La adopción de la normativa de NFPA en América Latina
      Olvido su clave?  

 

NFPA, Desarrollo & Adopción de Normativa

La adopción de la normativa de NFPA en América Latina

Por Julian Arcila

La adopción en Latinoamérica está plagada de pasos en falso y concepciones equivocadas. Afortunadamente, tenemos el ejemplo de algunas naciones que se han atrevido a mejorar y a considerar, dentro de sus ordenanzas y reglamentaciones de seguridad contra incendios, el uso obligatorio de la normativa NFPA creada y basada en un criterio técnico y científico.

AdoptandoNFPA 498x190

La adopción en Latinoamérica está plagada de pasos en falso y concepciones equivocadas. Afortunadamente, tenemos el ejemplo de algunas naciones que se han atrevido a mejorar y a considerar, dentro de sus ordenanzas y reglamentaciones de seguridad contra incendios, el uso obligatorio de la normativa NFPA creada y basada en un criterio técnico y científico. El caso panameño demostró que la adopción de la normativa NFPA es la mejor opción disponible.

Cuenta la historia que el 29 de marzo de 2007 el Consejo de Directores de Zona del Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá aprobó la aplicación de NFPA 101, Código de Seguridad Humana (edición 2003); anteriormente, el 12 de julio de 2006, la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura (JTIA) había aprobado la adopción de este código. Para el ingeniero Donato Pirro, miembro de NFPA y a su vez uno de los grandes gestores de esta causa, el proceso ha significado una mejora sustancial que se ve representada en la calidad de los diseños arquitectónicos y las obras construidas.

Un lustro después del inicio del proceso, el país avanza en la adopción del NFPA 1,Código de Incendios, que automáticamente contempla la aplicación de 101. Es importante mencionar que mientras el último se enfoca en la protección de la vida de las personas, el primero cubre también la protección de los bienes materiales y la protección física de los inmuebles con el fin de proteger no sólo la vida sino la inversión.

En Panamá, la constante construcción de espacios para el almacenamiento de mercancías viene impulsando la adopción de NFPA 1, algo que en opinión del Ing. Antonio Macías, Director Regional de NFPA para México, Centroamérica y el Caribe, ha sido positivo pues el NFPA 1 es más amplio y establece los requerimientos mínimos para lograr un nivel razonable de seguridad de vida y protección de la propiedad.

Pero aunque Panamá es uno de los países de mayor empuje de Latinoamérica en cuanto a protección contra incendios, la adopción no ha sido un camino fácil, pues se ha tenido que combatir la resistencia natural frente al cambio.

Esta nota representa un breve análisis del proceso de adopción de la normativa NFPA en América Latina, teniendo en cuenta una de las experiencias más exitosas, pero también los factores que pueden afectar un plan general de adopción.

El concepto de adopción
Técnicamente la adopción podría definirse como el proceso de aceptación de una normativa de seguridad contra incendios más madura y desarrollada, incorporando los códigos y normas creados y publicados por la National Fire Protection Association o NFPA. Estos códigos y normas están disponibles en español y listos para ser utilizados por cualquier interesado, quienes además tendrían acceso al apoyo por parte de la NFPA en caso de que decidan iniciar el proceso de adopción. NFPA no solamente brinda entrenamiento a la Autoridad Competente sino que también ofrece programas de desarrollo profesional virtualmente en todos los países Latinoamericanos, para que los interesados en la seguridad contra incendios, ya sean ellos usuarios, compañías de seguros, diseñadores o instaladores, puedan capacitarse.

En palabras del Ing. Jaime A. Moncada, Director de los Programas de Desarrollo Profesional de la NFPA y uno de los grandes impulsores de la adopción en Latinoamérica, el establecimiento de una política de seguridad contra incendios debe tener en cuenta criterios mínimos aceptables, con una alta relación costo/beneficio y probada eficacia para cualquier tipo de edificación.

Dicho proceso, a su vez, debe contemplar tres objetivos primordiales: seguridad humana, la protección de la propiedad y la continuidad de las operaciones productivas. Para los dos primeros objetivos citados, existen básicamente dos herramientas desarrolladas por la NFPA: el NFPA 101, que se encarga de la protección de la vida humana, y el NFPA 1, que además de considerar la aplicación automática del NFPA 101 introduce los parámetros para garantizar la protección de la propiedad.

