Enfoque integrado
      Olvido su clave?  

 

Comisionamiento & Pruebas Integradas

Enfoque integrado

Por David R. Hague, PE

Se está desarrollando una nueva y ambiciosa norma, NFPA 3, como una solución práctica a los problemas asociados con la prueba y comisionamiento de sistemas de protección contra incendios y de seguridad humana.

Las pruebas de aceptación en campo de los sistemas de protección contra incendios y de seguridad humana constituyen un paso crítico al finalizar un proyecto de construcción, aunque generalmente se llevan a cabo de una manera que reduce su importancia. Consulte con cualquier autoridad competente (AC), ya sea un jefe de bomberos o un representante de la compañía de seguros, y le dirán que las pruebas de aceptación en campo generalmente se manejan de un modo insuficiente. Los contratistas responsables de las instalaciones pueden no estar preparados para la prueba de aceptación, los sistemas pueden no estar completos para ser sometidos a prueba y pueden no funcionar adecuadamente, la prueba integrada entre sistemas interconectados puede incluso no haber sido llevada a cabo o ni siquiera haber sido especificada; los problemas potenciales pueden provenir de una diversa cantidad de fuentes. El resultado es, sistemas que no se desempeñan apropiadamente y que deben ser sometidos nuevamente a prueba, sumando tiempo y costos a un proyecto.

A fin de contribuir en la eliminación de este problema, la NFPA ha desarrollado la norma NFPA 3, Comisionamiento y prueba de integración de sistemas de protección contra incendios y seguridad humana, una nueva norma que incluye un programa formal para la puesta en servicio o comisionamiento que contempla la totalidad de dichos sistemas. El programa también involucra a todas las partes interesadas en la planificación inicial del proyecto y en el monitoreo del diseño y la construcción de estos sistemas durante todo el proyecto. Ello tiene como propósito brindar una supervisión mediante la mejor documentación de las necesidades de los propietarios de edificios, el cumplimiento de los códigos aplicables y la inspección y prueba durante la construcción; lo que resulta en un control de mejor calidad y en sistemas que pasan la prueba de aceptación la primera vez, todas las veces.

Tradicionalmente, se ha considerado el comisionamiento, que tiene lugar al final de un proyecto de construcción, como la prueba de aceptación de los sistemas y equipos de un edificio. En general, se lo ve como un proceso penoso y de deficiente desempeño que muchas personas detestan; penoso porque las pruebas se llevan a cabo con poca planificación y preparación —generalmente, al finalizar un contrato, cuando queda poco dinero para tal actividad—, y de deficiente desempeño porque, en muchos casos, los contratistas individuales no conocen los requisitos de las pruebas integradas y no están preparados para llevarlas a cabo.

NFPA 3 abarca los requisitos mínimos de los procedimientos, métodos y documentación para el comisionamiento, descriptos como "un proceso sistemático para garantizar que los sistemas del edificio funcionen de acuerdo con la intención del diseño y las necesidades operativas del propietario”. Contempla, además, las pruebas de integración de los sistemas contra incendios y de seguridad humana activos y pasivos, desde alarmas de incendio y comunicaciones ante emergencias hasta ascensores y operaciones de cocina comercial.

El propósito de un programa integral para el comisionamiento es mejorar la comunicación de las necesidades del propietario del edificio al equipo de diseño, y luego verificar que dichas necesidades sean satisfechas. El comisionamiento también mejora la documentación y la verificación, de manera que un sistema sea instalado de acuerdo con lo establecido en los requisitos de los códigos y normas. Si bien la puesta en servicio o comisionamiento es un proceso que en realidad nunca finaliza, cuando se lo lleva a cabo de la manera adecuada, derivará en una documentación del sistema mejorada, en un entrenamiento del personal operativo mejorado y en mejores programas de inspección, prueba y mantenimiento durante todo el ciclo de vida del sistema.

Los fundamentos de una norma
En 2005, la NFPA publicó un libro titulado “Comisionamiento de los sistemas de protección contra incendios”, escrito por David R. Hague, el cual incluye información detallada sobre el proceso de la puesta en servicio. En 2007, formó el Comité Técnico sobre Comisionamiento de Sistemas contra Incendios y de Seguridad Humana, responsable de emitir los documentos que corresponden a los requisitos de planificación, organización, coordinación, implementación y documentación del comisionamiento de sistemas contra incendios y de seguridad humana activos y pasivos. El comité no redacta los requisitos de las pruebas de aceptación, pero puede tomar esos requisitos de los documentos apropiados para su inclusión en la norma NFPA 3.

Inicialmente, la fuerza impulsora detrás del comisionamiento era garantizar que los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) estuvieran correctamente instalados. La mayoría de los ingenieros o administradores de edificios le dirán que la inadecuada puesta en servicio de un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado deriva en un aumento de los costos operativos debido al consumo de energía, y en constantes llamados, solicitando reparaciones por parte de los ocupantes del edificio, que se quejan porque la temperatura es demasiado alta o demasiado baja. Si bien un sistema de protección contra incendios no consume la misma cantidad de energía que un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado, se trata, de todas maneras, de un sistema crítico. Cuando un sistema de protección contra incendios falla, las principales causas incluyen el cierre del sistema, la falta de mantenimiento, un sistema inadecuado para el tipo de incendio y algún daño en los componentes del sistema. Un comisionamiento adecuado puede someter a prueba e identificar muchos de estos problemas, reduciendo la posibilidad de fallas en los rociadores.

Un propietario de edificio debería invertir más tiempo y gastar más dinero en el comisionamiento, dado que la implementación de un programa de comisionamiento formal tiene un beneficio directo, además de que permite comprobar que el sistema ha funcionado durante un incendio. De acuerdo con lo que sostiene el Comité de Gestión del Proyecto “Guía de diseño integral de edificios” (WBDG, por sus siglas en inglés) del Instituto Nacional de Ciencias de la Construcción, los propietarios de edificios pueden ahorrar hasta $ 4 dólares durante los primeros cinco años de ocupación por cada $ 1 dólar invertido en el comisionamiento. Ello se debe a que un sistema de protección contra incendios que ha sido comisionado adecuadamente requiere menor cantidad de llamados solicitando reparaciones, lo que redunda en costos operativos más bajos. (Para obtener mayor información sobre el tema, visitewww.wbdg.org/project/buildingcomm.php).

Aunque los profesionales de la construcción ya tienen la obligación de proveer un sistema que funcione con la documentación y las pruebas adecuadas, con frecuencia el manejo de la documentación es deficiente, a pesar de las normas y códigos que requieren que la misma se conserve en los archivos durante toda la vida útil del sistema. NFPA 3 requiere que la documentación se conserve porque su extravío complica el mantenimiento y la reparación del sistema o de los componentes, lo cual nuevamente implica un aumento en los costos.

 

Todo incluido
La NFPA 3 se aplica a sistemas pasivos y activos, entre los que se incluyen: 
•  Infraestructura de soporte de los sistemas de protección contra incendios y seguridad humana del edificio, dentro de los límites del proyecto
•  Sistemas fijos de supresión y protección contra incendios y de control
•  Sistemas de alarma de incendio
•  Sistemas de comunicación de emergencias
•  Sistemas de control y manejo de humo
•  Sistemas de iluminación y energía normales y de emergencia
•  Sistemas de prevención y control de explosiones
•  Puertas, ventanas y muros cortafuego, y otros conjuntos de montaje resistentes al fuego y al humo
•  Operaciones de cocina comercial
•  Sistemas de ascensores
•  Extintores de incendio
•  Sistemas y componentes de los medios de egreso
•  Otros sistemas y equipos de protección contra incendios y seguridad humana pasivos y activos
•  Otros sistemas o instalaciones integrados o conectados con un sistema contra incendios o de seguridad humana

Próximos pasos
Fecha de distribución del Informe de Propuestas: 28 de diciembre de 2009
Fecha de cierre de comentarios: 5 de marzo de 2010

El Comité Técnico (CT) de la NFPA sobre Comisionamiento de Sistemas contra Incendios y de Seguridad Humana ha desarrollado el proyecto de la norma NFPA 3, disponible enwww.nfpa.org. El documento será procesado en el ciclo de revisión del otoño del 2010 en los Estados Unidos.

Además del capítulo administrativo, NFPA 3 también incluirá capítulos sobre publicaciones y definiciones de referencia. Actualmente la Norma incluye capítulos sobre los requisitos generales de comisionamiento, sistemas integrados, sistemas interconectados, pruebas de integración periódicas, nuevo comisionamiento y retroactividad del comisionamiento de los sistemas de protección contra incendios y de seguridad humana, calificaciones del personal involucrado en el comisionamiento, documentación y formularios del comisionamiento, y requisitos de información sobre los sistemas de protección contra incendios y de seguridad humana. La organización y los títulos de los capítulos propuestos pueden modificarse antes de que se soliciten las propuestas públicas, como también puede ocurrir con el contenido de los capítulos propuestos.

Diseño de un programa de comisionamiento
Para diseñar un programa de comisionamiento, un proyecto de construcción debería dividirse en cuatro fases principales: programación, diseño, construcción y cierre del proyecto. En la fase de programación, se reúne un equipo de diseño que incluye al propietario del edificio, al personal operativo, al gerente del proyecto de construcción, a la AC, y a un profesional de diseño certificado (RDP, por sus siglas en inglés) para cada disciplina. El propietario describe la función prevista del edificio y retiene los servicios del profesional de diseño certificado, quien asume la responsabilidad sobre el diseño de los componentes, conjuntos de montajes y sistemas, y sobre la preparación, inicio y monitoreo del programa de comisionamiento. El propietario también financia la totalidad de la obra.

Durante la fase de diseño, un agente o administrador de comisionamiento prepara las especificaciones y el programa completo para la puesta en servicio. El resultado de la fase de diseño incluye un plan de comisionamiento adaptado al proyecto de construcción específico, un documento sobre la base del diseño (BOD, por sus siglas en inglés) y la especificación del comisionamiento. El documento de la base del diseño describe los aspectos críticos del proyecto e incluye la descripción del edificio y las leyes y reglamentaciones aplicables, como las de la NFPA, de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) y la Ley para Estadounidenses con Discapacidades (ADA). El documento describe el sistema contra incendios o de seguridad humana y establece quién tiene la responsabilidad sobre el diseño, o quién es el profesional de diseño certificado.

El documento sobre la base del diseño también describe la metodología del diseño que respalda al sistema de protección contra incendios, incluidos los procedimientos de notificación a los ocupantes y de evacuación y los medios de protección que van a adoptarse durante la construcción. Describe los métodos para la inspección, prueba y mantenimiento del sistema, incluidas todas las consideraciones especiales relacionadas con los aspectos específicos del diseño; ya sea este basado en el desempeño o preceptivo. El documento sobre la base del diseño debería interpretar y clarificar los códigos y normas para la AC y el diseñador del sistema, y debería identificar toda renuncia o discrepancia con los requisitos del código a través del proceso regulatorio.

Es importante que el documento sobre la base del diseño incluya una sección detallada sobre los criterios de prueba que claramente establezca si las pruebas se basan en el desempeño, o si son preceptivas, o ambas. La base del diseño también especifica los procedimientos de prueba, incluidas las pruebas de integración con otros sistemas.

También es importante una sección sobre criterios de prueba que describa los equipos y herramientas requeridos, incluido un hardware específico y todas las aprobaciones de la documentación y anuncios de notificaciones necesarios. La base del diseño se presenta a todas las autoridades competentes (AC) que intervienen en el proyecto para su aprobación y pasa a formar parte del paquete de documentación correspondiente al cierre del proyecto.

La fase de diseño de un proyecto también incluye actividades específicas, como la obtención de las solicitudes de permisos y el proceso de revisión del plan. Debería completarse la revisión del plan y obtenerse un permiso para la instalación del sistema antes de comenzar con la construcción. El proceso de solicitud del permiso varía según la jurisdicción, pero debería incluir información tal como la identificación y descripción de la obra; una descripción del terreno y el uso o la ocupación del edificio, planes y especificaciones; la valuación de la obra propuesta; y la firma del permisionario. La base del diseño es una herramienta importante en esta fase del proyecto.

La sección de revisión del plan de la fase de diseño involucra a la AC, quien recibe la información y la revisa comparándola con una norma legal, como un código de edificación o una norma sobre la instalación. La AC emitirá una aprobación o una lista de correcciones y un permiso para la instalación del nuevo sistema. Además del agente de la puesta en servicio, que es un tercero independiente contratado por el propietario del edificio, la AC también puede inspeccionar periódicamente las obras ya instaladas. La AC también presencia las pruebas de aceptación y conserva copias de todos los registros del proyecto para su revisión pública.

La fase de construcción principalmente involucra al agente de comisionamiento, quien inspecciona las entregas de materiales y las instalaciones intermedias y terminadas, y observa las pruebas pre-funcionales y funcionales de los sistemas y equipos. Las pruebas pre-funcionales son requeridas para verificar que los sistemas y componentes han sido correctamente instalados y están adecuadamente integrados con otros sistemas. Es importante verificar eso antes de las pruebas de aceptación finales debido a los aspectos de coordinación que se ven involucrados en la programación de dichas pruebas. El agente de comisionamiento notifica al gerente del proyecto de construcción sobre todas las deficiencias observadas e inicia y supervisa todas las acciones correctivas requeridas.

La fase de cierre del proyecto involucra mucho más que las pruebas de aceptación y la presentación final de la documentación del sistema. También puede incluir el entrenamiento del personal operativo, utilizando la documentación de cierre del proyecto, como los planos de obra terminada ("as-built") y los manuales de operación y mantenimiento (O&M), que constituyen excelentes herramientas de entrenamiento. Además de la información de mantenimiento, los manuales O&M deberían incluir la base del diseño (BOD), así como una lista completa de los equipos, requisitos de mantenimiento para cada componente, todos los registros de inspección y prueba, repuestos recomendados, información de contacto de cada proveedor, planos de obra terminada y estimaciones, y garantía del sistema. Según las dimensiones y complejidad del proyecto, podrían requerirse clases formales de capacitación.

El comisionamiento no tiene la intención de reinventar la rueda, sino simplemente de brindar un medio para verificar que las tareas han sido completadas—y completadas de la manera correcta. Si bien las estadísticas de la NFPA indican que los rociadores funcionan y se desempeñan de manera efectiva en el 90 por ciento de los casos, son demasiados los sistemas que no se desempeñan del modo que deberían por motivos que una adecuada puesta en servicio —tal como lo propone el correcto comisionamiento— podría evitar. Un método organizado para el diseño, instalación, documentación, prueba y, lo más importante, el mantenimiento de un sistema contra incendios o de seguridad humana, mejorará el registro de un desempeño aún cuando este ya de por sí parezca impresionante.

David R. Hague, Ingeniero Profesional, Especialista Certificado en Protección contra Incendios (CFPS) se desempeñó como ingeniero principal en protección contra incendios en la NFPA y contribuyó en la instauración del proyecto de la norma NFPA 3 y su comité técnico. Actualmente es gerente de la Unidad Técnica de Ingeniería de Liberty Mutual Property, de Weston, Massachusetts, EE.UU.

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies