Trabajos en caliente, trabajos seguros
      Olvido su clave?  

 

Materiales Inflamables & Combustibles

Trabajos en caliente, trabajos seguros

Por Guy Colonna

hotworkds

Las investigaciones de la Comisión de Investigación de Riesgos y Seguridad de Productos Químicos de los Estados Unidos o CSB arrojan enseñanzas claves sobre incidentes ocurridos durante la realización de trabajos en caliente.

Recientemente, los trabajos en caliente han sido un tema de preocupación entre las comunidades de incendio y de inspección. Se culpó a los trabajos en caliente (se sospecha sean los causantes), de una serie de incendios que involucraron complejos de viviendas residenciales en construcción en todo el país, generando pérdidas por decenas de millones de dólares. En Boston, se culpó a los trabajos en caliente por causar un incendio residencial en 2014 que dio muerte a dos bomberos. El año pasado, el código de prevención de incendios de la ciudad se modificó para exigir que todas las personas involucradas en operaciones de trabajos en caliente obtengan un Certificado de Seguridad de Trabajos en Caliente. Hasta el momento, más de 13,000 trabajadores en diferentes puestos de trabajo de la industria de la construcción han participado en el programa de certificación de trabajos en caliente diseñado por NFPA. 

Hotworks 02

Los trabajos en caliente se refieren a cualquier proceso de trabajo que incluya soldadura, abrasión, corte, molienda, perforación, quema o fusión de sustancias capaces de crear chispas o llamas con una temperatura suficiente como para encender vapores inflamables y/o materiales combustibles. (La definición de NFPA incluye actividades con producción de llamas, actividades con producción de chispas, y producción de calor, ya sea a través de la conducción o radiación/convección). Las fuentes comunes de ignición durante trabajos en caliente incluyen llamas abiertas; chispas eléctricas, por fricción o impacto; superficies calientes; cojinetes calientes; sopletes para soldaduras o cortes; y gases calientes, bobinas, o reóstatos. A todos los trabajos en caliente les es inherente riesgos y peligros de incendio; y todos estos riesgos de incendio deben ser considerados y evaluados antes de comenzar las operaciones de trabajos en caliente. Se requieren procedimientos y permisos especiales cuando estas prácticas han de realizarse dentro de un espacio confinado, tanque, contenedor o tubería.

El registro de estos accidentes nos muestra que ocurren en diferentes industrias en los Estados Unidos, entre ellas, la industria para el procesamiento de alimentos, fabricación de pulpa de celulosa y papel, producción petrolera, almacenamiento de combustible y tratamiento de residuos. La mayoría de estos incidentes se producen debido a la ignición de materiales combustibles (por ej., un incendio en el techo) o la ignición de estructuras o desechos ubicados en la cercanía a la actividad de los trabajos. A pesar de que los riesgos asociados con los trabajos en caliente están bien documentados, los incidentes relacionados con la frecuencia y severidad del trabajo han sido abrumadores en las últimas dos décadas. A fin de sacar el mayor provecho de las lecciones aprendidas de estos incidentes, es importante que la industria y las organizaciones de seguridad adopten normas de salud y seguridad más estrictas para garantizar que la actividad de estos trabajos se lleven a cabo de forma segura, que los trabajadores sean conscientes de los riesgos y que estén totalmente protegidos.

En los incidentes investigados por la Comisión de Investigación de Riesgos y Seguridad de Productos Químicos de los Estados Unidos (CSB) se ha descubierto que los trabajos en caliente son una de las causas de muerte más comunes entre trabajadores. La CSB sigue investigando los incidentes de trabajos en caliente y ha descubierto que una cantidad significativa de subgrupos de incidentes (aquellos que incluyen tuberías, tanques, o contenedores en los que se presentan sustancias inflamables) es especialmente peligrosa. Además, la CSB supervisa constantemente los incidentes durante los trabajos en caliente con tanques y contenedores en instalaciones de alto riesgo como refinerías y plantas químicas que por lo general generan lesiones y muertes y que tienen el potencial de originar importantes accidentes devastadores.

Desde 2001, la CSB ha desplegado e investigado 14 incidentes ocurridos en relación con los trabajos en caliente y dejando un saldo de 25 muertes y 21 lesiones en empleados y miembros del público. La CSB sigue investigando los incidentes de los trabajos en caliente en los que un monitoreo continuo podría haber alertado a los trabajadores sobre las condiciones cambiantes en áreas en las que se estaba realizando la actividad.

Necesidad de investigar

La CSB comenzó a investigar los riesgos de los trabajos en caliente después de una explosión ocurrida el 17 de julio de 2001 en la refinería Motiva Enterprises en la ciudad de Delaware, Delaware. Un grupo de trabajadores estaba reparando una plataforma ubicada por encima de un tanque de almacenamiento de ácido sulfúrico cuando una chispa de un trabajo que se efectuaba en caliente encendió vapores inflamables en uno de los tanques. La corrosión había hecho orificios en el techo y armazón del tanque, generando una fuga de ácido sulfúrico. El tanque se derrumbó y uno de los trabajadores contratados murió; otros ocho sufrieron lesiones, y se liberó al medioambiente un volumen significativo de ácido sulfúrico.

Después de un accidente ocurrido el 29 de julio de 2008 en Packaging Corporation of America (PCA) en Tomahawk, Wisconsin, la CSB comenzó a rastrear sistemáticamente los incidentes con trabajos en calientes. En esa ocasión los trabajadores estaban realizando tareas de soldadura encima de un tanque de almacenamiento de 80 pies de altura que contenía gas de hidrógeno altamente inflamable, producto este de la descomposición bacteriana de los desechos de fibra orgánica (una mezcla de pulpa de celulosa reciclada y agua). Esto fue un nuevo riesgo identificado por la CSB. El trabajo efectuado en caliente encendió los vapores inflamables, generando una explosión que dio muerte a tres trabajadores y lesionó a otro.

Durante los 10 meses posteriores a la explosión en PCA, la CSB investigó cinco incidentes adicionales en los que los trabajos en caliente encendieron gases o vapores inflamables; entre ellos una explosión en MAR Oil en La Rue, Ohio, que dio muerte a dos contratistas en octubre de 2008; una explosión que dio muerte a una persona y lesionó a otra en EMC Used Oil en Miami, Florida, en diciembre de 2008; una explosión que dio muerte a un soldador contratado en ConAgra Foods en Boardman, Oregón, en febrero de 2009; una explosión en A.V. Thomas Produce en Atwater, California, en marzo de 2009 que produjo quemaduras severas en dos empleados; y la explosión de un tanque de almacenamiento de gasolina masivo que dio muerte a tres trabajadores en las instalaciones de distribución de combustible TEPPCO Partners en Garner, Arkansas, en mayo de 2009.

En noviembre de 2011, dos contratistas en E. I. DuPont De Nemours Co. Ubicada en Buffalo, Nueva York, estaban realizando trabajos de soldadura arriba de un tanque de lodo de 10.000 galones cuando chispas calientes encendieron vapores inflamables, causando una explosión que dio muerte a un contratista y lesionó gravemente a otro. El informe final de la CSB y el video de seguridad, titulado “Riesgos escondidos de los trabajos en caliente” fueron publicados el 19 de abril de 2012, en una reunión pública. LA CSB determinó como una de las causas primarias de la explosión que la compañía no exigía que el interior de los tanques de almacenamiento (sobre los que se realizaban trabajos en caliente) estuvieran monitoreados en la búsqueda de detectar la presencia de vapores inflamables. La CSB emitió una recomendación en la que se instaba a DuPont a exigir el monitoreo dentro y alrededor de los tanques de almacenamiento antes de realizar cualquier trabajo en caliente.

Mejores prácticas para trabajos en caliente

En febrero de 2010, la CSB publicó “Siete lecciones clave para evitar muertes de trabajadores durante trabajos en caliente dentro y alrededor de tanques”, un boletín de seguridad que proporcionó resúmenes y hallazgos de 11 investigaciones. (También observa que se produjeron 60 muertes debido a trabajos en caliente entre 1990 y 2010). Además, el boletín presentó siete lecciones clave dirigidas a evitar muertes entre trabajadores durante trabajos en caliente dentro y alrededor de tanques de almacenamiento que contienen materiales inflamables. Estas son:

  • Utilizar alternativas: siempre que fuera posible, evitar los trabajos en caliente y considerar métodos alternativos.
  • Analizar los riesgos: antes de iniciar trabajos en caliente, realizar una evaluación del riesgo que identifique el alcance del trabajo, posibles riesgos y métodos de control del riesgo.
  • Monitorear la atmósfera: realizar un monitoreo efectivo del gas en el área de trabajo utilizando un detector de gas combustible adecuadamente calibrado antes y durante las actividades de trabajos en caliente, incluso en áreas en las que no se anticipa una atmósfera inflamable.
  • Probar el área: en áreas de trabajo en las que se almacenan o manipulan líquidos y gases, se deben desagotar y/o purgar todos los equipos y tuberías antes de efectuar trabajos en caliente. Al soldar sobre o en las proximidades de tanques de almacenamiento u otros contenedores, probar adecuadamente y, si fuera necesario, monitorear continuamente todos los tanques de los alrededores o espacios adyacentes (no solo el tanque o contenedor sobre el que se está trabajando) en busca de sustancias inflamables y eliminar las posibles fuentes de dichas sustancias.
  • Utilizar permisos escritos: asegurar que el personal calificado con conocimiento de los riesgos específicos del sitio revise y autorice todos los trabajos en caliente y emita permisos que identifiquen específicamente el trabajo que se llevará a cabo y las precauciones necesarias. .
  • Brindar una capacitación intensiva: capacitar al personal en las políticas/procedimientos para trabajos en caliente, uso y calibración adecuados de detectores de gas combustible, equipos de seguridad, y riesgos y controles específicos del trabajo en un lenguaje que sea comprendido por la fuerza laboral.
  • Supervisar a los contratistas: brindar una supervisión de seguridad para contratistas externos que realizan trabajos en caliente. Informar a los contratistas sobre los riesgos específicos del lugar, incluyendo la presencia de materiales inflamables.

Entre 2010 y 2013, la CSB evaluó 187 incidentes de trabajos en caliente, 85 de ellos produjeron un incendio o explosión mientras que se realizaban trabajos en caliente dentro o cerca de un tanque o contenedor. Estos incidentes causaron 48 muertes y 104 lesiones serias. El veintitrés por ciento de las lesiones y el 42 por ciento de las muertes involucró a trabajadores del contratista. La CSB sigue investigando los devastadores incidentes con trabajos en caliente en tanques y contenedores con vapores inflamables. Nuestras investigaciones anteriores sobre estos incidentes demostraron una falta de concientización sobre los riesgos de realizar este tipo de trabajo en contenedores que en algunos casos se han limpiado con anterioridad. La CSB utilizó recientemente dos incidentes de trabajo efectuado en caliente, uno en la terminal de Sunoco Logistics LP, en Nederland, Texas, y el otro en las instalaciones de PCA en DeRidder, Louisiana. En Sunoco, el 12 de agosto del 2016, siete contratistas sufrieron lesiones en un incendio instantáneo (flash) mientras que realizaban trabajos en caliente en una tubería. El 8 de febrero de 2017, tres contratistas sufrieron lesiones mortales en una explosión en las instalaciones de PCA mientras realizaban trabajos en caliente.

Debido a la frecuencia y severidad de los accidentes ocurridos con estos trabajos, la CSB ha diseñado prácticas seguras para realizarlos, como uno de los cinco elementos de su Programa sobre Impulsores de Cambios Críticos en la Seguridad de Productos Químicos de elaboración reciente. Estos cambios se basan en recomendaciones que surgen a partir de investigaciones y estudios de la CSB. El objetivo del programa es buscar aplicar los mejores cambios para asegurar un importante alcance que en la seguridad a nivel nacional.

La CSB sigue proponiendo mejores prácticas y mejoras recomendadas de normas de consenso, especificaciones, prácticas recomendadas, informes técnicos, y códigos para abordar el tema de las actividades con trabajos en caliente. Las normas y códigos de NFPA utilizadas por CSB como referencia en estas investigaciones de trabajos en caliente incluyen NFPA 51B, Norma para prevención de incendios durante soldadura, corte y otros trabajos en caliente; NFPA 326, Norma sobre Protección de Tanques y Contenedores para su Ingreso, Limpieza o Reparación; y NFPA 70E®, Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo. Además, la CSB sigue presionando para adoptar sus recomendaciones dirigidas a la prevención de incidentes durante trabajos en caliente al enfatizar la necesidad de contar con un mayor conocimiento sobre los riesgos que implican estos trabajos en caliente entre los trabajadores y la necesidad de contar con una mayor supervisión y responsabilidad en el momento de realizar estas actividades.

Samuel A. Oyewole, Ph.D., Vidisha Parasram, MPH, Reepa Shroff, MS, y Johnnie A. Banks, CFEI, son investigadores de incidentes con productos químicos en la Comisión de Investigación de Riesgos y Seguridad de Productos Químicos de los Estados Unidos (CSB) en Washington, D.C. La CSB es un organismo federal científico e independiente cuya misión es investigar de manera independiente los incidentes y riesgos importantes de los productos químicos e impulsar de manera eficaz la implementación de las consecuentes recomendaciones para proteger a los trabajadores, al público y al medioambiente.

 

5 ideas equivocadas sobre los trabajos en caliente

por Guy Colonna

Las capacitaciones sobre seguridad dieron a conocer errores comunes en torno a esta práctica

A pesar de los repetidos incendios que se originaron a partir de trabajos en caliente y una norma de NFPA sobre prácticas seguras para trabajos en caliente– NFPA 51B, Norma para prevención de incendios durante soldadura, corte y otros trabajos en caliente, que se publicó por primera vez en 1962; se siguen produciendo explosiones e incendios relacionados con el trabajo efectuado en caliente. Según el informe de NFPA “Incendios Estructurales Originados a partir de Trabajos en Caliente”, publicado el último mes de septiembre, desde el año 2010 hasta 2014 los bomberos estadounidenses respondieron a un promedio anual de 4400 incendios estructurales que involucraron trabajos en caliente.

En marzo del 2014, dos bomberos de Boston murieron respondiendo a un incendio que se inició a causa de un trabajo efectuado en caliente. Como resultado de dicha tragedia, NFPA ha estado trabajando con la ciudad y sus bomberos desde septiembre para presentar una capacitación sobre seguridad para trabajos en caliente dirigida a trabajadores de la construcción en el área de Boston. Hasta ahora, más de 13000 trabajadores han participado del programa diseñado por NFPA. He liderado 40 de estas capacitaciones, y en mi experiencia, estas son algunas de las ideas equivocadas más importantes en torno a los trabajos en caliente:

Idea equivocada: los trabajos en caliente solo se refieren a soldaduras y cortes con soplete.

Verdad: como lo define NFPA 51B, los trabajos en caliente refieren a cualquier trabajo que incluye “quema, soldadura o una operación similar capaz de iniciar incendios o explosiones”. No es simplemente trabajo que incluye llamas. Después de todo, no se necesita de una llama para generar calor. Se consideran actividades de trabajos en caliente actividades tales como perforación, soldadura, roscados, molienda, tratamiento en caliente, pulido, descongelamiento de tuberías, y limpieza con abrasivos (por lo general denominada pulido con arena).

Idea equivocada: la soldadura, por lo general utilizada en tareas de plomería, no plantea un gran problema.

Verdad: según el informe de NFPA sobre incendios estructurales causados por trabajos en caliente, los trabajos de soldadura causan el 34 por ciento de los incendios ocasionados por trabajos en caliente que se inician en viviendas. (No contamos con los datos sobre si estos trabajos son realizados por contratistas o por los propietarios realizando reparaciones caseras). Sin embargo, debido a que este trabajo debe por lo general ser realizado cerca de materiales de construcción y aislamientos combustibles, puede resultar un desafío significativo para la seguridad de los trabajos en caliente.

Idea equivocada: los riesgos desaparecen una vez finalizada la operación de trabajos en caliente.

Verdad: NFPA 51B y otras prácticas de seguridad de trabajos en caliente exigen que alguien (normalmente una vigilancia capacitada en seguridad contra incendios) permanezca en el lugar de trabajo por lo menos durante 30 minutos una vez finalizados los trabajos en caliente para monitorear el lugar y verificar que no existan condiciones de combustión sin llama o reignición de brasas calientes o calor retenido, ya que el calor encuentra una manera de permanecer. Los datos de aseguradoras indican que el calor retenido ha contribuido a las condiciones de reignición hasta cuatro horas después de finalizar el trabajo efectuado en caliente. 

Idea equivocada: la seguridad de los trabajos en caliente es responsabilidad de la persona a cargo.

Verdad: NFPA 51B exige que se constituya un equipo de seguridad para trabajos en caliente formado por tres personas: la persona a cargo (denominada en NFPA 51 B como el individuo que autoriza el permiso, o PAI); un operador del trabajo; y una vigilancia de seguridad contra incendios. La norma define sus tareas como siendo, ser responsable de la seguridad en el lugar de trabajo e identificar cualquier cambio en las condiciones de modo que los trabajos en caliente se detengan hasta volver a evaluarse las condiciones. Este es un punto particular de atención en la capacitación que estamos realizando en Boston. Esencialmente, nuestro mensaje en el lugar de trabajo para todos los trabajadores es que si ven algo que pudiera considerarse un cambio inseguro en las condiciones, deben informarlo de modo que pueda ser verificado.

Idea equivocada: los residuos de trabajos en caliente, entre ellos chispas, escoria, salpicaduras y transferencia de calor, se transmiten por lo general únicamente a una distancia limitada.

Verdad: muchos tipos de trabajos en caliente, como la soldadura, molienda, y corte con soplete producen chispas, escoria o salpicaduras que pueden llegar más allá del área de trabajo inmediata. Por esta razón, NFPA 51B establece una distancia de seguridad mínima de 35 pies en todas las direcciones desde la ubicación de los trabajos en caliente. En otras palabras, los materiales combustibles deben alejarse al menos 35 pies del sitio donde se efectúa el trabajo para evitar el contacto con los residuos de trabajos en caliente, como chispas o escoria. Esta distancia es la distancia mínima únicamente, y condiciones tales como viento proximidad a pastos secos podrían exigir de una distancia mayor. Durante el trabajo en una ubicación elevada, por ejemplo, en la que puedan caer chispas en dirección vertical, he visto residuos de trabajos en caliente viajar a más de 100 pies de distancia.

Guy Colonna es director de servicios técnicos de la división de NFPA. Los miembros de NFPA y las autoridades competentes pueden utilizar la solapa de Preguntas Técnicas para publicar sus inquietudes sobre NFPA 51B en nfpa.org/51b.

 

Save

Save

Save

Save

Compartir:

Nosotros

Quiénes Somos

La National Fire Protection Association (NFPA) es la fuente de códigos y normas que gobiernan la industria de protección contra incendios y seguridad humana.

Suscripción al NFPA JLA
NFPA JLA E-Newsletter