desarrollen los procedimientos utilizando buenas prácticas de ingeniería”.

La norma también prohíbe cualquier tipo de gas inflamable para limpieza interna de la tubería. Alternativas aprobadas incluyen aire comprimido, gases inertes (y en consecuencia no inflamables) como nitrógeno o helio, así como vapor y agua. También se permiten bajo ciertas circunstancias, limpiadores internos conocidos como “chanchos”, dispositivos amoldables que pueden incluir cepillos; una vez que la tubería es presurizada con el gas, se lanza el chancho desde un extremo del tubo hacia el otro, recolectando los residuos en su recorrido.

NFPA 56 (PS) también aborda la “purga de sistemas que vuelven a servicio”, un proceso que reemplaza el aire o gas inerte en un sistema cerrado con un gas inflamable, y la “purga de sistemas que se retiran del servicio” mediante la remoción del gas inflamable. La norma establece procedimientos específicos para acompañar estos pasos, incluida la selección de una ubicación para la purga segura, y hacia el exterior, y el equipo adecuado para la detección de gases.

 “La purga es un procedimiento más rutinario dado que sucede más frecuentemente que la limpieza de tuberías”, dice Beach. “Cada vez que es necesario sacar a un equipo de servicio para repararlo, es necesario purgarlo. Luego es necesario purgarlo para que vuelva a servicio. Si alguien efectúa una purga en la actualidad de conformidad con otra norma NFPA, como NFPA 54, aún estarán efectuando la purga de conformidad con esa norma”.

Puesta en práctica
La primera norma provisoria de NFPA fue celebrada por los funcionarios electos de Connecticut, quienes anunciaron en la conferencia de prensa de septiembre que tuvo lugar en Middletown, que el estado había promulgado una ley para prohibir las purgas de gas de conformidad con NFPA 56 (PS). Connecticut es en la actualidad el único estado que prohíbe el procedimiento.

 “La investigación sobre lo sucedido [en Kleen Energy] dio por resultado esta nueva norma de protección para trabajadores —la primera de su clase que da tratamiento a esta peligrosa práctica”, cuenta la congresista de Connecticut Rosa L. DeLauro, quien impulsó la ley. “Podemos decir que los seis hombres que fallecieron ese día, no lo hicieron en vano, y que esta tragedia de Middletown será la última en su tipo”.

Luego de las acciones tomadas por el estado de Connecticut, CSB está exhortando a las entidades reguladoras federales a que establezcan una prohibición a nivel nacional sobre la utilización de gases inflamables durante procesos de limpieza de tuberías. “Las acciones de NFPA envían un claro mensaje a las industrias sobre la inseguridad inherente de las purgas con gas”, dice el presidente de CSB Rafael Moure-Eraso. “Lo que realmente establecería la permanencia de esto sería alguna reglamentación federal al amparo de OSHA [Administración de Salud y Seguridad Ocupacional] para adoptar específicamente NFPA 56 (PS) o dar tratamiento a la purga con gas mediante la prohibición del procedimiento”.

La Norma sobre el manejo de procesos de seguridad de OSHA, aborda la prevención de liberaciones catastróficas de sustancias inflamables. Según el informe de CSB, las cláusulas, sin embargo, no se aplican al tipo del procedimiento de purga de gas que resultó en la explosión en Kleen Energy ni a los gases inflamables utilizados únicamente para el consumo de combustible de lugares de trabajo en ésta y otras plantas de energía. Una norma específica para estos procedimientos está “siendo considerada”, dice Robert Kowalski, director del área en la oficina de OSHA ubicada en Bridgeport, Connecticut. “Ahora que se ha creado NFPA 56 (PS) si encontramos una compañía que no cumpla con la norma, podemos utilizar ésta como respaldo para una cláusula de responsabilidad general, que requiere que un empleador mantenga el lugar de trabajo en condiciones saludables y seguras para sus empleados”, Kowalski dice. “Ésta es la importancia de esta norma”.

OSHA ha citado a tres empresas constructoras y 14 contratistas del lugar asignados a Kleen Energy por 370 presuntas violaciones a la seguridad en el lugar de trabajo y $16.6 millones de dólares en multas relacionadas con la explosión ocurrida en 2010. Las tres empresas constructoras han refutado las citaciones, y el litigio ha pasado a los tribunales. El contratista general del proyecto, O&G Industries, Inc., no respondió el pedido de entrevista hecho por NFPA Journal. Kleen Energy Systems LLC, prefirió no hacer declaraciones.

Dubay de NFPA, espera que otros estados consideren la experiencia de Connecticut como un ejemplo para lograr un cambio a nivel nacional. “Connecticut experimentó esta tragedia y ha reaccionado tomando una posición de liderazgo, y a la vez, también están ayudando a establecer un precedente en otros estados y jurisdicciones”, dice. 

Fred Durso, Jr. es redactor de NFPA Journal. 


Ráfagas del Pasado
Incidentes similares a la explosión en Kleen Energy subrayan los peligros de las purgas con gasEl incidente en Kleen Energy no fue la primera vez en la que una purga con gas—el proceso de utilizar un gas inflamable para limpiar tuberías nuevas en plantas de energía y otras instalaciones—dio por resultado una explosión, según el informe sobre la investigación del incidente en Kleen Energy efectuado por la Junta de Seguridad Química.

  • Gas natural presurizado se utilizaba durante un procedimiento de limpieza de tuberías en un área altamente congestionada del Centro de Energía Wolfskill de Calpine en Fairfield, California, en el año 2003. El gas se acumuló en un área que contenía entre 2,000 y 9,000 pies cúbicos (entre 57 y 255 metros cúbicos) de espacio confinado y se encendió, más probablemente por la electricidad estática generada por el flujo de gas a alta velocidad a través de la tubería subterránea. El informe establece que la explosión fue lo suficientemente poderosa como para destrozar las ventanas ubicadas a un cuarto de milla de distancia y fue escuchada a 10 millas (16 kilómetros) del lugar. A pesar de que se encontraban presentes siete personas durante la purga, ninguna resultó herida.
  • Un incidente similar ocurrió en el año 2001 en la estación generadora de energía FirstEnergy en Lorain, Ohio. Los trabajadores utilizaron respectivamente, purga de aire, limpieza con chanchos y purga de gas natural, para limpiar la tubería de gas combustible que llegaba a la turbina. Una chimenea de tres pies servía como salida para el gas combustible durante la purga. El gas se encendió, creando una llama de unos 30 a 40 pies (9 a 12 metros) que salía de la chimenea. La causa probable fue una chispa de alguna partícula metálica que impactó con una superficie metálica cercana. No hubo lesionados, pero se dañaron los cables eléctricos que se encontraban cerca del lugar.
Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Blog

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies