Peligro: construcción
      Olvido su clave?  

 

Otros

Peligro: construcción

Por Angelo Verzoni

Peligro Construccion Header

Un reciente aluvión de extensos y costosos incendios en edificios en construcción resalta la necesidad de extender la utilización de NFPA 241 para abordar una serie de riesgos relacionados.

Contenido Relacionado

Vea un seminario Web del Consejo Americano de Maderas, que incluye dos presentadores de NFPA, sobre protección contra incendios durante la construcción.

Visite el sitio Web del Consejo Americano de Maderas para seguridad contra incendios en la construcción, que incluye docenas de recursos, entre ellos, videos, manuales de seguridad contra incendios, y más.

Lea el informe de NFPA de abril 2017, "Incendios en Estructuras en Construcción, Sometidas a Importantes Remodelaciones o en Demolición."

Lea el artículo del NFPA JLA edición Junio 2017 "En Llamas Nuevamente," sobre incendios en propiedades en construcción por Avalon Bayen New Jersey.

Lea el artículo de NFPA JLA edición Septiembre 2017, "Trabajos en caliente, trabajo seguro," que trata sobre las lecciones aprendidas a partir del análisis de la Comisión de Investigación de Riesgos y Seguridad de Productos Químicos de los Estados Unidos sobre incidentes con trabajos en caliente.

Durante una cálida mañana de verano, el olor a humo aún seguía merodeando entre las masas de madera carbonizada y  metales torcidos que cubrían un extenso terreno de tierra costera en Waltham, Massachusetts

Una semana antes, la propiedad, aproximadamente a 10 millas al oeste de Boston, estaba ocupada por cinco edificios de departamentos casi terminados con más de 260 unidades, que se esperaba comenzaran a estar habitados durante el otoño. Pero temprano por la mañana del 23 de julio, un incendio masivo arrasó el complejo casi por completo, reduciéndolo a escombros. Solo quedaron intactos los pozos de ascensores de concreto y un garaje de estacionamiento de concreto.

El fuego escupió brasas como un incendio forestal, amenazando a las propiedades a miles de pies de distancia. “Las brasas que vi volar eran del tamaño de una bola de softball”, recordó el subdirector del departamento de bomberos de Waltham Andrew Mullin. “Recibimos reportes de que las brasas y escombros habían llegado hasta a una milla de distancia del lugar del incendio… y se dañaron varios techos”. Las brasas originaron un incendio en un contenedor de basura a aproximadamente un tercio de milla del lugar del incendio y una pequeña estructura se incendió a aproximadamente un cuarto de milla de distancia, según Mullin. Alrededor de tres semanas posteriores al incendio, los investigadores anunciaron que había sido un incendio intencional y que solicitaban la ayuda pública para identificar a los incendiarios. Se estimó el daño en 110 millones de dólares.

El incendio de Waltham fue uno entre una serie de extensos incendios que se produjo en los últimos meses en edificios en construcción en los Estados Unidos. En Colorado, durante el mes de agosto, un molino de 118 años de antigüedad, que estaba siendo reacondicionado para convertirse en un restaurante y otros locales, quedó destruido por un incendio. Anteriormente durante ese mismo mes, un incendio originado por actividades de soldadura causó extensos daños en un edificio histórico que se estaba actualizando en un campus de la Universidad de Vermont. A principios de julio en Oakland, California un incendio con una magnitud suficiente como para ser detectado por satélites climáticos en el espacio arrasó un edificio de departamentos en construcción, de siete pisos de altura. En junio, el fuego consumió un edificio de departamentos casi por completo en Boston. En abril, un incendio generó un daño estimado en 40 millones de dólares en un edificio de departamentos en construcción en Maryland. Y en marzo, dos incendios que se produjeron con menos de una semana de diferencia azotaron edificios de departamentos en construcción en Carolina del Norte y Kansas.

En cinco de estos incendios – los dos en Massachusetts, y los de Maryland, Carolina del Norte y Kansas – un factor común entre ellos, fue la construcción con estructura de madera de los edificios, que depende del uso de miembros estructurales de madera como la madera de dos por cuatro pulgadas unida a componentes de madera “livianos” o “de ingeniería” producidos con pegamentos y resinas. (No se debe confundir la construcción con estructura de madera con la construcción de madera de construcción en masa, que utiliza pedazos de madera de ingeniería mucho más pesados y de mayor dimensión para construir lo que comúnmente se denomina “altos edificios de madera”). Se ha comenzado a solicitar madera como una alternativa más económica, más duradera y más sustentable que otros materiales como el acero y concreto. La construcción con estructura de madera es muy utilizada en hogares de viviendas unifamiliares, y ha comenzado a ser común su uso en edificios de mayor tamaño, muchos de ellos complejos de viviendas multifamiliares de hasta cinco pisos de altura.

Se ha comprobado también que la madera liviana se incendia, y se quiebra, con mayor rapidez que la madera dimensionada tradicional, y es por ello que ha representado una preocupación de seguridad para los bomberos durante más de 20 años.

Pero otros resaltan que el hecho de cuestionar los materiales de construcción involucrados en estos incendios recientes es solo un paso para abordar el problema. Un enfoque más amplio, dicen, considera los riesgos de incendio presentados por cualquier obra, independientemente de los materiales utilizados para construir.

Una herramienta importante para mitigar los riesgos de incendio en las obras es NFPA 241, Norma para la Protección de Operaciones de Construcción, Remodelación y Demolición. Esta norma describe medidas para reducir el riesgo de incendio en edificios en construcción, así como en aquellos que están siendo remodelados o demolidos. Exige que los propietarios de edificios, que son los responsables de implementarla, designen un gerente del programa de prevención contra incendios para asegurar que se cumplan las correctas medidas de seguridad contra incendio durante todo el proyecto de construcción. Se espera que la edición 2018 de NFPA 241esté disponible más adelante este año y que incluya varios cambios sobre la utilización de los equipos de cocina y calefacción y disposiciones para la utilización de sistemas de protección contra incendios temporales en obras. Asimismo incluirá nuevas medidas que permitan que las autoridades competentes exijan la presencia de seguridad en la obra cuando los trabajadores no están presentes, para proyectos que involucran una construcción combustible de más de 40 pies de altura.

A pesar de que NFPA 241 ha existido durante más de 80 años, sigue existiendo, al aplicarla, un quiebre entre las partes interesadas, y es por ello que los expertos creen que se debe brindar más educación sobre la norma. Con dicho fin y en un intento por reducir la cantidad de incendios en edificios en construcción NFPA y el Consejo Americano de la Madera (American Wood Council, AWC) están redoblando sus esfuerzos por brindarles una mejor educación a las partes interesadas sobre los recursos de seguridad contra incendios en la construcción, entre ellos NFPA 241.

¿Será la madera el enemigo?

Después de los dos incendios en Massachusetts, los funcionarios públicos y de incendio locales publicaron fuertes críticas sobre la construcción con estructura de madera. Las palabras más duras fueron de la alcaldesa de Waltham, Jeanette McCarthy. “La construcción con estructuras de madera es idiota. Es insana”, le dijo a Wicked Local, un sitio Web de noticias de la comunidad. De manera similar, el director del departamento de bomberos de Waltham Paul Ciccone le dijo a Wicked Local que él “preferiría ver que las construcciones se realizan con productos no combustibles”.

Existe evidencia anecdótica que sugiere que la construcción con estructuras de madera, especialmente para edificios residenciales multifamiliares, está siendo cada vez más utilizada en partes del país, incluso en el área de Boston. Los datos de la Oficina del Censo estadounidense demuestran que de lejos es el tipo de estructura más popular para los edificios multifamiliares – y que lo ha sido durante años. Según los datos del censo, la construcción con estructura de madera representa el 84 por ciento de los edificios multifamiliares construidos en Estados Unidos durante el año 2016. Se mantuvo este nivel durante los últimos ocho años con un promedio anual de casi el 86 por ciento.

Waltham 1 CC CMYK

A medida que la construcción con estructura de madera está dominando los edificios multifamiliares, la construcción con estructura de acero está perdiendo popularidad. Desde el 2009 hasta el 2012, promedió un 7,75 por ciento de la cantidad total de edificios multifamiliares construidos anualmente; desde 2013 hasta 2016, promedió solo el 4,25 por ciento. La popularidad estable de la madera y la decreciente popularidad del acero para estos edificios implica que otros materiales, entre ellos el concreto, se están volviendo más comunes, a pesar de que no se cuenta con datos disponibles de censos para ellos.

Además, datos de FP Innovations, una organización canadiense que investiga a la industria forestal, sugiere que los edificios residenciales multifamiliares son cada vez más grandes. En 2006, el 18 por ciento de la construcción multifamiliar tenía de cuatro a seis pisos. En 2016, esta construcción representaba el 37 por ciento.

Mientras que la construcción con estructura de madera plantea una legítima preocupación para los bomberos que deben ingresar en los edificios en llamas, expertos como Allan Frase, especialista senior del código de edificación en NFPA, resalta el hecho de que, más que los materiales utilizados cuando un edificio está en construcción, es el propio estado de encontrarse en construcción lo que lo pone bajo un mayor riesgo de incendio. En otras palabras, el riesgo de que se origine un incendio en un edificio de acero en construcción es igual al riesgo de que se origine un incendio en un edificio con estructura de madera en construcción, dijo Fraser.

LasCifras 01

La mejor evidencia de esto la representan los devastadores incendios que se han originado en edificios que no cuentan con madera en construcción o que se están remodelando o demoliendo. En 2007, dos bomberos de la ciudad de Nueva York perdieron sus vidas mientras luchaban por extinguir un incendio en el edificio del banco Deutsche Bank, construido en 1974. Se estaba demoliendo el edificio con estructura de acero debido al severo daño que había sufrido a causa de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Cuando se originan incendios en edificios con estructura de madera en construcción, no obstante, las diferencias inherentes de resistencia entre la madera y un material como el acero son los que generan las preocupaciones de los bomberos. Durante las primeras etapas de la construcción, todos los edificios son vulnerables ya que no se han instalado aún la mayoría de los sistemas de protección contra incendios y las características de diseño exigidas por el código para aislar y contener al fuego, dijo Ken Willette, director del segmento de socorristas en NFPA. “Cuando se llama a los bomberos a combatir un incendio en estos edificios, se confrontan con un tremendo volumen de fuego que está atacando el esqueleto del edificio que lo mantiene en pie”, dijo Willette. “Cuando el edificio tiene una estructura de madera, y en particular una estructura de madera liviana, el esqueleto se derrumba mucho más rápido que cuando el edificio tiene una estructura de acero, y esto preocupa a los bomberos – se puede producir un derrumbe repentino y con poca advertencia, posiblemente dejándolos atrapados”

recientesincendiosbajoconstruccion

En respuesta a estos recientes incendios en edificios con estructura de madera en construcción, el AWC, una asociación comercial que representa a la mayoría de los fabricantes de productos de madera en América del Norte, tiene como fin generar más visitas en constructionfiresafety.org, su sitio Web sobre seguridad contra incendios en la construcción. El sitio, que incluye videos, manuales de seguridad contra incendios, entre otros, fue lanzado hace un par de años para constructores, reguladores y los bomberos. Esencial para estos esfuerzos es la reciente creación de la Coalición de Seguridad contra Incendios de la Construcción, que se formó para ayudar a aumentar la educación y conciencia sobre herramientas potencialmente valiosas, entre ellas, NFPA 241.

“La industria de productos de madera reconoce la importancia de estos incendios, y creemos que la educación es el mejor enfoque – hacer que todos sean conscientes de la amenaza de un incendio en la construcción y convertirlo en una prioridad cada día para todos en el lugar de trabajo”, dijo Kenneth Bland, vicepresidente de códigos y reglamentaciones para AWC.

En construcción, en llamas

Ya sea que se utilice madera o no, los edificios en construcción tienden a incendiarse. Un informe reciente de NFPA, “Incendios en Estructuras en Construcción, Sometidas a Importantes Remodelaciones, o en Demolición”, descubrió que desde el 2010 hasta el 2014, se registró un promedio anual de 8440 incendios en edificios en construcción o que se estaban remodelando o demoliendo. Esto es, casi dos docenas de dichos incendios cada día. Las llamas también provocaron un promedio anual de 13 muertes de civiles, más de 100 lesiones en civiles, y más de 300 millones de dólares en daños directos a la propiedad. El informe no contiene información sobre los materiales de construcción involucrados en estos incendios, pero supuestamente fue una mezcla diversa de materiales que por lo general se utilizan en la construcción de edificios. 

LasCifras 02

Fraser es optimista sobre el hecho de que nuevos programas de capacitación de NFPA sobre NFPA 241 comenzarán a reducir tales cifras. En septiembre, NFPA planea lanzar un programa de capacitación en línea de tres horas sobre NFPA 241, y en noviembre, se dictará una capacitación in situ de tres horas para la Asociación de Inspectores del Departamento de Bomberos de Tennessee. “Estaremos brindando más capacitaciones para los propietarios de edificios, pero también estaremos capacitando a los cuerpos de bomberos para que salgan a capacitar a los propietarios de edificios, ya que los cuerpos de bomberos simplemente no tienen los recursos para monitorear de forma constante las obras”, dijo Fraser. Si bien la adopción, aplicación e implementación de NFPA 241 sigue siendo responsabilidad de la autoridad competente, NFPA 241 indica que los responsables finales de la seguridad diaria contra incendios en las obras son los propietarios de edificios. 

Pennsylvania warehousefire

Un desafío clave para implementar NFPA 241 es encontrar y designar un gerente del programa de prevención de incendios con las habilidades y experiencia adecuadas para efectuar el trabajo eficientemente. Esa persona no solo debe contar con amplios conocimientos sobre NFPA 241, sino que además debe estar familiarizado con los códigos y normas adicionales a los que se hace referencia – son 19 – y con las operaciones específicas de la construcción que pueden ser una pequeña parte de un proyecto general pero que pueden representar el mayor riesgo de incendio.

El revestimiento para techos es un buen ejemplo, dijo Fraser. “Es trabajo en caliente. Es trabajo peligroso. Es un trabajo desordenado”, dijo. “Bajo tales condiciones, es relativamente fácil que un individuo olvide el procedimiento de seguridad. Es posible que realizando el revestimiento para techos durante dos días, y un solo error cometido hace desaparecer el edificio.” La seguridad del trabajo en caliente es una parte importante de NFPA 241, que hace referencia a NFPA 51B, Norma para Prevención de Incendios durante Soldadura, Corte y Otros Trabajos en Caliente. Pero según el informe de NFPA, otros factores, tales como equipos de cocina y calefacción utilizados por el personal, pueden causar más incendios en edificios en construcción o que están siendo remodelados o demolidos. De hecho, en el plazo de cinco años en el que se evaluó el 27 por ciento de los incendios en edificios en construcción, en promedio, la causa fueron los equipos de cocina; y el trabajo en caliente con antorchas, quemadores, o soldadoras solo representó el seis por ciento de los incendios. Para los edificios que se están remodelando, los equipos de calefacción fueron la causa principal de incendio, representando el 15 por ciento, y para los edificios en proceso de demolición, la causa principal de incendio fue los incendios intencionales, sumando el 42 por ciento.

El trabajo en caliente recibe mucha atención, en parte debido a un incendio en Boston en el 2014 que se originó durante una soldadura, dando muerte a dos bomberos. En respuesta a la tragedia, NFPA lanzó su programa de Capacitación en Seguridad para Trabajos en Caliente, y desde el 1 de septiembre, todos los trabajadores que efectúan trabajos en caliente en Boston deben estar capacitados y contar con la certificación correspondiente. Fraser dijo que espera que las próximas capacitaciones de NFPA 241 “tomen vuelo” de la misma manera que lo hizo la capacitación sobre trabajos en caliente.

Las notificaciones sobre la intención de presentar una moción, o notificación de intención de formular una moción (NITMAM), para la edición 2018 de NFPA 241 serán publicadas el 12 de octubre. Para seguir el desarrollo de la próxima edición de la norma, vea nfpa.org/241.

 

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter