Ciencia Insegura
      Olvido su clave?  

 

Ocupaciones Institucionales/Culturales

Ciencia Insegura

Por Andrew Minister

ciencia insegura¿POTENCIAL PARA PROBLEMAS? Si bien el factor sorpresa de las demostraciones de ciencias en escuelas puede entretener a los estudiantes, los promotores de la seguridad advierten que la falta de equipos de protección personal y protectores de seguridad fabricados con plásticos o vidrio templado resistente al impacto puede exponer a los estudiantes a un riesgo en caso de que algo saliera mal.

En las escuelas y otros entornos educativos de EE.UU., los accidentes que terminan desastrosamente mal durante demostraciones de ciencias se han convertido en un tema recurrente. No obstante, NFPA 45 apunta a eliminar esta tendencia con nuevos requisitos que incluyen las responsabilidades del instructor, la manipulación y almacenamiento de productos químicos y controles sobre cómo deben llevarse a cabo estas demostraciones.

Según informes mediáticos, en estos últimos 15 años, muchos estudiantes han sufrido lesiones o quemaduras en decenas de estas demostraciones; es muy probable que la cantidad real de estos incidentes, así como también el número de estudiantes lesionados sea mayor. Muchos de los estudiantes dañados sufrieron quemaduras de segundo y tercer grado en sus rostros y torsos. Sabemos que las lesiones por quemaduras son muy dolorosas, la recuperación es larga y dolorosa y puede llevar muchos meses o años, y las víctimas pueden quedar sujetas a cicatrices físicas y mentales de por vida.

Como ejemplo, desde el mes de septiembre de 2014, 13 personas, la mayoría niños, sufrieron lesiones durante una feria de ciencias en el museo Terry Lee Wells Nevada Discovery Museum en Reno, Nevada. Las autoridades y funcionarios del museo dijeron que, durante una exhibición de rutina llevada a cabo a diario, en el que se crea un efecto de “tornado de fuego” se produjo una explosión con una mezcla de alcohol metílico y ácido bórico—componentes estos utilizados para realizar la exhibición—originando un incendio instantáneo (flash). La explosión produjo quemaduras en las manos, brazos y rostros de los espectadores.

Doce días después del incidente en Reno, el Consejo de Seguridad Química (Chemical Safety Board, o CSB) estadounidense emitió una declaración del Presidente Rafael Moure-Eraso advirtiendo sobre los peligros de llevar a cabo demostraciones con líquidos inflamables cerca de estudiantes—el mismo día cuatro estudiantes sufrieron quemaduras en una demostración de ciencias en una escuela secundaria en Denver, Colorado. Se han registrado, desde el mes de septiembre de 2014, al menos cinco eventos adicionales en los que los estudiantes sufrieron quemaduras y lesiones durante demostraciones de ciencias. Uno de los más recientes fue en Florida en mayo, cuando dos estudiantes de la escuela secundaria fueron internados después de una demostración llevada a cabo por un profesor en una clase de química avanzada (AP).

Cada uno de estos eventos podrían haberse evitado. Con ese objetivo en mente y con la idea de eliminar estos riesgos de los salones de clase y otros entornos de laboratorio se realizaron los cambios en la última edición de NFPA 45, Protección contra Incendios para Laboratorios que Utilizan Productos Químicos. La cantidad de eventos que se estaban registrando le demostró al Comité de Laboratorios que Utilizan Productos Químicos, que supervisa NFPA 45, que la norma necesitaba contar con requisitos adicionales para la protección de los estudiantes. Un grupo de trabajo preparó los requisitos para la edición 2015 de NFPA 45, que se publicó en noviembre del 2014. Casi al mismo tiempo el CSB publicó un boletín informativo sobre seguridad, "Lecciones Clave para Evitar Incidentes Causados por Productos Químicos Inflamables en Demostraciones Educacionales" [ver "Prioridad Absoluta", a continuación]. Siguiendo los requisitos de NFPA 45 y las lecciones suministradas por el CSB y con precaución y sentido común en los entornos de laboratorio, las escuelas y maestros pueden evitar estos incidentes que han sido la causa de daños y traumatismos para cientos de estudiantes.

prioridad absoluta

El atractivo del factor sorpresa

Las historias de estudiantes que sufrieron quemaduras en incendios de laboratorio no resultan ser un tema nuevo, pero sí la cantidad de incidentes de gran notoriedad en años recientes y que han dado una nueva concientización al problema.