En algunos casos, ciertas jurisdicciones han optado por adoptar inicialmente NFPA 101, pero posteriormente terminan adoptando NFPA 1, pues es más completo.

El Ing. Antonio Macías corrobora lo anterior y explica que el NFPA 1 toma partes muy importantes de varios documentos NFPA. Cuando se habla de seguridad de vida, de rutas de evacuación, del uso de los edificios, toma partes de NFPA 101. Cuando se habla de bombas toma lo que dice la NFPA 20, Norma para la instalación de bombas estacionarias contra incendios, y es en general como un compendio esencial y simplificado de varias normas. En otras palabras, es como los cimientos para levantar un edificio del modo correcto en lo que respecta a protección contra incendios.

NFPA 1 está pensado para facilitar el trabajo de inspección día con día y pronto estará disponible la edición 2012 en español. Al NFPA 1 lo acompaña un Manual, que también se encuentra en proceso de traducción, y contiene extenso material explicativo que clarifica y explica la aplicación de este código.

Partiendo del hecho de que la normativa está disponible en Internet, en español y que además la NFPA ofrece su apoyo a la jurisdicción que quiera iniciar un plan de adopción, podría pensarse que esto es algo fácil, pero en realidad es un trabajo que requiere el compromiso y la disciplina de los entes involucrados.

Quizás uno de los mayores compromisos es el de evitar la tentación de “interpretar” la ley o acomodarla a visiones particulares o a intereses de terceros. Macías comenta que la política de NFPA es sugerir la adopción de la norma por referencia, es decir, completa, sin modificaciones. Después la autoridad local en un documento separado, o cambiando el Capitulo Administrativo del NFPA 1, puede introducir algunos cambios o requerimientos diferentes, ya que todos los países tienen reglas y leyes distintas.

Al aceptar la normativa NFPA, la jurisdicción adoptante recibe transferencia tecnológica incomparable y valiosa, que va a derivar en niveles de protección mucho más efectivos. “En tanto los países latinos vienen creciendo en cuanto a sus inversiones, estos recursos caen bien, pues le dan garantías a los inversionistas. Las normas crean trabajos que son productivos y ayudan al avance de los países. La adopción de la norma crea empleo, riqueza, crecimiento, pues hay conocimiento tecnológico y eso hace que los países se desarrollen y haya más calidad de vida para las personas y rentabilidad para los inversionistas. La adopción desde el punto de vista económico es altamente productiva”, dice Macías.

El experto finaliza explicando que la adopción es un proceso complejo, que se debe hacer con plena convicción, pues de lo contrario no será efectiva. Aquí descarta cualquier manipulación del lenguaje normativo al decir que no se puede pensar en que la normativa NFPA sea más suave para América Latina, pues estos códigos representan lo mínimo exigible y no son "tropicalizables". “No se puede hacer una norma más laxa ni menos exigente para que se aplique en América Latina. Lo que hay que hacer es aprender a usarla”, puntualiza

Las barreras para la adopción
Desafortunadamente, los procesos de adopción no se han producido tan rápido como se quisiera, pues hay varios factores que los frenan, tales como la tentación de interpretar la norma, la desinformación, la falta de compromiso de la autoridad competente para prepararse y el surgimiento de intereses de terceros. Los intentos por elaborar normativas sin un sustento científico ni técnico derivan en ordenanzas ó reglamentaciones poco o nada efectivas y que generalmente implican mayores costos.

Uno de los elementos claves mencionados en alguna ocasión por Jaime A. Moncada es el hecho de que los comités que se han formado localmente para la elaboración de una norma técnica local de seguridad contra incendios tanto pueden interpretar bien las normas de la NFPA, como la pueden interpretar mal. En otros casos se elaboran normativas con base en códigos de terceros países, agregando criterios de algún funcionario o grupo de funcionarios. “Debemos aceptar que en América Latina, en el estado actual de nuestro desarrollo en ingeniería de protección contra incendios, es raro el caso en donde podamos aportar una prescripción técnica que sea más apropiada y con un mejor costo beneficio que lo que ya está en una norma NFPA. Por consiguiente, durante la elaboración de la norma, corremos el riesgo de que grupos de fabricantes que buscan introducir productos y sistemas de un origen particular, o gremios, que quieren rebajar las exigencias de protección, modifiquen el objetivo de la norma, sin una participación democrática y consensuada de todos los sectores de la comunidad”, escribió Moncada en alguna ocasión.

Frente a la incorrecta interpretación de la normativa NFPA, Macías explica que es fundamental comprender que las normas dicen lo que dicen, no lo que conviene interpretar o lo que la opinión personal de alguien quiera. Califica como muy importante entender que el argumento técnico sobre el cual están escritos los libros de NFPA tiene mucho tiempo de existencia, por lo que no tiene mucho sentido cuestionar su efectividad. “Lo que hay que hacer es tratar de entender cada vez más, qué es lo que dice la norma en vez de enfocarse en interpretarla o en ver como se le da la vuelta”, dice.

La desinformación es otro de los factores que le hace daño a la adopción. Usualmente aparecen personas sugiriendo que utilizar la normativa NFPA como referencia es un proceso que encarece las inversiones, cuando en realidad las edificaciones que se construyen cumpliendo con la normativa tendiente a la protección de la vida, la propiedad y las operaciones, más bien termina valorizando los inmuebles. Frente a lo anterior Macías asegura que lo que realmente resulta caro es la ignorancia y el desconocimiento, ya que esto ocasiona inversiones cuantiosas, inútiles e ineficaces.

“Hay intereses de los desarrolladores, de los constructores que en principio tienen un concepto erróneo de que el proceso puede significar sobre costos, lo cual es todo lo contrario: el proceso de adopción garantiza que las cosas se van a hacer bien y también garantiza la seguridad del inversionista, a un costo mínimo” comenta Macías.

Presente y futuro de la adopción
Pese a que la adopción de la normativa NFPA en Latinoamérica podría haber avanzado a un paso más acelerado, lo cierto es que Macías califica este proceso como coherente y acertado, pues entiende que es parte de un proceso de educación, de un cambio de mentalidad que requiere disciplina normativa. Actualmente hay tres procesos activos en la región: Bolivia, Paraguay y Honduras.

Antonio cree que el auge constructor que viene experimentando la región es el gran responsable del creciente interés de diferentes legislaciones por acercarse a los códigos y normas de la NFPA. Si bien hay tres procesos activos, hay otros procesos en los que se han adoptado normativa como NFPA 70, Código Eléctrico Nacional.

El interés viene desde hace unos 12 años, tiempo durante el cual se ha incrementado el interés por normas como la NFPA 20, NFPA 13, Instalación de sistemas de rociadores, NFPA 25, Inspección, pruebas y mantenimiento de sistemas hidráulicos de protección contra incendios, y NFPA 72, Código Nacional de Alarmas de Incendios y Señalización. “Dada la gran cantidad de inversión que hay ahora en América Latina y el volumen de los negocios que se realizan, ya no es únicamente importante proteger la vida, sino que también las propiedades y las inversiones (...) Creemos que en unos años la normativa NFPA va a estar bastante extendida en la región, al punto de ser una normativa latinoamericana, pero esto no va a suceder en meses, sino que tomará algunos años el tenerlas en uso generalizado y regulado”, anota.

Entre tanto, Moncada afirma que además de los procesos en Honduras, Paraguay y Bolivia hay además otras regiones como Perú, Ecuador y Uruguay que podrían adoptar normas. “La ciudad de Guayaquil (Ecuador), Colombia, Perú han mejorado sustancialmente sus códigos de prevención de incendios basándose casi exclusivamente en la normativa NFPA. Aunque esto es loable y aplaudible, tiene el problema de que abre la posibilidad de que se adopten condiciones incompletas o con errores de interpretación o que no tengan la posibilidad de que alguien les pueda dar una opinión sobre su interpretación”.

Para el experto, las iniciativas parciales de adopción no tienen la eficacia que tendría una adopción completa del NFPA 1 que es lo que se sugiere en la NFPA; en dicho caso lo único que tendría que hacer la autoridad competente es cambiar la parte administrativa.

En Bolivia, Paraguay y Honduras los procesos avanzan, pero dado el carácter político de los mismos cambios, los avances no se presentan tan rápido como se quisiera. Sin embargo, una enseñanza que vale la pena es que el norte que se tiene es el correcto. “Es mucho más positivo en el largo plazo la adopción completa del código que ponerse a resumirlo o a adaptarlo” señala Moncada.

Julian Arcila es redactor del NFPA Journal Latinoamericano


Panamá, el ejemplo a seguir
Según Jaime Andrés Moncada, director de los Programas de Desarrollo Profesional de la NFPA, el caso panameño tiene mucho que agradecerle al Ing. Donato Pirro. El redactor habló con el profesional para conocer sus impresiones sobre un caso de éxito de adopción de normativa en Latinoamérica que podría servir como referencia para las demás jurisdicciones.

Donato ha sido miembro de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos por más de 20 años, y es además el subgerente de Electro Sistemas de Panamá. Además de ser un miembro de NFPA desde hace ya un buen tiempo, director de la Sección Latinoamericana de la NFPA y miembro del Comité Técnico de la NFPA 13,Norma para la instalación de rociadores automáticos, la experiencia del Ing. Pirro en la protección contra incendios viene desde 1986.

La adopción ha sido bastante positiva para la nación centroamericana porque ha elevado la calidad de los diseños y de la construcción en sí. Pero el Ing. Pirro recuerda que para llegar a este estado se tuvo que trabajar mucho en la educación de los diferentes frentes involucrados en la toma de decisiones relacionadas con la elaboración de normas de protección de incendios (comunidad, especificadores, arquitectos, ingenieros, pero también a la autoridad competente). Lo más importante era, según el ingeniero, tener una normativa para seguir, para luego iniciar el plan de socialización.

“El hecho de que la NFPA tiene la normativa gratuita para ser consultada por Internet ha facilitado mucho el proceso de aplicación, pues uno de los principales inconvenientes es el argumento de que no se conoce la norma, de que no se está preparado. Entonces, con la norma disponible, se puede dar capacitación y ya nadie puede justificarse por no tener acceso a ella.”, recuerda Donato.

Ya con la norma en mano, lo que siguió fue la aplicación física en instalaciones y la verificación de que los diseños y la ejecución fueran los adecuados. Posteriormente fue apareciendo un componente adicional que sería como una especie de auditoría, cuyo objetivo ha sido verificar que los sistemas se mantengan y operen tal y como fueron diseñados.

Panamá también sufrió con la desinformación
Uno de los principales contradictores que tiene la adopción, y Panamá no fue la excepción, son quienes argumentan que estos procesos derivan en sobre costos. Desde el punto de vista de la autoridad competente la objeción es que el seguir estas normas implica estudiar y prepararse más, pero también empezar a ser más exigentes con temas que antes no lo eran.

El Ing. Pirro cuestiona tales argumentos y asegura que “quienes han entendido la norma y la adopción se dan cuenta de que sí es positivo el tener una norma que aplicar, no sólo desde la discusión que puedes tener cada día con quienes te presentan un proyecto o un plano para su aprobación, sino también desde la responsabilidad por aplicar un criterio de una norma que es reconocida no sólo localmente, sino también en el ámbito internacional”.

El argumento del sobre costo queda desvirtuado con el hecho de que las edificaciones construidas con base en la normativa NFPA adquieren un valor de mercado más alto, pues las grandes corporaciones locales y extranjeras que rentan o compran, están dispuestas a pagar más dinero por inmuebles que les garantizan una mayor seguridad y protección para los bienes y los ocupantes de los mismos.

Así ocurrió en Panamá, territorio en el que, aún cuando el NFPA 101 no estaba plenamente adoptado, se veían ya algunas iniciativas privadas ciñéndose a los parámetros del código y este hecho era recompensado con que tales inmuebles se arrendaban más rápido y con mejores tarifas.

Otro beneficio que Pirro ve en su país es que la adopción de la normativa libera a las autoridades competentes y a los inversionistas de responsabilidades legales derivadas de criterios personales; en otras palabras, si algún percance llegase a producirse en una edificación y ello fuera materia de algún juicio o procedimiento legal, el funcionario encargado de la adjudicación del permiso de construcción estaría cubierto en el sentido en que dicho permiso se otorgó con base en una norma internacional y no en una opinión personal.

Panamá es hoy un ejemplo para la región. Según Pirro el mercado ya se está acostumbrando y esto es un proceso que toma tiempo. “Ya no es nada nuevo hablar de salidas múltiples en un edificio, algo que si era mencionado seis años antes hubiera significado un choque con el arquitecto que estaba acostumbrado a tener una salida en un edificio de 50 pisos”, comenta Pirro.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Blog

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies