Nueva Frontera
      Olvido su clave?  

 

Bomberos / Socorristas

Nueva Frontera

Por Ashley Smith

A la vez que métodos emergentes para la extracción de gas y petróleo se propagan con rapidez, los cuerpos de bomberos rurales—pequeños, voluntarios, y principalmente capacitados en incendios estructurales—enfrentan serios riesgos industriales cuando algo sale mal.


Poco tiempo antes de la medianoche del 4 de marzo de 2014, se produjo una explosión masiva que desató un incendio en una zona de perforaciones de gas y petróleo cercana a Greeley, Colorado, aproximadamente a una hora de distancia al norte de Denver. El estallido sacudió los hogares cercanos, alborotando a los vecinos que se levantaron de la cama. Las llamas se veían a millas de distancia.

El incendio fue causado por agua de contraflujo, una mezcla formada por agua, deshechos y sustancias inflamables que fluye a la superficie de un pozo de petróleo cuando se lo bombea. Según Dale Lyman, Inspector del Cuerpo de Bomberos de Greeley, uno de los tantos cuerpos de bomberos que respondió a la emergencia, habría sucedido que uno de los trabajadores en la zona había estacionado un camión demasiado cerca del pozo, y una chispa del convertidor catalítico del vehículo encendió la mezcla. Dos trabajadores que se encontraban en el lugar sufrieron lesiones.

La explosión fue un desafío para los bomberos, dijo Lyman. Los bomberos necesitaban agua y espuma para extinguir el fuego, pero no contaban con nada de esto en el lugar del hecho; las dotaciones de emergencia tuvieron que esperar que los camiones cisterna llegaran con agua, y tuvieron que transportar un remolque de espuma. Para un cuerpo de bomberos más acostumbrado a combatir incendios estructurales, este fue un incidente que habría requerido, no solo de los supresores adecuados, sino también de la capacitación, equipos y enfoques tácticos correctos para manipular el incendio de forma más segura y efectiva.

El riesgo de incendio es mayor cuando se realizan perforaciones de gas natural y petróleo, y el incendio por contraflujo fue simplemente el más reciente de una serie de incendios similares vinculados con el auge de perforaciones en la región. Greeley está en el Condado de Weld en Colorado, que está situado por encima de Niobrara Shale rico en petróleo; existen 1600 pozos petroleros activos en el condado, y 400 de ellos están ubicados en Greeley. Según Lyman, durante aproximadamente los últimos cinco años, aquellas zonas han sido escenarios de varios incendios. Fueron incidentes que, inicialmente, el Cuerpo de Bomberos de Greeley de 110 personas, no estaba preparado para manipular debido a la rapidez con la que se produjo el auge de las perforaciones, dijo.

El Condado de Weld no es el único. Los avances en perforaciones y exploración de gas y petróleo, tales como la perforación direccional y fracturación hidráulica (fracking), han generado un dramático aumento en las actividades de extracción de gas y petróleo en muchas regiones de Estados Unidos, desde Pensilvania hasta Montana y otras regiones. Los organismos de respuesta ante incendios locales, muchos de los cuales están dotados de personal voluntario capacitado principalmente para el combate de incendios estructurales, suelen no estar familiarizados con estas actividades y procesos que se originan. Los cuerpos de bomberos por lo general no cuentan con el agua, ni los equipos, ni bomberos con capacitación o experiencia suficientes para lidiar con incendios cuando se concentra una cantidad tan extensa de material inflamable en una misma área.

Neal Nanna, jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Harmony en el oeste de Pensilvania, en donde las perforaciones en busca de gas natural en Macellus Shale han aumentado significativamente en los últimos cinco años, dijo que los cuerpos de bomberos han tenido que adaptarse a tipos de combates de incendios completamente diferentes. “El combate de incendio regular y el combate de incendio industrial son dos cosas diferentes, y jamás se han entremezclado—pero ahora estamos forzados a hacerlo”, dijo. “No se puede simplemente entrar a combatir estos incendios—hay que estar capacitado para hacerlo. Y no contamos aún con demasiada capacitación disponible porque es todo muy nuevo”.

Reglamentación de las zonas de perforaciones de gas y petróleo
Desde el año 2008, como parte de un esfuerzo para fomentar la producción de energía interna y reducir la dependencia de la nación de los suministros extranjeros, la producción de petróleo en Estados Unidos ha estado creciendo y se encuentra ahora en un punto casi record, según los datos de la Administración de Información Energética (Energy Information Administration) de Estados Unidos. En 2014 la producción total de petróleo promediaba una cifra aproximada de 9.2 millones de barriles por día, para el 2015 se espera alcanzar un promedio de 9.3 millones por día. Este sería el segundo promedio anual más alto registrado hasta la fecha, superado únicamente por los 9.6 millones de barriles por día producidos en 1970. Para poner en perspectiva la producción actual de petróleo, Estados Unidos está produciendo ahora casi la misma cantidad de petróleo que Arabia Saudita, el líder mundial.

Dicho aumento se debe a la unión de dos técnicas avanzadas de perforación que se utilizan para estimular la producción de pozos de gas y petróleo: fracturación hidráulica, o fracking, y perforación direccional. Fracking incluye la utilización de una mezcla presurizada de agua, arena y productos químicos para romper las formaciones rocosas y extraer gas y petróleo, mientras que la perforación horizontal incluye construcción de pozos verticales en dirección horizontal para extraer gas y petróleo de un área más extensa. Por lo general se utilizan ambas técnicas juntas para lograr que las zonas de pozos sean más rentables o para extraer gas y petróleo de reservas que fueron alguna vez inalcanzables. Las técnicas avanzadas de extracción no son inherentemente más peligrosas que las técnicas de extracción más antiguas, dice Lyman, pero la proliferación de perforaciones ha aumentado la cantidad de accidentes.

incendiosennumerosNo existen, en estas nuevas zonas de perforaciones, datos sobre la cantidad de incendios y explosiones en años recientes. No obstante, según una revisión de EnergyWire de estadísticas laborales federales, la industria del gas y petróleo en conjunto registra más muertes causadas por incendios y explosiones que cualquier otra industria privada. Es responsable por el 10 por ciento del total de muertes en el lugar de trabajo causadas por incendios y explosiones—13 muertes en 2013, el año más reciente para el que se dispone de datos—a pesar de que emplea menos del 1 por ciento de la mano de obra total, según EnergyWire.

El ambiente regulatorio para las zonas de perforaciones de gas y petróleo es complejo. El creador de normas líder para estos procesos es el Instituto Americano del Petróleo (American Petroleum Institute, o API), un grupo de la industria con sede en Washington D.C. API establece normas de seguridad que la mayoría, sino todos, los estados y muchos organismos federales han adoptado como reglamentaciones, según David Miller, director del programa de normas de la organización. Recientemente API ha desarrollado un conjunto de pautas y prácticas recomendadas que trata entre otros temas, el modo en que las empresas de perforación deberían interactuar con comunidades y socorristas y cómo los deberían mantener informados. Dichos documentos aún no han sido adoptados formalmente por organismos estatales y federales, dijo Miller. No obstante, muchos estados y varios organismos federales también cuentan con reglamentaciones independientes. A pesar de no contar con un conjunto de normas específicamente diseñado para la industria del gas y petróleo la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, u OSHA) del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, reglamenta las zonas de perforación en virtud de su Cláusula de Responsabilidad General (General Duty Clause), que se aplica en varias industrias.

Dennis Schmitz, presidente de la Red de Seguridad MonDaks (MonDaks Safety Network), una organización sin fines de lucro que promueve la seguridad en las zonas de perforaciones en los campos petrolíferos de la región de Bakken Shale en North Dakota y Montana, estima que entre el 20 y 30 por ciento de todos los accidentes en zonas de pozos son causados por explosión o combustión súbita. Schmitz, que cuenta con 15 años de experiencia en el campo de la industria del gas y petróleo, incluyendo trabajo en tuberías e inspecciones de cargas, dijo que cree que las reglamentaciones podrían ser aún mejores.

“Por un largo tiempo OSHA ha estado diciendo que publicará una norma para la industria del gas y petróleo, pero no la hemos visto aún”, dijo. “En un mundo ideal, OSHA y la industria se reunirían para crear, de mutuo acuerdo, una norma que proteja a las personas sin dañar a la industria".

Desafío para socorristas
fracking01OSHA cuenta actualmente con normas que buscan evitar incendios en zonas de perforaciones y lesiones relacionadas con incendios. Exige que las empresas perforadoras creen vías de salida, planes de acción ante emergencias y planes de prevención contra incendios. Exige que los trabajadores tengan acceso a vestimenta.

resistente a las llamas, y describe cómo deben almacenarse los líquidos combustibles e inflamables. API también cuenta con varias normas diseñadas para prevenir incendios y explosiones. No obstante, no existen pautas sobre cómo debe responder la industria en caso de incendio. Algunas empresas de perforación cuentan con equipos y personal para el combate de incendios en sitio, pero incluso en estos casos los cuerpos de bomberos locales cargan con la responsabilidad en el caso de emergencia.

Para Nanna, jefe del cuerpo de bomberos voluntarios en Pensilvania, el auge de las perforaciones ha alterado verdaderamente el curso de su vida laboral cotidiana. Existen 46 pozos activos en las 46 millas cuadradas por las que responde su cuerpo de bomberos, además de dos estaciones de compresores y una planta de procesamiento.

Nanna no recibió ningún manual en su oficina para prepararse para los incendios en las zonas de perforaciones, por eso cuando la actividad de las perforaciones comenzó a crecer, Nanna se dio cuenta de que iba a tener que llevar a cabo su propia investigación sobre cómo prepararse y combatir incendios en zonas de perforaciones. El primer paso en esa dirección fue contactar a las empresas de perforación en busca de información sobre estos sitios. Quería descubrir exactamente qué tipo de riesgo de incendio planteaban, y qué es lo que sería necesario para extinguir un incendio si se produjera. Nanna dijo que además tenía intención de crear una buena relación con las empresas de perforación, para de esa manera promover el trabajo conjunto.

El combate de incendios en zonas de perforaciones es complejo por varias razones. El fraccionamiento hidráulico y la perforación direccional han aumentado los riesgos de incendio, en parte debido a que pueden existir muchos tanques de almacenamiento y cabezales de pozos en una única ubicación. En el pasado, las zonas de perforaciones por lo general contaban únicamente con un pozo y dos tanques en sitio; ahora puede haber hasta 10 pozos conectados a un único cabezal. Existen líquidos inflamables, como los biocidas y ácidos en zonas de perforaciones, y algunos de estos están en forma concentrada. Los líquidos propios del fracking son altamente inflamables, y se cuenta con vehículos y máquinas diseminados por la zona que pueden actuar como fuentes de ignición. Las zonas de perforación por lo general se encuentran en áreas remotas en las que se ve dificultado el acceso al agua y a la espuma. Las zonas pueden estar también congestionadas con equipos y dificultar así el acceso.

Complica aún más los esfuerzos del combate de incendios el hecho de que muchos estados permiten zonas de perforación lindantes a estructuras existentes, tales como hogares y escuelas. Lyman dijo que ha respondido a incendios en pozos, en los que había hogares construidos a menos de 200 pies de distancia. Colorado ha aprobado una ley que expande la distancia requerida a 500 pies. En 2014 se intentó cuadruplicar dicha distancia sin éxito, lo que se transformó en una polémica batalla. Muchos estados en los que las perforaciones son habituales cuentan con aún menos requisitos de separación para estas zonas, o incluso no tienen ninguno.

Una vez que Nanna entendió con que se estaba enfrentando, les solicitó a las empresas de perforación que le proporcionaran los recursos adicionales que necesitaba—y lo ayudaron. En una zona, Nanna descubrió que, en caso de un incendio devastador, se necesitaría contar con acceso a 2 millones de galones de agua—una cifra mucho mayor de lo que su cuerpo de bomberos podía proveer. La empresa de perforación acordó traer un tanque que almacenara esa cantidad de agua en la zona. Nanna también les solicitó a las empresas de perforación que financiaran una capacitación para el cuerpo de bomberos, y lo hicieron, a un costo de 30,000 dólares por clase de fin de semana. Incluso ahora, Nanna dice que está en contacto con las empresas de perforación a diario.

“Honestamente creo que nuestro cuerpo de bomberos es uno de los mejores entrenados en el estado de Pensilvania, quizás porque todo ocurrió tan cerca nuestro”, dijo. “Quisimos ser proactivos en lugar de ser reactivos en este tema. Miren lo que ocurrió con la explosión de West Fertilizer en Texas en 2013—el cuerpo de bomberos no contaba con toda la información necesaria, y esto le costó la vida a varias personas. No queremos que nos pase lo mismo”. Desde el auge de las perforaciones, se han registrado “dos o tres” incendios de pozos petroleros en su área de cobertura, nos dijo Nanna, pero sin muertes ni lesiones importantes.

spacer spacer spacer
spacer

Herramientas de Perforación
Listado de OSHA de códigos y nor­mas de NFPA aplicables a las zonas de perforaciones de gas y petróleo

NFPA 1 , Código de Incendios

NFPA10Norma para extintores portátiles

NFPA 30Código de Líquidos  lnflambles y Combustibles

NFPA 37Norma para la instalación y uso de motores de combustión estacionarios y turbinas a gas

NFPA 70®Código Eléctrico Nacional

NFPA 101", Código de Seguridad Humana

NFPA 326Norma para la protección de tanques y contenedores para el ingreso, limpieza o reparación

NFPA 400Código de Materiales Peligrosos

NFPA 2112Prendas resistentes a las llamas para la protección del personal industrial contra combustión  súbita

NFPA 2113Selección, cuidado, uso y mantenimiento de prendas resistentes a las llamas para la protección del perso­nal industrial contra combustión  súbita

spacer

Códigos + normas NFPA
Si bien NFPA no cuenta con códigos específicos para tratar las zonas de perforación de gas y petróleo, existen varios documentos que contienen cláusulas que pueden aplicarse en las zonas de perforación. Por ejemplo, según Bob Benedetti, enlace de personal para el código NFPA 30, Código de Líquidos Inflamables y Combustibles, describe cómo deben construirse los tanques de almacenamiento de combustible y la distancia que deben tener con los edificios y rutas. OSHA cuenta con un listado de normas de NFPA que se aplican a la industria del gas y del petróleo, que incluye NFPA 30 y otros nueve, entre ellos NFPA 1, Código de Incendios; NFPA 101®, Código de Seguridad Humana; NFPA 400, Código de Materiales Peligrosos; y NFPA 2113, Selección, cuidado, uso y mantenimiento de prendas resistentes a las llamas para la protección del personal industrial contra la combustión súbita [ver “Herramientas de perforación”]. Otros códigos que no figuran en el listado de OSHA, como NFPA 11, Norma para espumas de baja, media y alta expansión, también podrían aplicarse a los incendios de pozos.

Por lo general, API ha quedado a cargo de establecer normas de seguridad para la extracción de gas y petróleo porque es parte de los conocimientos del grupo, dijo Benedetti. “A mi entender, nadie ha solicitado que NFPA inicie un proyecto para redactar pautas para cualquier tipo de operaciones de perforación petrolera, fracking u otras”, dijo.

Lyman, jefe de bomberos de Greeley, dijo que está considerando proponer justamente eso—que el Consejo de Normas de NFPA considere la creación de un nuevo comité que trabaje sobre una norma para las zonas de extracción de gas y petróleo. A pesar de que API y varios otros órganos de reglamentación cuentan con normas, no existe un único conjunto de normas en un lugar para que los bomberos puedan consultar, dijo.

“Como bombero y oficial encargado de la aplicación del código, creo que sería beneficioso reunir a las partes interesadas, bomberos y de la industria para crear una norma uniforme en la que todas las partes interesadas puedan opinar," dijo Lyman. “En mi experiencia en investigación de códigos, no existe ni un recurso para abordar estas zonas, y hemos recurrido a partes y secciones de códigos y normas existentes y a las mejores prácticas de la industria".

Ken, Willette, gerente de la división para la Protección Pública contra Incendios en NFPA, dijo que una norma uniforme como la que describe Lyman se encuentra dentro del ámbito de las posibilidades. NFPA por lo general no compite cuando otra organización acreditada de normas como API desarrolla mejores prácticas, dijo, pero si los bomberos solicitan normas adicionales, el Consejo de Normas de NFPA podría considerar esta solicitud. Hasta el momento, dijo, los bomberos no han presentado propuestas ante NFPA.

“NFPA no decide qué norma crear—por lo general reaccionamos ante los miembros del público que recurren a nosotros”, dijo Willette. “Podríamos intentar elaborar una norma de capacitación si los cuerpos de bomberos recurren a nosotros y nos dicen ‘Necesitamos ayuda para prepararnos para los incendios en pozos.’".

Mientras tanto, Lyman monitorea la actividad en su rincón en Colorado lo mejor que puede, pozo por pozo, perforadora por perforadora. Si bien el cuerpo de bomberos de Lyman ya tenía conocimiento sobre los riesgos en zonas de pozos antes del último auge de extracción —ya que se han llevado a cabo perforaciones desde la década del 80—dijo que era consciente de que el cuerpo de bomberos debía ser proactivo para identificar los riesgos y encontrar soluciones antes de enfrentarse a un evento catastrófico. Se contactó con empresas de perforación en busca de información, visitó zonas de perforaciones, trabajó con empresas de perforación que suministraban remolques de espuma en sitio y otros equipos para el combate de incendios. Una empresa donó equipos a las instalaciones del cuerpo de bomberos en donde se desarrolla la capacitación de incendios.

Aún así, se siguieron registrando accidentes. En 2007, un tanque en una zona de perforaciones petroleras explotó y se incendió, lanzando llamas de 30 pies de altura por el aire. Cuatro jurisdicciones, incluso Greeley, respondieron. Un trabajador de 31 años de edad en la zona sufrió quemaduras severas y luego murió. La causa del incendio, al igual que en 2014, resultó ser un escape de agua de contraflujo. El líquido inflamable tomó contacto con una fuente de ignición—una bomba portátil que operaba en la zona—y causó una combustión súbita. Los bomberos tuvieron que traer espuma para contener las llamas, luego verter agua en el tanque durante aproximadamente 20 minutos adicionales hasta que se enfrió. A pesar de que el fuego ocurrió cerca de hogares en las inmediaciones, pudo contenerse sin provocar ningún daño en dichas estructuras.

Ese incendio fue el primero que tuvieron que enfrentar los bomberos de Greeley después del auge de las perforaciones, y sirvió como un catalizador para mejorar la asociación con las empresas perforadoras y recopilar información y compartir recursos. Lyman recomienda que otros cuerpos de bomberos sigan el ejemplo para estar preparados para combatir una emergencia —contactando a las empresas de perforación locales, compartiendo información de seguridad, y coordinando visitas de planificación, previa al incidente en los sitios.

Como lo dijo Lyman, “En nuestra jurisdicción, nos esforzamos por asegurarnos de que, como comunidad, estemos preparados para combatir un incendio”.

Ashley Smith es escritor a independiente en Boston.

 

 

 

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter

Hemos actualizado nuestra política de privacidad, que incluye como son recolectados, usados y compartidos sus datos personales. Al usar este sitio, usted acepta esta política y el uso de cookies