En 2006, tres estudiantes en Ohio sufrieron lesiones cuando se produjo una explosión de metanol durante una demostración en una clase de química de una escuela secundaria. Un video producido en 2013 por el CSB—“Después del Arco Iris” (After de Rainbow)—se centró en uno de los estudiantes, Calais Weber, que presentó quemaduras en más del 40 por ciento de su cuerpo y pasó más de dos meses internada en la unidad de quemados de un hospital. En 2011, se produjo otro incidente en una escuela secundaria en Minnesota, en el que cuatro estudiantes sufrieron quemaduras en una demostración de ciencias. “Mi rostro literalmente se prendió fuego”, le dijo uno de los estudiantes heridos a un canal de televisión local. El estudiante dijo que la experiencia comenzó a salir mal cuando el profesor “tomó una jarra de metanol y arrojó un fósforo dentro. Eso es lo último que recuerdo”. En 2011, en un video sobre seguridad titulado “Experimentando con el Peligro” (Expimenting with Danger) el CSB resaltó el tema de la seguridad en laboratorios e informó que, en los últimos 4 años, al menos 150 estudiantes habían sufrido lesiones graves en accidentes en laboratorio escolares.

Es entendible que los profesores deseen brindar un aprendizaje divertido y apasionante de las ciencias, y los profesores de química en particular, perpetúan la antigua tradición de llevar a cabo demostraciones que contengan un factor sorpresa que incluya fuego. Cuando se realizan dichas demostraciones, los estudiantes, que son naturalmente curiosos, desean ver de cerca qué es lo que está ocurriendo, y se reúnen alrededor de la mesa de trabajo para ver los cambios que se están produciendo. En la mayoría de los incidentes en los que los estudiantes sufrieron lesiones, no se contó con ninguna barrera que los proteja. Los profesores por lo general no les exigen a los estudiantes que utilicen equipos de protección personal (EPP) como antiparras y delantales durante estas demostraciones, aún cuando este equipo podría ser un requisito durante el trabajo de laboratorio de los estudiantes. Muchos profesores tampoco cuentan con la capacitación adecuada en procedimientos de seguridad de laboratorio.

Por lo general existen grandes cantidades de alcohol inflamable presente. Muchos de estos eventos en los que han sucedido accidentes con daños, han estado relacionados con la utilización de alcohol metílico (metanol), un líquido altamente inflamable que arde con una llama apenas visible, y en muchas de estas demostraciones se han utilizado frascos de un galón de metanol. Estos accidentes suelen ocurrir cuando la demostración no está funcionando según lo planeado por el profesor, o también cuando los estudiantes quieren repetir la demostración. Al abrir un frasco de metanol para verter más líquido en un plato o vaso de precipitación que contiene una llama activa, la llama enciende el vapor de metanol y se produce un retroceso de la llama hacia el frasco, pulverizando el metanol ardiente hacia afuera del frasco en donde se encuentran los estudiantes. Si bien otros tipos de incidentes de laboratorio de ciencias provocan quemaduras, exposición a inhalación de productos químicos y otros daños para los estudiantes y profesores, la proximidad sin protección frente a las demostraciones con fuego por lo general provocan los peores incidentes en cuanto a cantidad de estudiantes afectados y severidad de sus lesiones.

Los nuevos requisitos en el Capítulo 12 de NFPA 45 son retroactivos a todas las escuelas y se aplican a la realización de demostraciones de ciencias que utilizan materiales peligrosos. Los requisitos incluyen además de las responsabilidades del instructor, también los requisitos para la manipulación y almacenamiento de productos químicos, y controles para la realización de las demostraciones. Los requisitos a continuación son similares a los requisitos que el CSB recomendó el pasado mes de octubre.

» Los profesores deben realizar una evaluación del riesgo de peligro antes de llevar a cabo cada demostración. La evaluación identificará los riesgos asociados con la demostración, las prácticas prudentes necesarias para minimizar el riesgo, los EPP necesarios para el instructor y los estudiantes, los equipos de seguridad necesarios para la demostración, y los procedimientos en caso de emergencia. Los profesores deben estar capacitados y contar con conocimientos sobre procedimientos de seguridad contra incendios, procedimientos de emergencia en escuelas, utilización adecuada de EPP, así como también sobre cómo realizar evaluaciones del riesgo de peligro. Los profesores deben brindarles una capacitación anual a sus estudiantes sobre los planes de prevención de incendio y de emergencia en las escuelas, incluso los procedimientos para extinguir incendios en prendas de vestir.

» Entre los requisitos para la manipulación y almacenamiento de productos químicos en laboratorios de escuelas se incluye tomar en cuenta el almacenamiento y manipulación de cantidades a granel de estos productos químicos en una habitación independiente del salón de clase. Los productos químicos que serán utilizados en el salón de clase se prepararán antes de la llegada de los estudiantes y se los distribuirá previamente en contenedores sellados o frascos con gotero en la cantidad necesaria para cada demostración. Los productos químicos que no se utilicen deben guardarse bajo llave en los gabinetes de almacenamiento adecuados.

» Las demostraciones que incluyan llamas abiertas, fuego, o utilización de productos químicos inflamables, reactivos, tóxicos o corrosivos deben llevarse a cabo con una barrera o separación adecuada entre los estudiantes y la demostración. Las demostraciones que producen cantidades peligrosas de gas, vapor, llamas o partículas deben llevarse a cabo en una campana de extracción de productos químicos o con otros tipos de ventilación que sirvan para proteger a los estudiantes contra los riesgos. Muchos proveedores de laboratorio proporcionan campanas de extracción de productos químicos para demostraciones y cerramientos para demostraciones que les permiten a los estudiantes observar la demostración sin estar expuestos al riesgo. Otras demostraciones realizadas en mesas de trabajo deben llevarse a cabo detrás de una barrera transparente o con al menos 10 pies de separación entre los estudiantes y la demostración. Existen campanas/cerramientos y protectores de mesas de trabajo económicos para demostraciones que les permiten a los estudiantes observar las reacciones químicas sin estar expuestos al riesgo si algo sale mal.

» Para que los estudiantes puedan salir rápidamente del laboratorio, se deben llevar a cabo las demostraciones en una ubicación que no bloquee el acceso a la(s) salida(s) del laboratorio.

Se sabe que muchos distritos escolares en todo el país operan con presupuestos muy limitados y no pueden comprar equipos nuevos para sus laboratorios y brindar la capacitación necesaria para sus profesores. Si bien es importante reconocer estas limitaciones, no podemos permitirnos quemar a ningún estudiante más en demostraciones de ciencias. Estos son accidentes que pueden evitarse. Existen muchas organizaciones que brindan materiales de capacitación de bajo costo y programas de seguridad para programas de ciencias escolares, incluso el Instituto de Seguridad de Laboratorio (Laboratory Safety Institute o LSI), una organización educacional sin fines de lucro internacional para seguridad de laboratorio que brinda capacitación de seguridad de laboratorio y materiales de referencia para escuelas a un bajo costo. El comité de Laboratorios que Utilizan Productos Químicos ha trabajado junto al LSI en la evaluación de los nuevos requisitos para NFPA 45.

Los nuevos requisitos en NFPA 45 serán efectivos únicamente si la norma es adoptada por cuerpos de bomberos estatales y locales. Si no se adoptara NFPA 45 en su totalidad, al menos deberían adoptarse los requisitos operativos en los Capítulos 6, 11 y 12 de NFPA 45 referentes a de que manera brindar prácticas seguras en todos los laboratorios, especialmente para shows de magia, demostraciones y actividades de laboratorio en escuelas primarias y secundarias. Una vez adoptada NFPA 45, los inspectores del departamento de bomberos, inspectores de incendio y profesores de ciencias deberán recibir una capacitación sobre los nuevos requisitos para mejorar la seguridad de las demostraciones de laboratorio.

Al trabajar conjuntamente para implementar estos controles de seguridad, podremos proteger a nuestros estudiantes de lesiones serias en el caso de un accidente con líquidos inflamables o productos químicos peligrosos. No existe razón para que los estudiantes sufran quemaduras mientras observan demostraciones de ciencias.

Andrew Minister es ingeniero principal de protección contra incendios en Pacific Northwest National Laboratory en Richland, Washington y presidente del Comité de NFPA sobre Laboratorios que Utilizan Productos Químicos.

ciencia insegura

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies